CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

sábado, 3 de septiembre de 2011

HECHOS ASOMBROSOS: LA VIDA DE ALFREDO.

Como ya va quedando poco para que ciertos personajes, que han marcado la vida de los ciudadanos de esta nación, pasen a mejor vida, vamos a relatar, antes de que se difuminen en el éter, la vida, obra y milagros de algunos relevantes personajes, personajillos y cagamandurrios del solar patrio.

Como no podía ser de otra forma, comenzamos la saga de los relatos con la epopeya de Alfredo, más conocido por Rubalcaba por las hordas sociatas y por "ese calvo cabrón que me cagoensusmuertos"por las gentes normales. O psicológicamente estables.

Nació, como diría el lechoncillo morrudito, posiblemente pequeñito, el día 28 de julio de 1951 de la era de Nuestro Señor (algo tenían que dejar que fuera nuestro, no todo lo iban a robar; y no por falta de ganas de refocilarse en el latrocinio, !no señor!, sino porque eso del Señor Celestial les da como una comezón que se tienen que tomar el polaramine en botijo).

Y nació ese día porque la falta de puntería,de sus progenitores o porque la intuición de que iba a salir a este mundo diez días antes, en la celebración de la liberación de España de sus compinches, hizo que Alfredito, que en esas fechas todavía no era un ser humano (todavía no se había decidio qué alimaña iba a ser de mayorcito), sino un feto, ya malcarado eso sí, no saliera de las entrañas de su madre; que por cierto se quedó descansando la buena señora con el regalito que nos largó.

Tan feo era ya de recién parido, que cuando el médico se lo entregó a su padre, éste, alma de buen corazón, se lo dio a la fámula diciendo: "mira que lamprea tan rica nos ha traído el doctor, al horno y con patatitas estará riquísima, pero ten cuidado que está todavía viva y te puede dar un chupetón".

 Histórico momento del alumbramiento de Alfredito, ya en las manos del doctor.

Y vaya que si se lo dio. Relata la familia de la empleada doméstica de la casa de los Pérez, que no solo le dió un chupazo que casi se le lleva el alma, sino que aprovechó para robarle el sueldo de la semana que lo llevaba entre las ubres.

Eso hizo sospechar inmediatamente al padre de la criatura que de lamprea nada, y exclamó: "esposa mía, has parido un socialista". Y la pobre que nos abandonó hace dos años, todavía no se ha repuesto del disgusto y anda por el más allá dándole la calandraca a San Pedro con sus remordimientos.

Poco conocemos de la infancia de este personaje, solo algunas referencias a su carácter alegre dicharachero y jacarandoso, amigo de los bienes de sus amigos. 

Aficionado a jugar con trenes y artefactos pirotécnicos, relatan algunos de sus damnificados amiguitos, que era un especialista consumado en hacer descarrilar los trenes mediante la colocación de petardos "masclets"estratégicamente situados, acompañando la detonación con una sonrisa mefistofélica. Pero eso son especulaciones y bulos esparcidos por la envidia de quienes no lograron alcanzar tan altas metas en la vida, como Alfredito.

Cursó estudios en el Colegio Pilarista de Madrid, donde ya apuntaba maneras en el noble arte socialista de robar y salir corriendo, lo que en el futuro le valió para dos cosas: que no lo trincaran los grises porque era tal celérica presteza para poner pies en polvorosa, que ver aparecer en lontananza un uniforme, allá por la Ciudad Universitaria, y aparecer Alfredo casi instantáneamente en una tasca del Madrid de los Austrias era todo uno. La segunda, evidentemente, hacer carrera en la pesoe.

Como no podía ser de otra forma, estudió la carrera de química; lo de que se especializara en cualquier cosa susceptible de ser detonada es otra infundia lanzada por sus detractores, al igual que la de que los casos de cagaleras multitudinarias en el comedor universitario de los profesores coincidieran con alguna mala nota en el expediente de Alfredito.

Y así, tras duros años de formación, llega Alfredito a la política. Bueno exactamente a la política, no, a la pesoe, que comparar a la política con la pesoe, es como comparar a un honrado tendero de ultramarinos, con Barbarroja, Drake y Morgan.

Llegó a la pesoe en la primera época del esquilme nacional de la mano de Felipe "el trilero sandunguero", y se colocó en el Ministerio de burricie y analfabetización, primero como Secretario de Estado y después consiguiendo el puesto de Ministro de la cosa, donde consiguió, no sin grandes esfuerzos, llevar a nuestros estudiantes a alcanzar las más altas cotas de ignorancia supina jamás conseguida por nación alguna, desde que el mundo es mundo. Primer gran logro de nuestro egregio personaje.

Le cupo también a nuestro ilustre prócer el honor de ser portavoz del Gobierno, siendo el encargado de defender el honor y la integridad moral de personajes de tan acreditada solvencia en materia de latrocinio, muerte y el noble arte del secuestro, así como del putiferio desorejado, como Roldán, Vera, San Cristobal, Barrionuevo, Amedo y Dominguez.

 Si usted ve a alguien de esta guisa, seguro que exclama: !qué honrado debe ser este hombre, se le nota en la cara!.

Lo de Roldán tiene especial mérito si tenemos en cuenta que consiguió convencer a la cañada bovina y ovina de votantes socialistas, que es normal que un señor necesite un abrigo en Laos, con una temperatura ambiente de sesenta grados a la sombra y con una humedad ambiente del noventa y nueve por ciento. No me negarán que tiene bemoles la cosa. Pero es que Alfredo es así, y no se le sube a la cabeza.

Perdido el poder por la casa común de los saltacorrales en el año 1996, algo había que hacer. Y lo hizo, vaya que si lo hizo, pues bueno es él para quedarse quieto sin enredar, conspirar y hacer el mal, bien hecho eso sí.

Viendo la deseperación de sus congéneres; tomando conciencia de la pena infinita que asolaba las huestes sociatas, que llevaban ya ocho años sin tocar la teta del Ministerio (ocho años sin robar, para un socialista es como una eternidad en el infierno), Alfredito toma una decisión heroica, !!se inmolaría por el partido!!, !!todo sacrificio es poco para salvar la rediviva cueva de Alí-Babá!!, pero inmediatamente pensó (porque Alfredo piensa rápido, mal, pero rápido): !Ya está, ya lo tengo! (todos a su alrededor echaron mano a su propia cartera, sacando la mano del bolsillo de los demás). !!!¿qué le decimos a la chusma cuando les robamos la sangre en forma de impuestos?!!!, pues que les vamos a pedir un sacrificio, respondió un avispado miembro de Ferraz. !!Exacto, exclamó Alfredo alborozado!!.

!Coño y aparecen de la nada once moros y un esquizofrénico asturiano, y sin que se entere la ETA, roban tropocientos kilos de explosivos y el pueblo español hace el enésimo sacrificio en pro de su bienestar!.

Y todo eso sin despeinarse y sin que se le moviera una ceja. Este Alfredo no tiene precio.

Pero mira por donde, recala por el partido un tonto útil, un memo integral, un sociópata descerebrado, pero con  tantas ganas como Alfredo para hacer el mal, y tras dejar este patio de Monipodio hecho unos zorros, le pasa el cetro y la corona a Alfredo.

Solo que el cetro se lo ha metido por ese orificio por el que nunca entra el sol, y la corona es de espinas envenenadas.

Y ya tenemos al Mesías de los sociatas en el Gólgota de la Carrera de San Jerónimo. Clavado en el madero del naufragio socialista, flanqueado por dos ladrones que también quisieron ser Reyes entre los Reyes: Bono, el eterno candidato y Tomás, y no digo más, la joven esperanza.

A sus pies, la Magdalena Valenciano llora sus cuitas con la desesperanza de la recién llegada que espera una patada en sus nalgas generosas, también llora su amado discípulo Camacho, mientras en la lontananza se oye el canto del faisán.

Y el descojone de Chaconcita.

Y en todo lo alto del madero una inscripción:

F.I.S.T.R.O.: Fostiatus Imperator Socialistorum Rubalcaba Omniscentis.

Que en latín santapolero viene a significar: Hostiado el emperador de los socialistas, Rubalcaba el que todo lo sabe.

7 comentarios:

  1. En tu jocosa andanza por la vida de este prócer, desde sus días de feto hasta sus últimas apariciones en público, encuentro muy sugerente, amigo Capitán, la parte de su infancia en que juega a reventar trenes eléctricos, poniendo petardos en los vagones.
    Me parece un acierto, Capitán, tu idea de relatar, con mucha coña, las insignificantes vidas de estos sociatas de profesión, porque tenemos que conseguir, entre todos, que, en las elecciones del 20 de noviembre, pierdan por minoría absoluta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Por estos pagos le conocemos muy bien, tanto es así que el PSOE jamás ha ganado unas elecciones en Cantabria a pesar de ponerle en las listas.
    Este miserable, artista de la manipulación y de la mentira es la mayor vergüenza de mi bendita tierra.
    Excelente entrada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. No te cortes, Capi, nos haces pasar los mejores ratos de los internetes con tus teclas de matasanos.
    Lo has descrito tan a la perfección que debieras de publicar un fascículo titulado "Biografía no autorizada de un Bellaco hispanicus", al estilo de Don Francisco de Quevedo.

    El mutiko es innegable que va a pasar la memoria colectiva de prototipo de leninista avanzado con mezcla de Maestro pirotécnico.

    Excelente como siempre.

    ResponderEliminar
  4. Cuidadin con Ratalcaba que si va a perder el explosivo te clava. Saluditos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Vaya vida la de este sujeto!
    ¿Tendrá algo bueno? ¿Habrá hecho algo bien?
    Amén de llevarse lo crudo, claro... y de tener amiguetes por todas partes...
    Un político digno de la Historia de decadencia en al que se ha sumergido el país.
    Un Nerón con Skoda.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Vaya Por Dios, Querido Capitan!¡Otra Mjuestra de Simpatia y Admiracion, por Estos Personajes, Que se os Lee entre Lineas! Juajuajuajuajuajuajuajua.
    Lo de la Lamprea, es de Antologia.
    Y los Detalles, Hilarantes, Como Siempre.
    Por si no lo Sabeis,"Hay un Libro de VIDAS EJEMPLARES", Sobre el MAESTRO EN SOMBRAS, FAUTOR DE CABRONADAS SECRETAS Y SELECTAS, COMO "COLOCAR" AL ZAPO CANCIONERO DE "LIDER" DEL PESETOE, Con Ayuda del Hermano Huarte y sus Coros...
    Y es que "LA VIEJA GUARDIA" SIEMPRE ESTA DETRAS DE CADA HIJOPUTEZ RAMPANTE...
    Los CANALLAS DE VERDAD NO SE RETIRAN NUNCA, NI DEJAN DE SER QUIENES SON...
    Porque Como dice el Sabio Refran : "El Que Nace Puerco, Muere Verraco".
    Un Cordial Abrazo.
    Un Aplauso y Mil Carcajadas-
    ¡Duro y a la Cabeza!
    y
    ¡¡RIAU RIAU!!

    ResponderEliminar
  7. Tio Chinto, en efecto voy a hacer una semblanza de los que se quedan y d ealgunos que se van. Son un filón inagotable.
    Un barazo.

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.