CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

lunes, 21 de noviembre de 2011

!!!QUÉ SOLOS SE QUEDAN LOS MUERTOS!!!

Anoche, la noche triste de los sociatas; la noche fúnebre de los mangutas, vinieron a mi mente las estrofas de aquellos versillos de mi infancia:

!QUE BONITO ES UN ENTIERRO

CON SUS CABALLITOS BLANCOS

CON SUS CABALLITOS NEGROS

CON SU CAJITA DE PINO

CON SU RUBALCABA DENTRO!

 No está confirmado que el cochero fuera Belloch.

Bueno, para ser sincero, para no ser parecido en nada al cadáver apenado que es Rubalcaba, he de hacer notar que la última línea decía en su original: con su muertecito dentro.

O sea, lo mismo da que me da lo mismo.

Lo de la comparecencia de anoche del cadáver mimosín ha sido lo más triste que estos ojos que se ha de comer la tierra (si es que antes no me los roba un sociata en una revisión oftalmológica) si exceptuamos el ya famoso y lacrimógeno: !Españoles, Franco ha muerto! con el que Arias Navarro certificara el fin la carnicería que un yerno (otro) hiciera al Jefe del Estado Español.

Previamente habían salido de la tumba para dar los últimos coletazos el Campeón de los Corrutos y el alter ego de Rubalcaba.

Ya se advertía el cachondeo entre las filas de la canallesca con las preguntitas, que más que preguntitas parecían un bombardeo a pleno fuego de los superacorazados Yamato y Musashi, y con musha mala leshe, compadre.

El polluelo de faisán respondía a una pregunta sobre el proceso electoral y sus resultados, con un un panegírico laudatorio sobre lo bien que les funciona el ordenata a los chicos de Interior, y se enorgullecía de que el sistema había ido rápido y había funcionado, y se le veía henchido de satisfacción, sobre todo en la zona de las ojeras, que las llevaba prendidas con imperdibles a los tobillos.

¿Y qué decir del Campeón?, ese llevaba la cosa de las ojeras sujetas con grapas a la zona del escroto, por aquello de que como los tiene a la altura de la tiroides, pues quedaban más cerca de los ojos.

A la pregunta de una incauta periodista sudamericana, sobre por qué partidos con muchos votos conseguían una representación ridícula, cuando otros con los mismos votos tenían cinco veces más representantes, le faltó decirle: !calla puta!.

Pero la cara sí que lo decía, le decía aquí se hace lo que nos sale de los cojones. Solo que los suyos, aunque se negara a responder preguntas sobre su inconfesable amorosa relación con un macarra presidiario en el interior del coche oficial; los suyos penden peligrosamente, no del rafe medio del periné, sino de la voluntad de unos jueces.

Previsible, como que el sol saldrá mañana, fue la reacción de Zapatero, o sea ninguna. A este gaznápiro se la suda por tiempos ser el Secretario General de los corsarios hidrofóbicos sociatas (especialmente la Pajín, cuya aversión al agua y el jabón es harto conocida).

A este supervisor de nubes, que ha sido irse y empezar a llover, lo iban a pillar esa noche de defunciones masivas como en la peor peste negra (otra vez la Pajín y su aversión a la limpieza) dando la cara.

Un sociata de pro, y éste lo es en su puridad absoluta, jamás da nada, lo toma, de grado o a la fuerza. Y si encima ha de salir a la palestra para reconocer que la culpa es suya, o a decir alguna gilipollez extrema, a las que nos tiene acostumbarados, pues que lo esperen sentado como a aquel primer presidente de la Priemra República, que duró nueve meses, que en propias palabras estaba "hasta los cojones" de sus Señorías y que salió corriendo y mandó un telegrama de París: he llegado bien.

Y así, llegado el momento de la verdad, Alfredo estaba solo. Más solo que la una. Bueno, en realidad estaba la Valenciano, lo que significa algo peor que estar solo. Yo creo que la enviaron allí, aparte de para que le cantara el gori-gori de difuntos, para así asociarla al cadáver y darle la patada en el amplio antifonario a esta defraudadora de Hacienda.

La verdad, si he de ser sincero, es que me dio pena Alfredo, pero solo el tiempo que tarda un electrón en recorrer su órbita, que es más o menos el tiempo que dura un  remordimiento de conciencia en la cabeza de Alfredo.

Un cierto descojone contenido, por aquello de que no me ingresaran en la Unidad de Agudos de dementes peligrosos si doy rienda suelta a mi regocojo, fue lo que invadió mi alma pecadora.

Porque la escena era dantesca.

Alfredito, el de los dulces mimitos de la Carmeta, violada (electoralmente, no me piensen bien) por el calvo de la batería, estaba rodeado de unos seres, que no me atrevo a llamarles humanos: una con cara y aspecto general de gótica de pueblo abandonado y catatónica total; una maruja de esas que te encuentras en la peluquería de señoras (o similares) poniendo a caldo y sacándole la piel a sus vecinas; y de perfil, o gaidó que se dice por aquí, otra que parecía sacada de ese álbum familiar de difuntos del siglo XIX que sale en la película "Los Otros".

No es que haya  visto muchos cadáveres en mi larga carrera profesional, pero uno a cuya autopsia tuve que acudir para pasar el trámite de la asignatura de Medicina Legal, tenía un aspecto lozano y fresco comparado con Alfredo, y eso que el occiso se había suicidado tirándose al paso de un tren.

La alegría, indescriptible.


Ahora viene lo bueno.

La matanza sociata del día de San Valentín.

9 comentarios:

  1. Un funeral por todo lo alto. Pero es que el difunto, o los difuntos se lo merecían. Hasta yo creo que alguno cantó el famoso , Dies iræ! Dies illa. Solvet sæclum in favilla. Estos dímetros rítmicos, hicieron llorar a bambi, o eso daban a entender sus ojos cuando apareció en público.
    Pero bueno, está bien que vayan muriendo estos santones políticos, a ver si así se retiran de una vez de la política y dejan de hacer daño.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. El Rubal se habrá dicho a sí mismo : "Esta vez no les he colado nada", y se volverá a su caja de muertos hasta que haya una nueva victoria de los bandidos, quizá dentro de 15 años o más.


    Aún no he creo que hayamos asimilado que vamos a dejar de ver las esfigies de todas esas mulleres "iguales", campeonas mundiales de tontunez, y de todos esos bicharracos suelta-paridas profesionales.

    Y en medio de esa satisfacción voy a echar de menos el ver y oir al inmenso PEPIÑO. Lástima. Que alguien lo contrate para un programa de esos en que salen la Esteban y similares.

    ResponderEliminar
  3. O la noche de los cuchillos largos, Capitán.
    Imagínate cómo tienen que ser las puñaladas con unos contrincantes que no saben hacer otra cosa que mamar del dinero público.
    Anda que ve y dile, ahora, a Tomás Gómez... o a Chacón/Montilla... que trabajen, ve.
    Antes les da por alunizarse contra una joyería para seguir viviendo en la trena "a cuerpo de rey".

    Terrorífico.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Ya Se Muerto el Burro
    de la Tía Vinagre
    Ya se lo llevó Dios
    de esta Vida Miserable!
    ¡Que Tururururú-Que Turururú!

    Y hora, Después de Festejar la Caida del PSOE, Que No Ha Sido Escbechina Total, Porque el "Lider Marianesco" No Daba Más de Sí de Blandiblú, Ya Veremos Que Pasa, Amigo Trueno.
    Yo Que No Espero MILAGROS, Ni Creo en PALABRAS sino en HECHOS, NO CONFÍO EN QUE ESTE "DIALOGANTE" NOS RESUELVA LA PAPELETA, Ni Aún Con mAYORÍA ABSOLUTA, Así que Tengo La GARROTA Bien Engrasada, POr Si Empiezan Desde Ya Mismo, Los "Festejos Callejeros",-Que conociendo el Percal de los VENCIDOS, Estoy Seguro de Que Pronto Empezarán...
    Sólo Apunto Dos Cosas. Una, NO CREO EN MARI-ANO y Dos No me Fío de ETA.
    y Como No Quiero Amargar, lo Que Ni Aún Ha Empezado,
    Sólo Diré
    Que el Que la Hace, La PAGA.
    Y un Brindis por la Derrota de los Jetas y Saqueadores
    y Un Ruego :¡Virgencica de la Fuensanta, Que me Quede Como Estoy!
    Un Abrazo Amigo
    y
    ¡¡RIAU RIAU!!

    ResponderEliminar
  5. De momento ya casi se curran a las puertas de la pesoe, unos que viva Rubi y otros que Zapa, pero si los dos están mueeeeeehhttoooooossssss, jajaja. Joder Capi al final me puse tibio de birra, dándole al replay y otra birrita, pero bueno para una alegría gorda que tiene uno en 8 años se puede permitir.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  6. Pena, penita, pena, es lo que me da mi país después de ver la mierda de getión que todos los indeseables con sede en Ferraz han hecho. Por lo que a mi respecta, Garrote y Prensa, que es lo único que se merecen por arrastrar el país por el fango cómo los traidores que son.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
  7. Hay muertes, CT, que se ganan a pulso, ya sabes, solo es cuestión de vivir de PM y ya está, habitualmente basta con eso, pero del PS solo podemos decir que ellos solos se lo hicieron todo, hicieron de papá y de mammé en el bautizo, de novia y de novio en la boda y ahora, se veía venir, de muerto en el entierro.

    ResponderEliminar
  8. Se va el Faisán, se va el Faisán, se va por la barranquilla...se lo merendó la gaviota.

    Lo que no es espera es muy duro, pero sólo no ver la jeta a estos tíos-as que nos han j..de tan mala manera, merece al menos celebrarlo un poquito.

    ResponderEliminar
  9. Rubalcaba se quedó solo,abandonado por todos, rodeado de un coro de señoras maduras que parecían más un club de fans de provincias, que militantes arropando al lider caido.
    La escenografía de la noche fue todo lo patética que se puede esperar de un partido en plena descomposición, en una caida a plomo tras perder más de cuatro millones de votos y quedarse con 110 diputados en el peor resultado de su historia.

    A partir de ahora veremos brillar las navajas y apuñalarse entre las sombras unos y otros,ellos y ellas, sin pudos, con el colmillo reluciente, a destajo.
    Lo que nos vamos a divertir...

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.