CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

domingo, 6 de marzo de 2011

TODOS ESOS MOMENTOS SE PERDERÁN COMO LÁGRIMAS EN LA LLUVIA...ES HORA DE MORIR.





La frase, de la película Blade Runner, le viene pintiparada a estos necios, inútiles, sectarios, dementes, iluminados Dios sabe por qué ideación paranoica, adoradores de la muerte (de los demás claro), arruinadores de vidas y haciendas y así hasta el infinito y más allá.

Fueron creados a imagen y semejanza de sus dioses laicos, entre los que se encuentran los más abominables seres (me resisto a llamarles humanos), que han propagado la muerte y la miseria allá donde, por las buenas o por las malas, han plantado sus reales.

Eso sí, por el bien del pueblo y la ciudadanía. "Tó p´al pueblo" que dijera aquel ahora considerado padre de la Constitución que, tras enterrar a Montesquieu, con esa frase tan sesuda y profunda, perpetraba el segundo golpe de Estado de la Democracia (el primero le salió mal): el expolio de Rumasa.

Tras aquella época nefasta de la Historia de España, en la que comenzó la magna obra de ingeneiería social y que convirtió a varias generaciones de jóvenes, y "jóvenas" (no nos vayamos a creer ahora que lo de miembras es invención de la boba y rediviva Herodes) en iletrados, cuando no en analfabetos funcionales.

Eso fue solo el principio. Aún tenía que llegar la horda de replicantes, los nuevos nexus, que convertirían en una congregación de Ursulinas a la antigua generación de máquinas destructoras de una sociedad que, mal que bien, nos las íbamos apañando.

Y llegó lo irremediable. Las luchas intestinas de esa banda de degenerados morales, de amigos de lo ajeno, de facinerosos sedientos de venganza (no se sabe muy bien contra quién ya que todos sus familiares fueron prebostes de la vieja guardia de la dictadura); ansiosos de demoler los cimientos de una civilización y una cultura, edificada tras muchos siglos de luchas y esfuerzos, y cohesionada con la argamasa de la tierra y la sangre de muchos patriotas.

Toda la cultura del bien que se nos inculcó desde pequeños la cambiaron por la cultura del nihilismo, del hedonismo, de la ley del mínimo esfuerzo.

Han conseguido que, la que fuera la cuna del conocimiento y el saber universal con reconocimiento mundial, la universidad española, se convierta en un muladar lleno de excrementos, en el sentido literal de la palabra, donde van a retozar miles de semianalfabetos y que son regidos (en el más puro sentido metafórico sarcástico), por una serie de especímenes demenciados (eso sí con una innata habilidad para convertir en escombros todo cuanto tocan) que se dedican a estimular cuantas actuaciones salvajes y antisociales les son propuestas por unas hordas ¿estudiantiles? salvajes y degeneradas, solo comparables a los esbirros del Pol Pot de turno.

Y todo esto, y mucho más, llega de la mano de un necio, eso sí con muy mala leche; que no había pegado un palo al agua en su miserable existencia, pero que, como mala persona que es, con esa mente retorcida de la que hacen gala los indigentes intelectuales extremos, estaba en el sitio exacto en el momento preciso (lo que no es de extrañar, ya que no tenía otra cosa que hacer; no lo ha tenido en toda su vida).

Y los sesudos dirigentes de su partido, llegaron a la conclusión (Dios que pocas luces tienen estos políticos que nos mangonean; tienen menos luces que las bombillas de Sebastián) de que era el semoviente perfecto para hacer de hombre de paja, para desbancar al que les molestaba, que no era otro que el mayor hipócrita y sinvergüenza que vieran los tiempos políticos de nuestra historia.

No contaba esta caterva de imbéciles, que es peor un tonto malo que un inteligente perverso.

Y lo van a pagar, gracias a Dios. No sé si a tiempo de remediar parte del mal que han hecho, pero lo van a pagar.

Y TODOS ESOS MOMENTOS SE PERDERÁN COMO LÁGRIMAS EN LA LLUVIA. ES HORA DE MORIR.

video





1 comentario:

  1. ¿Albricias Capitán Trueno!¡Otra Vez en la Brecha!¡Ya Veo que le Dáis a Cada Cual lo Suyo!
    ¡Así se Hace! ¡Pasáos por Casa y Decidme que os Parecen Mis Últimas "Creaciones"! Sóis Dificil de Seguir, pues no Os Prodigáis Tanto como a Vuestros Amigos Nos Gustaría, pero a Fé, que Cada Post es Mejor que el Anterior!
    Un Cordial Abrazo
    ¡¡SANTIAGO Y CIERRA ESPAÑA y RIAU RIAU!!

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.