CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

domingo, 17 de julio de 2011

PARA CELEBRAR EL HUNDIMIENTO DE ESPAÑA, CASIMIRO SE VA DE PUTAS: VUELVE EL MACHO.

La noticia tiene más miga de lo que parece, y es que, aunque pareciera imposible, los miembros de la pesoe inician una recuperación de las viejas costumbres españolas, la tradición resurge de sus cenizas.

Pero poco a poco, que Zamora no se tomó en una hora, primero pasar por la piedra a Dª Urraca y después lo demás.

Así que el gomero D. Casimiro Curbelo, no sabemos si a pelo o con goma, decidió recuperar una vieja costumbre española: llevar al nene de putas para que se haga un hombre.

Los Massai envían al nene a hacerse un hombre cazando un león, pero como aquí no somos tan altos, ni tan negros, ni hay leones sueltos por la Villa y Zanja, pues qué mejor que llevarlo a cazar zorras.

 Miembros del recién creado Partido Socialista Obrero Massai botando de alegría: !Ya no tendremos que matar un león, ahora nos llevarán de putas!

Ya ha quedado desvelado el secreto de tanta apertura a los pobres de la Tierra y el aumento exponencial de la prostitución de señoras extrajeras: para que los señoritos de la pesoe tengan donde elegir.

¿Quién le apetece que le dé hoy el masajito D. Casimiro?, ¿la prefiere rubia y de nívea piel recién llegada de la estepa rusa?, ¿o prefiere que su nene se adentre y explore las negras profundidades del Congo?.

Y así, con la experiencia de papito, el nenito, la cría de sociata, llamado a ser el sucesor al frente del Cabildo, va cogiendo experiencia en lo que en la genética del partido se encuentra en el gen más dominante: putear.

Pero mira por donde, quizá debido un exceso de confianza; quizá porque le sentaron mal las centollas ingeridas; quizá porque las libaciones previas estaban algo más cargaditas de lo habitual; o quizá porque la inflación no perdona ni a las casas de lenocinio, al bueno de D. Casimiro se le fue la lengua, y la olla, y la mano (hay que cuidar mucho las manos D. Casimiro, que si se las lesiona luego no le cabrán tantos billetes).

 La centolla dando instrucciones a la tropa antes del ataque a D. Casimiro.

Y la lió parda.

Verá usted D. Casimiro, no le voy a discutir su derecho a ir de putas, no me voy a meter en fregados maritales, que luego el que se mete por enmedio es el que se las lleva todas en el mismo lado, tampoco me voy a meter a criticar su, supongo, buena intención de recuperar la vieja tradición de llevar al nene de putas para que se haga un hombre, aunque ya puestos habría le haré varias consideraciones:
  1. Salvo que su esposa sea una pervertida (posibilidad nada desdeñable en quien comparte lecho, supongo, y vida en común con un sociata; porque ya se sabe que quién con un cojo se junta, al año, si no cojea, renquea); pues como le decía, salvo que su señora sea una depravada a la que le gusta que su señor le cuente las guarreridas sexuales con las pilinguis, está muy feo eso de ir cepillándose al putiferio cuando se sale de casa y después darle un beso a la parienta después de haber metido el hocico en Dios sabe que orificios.
  2. Está también muy feo eso de ir de defensores de la libertad y la igualdad y la liberación de la fémina, y por otra parte contribuir con el comercio de carne al mejor postor. Claro que viendo lo que tienen ustedes en el partido, con unas indigentes intelectuales que con tal de llegar a cobrar una soldada, nada despreciable por otra parte, se prestan a cualquier cosa (de momento, y hasta donde llego a saber, que no van contra el sexto mandamiento. Aunque cualquiera sabe, o se lo imagina), no parece que se lo tomen muy en serio.
  3. Tampoco es muy edificante eso de cagarse y mearse en las pobres trabajadoras del amor (amor sociata claro, que los que no pertenecemos a esa secta pensamos en otra cosa cuando hablamos de amor); porque imagínese que llega un Inspector de Trabajo a la Sauna-puticlub y se encuentra en tan lamentable estado a la curranta del molusco bivalvo, después de recibir las deyecciones y micciones (aunque sean de un preclaro senador de la Gomera), pues se le ha caido el pelo a la empresa por no dotar a las empleadas de los adminículos necesarios para protegerse de la emisión de residuos sólidos, líquidos y gaseosos de los clientes, digamos excéntricos. y no están los tiempos para el dispendio que supondría la multa por falta de medidas de seguridad en el trabajo.
  4. Aunque el nene tenga ya más pelos en los bajos que Bono en la cabeza (después del trasplante), !no le enseñe usted esas cosas hombre de Dios!, que luego se envicia, y si no llega a un cargo como el de usted, llevará la ruina a su hogar. Y además, con lo que han promocionado ustedes la promiscuidad entre la juventud, no hace falta que se lo lleve usted a que se lo desvirgue el raposerío, que ya lo habrá hecho alguna de las muchas que lo hacen de forma amateur. ¿Y qué iba  a decir el nene cuando llegara a la Gomera a su mami del alma (hablando o silbando, hasta ahí no llego)?: !Mami el papá me ha invitado a putas!. ¿No ve usted que no?, ¿no se da cuenta de que a su santa se le puede deshacer la permanente y se le puede caer el tinte a churretones de puro susto?. Hay que tener una cierta consideración, alma de cántaro.
 Y después, el numerito con la Policía.

Hombre, que no es usted Suarseneger ni Estalone; que un día le van a dar un metío que le van a poner los piños de peineta; que la Poli tiene mucha paciencia con los borrachos, pero todo tiene un límite, y como no le dé a usted tiempo de decir que es un senador; como le llame usted  moro de mierda a un defensor del orden, le van a completar la faena orgiástica metiendole la porra por donde usted ya sabe, o se imagina.

Y ya puestos, no le dé usted esos sustos al Presidente del Senado, que demasiado bien sabe usted que en el sueldo no le va, o sea que no le pagamos para eso, el sacar de apuros a  los senadores puteros que encima, en lugar de ir al baño, amenazan con realizar sus más desgradables funciones fisiológicas encima de las prójimas.

Bueno, y para finalizar, aunque ya sabemos que lo de señoría es meramente accesorio y circunstancial, porque usted ni es, ni será nunca merecedor de ese título, !hay que pagar, coño, hay que pagar!, después pide usted un recibo y denuncia un abuso ante la Unión de Consumidores y Usuarios, si el precio es desmedido, pero primero, se paga.

Y ahora ya sí que es verdad que es lo último que le digo.

Mire usted, putero infecto, chulo de mierda, eso no le pasa a cualquiera. Eso le pasa a un putero que se ha pasado de rosca, también, con el alcohol.

Eso le pasa a un gilipollas con poder.

Eso le pasa a quien está acostumbrado a tratar al prójimo como a un vasallo. Y ni las putas, ni los policías, lo son.

Cuanto antes vuelva usted a la Gomera, destituido de todos sus cargos, condenado por todos los cargos que le imputen, y en la más puta de las miserias, mejor.

Y si quiere usted follar gratis, le hace un agujero a un pino gomero y la mete allí, que con un poco de suerte se le queda pegada al árbol por la resina. Y se la comen las hormigas.

!Putero!.

7 comentarios:

  1. ¡Caray, mi capitán, cómo se pone usted con un pobre senador gomero que sólo pretendía enseñar a su hijo a echar un buen "silbo"!
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. Con unos gobernantes como ese tipejo no me extraña que España vaya tan mal. Seguro que en Canarias hay cientos de personas honradas y cultas que podrían estar ocupando el cargo de ese impresentable.

    ResponderEliminar
  3. ¿Es que a estos sociatas hay que enseñarles hasta a echar un polco a los 26 añitos?
    Ni para eso sirven.

    ResponderEliminar
  4. Seguro, hasta para ser putero hay que tener clase.

    ResponderEliminar
  5. Capitán,

    Y luego nos pretenden engañar con la milonga del "partido de los trabajadores"...jajajjaa... es que no puedo reir más sin que me miren como a un loco.

    Saludos, bloguero.

    ResponderEliminar
  6. Pero si el pobre hombre sólo pretendía sacrificarse por la educación de su hijito, haciéndole conocer los templos del saber culinario, libatorio y amatorio, concluyendo con un curso acelerado de relaciones públicas en comisaría!
    Este pobre hombre es un incomprendido.

    ResponderEliminar
  7. Resulta que en realidad Torrente era senador y para más inri socialista. Tócate los gabilondos, Cebrián.
    Saludos blogueros

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.