CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

lunes, 22 de agosto de 2011

LA PUS, LA BRAGA Y LA IRA.

Resulta curioso, a la par que desolador, contemplar el desolador páramo del coeficiente cultural, cuando no intelectual, de nuestros compatriotas (dando por supuesto, que ya es mucho suponer, que todavía exista una patria común).

Y es curioso, aunque a mí particularmente no me sorprende en absoluto, porque se suponía que con el advenimiento de la Sacrosanta Democracia, por la que tantos ríos de lágrimas se han derramado durante la dictablanda, la cultura iba a conocer poco menos que un nuevo Siglo de Oro.

Ya temblaban en sus tumbas los Cervantes, Quevedo, Lope de Vega y otros cientos de mindundis juntaletras si hacíamos una comparación con la Ilustración que nos iba a traer la Democracia. 

Temblaban sí, pero del descojono que se llevaban, que hizo que más de un rascayú ilustre acabara con el escafoides tarsiano en la concha del occipital (para los lectores argentinos, no es que tengan el coño en la oreja, es que se llama así el hueso).

 Mire usted D. Miguel se ponga como se ponga, a mí su Quijote me deja como indiferente.

Porque cierto es que en una Democracia, siempre y cuando lleve aparejada una auténtica libertad (que no es el caso), se supone que se estimularía el genio creador que poco menos que cada españolito llevaría dentro. Pero mira por donde, lo único que se ha estimulado, en la mayoría de los casos, ha sido la horterez, la cutrez y el sindios; aparte de los bajos.

Cierto es también que en una dictadura existe un férreo control sobre lo que se lee, lo que se estudia y lo que se escucha y ve en la radio y televisión.

 Sobrevive a la censura, pero no a la llegada de la Democracia.

Pero no menos cierto es que la censura que se implanta, estimula y aviva el ingenio para saltarse a la torera todo control habido y por haber. y ya sabemos que el español cuando dice que salta algo, se salta hasta las vallas de los conventos y la vigilancia de la madre abadesa para pillar a cuanta novicia se ponga de por medio.

Y por ahí viene el final de las dictaduras, de las de derechas claro, que de las de izquierdas no se sale así como así. Y viene el final porque, por regla general, se suele estimular la cultura, aunque sea solo la que glorifica al Régimen, y toda aquella que no lo critica (por razones evidentes no incluyo a las de los moros, que esa especie de manicomio lo único que permite son los dislates y desvaríos de un fumeta sátiro y pederasta con ansias de Atila).

¿Y qué pasa entonces?, pues muy sencillo, que cuando la gente lee y se culturiza y ve lo que hay a su alrededor, si lo que ve es una mejora progresiva de las condiciones de vida, unas perspectivas mejores para si y para sus hijos, una seguridad ciudadana razonable, y en suma, todas esas cosas que hacen agradable la vida (coño, de qué me suena a mí todo esto, es como un "deja vu", en fin serán cosas de la edad), entonces se plantea otras cosas, como la Democracia, pero tranquilitos.

Claro siempre y cuando no aparezcan los sociatas de turno a joder la marrana y montar pollos para enmierdar el patio, y cuando los demás lo limpian dicen !mira qué bonito está todo, y gracias a nosotros! (lo de robar ya vendrá después, que primero hay que dar la imagen de niño bueno).

 A ver, los de ese lado de la izquierda, p´a detrás de la pancarta que hay trinque p´a toos.

¿Y si la dictadura es de izquierdas, si se vive en el paraíso socialista de la chabola y el apartamento en el Gulag?, pues que también te dan cultura. la suya claro, la de la glorificación del régimen salvador de las libertades. Solo que cuando lees una cosa y ves otra a tu alrededor, cuando te enteras de que en otros lugares no muy lejanos la gente !hasta come!, pues te entra una molestia con tus liberadores de la opresión capitalista que ya raya el incomodo.
En fin, que sales de Málaga para meterte en Malagón. Sales de una Dictadura, pensando que vas a poder dejar de ver películas tan rancias como Bienvenido Mr. Marshall, o el verdugo, o las de Pajares, y ¿qué te encuentras?, pues que te tienes que tragar seiscientasmil películas glorificando a los milicianos que tan tiernamente se apiolaban a los que, de haber seguido existiendo, sin duda alguna hubieran sido unos facciosos de tomo y lomo; y a unos curas que, !vaya insolidaridad la suya! daban de comer a la chusma y educación a la gentuza.

¿Y qué mas?.

!Hombre, no me diga que no ve usted esos magníficos reportajes sobre la fauna ibérica!.

¿De Félix Rodríguez de la Fuente?. Pero hombre si esos reportajes sobre los lobos ibéricos y la pitones (pitones, he dicho pitones) son como una novela de Amarosa comparados con los sálvame, vuelveme loca (loca te volvía yo a patadas en el cogno), el gran hermano, física y química, al salir de clase (de estudiar nada chatos, a follar que son dos días), y la noria, que ya estábamos hasta los cojones de Balbín y su pipa.

 Y encima fumaba en el plató.

Esos programas, aunque parezcan secreciones purulentas de un sistema bobocrático, no lo son, !no señor!, son las más grandes contribuciones a la culturización occidental de todos los tiempos.

Menos mal que se murió el tirano, que tenía yo unas ganas de culturizarrrrrrrrrme.

Abogo por reformar la Constitución y que su primer artículo proclame el derecho inalienable de todo ciudadano español a tener doscientos o trescientos canales de lo que la canalla denomina telebasura.

¿Como va a soportar una mera comparación Santa Teresa de Jesús con la adorable Belén Esteban?.

 La rancia.
La intelectual. Y guapa de cojones.

Imposible comparar ese sieso de San Juan de la Cruz con los hermanos Matamoros.

 El sieso.
El intelectual.

Odioso comparar a Emilia Pardo Bazán con Karmele Marchante.

 Qué antigua, con abanico.

Karmele y su best-seller que revolucionó el mundo de las letras.

Y una braga de oro para la incomparable Maruja Torres ahora que ya está más tranquilita desde que se ha ido ese intelectual de medio pelo que es el Papa de Roma.

Una señora que utiliza un verbo tan cálido y cercano al ser humano sensible para definir a las monjas como unas ansiosas que babean a la vista del musculado y sudoroso miliciano, que exhala por sus poros litros y litros de feromonas (que no es sudor rancio, que no, que era Paco Rabanne feromonizado).

Una señora tan respetuosa con el medio ambiente que aprovecha la ducha semanal (tampoco hay que exagerar duchándose todos los días que luego se jode el manto ácido de la piel y no está la Seguridad Social para dispendios por pasarse con la higiene); repito, que aprovecha la ducha semanal para aliviar la vejiga. Que tira de la cadena solo si su orina es muy concentrada.

Esa señora, al describir con tanta crudeza, no exenta de dulzura y sentimiento, sus funciones fisiológicas, no es una marrana que para entrar en su casa haga falta una máscara antigás; no es una una insatisfecha sexual más salida que el canto de una mesa.

!No, nein, niet, non!, es la musa entre las musas de la cultura patria. Al menos de los sociatas, y ya se sabe, porque eso lo sabe todo el mundo, que España es socialista. Y al que no lo sepa, se va a enterar.

 Por ser tan señora y reprimir un cuesco, cuando lo soltó, pasó lo que pasó.

¿Y qué pasa cuando toda esta amalgama, este crisol de cultura se esparce cual maná para saciar el secular hambre de cultura del español?.

Pues que aparece un fenómeno que los malintencionados, depravados y envidiosos sarnosos de la derechona española califican como la ira en su estado mugrientamente puro: el 15M.

La intelectualidad al poder.

10 comentarios:

  1. Estoy tan harto de los mugrientos del quince de mayo, como de: las madres de mayo, el viernes de la ira, el mayo del 68, Franco malísimo, la Iglesia malísima... A ver si se dejan de decir mentiras y sandeces y se dedican a trabajar por su país, España, a crear riqueza y a respetar las leyes, y podría empezar el mugriento gobierno que tenemos, más preocupado en matar a niños, viejos y enfermos que en crear empleo.

    ResponderEliminar
  2. Por Dios Capi, esta entrada es de Juzgado de Guardia (siempre que no este algún garzonita), como nos pone, esas Afotos, la Belen, el del tatu, la Karmele y para remate la Maruja que es mas cochina que la Toti, que hacia las albóndigas con el sobaco.
    Dese cuenta esta es la cultureta suciata, si la tubieramos de verdad, no tendrían ni un voto. Estarían a un bote del paro.

    ResponderEliminar
  3. La responsabilidad del Partido Socialista en el bochornoso decaimiento cultural de los españoles es inmensa. Con el tiempo, ese personajillo de medio pelo que fue Polanco, será reconocido como la mala bestia que puso el nivel cultural de España a la altura del tobillo. El Grupo Prisa fue, durante muchos años, el caldo de cultivo del que salió el electorado que dio el poder a Felipe y a Zapatero. La labor conjunta del Partido Socialista y el Grupo Prisa resultó demoledora para España.
    Has hecho bien en recordarlo, Capitán, que eso también forma parte de la memoria histórica.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  4. Al morir Franco, según esta panda de inútiles, se iban a abrir las upertas del cielo para los españoles, con una cultura que iba a explotar para alcanzar las máximas cotas mundiales, una económía que superaría a la de USA, una paz y concordia sin parangón en toda la Historia patria...
    ... ful de Estambul es lo que se consiguió.
    Nada de nada.
    Tan sólo miseria... pero es algo normal en aquellos que tan sólo uqeiren la desaparición de nuestro país. llevan toda la vida trabajando en derruir la idea de España...
    ... y los teleespectadores, encantados con la parrilla de la caja tonta.
    Cervantes no tendremos, pero de soplapo..as vamos sobrados.

    Un saludo, Capitán.

    ResponderEliminar
  5. Tengo la sensación, con los excelentes recordatorios que nos traes, de que esta gente nos vamos a acordar durante mucho tiempo.

    Siendo unos mindundis, que por sus propios méritos no llegarían jamás a ser ordenanzas de Ministerio ni siquiera repartidores de prensa los dedicados a "comentaristas", nos van a resultar FIGURAS inolvidables, pero no como las demás, figuras de la imbecilidad personificada y la inutilidad más increíble.

    Y nos conviene recordarlos para que no haya, dentro de unos años, algún despiste y a algunos les dé por votarlos y volver a traerlos.

    Se podría crear un parque temático con todos ellos dentro de una zona reservada y protegida para los visitantes.

    ResponderEliminar
  6. Lingua, ¿trabajo, leyes?, ¿qué quieres, que les dé un infarto?. Bueno, yo sí.

    ResponderEliminar
  7. Zorrete, es la cultureta sociata de la tele de Berlusconi.
    ¿Quién da más?.

    ResponderEliminar
  8. Tío Chinto, una anécdota del Jesús del Gran Poder (sociata): el 23F, estando reunido el staff del País, se acercó al quicio de la puerta Polanco, y dirgiéndose al otrora director de informativos de Franco, le espetó: Janli, nada de heroicidades, mañana el periódico con el que gane.

    ResponderEliminar
  9. Herep, como me decía una vez un compañero, valenciano guasón, "con los rojos, miseria y piojos.
    Material y moral.

    ResponderEliminar
  10. Javier, en unos años le han dado al país la vuelta como a un calcetín. Tardaremos por lo menos medio siglo en arreglar un poco el patio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.