CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

ESPECÍMENES PELIGROSOS: LA SABANDIJA BARRETINADA.

En el mundo de las bestezuelas sanguinarias, carroñeras y nocivas más allá de lo imaginable y soportable por el ser humano, sobresale y brilla con luz propia (posiblemente lo único propio y no robado al vecino), un especimen digno de mejor estudio y mayor prevención:

EL NACIONALISTA.

Dentro de esta especie alimañesca se pueden distinguir dos subespecies, a cada cual más nociva y que requieren de una especial vigilancia dada su agresividad y virulencia:

EL NACIONALISTA SOCIATA Y EL NACIONALISTA DE DERECHAS.

Aragonés, hijo de picoleto, camisa negra mussoliniana. Catalán de pura cepa. 


En realidad lo de sociata y de derechas es una distinción a los únicos efectos de clasificación o taxonomía biológica, ya que el veneno que corre por sus venas, las ansias depredadoras que inundan su pobre espíritu, son los mismos en ambas especies.

De un  insaciable apetito de poder y de riqueza, así como de una blandenguería y pomposidad en el habla puede calificarse, sin temor alguno al error, el exoesqueleto de estas sabandijas que, a la menor oportunidad, ponen cara compungida, se golpean el pecho y emiten unos sonidillos quejumbrosos que ,intuimos más que entendemos, son quejas y penas infinitas sobre lo malo que es el "sentralisme madrileñ".

Si usted es capaz de hablar durante cinco minutos con uno de estos nacionalistas sin que precise un tratamiento con antidepresivos, sin que tenga que asistir  un psicoanalista durante largos años para librarse del complejo de culpa que conseguirá embutir en su espíritu, puede considerarse enormemente afortunado.

Oscense, llorón y con unas gafas impropias de su senectud.

Si es usted capaz de salir de ese encuentro con la cartera incólume, es usted un héroe, un semidios.

Hay algo que, salvo que el nacionalista lleve varias semanas sin meter, (ya sabe, o se imagina, usted a qué me refiero) no conseguirá jamás que le diga claramente: queremos la independencia. Y no lo conseguirá por algo que para ellos (y para los demás cuando lo descubren) es un objetivo irrenunciable: "la pela es la pela oigue" (la de los demás claro) y es que su desmedido apetito por el lujo (cutre hasta decir basta), por la pasta y el poder, solo es comparable al que por la sangre ajena siente su primo carnal biológico: el vampiro con anemia crónica.

 Nosferatu el día que fue a suplicar su afiliación a CiU.

El nacionalista disfruta, !¿qué digo disfruta?!, !!orgasma!! con un cargo de su tribu o cueva. Solo es comparable esa sensación de placer infinito a la que siente un tonto con una gorra de cuadros o con una tiza de colores. Pero con una diferencia, el tonto pide, y el nacionalista te lo roba, y disfruta. Y si te das cuenta y le reclamas, entonces llora y además te clava un impuesto y una multa, y llora, y disfruta doblemente. No importa el valor del derecho o el objeto robado. Él roba, llora, te llama "sentralista españolista" y disfruta con el sufrimiento ajeno. 

Al nacionalista no le importa la historia, es algo que desprecia con todo su espíritu, con toda su alma negra y que deja traspirar por todos los poros de su piel (en realidad ese desprecio a la historia es lo único que, junto con las lágrimas siempre presentes en su fisonomía, puedes conseguir de un nacionalista).

¿Qué coño le importa a este peligrosisimo especimen de la fauna asilvestrada nacional lo que sucediera en realidad en la historia?.

¿Qué cojones le importa que ese personaje heroico que fue Rafael de Casanova se levantara y llamara a la resistencia en nombre del honor de todos los pueblos de España en una guerra de sucesión y no en nombre de una Cataluña independiente en una guerra de secesión que nunca existió?.

Pues nada hombre, nada, se colocan la barretina, visten de porteros del Ritz a unos cuantos mozos, y mozas y mandan a unos cuantos subnormales a quemar banderas españolas y francesas.

Al fondo porteros del madrileño Ritz haciendo horas extras.

Y se pasan un día emocionante llorando por todos los rincones de la Ciudad Condal.

Y cuando llegan a casa, lloran juntos la Montse y el Jordi. Porque ya se sabe que el matrimonio nacionalista que llora unido, permanece siempre unido.

La única diferencia entre el nacionalista de derechas y el nacionalista sociata no radica en la ideología, porque la única ideología que mueve a un nacionalista, sea cual sea ésta, es el robar desde el poder. Y masacrar la cultura transformándola en "cultureta", y transformar a la juventud de su tribu en unos incultos y analfabetos funcionales (lo mismo que a nivel nacional, pero en su cueva).

Lo más curioso (curioso para quién desconoce profundamente la historia) es la similitud con el régimen nacional-socialista alemán de los años treinta, o sea con sus congéneres nazis.

Esta chusma trajeada de Armani, Gucci y Hermès, propugna de facto una democracia (esperen, esperen que me coja un huevo para no reirme), pero una democracia por delegación.

Me explico. En una democracia los representantes populares no actúan por delegación, sino que tienen un mandato del pueblo para representarles y cumplir con lo prometido. Estos cenutrios depredadores de los bienes ajenos aplican a la perfección el dicho de: "prometer hasta meter, y una vez metido, nada de lo prometido". Pero además actúan, al igual que el Reichstag, por encima de toda ley.

Lo mismo da que salga la morritos de Esplugas, que el hijo de Yoda, que Durán y Lérida a explicar la perpetración de una nueva disposición del Parlament. El pueblo (aquí se les llena la boca, el esófago y hasta el apéndice), farfollan, ha delegado en nosotros y el Parlament es soberano, y ¿cómo se atreve una pandilla de jueces españolistas opresores a llevarnos la contraria?.

Pujolyoda: matrileñs no gracies.


!!El Parlament está por encima de todo!! (lástima que no se caigan de ahí y se rompan hasta la partida de nacimiento).

Pues mira chulita, por encima del Parlament está la Ley.

Claro que como en Madrit todavía está, para algunas maldades, el inútil proteico. Y si no está, tiene a Mefistófeles Pérez, pues no pasa nada.

Y por si le faltara poco a las buenas gentes que han de soportar a semejante recua de asaltacorrales, ganan elección tras elección, porque, no nos engañemos, esta gentuza está soportada, como si de un castellet se tratara, por muchos electores.



Para muestra, un botón: Abstención de un 40% (y luego se quejan). Partidos nacionalistas (incluidos los sociatas): 75% de los votos.


¿Cuál mayor culpa ha tenido
en una pasión errada,
la que cae de rogada
o el que ruega de caído?
¿O cuál es más de culpar,
aunque cualquiera mal haga:
la que peca por la paga
o el que paga por pecar?


Pues ¿para qué os espantáis
de la culpa que tenéis?
Queredlas cual las hacéis
o hacedlas cual las buscáis.
Dejad de solicitar
y después con más razón
acusaréis la afición
de la que os fuere a rogar.
Bien con muchas armas fundo
que lidia vuestra arrogancia,
pues en promesa e instancia
juntáis diablo, carne y mundo.


13 comentarios:

  1. Capì, los has dibujado muy bien, a los catalufos y a sus hermanos de baba los peneuveros, pero quiero aportar un gramo de argumento del porqué salieron estos pendejos de entre las hierbas y los matojos.

    Los creadores, ideólogos y sostenedores de todo este tinglado de descerebrados proviene de cuando existía el más atroz caciquismo en Cataluña y Vasconia, con privilegios exclusivos de caracter feudal en las castas propietarias de tierras. Con las ideas liberales y la introducción del concepto de igualdad de personas y derechos, se subieron todos ellos a los árboles y comenzaron a exigir a sus exclavos-colonos que pegaran tiros para evitar la invasión. Pero la invasión no era española, sino de ideas liberalizadoras y eso no lo podían consentir.

    Y crearon el nacionalismo catalufo y el polikarpiano, con gran ayuda de monsens y apaisas "baskos".

    Luego les gustó el éxito obtenido y siguieron explotando el asunto pero con mucho cuidado de no tensar la cuerda hasta su rotura.

    ResponderEliminar
  2. Querido Javier, lo último que quiere un nacionalista, pero lo último; a lo que teme más que Pepiño a la cultura, es la independencia.
    Y es que chupar de la teta mientras se llora es una terapia magnífica.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Muy Buena Clasificacion Zoologica, Capitan.
    Cada Dia Mas Punzante y Mordaz.Jajajajajaja
    ¡A Fe Que Disfruto Viniendo por Aqui! Y los Versos Finales Muy Oportunos.
    ¿Que Mas Podria Decir, Que No Suene A Repeticion?
    Pues Que las Fotos, Muy Graficas y a Tono con La Clase de Bicho, al que Identifica.
    Aunque Yo Creo que Son Minisabandijas a las que se Da Mucha Importancia, No por Ello les Daria Ni la Espalda ni un Prestamo...
    ¡Fuera Tales Gentuzos y sus COMPLICES!
    Un Brindis Cervecero
    un Abrazo
    y
    ¡¡RIAU RIAU!!

    ResponderEliminar
  4. Si a esta gentuza, Old, les das la espalda, te roban la cartera, te bajan los pantalones, te la meten hasta las bolas.
    Y luego lloran porque no les ha gustado.

    ResponderEliminar
  5. Mis Paisanos viven dos vidas, la de la calle, la real, y la otra, la de los politicos. Recuerdo que era un niño cuando una señoa que fregaba la escalera nos dijo que en América los negros no podían volverse negros, pero en Catalunya bastaba con aprender catalán y hacerse nacionalista. La Catalunya que nadie conoce es una tierra normal, otra cosa es la que nos quieren contar sus politicos y, eso si, cuatro adictos las tesis de la atomización que se quieren mistar mas catalanes que la bandera aunque sean de Calahorra o de Tres Cantos, por decir algo.

    ResponderEliminar
  6. Buena descripción del alma nacionalista, amigo Capitán, con sus muchos afanes y sus muchas contradicciones, muy bien rematada con los versos magistrales de Sor Juana Inés de la Cruz. Todo un acierto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Querido Enrique, ahora entenderás, leyendo esta crítica ácida del esperpento nacionalista, lo que te decía sobre lo de la cebra.
    Al final, huir de la realidad, y no luchar por la libertad te convierte en un esclavo.
    Todos sabemos que hay muy buena gente en Cataluña. Incluso, supongo entre los que de buena fe no se consideran españoles.
    El problema, como casi siempre, está en los tibios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Tio Chinto, es increible ver como se pueden aplicar versos de hace siglos a la situación actual, pero es que "nada hay nuevo bajo el sol"
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Muy buena entrada, Capitán.
    Veo que los tienes bien calados, a esta calaña.
    Como bien dice Tellagorri, todo el tinglado viene de antiguo. Toda la defensa que hacen de sus derechos, fueros y milongas varias se remonta a la época de nobles-siervos que tanto les gusta... explotar, a fin de cuentas.
    EL pensamiento liberal nunca fue con ellos.

    Espero que, desde Madrid, pronto se sacudan los temores y den un buen golpe sobre la mesa despreocupándose de la reacción.
    Será ínfima.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Suscribo el comentario de don Enrique. Los otros catalanes, los que amamos a España y a Cataluña, estamos hartos de esa pandilla de sinvergüenzas que nos hacen odiosos al resto del país. A ver cuando reflexionan un poco las gentes normales cuando vayan a depositar su voto.

    ResponderEliminar
  11. que grande mi capitan, es que me descojono vivo. no añado mas, porque mi tarro no puede aportar nada a tan sabias letras.

    un saludo

    ResponderEliminar
  12. Genial descripción Capi...lo más divertidamente triste, es que el otro día el Mandíbulas hizo unas declaraciones bastante sensatas refiriéndose a hacer cumplir la ley a los indignantes por la que prepararon en el Parlament (o) a sus señorías butifarreras, pero luego es incapaz de aplicárselo a sí mismo.


    Van de modernos y se han quedado en la tribu, pero encima quieren lo de los demás, ponemos la cama, somos la pilingui y encima hay que reirles las gracias...

    ResponderEliminar
  13. Estos quieren ser Españoles de primera, únicos y ademas a la antigua. Osease con privilegios feudales con el disfraz oportuno, la lengua, la nación o las deudas históricas etc. Si el voto de cada Español valiera lo mismo en Tarrasa que en Alcorcón veríamos a ver si no se terminaba el cachondeito fino que se traen con nuestras carteras. Saluditos Capi.

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.