CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

lunes, 15 de agosto de 2011

EL CÍRCULO VICIOSO.

Cuando en los años 30 John Maynard Keynes sentó las bases de su teoría económica, el rojerío mundial vio el cielo abierto.

Si se le ve en la cara (aparte de la pérdida de aceite) que esa mirada ladina solo puede ocultar un sociata a punto de saltarte a la cartera.


Poque, salvo en España, donde toda reforma llega tarde, y mal; en el resto del mundo civilizado (es una forma de hablar, porque en aquella época, y aun en nuestros días, España no era, ni es un país civilizado estrctamente hablando) el socialismo andaba todavía anclado en los métodos comunistas revolucionarios y abiertamente sanguinarios.

La misma mirada, el mismo rictus, huy, huy huy, lagarto, lagarto. Y este, además, te mataba.
En los EEUU andaban en el rojerío progre (siempre han sido muy adelantados los useños en estas bobadas aunque con algunos raptos de lucidez cuando ven que la tontería les lleva al desastre), cuando se les cayó encima la crisis del 29.

Y en estas que llegó Mr. Keynes con su teoría del gasto estatal desaforado y su repercusión en la demanda agragada. ¿A que suena bien?, magnífico, pensó el raterío mugriento sociata. Esto de la agregación sonaba de lo más apropiado para la tendencia natural socialista, que no es otra cosa que el agregar a su bolsillo todo cuanto se pone al alcance de su vista, tacto u olfato (estos especímenes son capaces de oir caer un billete de 5€ a un kilómetro y en medio de un concierto de ACDC, y olfatean una moneda de 1€ en un estercolero).
Si, además, lo a lo de agregada venía unida la palabra demanda, mejor que mejor, rumió la manada de hienas proto-social-demócrata, (es curiosa la obsesión por utilizar sustantivos o adjetivos de esta secta depredadora para intentar disimular su natural tendencia al totalitarismo apandador y masacrante: Democracia real, social-democracia, para denominar lo que no es democracia sino tiranía y bandolerismo); y pensaron, mejor diríase que maliciaron, que lo de demanda les venía que ni al pelo: al que voluntariamente no se pliegue a la extorsión, lo demandamos y así le robamos hasta las pelusas del ombligo.

Foto de graduación  de una escuela de verano sociata.

Consiste tan curiosa teoría en la demencial especie de que el gasto desaforado del Estado crea empleo y una demanda agregada de bienes de consumo, al aumentar el número de desgraciados que piensan que la vida les sonríe con el empleo que el Gobierno sociata de turno les ha proporcionado.

!Craso error!, !falacia absoluta!. Pero dígale eso a quien con el sudor de su frente, hasta llegar a la extenuación, lleva a su casa unos enclenques emolumentos para mitigar la hambruna familiar.

Mas no se preocupe, no hace falta que se lo diga, la realidad lo hará por mí. Y lo hará de forma despiadada, porque cuando ese desgraciado, abducido por la aparente bondad de la secta, pierda su mísero empleo y le embarguen hasta las compresas usadas de su parienta, cualquier persona razonable pensará: !bueno, ya se ha dado el lechón, ahora aprenderá!.

!Qué si quieres arroz Catalina!.

 Catalina trasegándose un All-Bran y mirando con cara de "te vi a dar un metío Enrique que vas a hacer palmas con las orejas como me vuelvas a dar arroz para comer"


De nada sirve que les expliques a estos zotes con la mente degenerada por el buenismo sociata, que el gasto faraónico (esto va por tí Tutangallardón) de la Administración pública, en efecto crea empleo, pero carísimo, y que se paga con los impuestos de una clase media que es la que al fin y a la postre es la que mantiene el chiringuito en pie. De nada sirve que les intentes meter en la cebolla que tienen por cerebro (un centro pensante rodeado de capas y más capas de agitación y propaganda), que  como los impuestos no dan para cubrir ese gasto leonino, hay que emitir deuda, y que la deuda hay que pagarla con con intereses y con unos dineros que no tenemos.

De nada sirve a esos masoquistas compulsivos, votantes del sociaterío de por aquí, explicarles que cuando el generoso sociata, padre bondadoso de los desheredados, decide gastarase lo que no tiene en planes que abarcan todo el abecedario, el currito acaba en el paro, eso sí, para volver a contratarlo la misma empresa (si tiene mucha suerte), pero cobrando lo mismo que si le hubieran contratado por primera vez, porque pierde la antigüedad. Y si además tiene la suerte de que le paguen a la empresa contratante algunas facturillas atrasadas que están en un estante perdido, escritas en papiro y con la cifra en denarios, igual come ese mes.

Y eso ciclo tras ciclo, elección tras elección.

Claro que la táctica, peronista por más señas, tiene su aquello y resulta, por inimaginable que parezca, de lo más eficaz.

Primero se crea la idea, más falsa que un duro de Negrín, de que el Estado vela por sus intereses y le está dejando el país de lo más niquelao: trenes de alta velocidad que jamás utilizarán y que le hacen una competencia desleal a cualquier otro tipo de transporte porque no computan los gastos de infraestructuras para calcular el precio del billete; aeropuertos en mitad de la nada para transportar a nadie; ayudas al alquiler para mangutas adolescentes y que así tengan un picadero con la novieta, en lugar de dejarse el culo amoratado de chingar en la escollera del puerto; cheques de 2.500€ para las conejas del Magreb o de las selvas amazónicas; más carriles bici que carreteras (aunque todos los ciclistas del país quepan en un salón de bautizos y comuniones); leyes de dependencia que no cobra nadie porque no hay dinero y que en el caso remoto de que se otorgue alguna cantidad solo sirve para que las "cuñás" se tiren de los pelos del moño porque "ella y solo ella se ha ocupado toa la vía del agüelo" (y al agüelo le ha salido moho porque en el rincón donde lo dejan hace mucha humedad).

Esperando la dependencia, ahora depende de D. Simón Gran Reserva. 

Abuelo sociata, !menuda diferencia!.


En una segunda fase se dan unas subvenciones de mierda para que al menos no se mueran de hambre y las energías les llegue hasta que introduzcan la papela en la urna (que a esas alturas es ya lo único que meten, porque para meter otra cosa hace falta mucha energía, y no da para tanto lo que comen). Y si es necesario se prorrogan. Eso sí, después de decir que hacen un gran esfuerzo para la protección de la legión de parados que han creado. El esfuerzo lo harán ellos, pero la pasta la ponemos los demás.

Y así se llega a un punto en que por más que despilfarren en obra pública, por más demanda agregada que produzcan, como no pagan ni las putas que se trasiegan, aquí no cobra ni Dios.

 ¿Por qué no cobra esta pobre mujer?, por puta, por fea y por tirarse a un concejal que no era de urbanismo. A ver si aprendemos.

Y se va todo al garete. Pero ellos insisten en gastar, y en lo de la demanda agregada; y es que eso de que te agreguen a una silla gestatoria, donde se te agregan los billetes como las moscas en verano, da mucho morbo y mejor vivir.

Y cuando se llega al final, al final de la cartera, cuando ya todo lo que queda es el "se los juro por mis niños que cobrarán un día de estos", entonces se le echa la culpa a la oposición de derechas, fascista y capitalista, al Papa de Roma, a los especuladores, al mercado (no sé si al de abastos, o al de valores, o al de carnes trémulas de carretera), o a la madre que los parió.

 Los malos de la película.

Una cosa está clara, LA CULPA NUNCA ES SUYA Y ESTO NO ES LO QUE PARECE.

Esto no es lo que parece Manolo, es una realquilada para que no tengamos que vender el BMW.


Y así se cierra el círculo. Empezó con la derecha opresora en el poder que daba trabajo y oportunidades solo por malicia y por joder, y que además gastaba menos que Zerolo en Penthouses (y la gente se moría por las calles porque no había protección social ni sanidad); siguió cerrándose el círculo con la llegada al poder del socialismo protector del paria y como quieren tanto a los desheredados, pues en eso nos convirtió a todos. Y es que su amor no tiene límites.

Y ahora, una vez arruinados pero felices, llegará otra vez la derechona, que hay que levantar esto para que los mismos imbéciles de siempre nos vuelvan a traer a los mismos mangantes de siempre dentro de unos años, cuando ya haya para robar.

Y se cierra así el circulo vicioso.

Como decía un amigo, ¿qué es un círculo vicioso?: doce putas jugando al corro. Y aquí, putas, lo que se dice putas, a millones.

11 comentarios:

  1. Auténtico y real de realidad. Te has superado, Capi, y me he reído a manta con tu post.

    "EstePaís" no tiene arreglo hasta que los votantes aprendan a leer y a escribir en número suficiente como para parecernos a Andorra.

    Con casi toda seguridad seremos el único páis de los cinco continentes que permite que los conocidos ladrones de alfombras y lámparas maravillosas le gobiernen. Hasta los afganos son más "espabilaos" a la hora de elegir.

    ResponderEliminar
  2. El círculo vicioso se ha cerrado nuevamente, Capitán, la Rueda de la Fortuna nos ha llevado al punto de partida. Echa a andar con el Partido Popular, y, poco a poco, va resolviendo los problemas dejados por el Socialismo Obrero, creando riqueza, empleo y confianza. Llega al punto en que el Socialismo Obrero comienza a destrozarlo todo, la riqueza, el empleo, la confianza. Y vuelta a empezar. El Partido Popular vuelve a tirar del carro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Querido Javier, en España hace falta una buena dosis de cultura y aun más de ley y orden (esto me recuerda a la película de justicia para todos cuando Jack Warden, en su papel de juez, pone un revólver encima del códico penal diciendo, eso es la ley, y esto, el orden).
    Justicia y libertad, por supuesto. Pero ley y orden también.
    Aunque suene como suene.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Tio Chinto, siempre es la misma historia, la eterna rueda de la incultura y el boberío progreta.
    Y el "pueblo", mordiendo la mano que le da de comer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. El Circulo Vicioso De las Putas
    es quiza, el mas Honrado, Capitan.
    Porque no Todos los que Estan,
    Son unos Hijos de las "Hojas de RUTAS".
    Ultimamente se os lee muy "Telurico"
    y Desmadrado... ¡Buen Acido Sulfurico,
    para Baños de Asiento de Canallas!
    ¿Por Que Antes de Noviembre, no habra FALLAS?
    ¡Porque mira que estos Hijos de Complots
    y Atentados, Serian los Mejores NINOTS!
    ¡Yo Asi, Modstamente, lo Propongo,
    porque me Huelo en Elecciones, Sucio TONGO.
    Sera lo que Dios Quiera. Que Yo no Dispongo...

    Saludos Cerveceros Capitan.
    ¡¡Sus y a Ellos
    y
    RIAU RIAU!!

    ResponderEliminar
  6. Una reflexión lógica a la que puede llegar cualquier hijo de vecino... sin tener que estar indignado ni cosas por el estilo.

    Los sociatas son el partido de los desheredados, los currantes, los pobres... pues eso, que para que la cosa les funcione bien, es imprescindible la existencia de los pobres.
    Así que, ala, a fabricarlos por millones.

    Eso sí que es un círculo vicioso... muy vicioso.

    Un saludo, capitán. Genial entrada.

    ResponderEliminar
  7. Para Keynes daba igual en qué se empleaba el dinero público: aunque era mejor usarlo en algo productivo, incluso emplear a gente para que cavara hoyos y los tapara a continuación sería beneficioso.

    El problema, es que semejantes majaderías han sido asumidas por la izquierda como un dogma de fe: no importa gasta, no importa disparar el déficit,el gasto público está para eso...
    Y en esa tesitura hemos llegado a la situación en la que nos encontramos.

    Iniciativas surrealistas como los famosos planes E de Zapatero estaban basados en estas teorías: por eso sus resultados fueran desastrosos en el empleo y el crecimiento y, encima, temporales;pan para hoy hambre para mañana.

    La izquierda es incapaz de asumir que no se puede gastar más de lo que se ingresa; que los mercados no son unos entes malvados y ruínes , si no que sólo son prestamistas que esperan que su inversión en deuda pública sea rentable y sobre todo, satisfecha al vencimiento.

    ResponderEliminar
  8. ¿Pero la culpa no era de Bush, Aznar, Franco, el Papa y Camps con sus trajes? Se me olvidaban los clics de playmobil, causantes de cada crisis económica habida y por haber, porque los sociatas todo lo hacen bien...

    ResponderEliminar
  9. Creer en el Marxismo, después de ver como quedaron económica, laboral y socialmente todos los paises del Este de Europa, despues de la caída del muro, e intentar reimplantarlo en la Europa occidental a través de partidos mal llamados de izquierdas democráticas (lease memocráticas), es un insulto a la inteligencia y la razón, pero lo que resulta más aberrante, es que sus lideres solo son enfermos sicológicos aún no diagnosticados.
    Fdo: Un indignado con la ignorancia
    alfaomega-33@hotmail.com

    ResponderEliminar
  10. Mu güena la explicación, me he reido mogollón, sobre todo con las conejas del Magreb...ya estamos de vuelta, nos vemos.

    ResponderEliminar
  11. Según la ultima teoría del nobel de economía progreta, esto se arregla con una invasión extraterrestre. No si, la que te dije, todo fantasías. Otra vez socialismo, otra vez arruinados, como c*ño no lo ven???.

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.