CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

martes, 11 de enero de 2011

¿Y QUIÉN LE HA DICHO A USTED QUE YO QUIERO QUE USTED RESPONDA A UNAS PREGUNTAS QUE YO NO LE HE HECHO?


 
Asisto ano-da-da-do, que diría nuestra Sarita del alma , a la rueda de prensa que da ese ser (porque existe), FEO (otros 500.000 más, y ya van…), malcarado, la reencarnación de la miseria moral a la que solo tienen acceso seres enteléquicos como Satán y Belcebú; y, a pesar de que mi capacidad de asombro ya esta casi finiquitada, este ente repulsivo, por su aspecto y por sus obras, consigue epatarme de nuevo.
No es que me asombre el formato de la rueda de prensa, no, porque el heraldo de un régimen totalitario, exterminador de principios y moralidades, por no hablar del exterminio físico, no me puede sorprender cuando da un mitin y contesta a preguntas no formuladas.
No, lo que me asombra es la pasividad de la grey periodística, ¿cómo es posible que quienes han de velar porque los ciudadanos estemos informados, por controlar el poder de los politicastros que rigen nuestro destino y deciden sobre nuestra vida y hacienda, quienes lloran por los rincones, y hasta públicamente, por una censura pasada, quienes tienen el sacrosanto deber de INFORMAR, no se levanten todos a una y se marchen dejando con la palabra en la boca a ese vocero de la inmunda cloaca del poder socialista?.
Pero pasemos al Personaje.
¿Cómo puede, ser inmundo y miserable, sobre quién planea la sombra del 11 M, a quién envuelve la bruma del GAL, decir sin que se le caigan las escasas carnes pétreas que se esconden tras su epidermis facial de pura vergüenza, que el comunicado de esas bestias sanguinarias que son los etarras y sus adláteres le tranquiliza?.
¿Le recuerdo los pormenores del asesinato de Alberto Jiménez-Becerril y su esposa Ascensión García?
¿Es preciso recordarle que tres niños quedaron huérfanos, que ya no volverán a sentir las caricias de su madre y que nadie podrá aliviar el dolor de sus corazones cuando, con la pena infinita que produce la pérdida de quien te da la vida, y toda su vida, miren las fotos y recuerdos y las lágrimas nublen sus ojos y aneguen su corazón de sufrimiento sin fin?.
¿Es preciso recordarle todo eso y la forma en que sucedió?.
Pues se lo voy a recordar, no para ablandar su sucia, hedionda y pútrida alma, no; se lo voy a recordar para que los que puedan leer este humilde blog le odien aun más si cabe, le desprecien aun más si cabe y le deseen lo peor para el resto de su miserable vida.
El 30 de enero de 1998, cuando regresaban de madrugada a su hogar, paseando por el casco antiguo de Sevilla, de regreso de una cena, con la felicidad que da la juventud, con la alegría inmensa de saber que sus tres ángeles de tres, cuatro y nueve años dormían, como duermen los niños, confiados y en paz, sabedores de que sus padres velan por ellos, por su bienestar y su felicidad; dos bestias sanguinarias, dos engendros del Averno, sin otra idea en sus cerebros menguados por el odio y sin otro sentimiento en su negra alma que el causar el mayor dolor posible a sus semejantes; esas dos alimañas despreciables, se acercaron por la espalda, como los putos cobardes que son, y de dos disparos cercenaron la vida y las ilusiones de un joven padre, a mil kilómetros de la tierra que vio nacer a estos hijos de puta, de esa tierra que es tan verde, más verde que nunca porque está regada por las lágrimas de un cielo que no puede soportar tanta maldad y tanto dolor.
Pero no podían acabar ahí su fechoría, no podían dejar inconclusa su terrible ejecución, su sed de sangre inocente no estaba saciada.
El valiente gudari volvió sobre sus pasos, tras haber iniciado una estratégica retirada.
Allí, sobre la acera, arrodillada sobre un charco de sangre, de sangre de un inocente, de la sangre de un padre, de su esposo amado, del padre de sus queridísimos hijos; la esposa acunaba, entre lágrimas y un llanto desgarrador, el cuerpo sin vida de aquel a quien entregó su vida y su amor, de aquel de quien engendró tres criaturas inocentes, de aquel a quien amaba por encima de todos los hombres.
Y cual un ángel caído vengador del destierro de Lucifer, con la rabia de quién no tiene otro sentimiento que la envidia hacia quién es feliz haciendo el bien, sabiéndose superior por ser portador de la muerte del indefenso, pronunció su terrible sentencia de muerte: “no puedo permitirme dejar testigos vivos”.
Y en los oídos de aquella madre, de aquella esposa doliente sobre el cadáver aun caliente del que apenas si había partido su alma al cielo, resonó el disparo que la unió para toda la eternidad con su amado.
Y ahora hijo de puta malnacido, miserable entre miserables, cómplice de asesinos, secuestradores y torturadores, vuelve a decir que duermes más tranquilo cuando lees el comunicado de esa banda de perros rabiosos.
Solo te deseo que mueras solo, sin el cariño y afecto de una familia y entre el desprecio de quienes te rodean.
Y que DIOS, aunque también le odies sin creer en Él, con su infinito amor, te perdone, porque yo no sé, no puedo, no quiero.
 IN MEMORIAM. DESCANSEN EN PAZ

4 comentarios:

  1. Suerte tenemos de no ver cómo la prensa respondía a las órdenes del barbado "sí, bwana!".

    ResponderEliminar
  2. Bien haces en recordarlo, que la memoria de algunos se acuerda de lo de hace más de setenta años y ésta se les olvida rápida y convenientemente...

    ResponderEliminar
  3. Todavía REcuerdo, cuando la Gente Reaccionó y los Pillaron y a uno, que "despues iba de Chulilto, en el Juicio, le pegaron un Tiro y lo Hirieron y ¡Como lloraba y Berreaba "EL HÉROE BASKO!
    ¡¡Ay Ay Me dueleee!!
    Lo cierto, es que Ambos "Héroes" terminaron CAGÁNDOSE EN LOS PANTALONES, En Cuanto se Enfrentaron DE VERDAD CON POLICÍAS ARMADOS COMO ÉLLOS Y QUE LES RESPONDIERON Y ENCIMA, "LES ACERTARON"...
    Pero ¿Sabes Querido Capitán? Yo a Los Policías, LES HUBIERA METIDO UN PAQUETE DE AQUÍ TE ESPERO, POR "MANAZAS".
    ¡YA QUE SE LIA UN TIROTEO,APROVECHAD Y ¡¡CARGÁOSLOS SIN PIEDAD NI PERDÓN, PERO NO LOS DEJÉIS VIVOS, SÓ CAPULLOS!!
    ¡QUE LUEGO, SE PONEN CHULOS Y SE RÍEN DE LAS VÍCTIMAS!
    Aunque Os Comprendo... Con SEMEJANTES "JEFES" Y "JUECES", Os Hubiera Caido LA INTEMERATA, POR CUMPLIR CON VUESTRA OBLIGACIÓN...
    ¡MIERDA DE ESTADO DE DESHECHO!
    UN ABRAZO Y ¡¡RIAU RIAU!!

    ResponderEliminar
  4. Le doy la razón a Old..

    La pena es que los dejaran vivos.

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.