CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

viernes, 26 de agosto de 2011

RAMONA

Ramona es una viejecita de 96 años.

Nació en el año 1915, cuando los padres de estas bestias sanguinarias que ahora nos gobiernan, comenzaban a repartir panfletos por las calles de Moscú mientras las tropas de su patria se desangraban en el campo de batalla.

Porque ellos siempre han sido pacifistas, por eso, y no por otras razones, mandan tanta gente a la Paz Eterna.

Esta viejecita vivió con 16 años  el régimen desquiciante y asesino de la 2ª República española. 

No sé si era de izquierdas o de derechas. Ni me importa.

No sé si era una perseguida por sus creencias o porque su padre era un capitalista explotador que regentaba una tienda de ultramarinos de barrio; o si era una brava miliciana. Ni me importa.

Tuvo que sufrir una guerra fratricida y casi con total seguridad ver la muerte de familiares y amigos a manos de otros familiares o amigos. Con 21 añitos.

Tuvo que sobrevivir a una postguerra, hasta que España comenzó a resurgir allá por los 60, con muchos sufrimientos a sus espaldas y muchos muertos en el recuerdo. Y seguramente con mucho perdón en el alma.

Ramona ha estado viviendo en Andalucía durante estos años de crecimiento en lo material y derrumbe de lo espiritual y moral, no sé si bien o mal, posiblemente mal si nos atenemos a la situación en que estos hijos de Stalin postmodernos han dejado esta región española.

Y Ramona tuvo, al menos, un hijo que yo sepa y que es lo que nos trae a este caso.

No sé si su hijo ha cuidado de ella durante los años de su vejez o ha pasado de ella, como tantos y tantos hijos de hoy en día, que solo se acuerdan de los viejos a la hora de que los ponga en la cartilla del banco como titulares y a la de ir al Notario a la lectura del testamento.

Y que se sepa, porque se hubiera sabido, seguro, no había hecho ningún testamento vital.

Total, !qué más da!, si con que un familiar lo diga te mandan al otro barrio en un plis-plas.

Y hete aquí que a la buena de Ramona le dio un paparajote que no consigió mandarla al Valle de Josafat porque quien resiste los embates de tantos años de socialismo, resiste lo que le echen.
Pero mira por donde quedó postrada y calladita por efecto del derrame cerebral.

Los médicos le pusieron una sonda nasogástrica por donde alimentarla y así aguantar hasta que Dios o la Madre Naturaleza, o ambos, quisieran.

Y aquí entra en escena el hijo, que henchido el corazón de amor filial le dice a los médicos del hospital que eso de mantenerla artificialmente, nada de nada, a la vieja se le quita la sonda y que casque tan ricamente de sed y hambre, que más mueren en Somalia y no pasa nada, salvo que tienen unos minutos de gloria en los telediarios.

Pues mira por donde, igualito que Ramona, que también ha salido en los telediarios. Supongo que no en los de la secta (que son muchos), sino en Intereconomía.

Y ha salido porque los médicos, que para eso hacemos un juramento, se negaron y le dijeron que si le retiraban la sonda era bajo su responsabilidad y que se la llevara a su casita a morir, pero que en el hospital están para salvar vidas, no para quitarlas. O en cualquier caso para que no sufra en el paso al más allá.

Y como no podía ser de otra forma, los hijos de Chaves, los de la Junta (que Paulita e Ivancito están muy atareados buscando nuevas fuentes de financiación, léase de latrocinio y extorsión), ordenan y mandan (que para eso sus padres ganaron una guerra) que a la decrépita e indefensa Ramona le quiten la sonda y la maten de hambre y sed.

Así de crudo, así de claro y así de concreto: que la asesinen. Legalmente, eso sí, que para eso se estrujaron el seso (tienen uno en común, como los insectos) para legislar, y si el hijo de...Ramona dice que ésta dijo que la mataran si se encontraba en este estado, palabra de Dios (que para estas cosas son muy respetuosos con la divinidad).

Ya han empezado las terceras rebajas. Primero la Nación, después el Ejército y ahora los pensionistas.

Y ese hijo, que es el compendio del pensamiento de las huestes de ese engendro del infierno que aspira a tener el mando del gobierno, para así acabar con todo lo que se interponga en su camino, hasta conseguir dejar expedito el camino entre el Estado todopoderoso y el individuo. Ese hijo, ese miserable al que Ramona ha cuidado durante el mejor tiempo de su vida, es el que ha acabado con su vida, el que la ha asesinado vilmente.

Pero no nos engañemos, aquí hay muchos culpables. 

La Organización Médica Colegial que no nos protege por si el gobernante de turno decide que no sea obligatoria la colegiación, y se les acaba el momio.

El Director del Hospital que no pone los cojones encima de la mesa y se juega el cargo en defensa de Ramona.

La Junta que legisla una Ley de Asesinato Impune más, que la otra, la del aborto ya funciona a todo gas.

El Gobierno que admite que se den competencias a unos incompetentes manifiestamente corruptos y sin escrúpulos.

Y finalmente, los votantes, los que aupan al poder eleccion tras elección, a quienes les prometen un mundo mejor eliminando a los desvalidos. Y no tienen escusa, claro que al punto que hemos llegado de degeneración moral, tampoco les hace falta.

Escuché una anécdota de un tertuliano que contaba que se encontró varias veces con un amigo al que se le acababa de morir su madre, y cuando la tercera vez que se lo encuentra y sigue viéndole igual de afectado, le dice lo que decimos todos cuando no sabemos qué decir: hombre, tenía 94 años. Y el amigo se le queda mirando y le contesta lo que, a mi juicio es la mejor respuesta, la más humana: sí, pero es que es mi madre ¿sabes?.

¿Se puede decir más y mejor?.

 Ramona, a estas horas no sé si ya estás en el Cielo, pero te has ganado la Paz.







13 comentarios:

  1. Insuperable narración del estado en que se halla este país a nivel de valores éticos y mínimos de civilización. Ni los miembros de tribus primitivas amazónicas actúan así.

    Oí decir el otro día a un contertulio inglés de Intereconomía que Inglaterra se halla en estado de caos por la educación implantada y la PERMISIVIDAD TOTAL de vulneración de principios que eran cuasi sagrados, impuesta por los laboristas de BLAIR.

    Una copia de ello, aumentada y corregida, la inició Gonzalez y la ha concretado Zapatero.

    El problema es que los autotitulados conservadores (peperos) no parecen tener la menor idea que sea capaz de contrarrestar todo eso.
    Los que siempre lo tuvieron claro fueron los Republicanos de Usa. Y les ha ido de maravilla. Lo malo será que reelijan al mulato que se le ve venir como una fotocopia de los citados arriba.

    ResponderEliminar
  2. Supongo, Javier, que escucharías al representante de los conservadores en España, que al pobre se lñe veía resignado.
    Sale de su país para venir a este otro estercolero.
    Esperemos por el bien de los useños, y del resto del mundo, que se les hayan acabado las ganas de hacer experimentos.
    Solo nos faltaba que eligieran a un chicano zerolón y demócrata.
    Un abrazo.
    Y gracias por tus elogios, pero es que lo que escribo me sale del alma.

    ResponderEliminar
  3. Pero la sociedad, como tal, no reacciona. Ni los colegios profesionales, ni el director del hospital. Son todos unos cobardes fils de p*ta, mientras que haya privilegios que mantener todos calladitos.

    A lo mejor es verdad que tenemos lo que nos merecemos.

    ResponderEliminar
  4. Si els fills de puta valaren, taparien el sol.
    Y aquí el mayor del reino es hijo de aviador (del bando nacional, faltaría más).
    Lo malo es que tenemos lo que los otros se merecen.

    ResponderEliminar
  5. Es la triste realidad de una sociedad que ha perdido todos sus valores. Aquí lo único que importa es la pasta y da lo mismo la forma como se consiga. Si hace falta matar a su madre se hace y asunto concluido.
    ¿Si son capaces de esto, que no harán con los que no son de su sangre?.
    Una sociedad que no cuida ni defiende ni mima a sus mayores como se merecen está herida de muerte.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Carlos, con los demás hacen lo que vienen haciendo desde hace años.
    Y para muestra un botón: Atocha 2004.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Un caso real, el primero de una serie de casos que se irán dando en Andalucía, y, si Dios no lo remedia -que lo remediará-, en la España presidida por don Alfredo. Este individuo, repulsivo donde los haya, ha anunciado ya que la primera ley que llevará al parlamento será la de la muerte "digna". Por fortuna, Capitán, Dios lo remediará, como digo, haciendo un corte de mangas al despreciable candidato sociata.
    Buen artículo.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  8. Tio Chinto, yo creo que esto debe ser que el Siupremo nos pone a prueba.
    Y espero que pariete pero sin ahogar, o como sigan las cosas así se queda sin fieles aquí, porque estaremos todos allí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Publico la entrada de este miserable subnormal, posiblemente hermano de Willy Toledo, para que todo el mundo pueda ver que clase de estercolero mental es la secta sociata.
    Que disfrutes de tu momento de mierda.
    Y no bebas.

    ResponderEliminar
  10. Los nazis actuaban igual, el que no les resultaba productivo al horno.
    Como dice Carlos, si esto hacen con su madre, que no tendrán planeado para los demás.

    ResponderEliminar
  11. La pobre Ramona superó casi todo el s.XX para encontrarse, en pleno s.XXI... el siglo en el que los coches iban a volar y los hombres se teletransportarían... a su suerte, famélica...
    ¿Los doctores? ¿Cumplir con las órdenes o el juramento Hipocrático?
    Como tantas y tantas personas en nuestro tiempo, la cartera les puede más que el Honor.

    Aunque malditos mil veces aquellos que obligan al doctor a encontrarse en tal tesitura.

    Malditos mil y más veces.

    Un abrazo, Capitán.

    ResponderEliminar
  12. Yo tampoco se si esta señora era de izquierdas o de derechas; lo que sí se es que es una PERSONA, y como tal debe ser atendida.
    Y por mucho decreto o ley de muerte digna que esta pandilla legisle, no puede haber muerte más indigna. A la pobre señora, la están dando muerte de la manera más miserable que puede haber: no dándole de comer ni de beber, para que muera deshidratada. Seguro que si alguien no da de comer y de beber a un perro, seguro que pondrían el grito en el cielo. Así son de miserables muchas personas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. La izquierda sigue instalada en la cultura de la muerte, en esa máxima consistente en no considerar humano a un feto -Bibiana Aido dixit-, o en aplicar el "matarile" a el anciano enfermo postrado en la cama, incapaz de expresar sus deseos, pero que por mor de una ley amoral, faculta al familiar directo y al médico de turno a ejercer de puntilleros.
    Progresismo llaman a esto.

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.