CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

viernes, 17 de diciembre de 2010

LA FÁBULA DEL TONTO QUE ANSIÓ EL PODER Y CONSIGUIÓ COMERSE...BUENO NO EXACTAMENTE ÉL...EN FIN LEED Y VEREIS LO QUE LE PASA A QUIEN SE METE EN CAMISA DE ONCE VARAS.

Érase una vez un hombrecillo bastante bobo, que era infeliz porque, a pesar de trabajar como transportador de papeles en el palacio del Líder Bienamado de todos (o casi todos, o muchos, o bastantes) de los ciudadanos de un País muy, pero que muy cercano; no conseguía ser rico y alternar con la aristocracia reinante.

Además se sentía muy desgraciado porque no conseguía que doncella alguna accediese a compartir su triste vida y le hiciese esas deliciosas tortitas que sus compañeros de trabajo desayunaban cada mañana, o que le guisase esas deliciosas patatas que tanto adoraba desde que las probara en un banquete del ascenso de un compañero.
Para terminar de enumerar sus innumerables cuitas, diremos que se encontraba enormemente acongojado porque  no encontraba sentido a su vida.
Y así pasaban los días, y los meses, y los años, y este bobo de baba y moco, lloraba y gemía sus desdichas a todo cuanto semoviente se le ponía a tiro, hasta que un buen día, un compañero, ya con reuma en su hombro, causado por las lágreimas que incesantemente desbordaban los lacrimales del personaje, le dijo:
  • Maesae Josephiño, ¿por qué no vais a ver al Sapientísimo Oráculo que habita en la cumbre de aquella montaña que en lontananza se adivina; a aquel que sabiamente aconseja a nuestro Bienamado Líder?, Él, el de la rala barba, el de la calva divina,  os podrá aconsejar sabiamanente. 
Y así hízolo, púsose en camino de tan larga, ardua y dura travesía.
En el trayecto, cuando ya se aproximaba a la Montaña y ya se encontraba en su falda, encontróse con un lobo que le inquirió:
  • Querido hombrecillo de nariz prominente, ¿a donde te diriges tan diligentemente?
  • A la montaña del Oráculo a preguntarle acerca de mis penas que son muchas, porque no consigo ser rico, ni desposar doncella, ni encontrar el sentido de la vida.

    Y contestole el lobo: ¿Querreis, mi buen bobalicón, preguntarle al Oráculo Bienamado por qué los demás lobos de la manada consiguen jugosas viandas cuando salen de caza y yo no consigo cazar nada?.
    • Sin duda amigo lobo, sin duda, aseguró nuestro aprendiz de nada.
    Leguas, muchas leguas más alla, encontrose con una gentil doncella que le interrogó acerca de su destino, a lo que el bobalicón contestó en los mismos términos con que anteriormente respondió al lobo.
    Y la doncella, risueña como un cascabel, y con una enorme retaguardia la condenada, le pidió un favor:
    • Feo y bobo viandante, ¿querríais preguntar al Oráculo Bienamado de mi parte por qué no consigo encontrar pareja estable o de hecho que quiera compartir mis largas noches en los Exteriores de este Reino?.
    • Sin duda alguna mi rubia y de amplias posaderas doncella.

      Siguió infatigable su camino este bobo (con derecho a balcón, que no es cualquiera cosa) y se topó de bruces con un árbol raquítico que se encontraba en medio del camino.
      ¿Do vais noble bobo por esta vereda tropical?
      La respuesta, la misma que al lobo y la doncella, regando de paso las ayunas de agua raíces del canijo árbolillo.
      • ¿Querreis preguntar en mi nombre al más noble de los Oráculos por qué a pesar de tener tanta extensión de terreno para mí solo, no consigo crecer y ser un nobilísimo árbol, digno de figurar en blasón alguno?.
      • No dudeis ni por un momento que eso será lo primero que preguntaré al Sapientísimo Oráculo, contestó el hombrecillo, ya un tanto molesto de tanta inquisición?.

        Siguió ascendiendo la escarpada y peligrosa senda de la montaña, hasta que al fin arribó a la cumbre borrascosa  de la imponente mole de tierra.
        Y saliendo de una cueva confortabilísima, plantósele ante su desproporcionada probóscide un hombrecillo entrecano, de rala pelambrera y desgereñada barba:
        • ¿Qué venis a demandar ante Nos, despreciable chupatintas?.
        • Respuestas a mis preguntas Noble Oráculo Bienamado: ¿Por que no soy rico, por que no yazco con doncella cada noche, por qué no encuentro sentido a mi miserable existencia?.
        • Vuelve a tu casa y allí la hallarás.
        • ¿De veras, mi bienamado guía?
        • De veras mi desgraciado gusano.
        Y así, feliz de poder erncontrtar la solución a sus problemas vitales, Josephiño volvió sobre sus pasos y dirigiose raudo y veloz a su casucha.
        No bien había recorrido unos pocos kilómetros, cuando encontróse de nuevo con el árbol raquítico quien con voz trémula inquirió al bobalicón:
        • Hombrecillo, hombrecillo ¿te has acordado de preguntar al Sapientísimo Oráculo sobre mi desgracia?.
        • Por supuesto raquítico, enclenque y desgraciado arbolillo, y me contestó que no podías crecer porque entre tus raíces se encuentra enterrado un fabuloso tesoro que convertiría en el más rico de los hombres a quien lo encontrare.
        • Pues desentiérralo y así tú serás rico y yo podré crecer hermoso y lozano.
        • Imposible arbolillo, tengo mucha prisa, pues al llegar a mi casa encontraré la solución a todas mis desdichas. Adiós perdedor.
        Tras una corta marcha, encontróse a la doncella nuevamente, quién con voz suplifante y con ademanes lujuriosos, demandó a nuestro bobo narigudo:
        • Bobito, bobito mío, ¿te acordaste de preguntar al Oráculo sobre mis cuitas amorosas?.
        • Por supuesto bien dotada por retaguardia damisela, y contestome que serías muy dichosa si desposaras a un hombre que pasara por el camino.
        • Pues entonces despósame y hazme tuya, que alguna virtud oculta tendrás, bobiño.
        • Imposible, imposible, pues tengo muchísima prisa por llegar a mi hogar, donde encontraré la solución a todos mis pesares. Adios damisela, adios.
        Apenas había acabado de descender de la terrible ascensión a la cumbre del poder omnímodo, cuando se topó de bruces con el Lobo, quien le espetó:
        • Bobo inmisericorde, ¿te has acordado de preguntar por la solución a mi canina gazuza al Sumo Sacerdote de la Secta repartidora de Bienes y Prebendas?
        • Faltaría más, Lobo canijo y famélico.
        • ¿Y bien?, Apremió el cánido.
        • Pues me ha dicho que dejarás de tener hambre cuando te comas al primer imbécil que pase ante tí.
        El Lobo, con los ojos centelleantes  y la su dentadura con algo de sarro y placa, pero sedienta de carne, miró al bobo chulesco, saltó ágilmente clavó sus asquerosas arcadas dentarias, que no probaban proletarios desde largo timpo atrás, y se zampó al Bobo, que aspiraba al Gran Poder y solo logró sevir de alimento al Gran Joder.
        Y allá en la cima se oyó, como un trueno de tormenta estival una escalofriante carcajada.
        Y colorín, colorado, este cuento (bueno cuento de momento), se ha acabado.
        P.D.: Las fotitos son solo orientativas, en realidad cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

        7 comentarios:

        1. Y el que nace pa martillo, del cielo le caen los clavos..

          jeje!!

          ResponderEliminar
        2. ¡Jooodeeeeeeeeerrrrrrr Y COMO ESTá Hoy el Patioooo!
          Yo acabo de ABRIR UN NUEVO BLOG, Que INTITULO Inmodestamente "ASÍ HABLABA OLDNICKUSTRA", porque ; Querido y ADmirado CApitán Trueno, Me he Divertido como el Enano de la Pesadez, al Usar a mi Filósofo/Poeta Predilecto, Niesztche,(Seguido de Scopenhäuer), para VAPULEAR SIN PIEDAD NI PESAR A L@S TROLLS MILNOMBRADOS, Cuyo Verdadero Nombre, Es el de "Enan@ Saltarín/a/e"!
          ¡JUajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajua!

          ¡BUENO, BONITO Y BARATO EJERCICIO DE BIOGRAFÍAS "DESLUTRADAS" DE PRÓCERES EN "VUELO"!
          ¡A Fé, que Se os Tiene que Querer AUNQUE SEA DE VALDE, QUE DECÍA EL Viejo CHISTE de la Furcia y el Chulo!
          ¡Anda que Cuando SE tienen LOS DATOS, NO FUSTIGÁIS BIEN A GUSTO!¡PROBE CRIATURO!
          MI Comentario, Sólo puede ser uno:
          ¡¡Plasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplas!!

          Y ahora, Una Invitación, Pues Vuestra Sigrid a la que Saludo, ya Visita MIS OTRAS ZAHURDAS...
          Visitadlas cuando podáis y lo deseéis,-pues se que vuestro "FREE TIME is GOLD" y Dejadme Vuestras SIEMPRE ACERTADAS Opiniones.
          Que Como decía el Zaratustra Serio. " Pues, Yo, os Amo A Fondo, Hermanos Míos en LA GUERRA".
          "ALSO SPRÄCHT ZARAT/OLDNICKUSTRA
          Y LEVANTÓ SU COPA DE RON POR SUS HERMANOS Y AMIGOS, A LA VEZ QUE EMITÍA SU GRITO ADOPTADO DE ATAQUE: ¡¡PROSSIT UND RIAU RIAU!!

          ResponderEliminar
        3. Y a Vos Tambien os Saludo, Hermana y Amiga "Candeliña".
          Brindis y ¡¡RIAU RIAU!! :)

          ResponderEliminar
        4. Pardiez Capitán, cuánto ingenio (y cuánta "maldad" jeje) anidan en vuestras meninges, ante vos me descubro...y ante vuestra musa malvada.
          (creí que la dama risueña de posaderas amplias era la señorita Trini)

          ResponderEliminar
        5. ¿Maldad?, creo que he sido muy benévolo con el personajillo, que en breve veremos fuera del cargo de Coronel Tapioca que ostenta.

          ResponderEliminar
        6. Creo, Maese Old, que me voy a dedicar, aparte de a las manualidades (no penseis mal), a adaptar algunos de los cuentos clásicos a la realidad actual.
          Un abrazo,Sus y al Soziata.

          ResponderEliminar
        7. Gracias Capitan Trueno por el analisis que has hecho sobre un tipo que no merece mi respeto, pues pienso que es un tonto útil, aunque parezca un tonto inutíl.
          P.D. Hay quien prefiere ser un ignorante rico, y hay quien opta por ser un inteligente pobre..

          ResponderEliminar

        Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.