CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

jueves, 30 de junio de 2011

EL CUATRERO SOLITARIO SE DESMELENA, ¿DE DONDE JACA P´A TANTO COMO DEJTACA?.

Como dice el rico refranero español: "a quien nunca llevó bragas, las puntillas le hacen llagas".

No digo yo que, a pesar de ese amor desmedido que tiene el sociaterío por lo gay, D. José, el del tupé a lo Mariquita Pérez (qué grande eres Dávila), también conocido en ciertos ámbitos como Riquete el del copete, lleve tan íntima y femenina prenda.

Mr. Bono & Wife (cortesía de Mariquita Pérez trade mark)

No señor, no seré yo el que lo diga; en todo caso que nos lo diga alguna de sus señoras, si así fuera.

No iban por ahí los tiros.

Mire usted señor (así con  minúscula, porque minúsculo es su señorío, o para ser más exactos, inexistente), el Señor Dávila (con mayúscula, porque hay que ser un Señor con todas las letras para no desbarrar ante los abusos cometidos por sus compinches de partido con el grupo Intereconomía), es calvo, ciertamente, casi como una bola de billar, pero una bola de las de noble marfil, lo que le otorga una prestancia en consonancia con su carácter navarro-madrileño, noble y socarrón.

Lo suyo, señor Bono, es la calvicie que se lleva con vergüenza,  a lo Anasagasti (primero ensaimada y después tortel); la calvicie acomplejada.

Una calvicie ciertamente muy a tono con esa cara de gañán (ya sé que de eso no tiene nadie la culpa, pero sí que se puede compensar con un alma noble, no con esa miserable falta de nobleza y ese cinismo con que nos deleita cada vez que abre la cloaca que por boca tiene).

¿Euh, mande?.

Tal se diría que como decía un buen amigo:"es que tiene cara de que, cuando cierra los ojos, todavía ve el culo de los bueyes del arado".

Tilda usted de enferma de Alzheimer  a la empleada que proporcionó a La Gaceta las facturas que "su amigüito del alma" pagó en su nombre (dígale que si me paga unas cuantas, yo también lo seré).

Pues verá, usted no es que tenga tan terrible enfermedad, es que es un mentiroso compulsivo. Y lo es sin coto ni medida, sin vergüenza ni dignidad; miente de forma obscena sin que ese autoproclamado periodista, mas bien bufón del lobby gay televisivo, otrora a sueldo de televisión española (la que pagamos todos) y donde durante unos añitos trincó la pasta por no hacer nada, no dijera esta boquita, que se ha de comer la tierra, es mía.

Porque usted, innoble tercera autoridad del Estado, no hizo un programa en televisión porque nadie le llamara. No estaba usted vetado en ningún sitio porque gobernara Aznar. Y no lo estaba porque el programa, !!!data de 1995!!!, y aunque en esas fechas la mayoría de españoles rezábamos para que Felipe el de la Banda del GAL se fuera, y cuanto más lejos mejor, para desgracia nuestra todavía estaba dando sus últimos coletazos y llevándose hasta las telarañas de las cajas del Tesoro Público.

¿Que su hijita le preguntaba si sufría usted mucho?, ¿no sería porque le vio a usted algún día recién levantado y se asustó pensando que era usted un Neanderthal salido del Museo Antropológico?.

!!!Mijerablej, ej-reclujoj, dejtiladorej de odio!!!. Si de esta guisa le vio su hija, no me extraña que llorara, si hasta a mí me da miedo.

Para sufrimiento el de millones de familias españolas que no llegan a fin de mes; que no pueden comprarle a sus hijos ni lo más elemental; que no pueden dar a sus hijos el cobijo de una casa porque se la ha embargado el Banco; que no pueden ni darles de comer y lo ha de hacer Cáritas, esa institución (bendito sea su nombre) de la Iglesia Católica; esa Iglesia que usted deshonra con su presunta pertenencia, aunque después haga lo contrario de lo que predica (¿será porque ya no le sacan a usted bajo Palio?, por cierto como al Caudillo, al que usted denuesta después de vivir como un Marqués con él?.

No tiene usted respeto por el cargo que ostenta, no tiene usted dignidad, no tiene usted respeto por la libertad de expresión, no tiene usted respeto por la libertad.

¿Se acuerda usted cuando en una manifestación de las víctimas del terrorismo usted dijo que le habían agredido dos senectos caballeros, afiliados al PP?.

¿Se acuerda usted que tuvo que presionar a tres comisarios hasta que uno de ellos, tan miserable como usted, se prestó al juego sucio de la mentira?. ¿Y que después se descubrió el pastel?. Pues eso.

Le juro que me he reído como pocas veces viendo su bufonada televisiva, pero maldita la gracia que tiene ver a la tercera Autoridad del Estado profiriendo insultos y gracietas, sin gracia alguna, en un programa de máxima audiencia. Esto también demuestra el grado de descomposición cerebral de gran número de compatriotas.

Está usted acabado, está muerto políticamente, es un zombi como su jefe de partido. Y es así porque tras traicionar a Alfonso Guerra, tal como dijera el cónsul Servilio Cepión a los asesinos de Viriato, Audax, Ditalcos y Minuros: "Roma traditoribus non praemiat", Felipe le dejó con el culo al aire y prefirió a este otro miserable que hoy, por desgracia para los españoles, nos ha dejado en la indigencia material.

Arfonjo, te vi a matá por er bien de Ejpaña.


Su jaca galopa, trota y bota, y nos toca las pelotas. Espero que caminito de Jerez, porque por ahí se va al penal del Puerto de Santa María.

10 comentarios:

  1. Bonodijto el Piadojo ej mentirojo hajta en loj peloj que gajta jojojo, qué lástima, qué gran pérdida para el mundo de la farándula y la copla y qué gran bochorno para la vida política...

    Por cierto, que recuerdo haberle dedicado una entrada sobre eso que dices que de dónde saca pa tanto como dejtaca in illo tempore.

    Laj penaj con pan son menoj, así que dado que sus "desequilibrios patrimoniales" ,según el Supremo, gozan de bula, puede seguir haciéndose la víctima por el momento...lo que no se sabe es por cuánto, ya que después de décadas de poder casi omnímodo en Castilla-La Mancha pueden salir a la luz bastantes cositas con el cambio de Gobierno.

    En fin, qué personaje el comulgante de majdalenaj...

    ResponderEliminar
  2. Brillante definición del personaje y de la lamentable puesta en escena en el circo de la telebasura del bufón que ostenta el cargo de la tercera autoridad del estado.

    Ladran, luego cabalgamos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Solo JUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAAAA!
    PERO SUS HABÉIS QUEDAU UN POCO CORTO, QUERIDO CAPITAN.
    ¡Sús y a éllos!
    y
    ¡¡RIAU RIAU!!

    ResponderEliminar
  4. Es muy curioso lo de estos personajillos, ellos pueden atacar e insultar a todo el mundo, la iglesia, la prensa, la oposición, a los ciudadanos que no comulgan con sus ideas etc. etc. Pero a ellos no se les puede ni criticar, ni investigar.
    Son simplemente unos dictadorzuelos de tres al cuarto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Qué lástima que se haya perdido aquella costumbre de los faranduleros nómadas.
    Qué espectáculo sería ver a la Pajín vestida de gitana (con los michelines haciendo de volantes del traje) y al tío Pepe Bono con esa cara de garrulo del cante jondo, y la cabra.

    ResponderEliminar
  6. Ytal: teniendo en cuenta lo que es el Estado actual, lo representa perfectamente.
    Lamentable pero acorde con los tiempos.

    ResponderEliminar
  7. Old: verdaderamente se necesitaría la Enciclopedia británica ilustrada para una somera aproximación al personaje.
    Un abrazo y perdonad la falta contestaciones.

    ResponderEliminar
  8. Para el troll multinick mononeuronal: mira subnormal anencefálico, cruce entre almeja tarada y percebe esquizofrénico, con algún gen de berenjena tóxica; me complace ver lo bobo de baba y moco que eres, que a pesar de ver como tus exabruptos salidos de una pseudomente virtual, van a parar al cuarto de las ratas para descojone posterior, sigues en la brecha.
    Lo único que consigues es que de vez en cuando visite a la pseudomora bobalicona Wafarita y le machaque el blog.
    Por cierto, dile de paso que no le voy a dar mi e-mail, que no acepto favores sexuales de moras, que no soy fácil, sino muy exigente.
    Y vete ya a recoger a tu mamaita de la farola.
    Que te folle un pez.

    ResponderEliminar
  9. Siempre ha habido bula para algunos, y Bono es uno de ellos. Me imagino a uno del PP, con menos motivos que que él, todas las TV del régimen estarían dando caña noche y día.
    Por lo que se ve, los regalos de unos trajes al de Valencia han gastado tinta a barullo. Los regalos que le ha hecho el construictor a Bono, es un regalo de amigo a amigo y, aunque son regalos millonarios, son perfectamente normales.

    Lo que hjay que oir.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. El Sr. Bono tiene padrinoss por lo que se ve. Al de Valwencia no le pueden regalar unos trajes, porque es delito, pero a Bono le pueden regalar pisitos, caballos y lo que se tercie.
    No todos somos iguales. Les hay que son más iguales que otros.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.