CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

lunes, 17 de octubre de 2011

NO CABE UN TONTO MÁS, HASTA QUE NO SE VAYAN TODOS LOS HIJOPUTAS.

La verdad, todo esto empieza a ser cansino y aburrido de puro terrorífico. Es como esas películas de gore en las que al final tanta sangre empieza a empachar y acabas vomitando de puro atragantamiento de tanta gilipollez, mientras piensas: el subnormal del zombi ese comiéndose la tripa del seboso caamañino, mientras yo me trasiego una tripa pero con un lomo de caña.

¿Cómo puede un pueblo normalito, normalito, aguantar tanta imbecilidad, tanto cretinismo, sin mandar a la mierda a los artífices de tanto desaguisado y tanta imbecilidad?.

Un ejemplo de cretina con bótox y más estiramientos que Julio Iglesias y más colágeno en la morrera que Yola Berrocal, es la Duquesa de Alba. Bátase uno el cobre en todos los campos de batalla para ver como un descendiente, un esperpento más salido que el canto de una mesa, va y dice, con todo el morro del mundo, que ella también le ha votado a la pesoe y que Felipe es un tío cojonudo (en otras palabras, que ella solo dice palabros cuando se trata de hablar de sus epopeyas sexuales).

También dice que tuvo que salir de najas de España cuando la guerra, porque los iban a convertir en chicharrón. Pero mira que risa la progre forrada, mira que cachonda (en todos los sentidos) de la duquesita del Pleistoceno. ¿Que pasa, que ya andamos como la sota de copas, también llamada Juancar, confraternizando por si ganan los rojos, y se crecen, y esta vez sí que te queman el chiringuito?.

Y eso, es el símbolo de la aristocracia en España.

Tampoco se puede esperar más de una monarquía, cuyo máximo exponente confraternizaba con Tirios y Troyanos cuando el golpe del 81. Claro que después de ver como vendió a su padre (otro pájaro de cuenta), tampoco se puede esperar más de este otro cachondo. Porque en nuestra Patria, lo que pone a la gente son los cachondos. No importa que sean más malos que Lucifer, no importa que sean más inútiles que un botijo sin agujero o un coche "létrico" de la reina bombillera de Fuencarral. 

No importa porque son unos cachondos.

Otra cosa que pone a cien al gallinero nacional es la "pogresía", es que ven a un "pogre" gritando consignas y la testosterona se les sube a las nubes y se les funde el termostato.  Ves como familias enteras, que parecen gentes normales y sensatas, que se supone que trabajan (porque trabajar, lo que se dice trabajar, es la causa más frecuente de aliporis y reacciones alérgicas fulminantes), y de repente, les sale en la tele un individuo que más parece un cadáver mal enterrado que un dirigente político, les dice lo mala que es la derecha española y lo buenos que son los sátrapas morancos, y se transforman.

Cogen los vaqueros, en los que a duras penas entran los orondos culos y michelines de las amas de casa, o funcionarias con cara de vinagre de la administración de Hacienda, se los calzan con vaselina y con no pocos jadeos, para vencer la dura realidad del adipocito gigante que atesoran sus panzas criadas a las ubres de los hermanos Matamoros en las largas horas de molicie frente al televisor, y ahla a vociferar a la calle.

Se ponen la camisa más astrosa, la que usan para lavar el coche; se sueltan los pelos teñidos de rubio PP; cogen a los "ninios", y hala, todos a la manifa, que la familia que se manifiesta unida, se maja a palos el resto del año, unida.

No importa que les engañen y que sea todo una burda mentira. No importa que todo sea lo contrario de lo que el enterrador de la verdad haya dicho por la caja tonta: "si lo dice el País, la SER, y Alfredo, es que es verdad".

No importa que el que, supuestamente, haya puesto unas bombas sea un grupo de moros. Como buenos cobardes adoctrinados por la secta, no piden que les corten el cuello a todos los moros, que sería la reacción normal. No.

La reacción de la masa borreguna subvencionada por el peronismo más abyecto, disfrazado de socialismo igualitario, es atacar a su gobierno por ser aliado de los Yankees (que al fin y al cabo solo les ha sacado de dos guerras mundiales). Porque lo que pone caliente como un soplete a la plebe es ser los amigos de los regímenes genocidas del Tercer Mundo. Cuanto más repelente, cuanto más payaso, cuanto más artero y asesino sea el mindundi tiranuelo, más caliente y vehemente adorador se muestra el populacho.

Y por si faltaba algo, no es suficiente miles y miles de víctimas, entre muertos, heridos, huérfanos y viudos, de las bestias sanguinarias etarras. No.

Hace falta bajarse los pantalones, ponerse de decúbito prono, embadurnarse de vaselina con guindilla el orificio internalgar, y ya puestos, coger el manubrio de los terroristas y metérselo hasta las amígdalas.

Pero claro, eso lo hacen nuestros amigos los sociatas. Y si hace falta dejar tiradas en el camino a miles de víctimas, pues se dejan. Porque Alfredo tiene razón. 

Dándole la vuelta a la famosa frase de D. Casto Méndez Níñez de: "más vale honra sin barcos que barcos sin honra", no dudan en proclamar: "más vale tranquilidad sin honra, que honra sin plácido silencio de los corderos". O lo que es lo mismo: a los muertos que les vayan dando, mientras que me dejen tranquilo a mí.

Eso es lo que tenemos aquí a millones. A siervos, a lacayos, a miserables cooperadores necesarios, a gentuza, sin cuya inestimable ayuda estos sociatas del infierno estarían donde deben estar, en la clandestinidad.

Pero a las víctimas de las masacres terroristas al vertedero del olvido y la injusticia.


13 comentarios:

  1. ¿En que otro país que no fuera este, con una izquierda guerracivilista, sectaria y enferma podría existir un partido como el PSOE?.

    ResponderEliminar
  2. Como dice Doña Natalia, sólo en España es posible encontrar esas masas votantes de lo que sea y movidas por la cutrez de la TV, no la de los debates, sino de la telebasura y de los culebrones.

    Con lo que se confirma que esa masa es exactamente la misma que votaba en el XIX en según qué sentido conforme les informaba el señorito de la finca en la que le daban a la azada.

    ResponderEliminar
  3. Es una vergüenza, Capitán... mayor a cada día que pasa.
    Pero de igual modo que la izquierda es traidora hasta el tuétano, la derecha le va a remolque. ¿Qué hace Basagoiti apoyando al Lehendakari?
    ¿Y Rajao? ¿Ha dicho alguna cosa sobre el entuerto?

    Nada. Ni está, ni se le espera.

    Cuando estos desaparezcan, el terrorismo en España no verá amanecer de nuevo.

    Un abrazo y valor!

    ResponderEliminar
  4. ¿Tontos? ¡Vaya que si abundan! Menos mal que no vuelan. Si volaran, no veíamos el sol.
    Es que estos socialistas son incapaces de reciclarse, como ha pasado en todo el mundo. Aquí siguen estando en la década de los 30, pero del siglo pasado.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Dan mucho asquito Capi, pero lo jodio es que son la mitad o más de nuestros "paesanos". Ya lo decía La Catolica a Colon, "vigileme a los nuestros allí, que son muy dados a novedades, que no se dejen el pelo hasta la cintura, se llenen de tatuajes y adoren a las piedras y los arboles", algo así le decía en una carta.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  6. La basura hay que sacarla. En otros tiempos se haría acumulándola en algún lugar cómo Cuelgamuros, donde podrían dar rienda suelta a su creatividad levantando unbonito y efectista monumento a los Caidos "de ambos bandos".

    En la situación actual pues habría que ser democráticos cómo lo fueron ellos en la Revolución del treinta y cuatro cuando, por gobernar la CEDA se dieron al noble arte de la Rebelión, diendo causantes, en gran parte de lo que sucedería en el treinta y seis.

    Mmmm, entre Lorca y la verdades que duelen, lo que diga Alfredo me la repampifla.

    ResponderEliminar
  7. Natalia, un partido como el PSOE solo existe en estado puro aquí y en otros donde el apiolamiento generalizado es el deporte del régimen.

    ResponderEliminar
  8. En efecto Javier, solo en la España del XIX, o en los países asiáticos azotados por los jemeres rojos.

    ResponderEliminar
  9. En efecto Herep, Basagoiti y los Marianicos encarnan la facción más boba de la derecha española, y de la más rastreramente políticamente correcta.
    Que Dios nos pille confesaos.

    ResponderEliminar
  10. Zorrete, este país no tiene arreglo. Se ha periddo la dignidad y el decoro. Se ha perdido la hidalguía y el valor.
    Esto es un estercolero.

    ResponderEliminar
  11. C S , en efecto, vuelven a las andadas, y como la derecha no les pare los pies con valentía, ya podemos prepararnos para las camisas Mao y el libro rojo (subvencionado) bajo el brazo.
    Hay que hacer que desaparezcan, cuanto antes, que si los otros son bobos integrales, una vez cogida carrerilla, irán detrás.

    ResponderEliminar
  12. Hay que prohibir el socialismo, islamismo, feminismo, ecologismo, la masonería y demás movimientos contra la humanidad.

    ResponderEliminar
  13. Ufff, a mi el uniforme Mao no me va, prefiero las camisetas, las bermudas y las chanclas. Eso sí, apra ir de vacaciones cuando la situación lo permita, que tal y cómo anda el patio no hay dinero pa ná.

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.