CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

miércoles, 26 de octubre de 2011

LÁGRIMAS DE SANGRE TENDRÍAIS QUE LLORAR, BUJARRONAS.

Me imagino a la banda de alimañas etarras y a sus comadrejas bildarras, sortuarras y demás disfraces de las sucursales del terror, viendo el penoso, deleznable, patético y vomitivo espectáculo de esta patulea de seres unineuronales y dedicados con todas las fuerzas a hacer el mal y robar cuanto se les pone a la vista y al alcance de sus zarpas ponzoñosas; como echaban el moco, falso se toda falsedad, después de que sus compañeros de maldades varias leyeran un panfleto infecto en el que venían a decir que: 

Una vez pactadas las condiciones de la rendición del Estado Español con la banda sociata, esta banda criminal, a la que se la suda el dolor de las víctimas, porque para vítimas las nuestras que sufren injusta pena de prisión (aunque los suelten antes de hora); una vez que nos hemos colocado en todas las instituciones de Euskal Herría y trincado unos sabrosos emolumentos del erario; una vez tenemos en nuestro poder todos los datos fiscales de ese pueblo ovejuno, llamado español; una vez conseguido que la bandera de la nación opresora no ondee en el balcón de edificio oficial alguno.

Una vez conseguido todo esto, pasamos a descojonarnos de estos imbéciles, cretinoides que lloran de emoción al entregarnos en bandeja de plata todo aquello por cuanto hemos gastado balas y explosivos durante cincuenta años, y que tanta pasta nos ha costado robarles.

Ha valido la pena tanto sufrimiento que supone el robo de explosivos y el trabajo de disparar las pistolas en la nuca de estos invasores despiadados, así como el tener que agacharnos para colocar las bombas lapa que les llevarían al otro barrio.

Ha valido la pena el esfuerzo de conseguir que trescientosmil renegados huyeran de nuestra patria vasca para limpiar de sangre impura y conseguir un Rh compatible con la pureza de sangre euskalduna.

Ha sido un camino duro, ha sido un camino que nos ha llevado hasta un final apoteósico: cuatro bujarronas llorando de emoción porque, de momento, ya no les mataremos, siempre y cuando se sienten a negociar, o sea a claudicar, para la entrega de Navarra y la independencia.

Cautivo y desarmado el Estado Español, las tropas de la libertad Euskalduna han alcanzado sus últimos objetivos. 

De momento, la guerra ha terminado.

¿Hasta cuando, hijos de puta?.

La bujarrona maltratadora y su amor Arnaldo. Te tendrían que haber metido el paraguas con el que pegabas a tu mijer por el mismo sitio que a Gadaffi. Y despues, abrirlo.

Feliz el día que le depilaron las ingles estilo brasileña.

De ahí, de ahí tendrían que colgarte de una grúa, como a las bujarras iraníes.

La única vez que lloró de verdad fue cuando nació, y era porque le quitaron la placenta de su madre cuando se la estaba comiendo.

viernes, 21 de octubre de 2011

DE RODILLAS Y A TUS PIES

Cual si una nueva versión del Tenorio se escenificara.

Como si de una declaración de amor de la novia maltratada a su chulo de merendero, se tratara.

Tal que si asistiéramos a la petición de la renegociación de una hipoteca de un  parado al borde del deshaucio.

Igualico, igualico que ese  ruego desesperado del marido sorprendido con la lagarta del cuarto en plena coyunda, por su santa esposa: "María, espera, que esto no es lo que parece, !no, con el cenicero no!".

Lo mismo, lo mismo que todo eso, parece esta escenificación de una rendición que no es una rendición; del cese definitivo de un conflicto, que ni es un cese definitivo, ni es un conflicto.

Hace recordar más bien aquella cuarteta del tenorio que, por causa de la censura de aquella época, nunca llegó a ver la luz, aunque la sabiduría popular la conservó en su acervo cultural:

Por Dios Don Juan soy doncella

la puntita nada más.

Nada, nada, toda ella

y los cojones detrás.

Pues eso, que al final, los unos que lo pedían con la metralleta en la mano y la capucha en la cabeza; los otros que hacían de Celestina, y los de más allá, con ese falso pudor de mocilla virgen, pero más puta que las gallinas corintias, que aprendían a nadar para que se las cepillaran los patos; han escenificado este nuevo Tenorio.

Y el D. Juan de Gazteluache, de momento se la ha metido, doblada y todo, hasta las bolas.

Luego, cuando ganen (porque ganarán), nos llorarán como esas jovenzuelas que van a dar la vara soltándo el moco por haber perdido la virginidad, mientras marcan el móvil del siguiente semental al que escurrir.

No espero que D. Juan se meta a monje Benedictino y abandone sus perniciosos hábitos.

No espero que se utilice la capucha que utilizan en sus comunicados para hacerles subir los trece peldaños hacia el patíbulo.

No espero que la Celestina sociata se vuelva decente.

Pero tampoco espero, y ese es mi desespero, que la novicia desvirgada deje de hacer la puta desorejada y nos saque del marasmo moral en el que han consentido que nos metan.

No creo que haga falta que les ponga el reparto.

Aun queda gente inteligente.

Pepa Inés tu me das desde Iruña al Bidasoa, y te prometo que te dejo usar la vaselina.

jueves, 20 de octubre de 2011

EL CÁNCER SOCIATA EMPIEZA A METASTATIZAR.

Esto empieza a calentarse. Las células cancerígenas de este sarcoma corrosivo, que roe día a día la sociedad española desde sus cimientos, comienzan a expandirse y a atacar de forma descontroladamente  controlada, a todos los niveles de la sociedad.

Esta mañana he tenido la vomitiva experiencia de ver como un grupo de unos treinta mugrientos, mugrientas y mugrientes, iban alegremente (al fin y al cabo iban a hacer el mal y eso les pone cachondos) a tomar posesión y a sentar sus reales en una céntrica plaza alicantina, donde ya hace unos meses asentaron sus posaderas y sus pezuñas, destrozando el poco césped que por estas latitudes tiene el atrevimiento de crecer.

Pues sí, ya se desplazan estas ponzoñosas criaturillas del averno a puntos de toda la geografía española, con el beneplácito de La Criatura, el padre creador, el delincuente, el capo di tutti le capi, el Presunto Rubalcaba.

Ya se expande este conglomerado de nostálgicos de Pol-Pot y Stalin, de degenerados en todos los aspectos de la vida, de delincuentes habituales, de vagos inmisericordes, de parásitos infectos, de alérgicos a la limpieza y de usurpadores de los bienes y haciendas del prójimo.

Ya aparecen por lo que antaño se conociera como "provincias", solo aparecen para asentar sus cuarteles generales. De momento no se han producido asaltos a la propiedad privada, ni ocupación de extensos espacios públicos, entre otras cosas porque los cuatro gatos sarnosos que componen la comitiva sociata lenocínica, para ocupar un espacio apreciable, necesitarían tener un volúmen caamañesco (o sea algo así como un par de hectáreas cúbicas).

Eso sí, se les ve jacarandosos, alegres, dicharacheros, expansivos (no caerá la breva de que se expandan hasta reventar, aunque luego haya que pasar la manguera a presión para librarnos de las vísceras malolientes), como si presintieran que van a vivir una temporadita de jodimiento al prójimo, con avituallamiento gubernamental, y eso ya se sabe que da mucho de sí. Aparte de lo que les alegra el cuerpo saber que contribuyen a la destrucción del sistema que, por otra parte, es lo que les permite organizar estas algaradas.

A tal grado estulticia son capaces de llegar.

Claro que viendo ayer las imágenes de la ocupación del Hotel Madrid, viendo a una especie de ser, que presuntamente podría confundírsele con un protohomínido de la sabana africana, pero en blanquito, siempre y cuando el observador padeciera un miopía magna y una conjuntivitis rabiosa; bueno pues de esa especie de ser amariconado (más que un palomo cojo), que no paraba de vociferar alocadamente no se sabe bien qué, puedes esperarte cualquier cosa, y no buena precisamente.

video
Los balconeros no tienen desperdicio...SON un desperdicio.

video
Día de asueto en el geriátrico. Señor, señor qué malo es llegar a viejo con demencia.

Estas son las huestes del mal, encarnado en un especimen cruce de un Rasputín enano y desnutrido, con una momia de  Lenin piorreica.

Estas son las metástasis de un cáncer, rabioso ante la perspectiva de su pronta extirpación radical del organismo patrio, y que no se resignan a que los ciudadanos atisben que, por muy mal que vivan ahora, por muy corrupto que sea el sistema, que lo es, por más deseperación que les cause el estado actual de las cosas, siempre les queda la esperanza de una mejoría. Algo impensable, por imposible, en el caso de que los amos de estas mesnadas de lacayos volvieran a llevar las riendas de este país.

El asalto a la vivienda de Esperanza, hace pensar que el cáncer y sus metástasis ya quieren atacar órganos vitales, solo que con buen órgano han ido a topar, porque Espe los tiene bien puestos, los ovarios, que aquí supuestas féminas con cojones solo está la tiñosa benidormí, y solo los usa para los nombramientos de las tiñosas consortes.

A lo mejor es que no nos habíamos enterado de que allanar la vivienda, con destrozos incluidos, de una autoridad pública no es delito; que solo merece una cariñosa reprimenda y un cachete cariñoso en comisaría, a los perpetradores del asalto.

Pues si es así, me pongo en lista de espera para darle una patada en los cojones al Candidato. Total, con su problema prostático igual ya no le sirven de nada y con al patadón se le hinchan y ya puede presumir de algo.

Y a todo esto, la Delegada del Jodierno (Maribeluca dixit), sigue "tomándose unash coshitas en el Tichen", que debe estar ya con el hígado a punto de nieve. Vean si no la cara del picoleto que la acompaña, que es todo un poema.

¿A que parece que esté meditando, el pobre hombre, sobre como suicidarse?. A este paso, los mandos policiales se van a tener que tomar el Trankimazin en botijo.

Atodo esto, y por si quedaba alguna duda, una señora, que vive en un edificio colindante, ha denunciado un robo en su domicilio por los sarnosos libertarios. Por los que nos van a librar de la opresión de los mercados, ¿y qué mejor forma de librarnos de esa opresión, que dejarnos en pelotas robándo objetos de primera necesidad como móviles y ordenadores y todo lo que sea susceptible de ser vendido en el mercado secundario de la progresia mugrienta?.

O sea, que nos liberan del peso de la tecnología esclavizante, y además, cargan ellos con la cruz de los oprimidos, sacrificándose con el uso (para un fin mejor, por supuesto) de tan infernales artefactos, fruto de un capitalismo salvaje.

Así que ya lo sabe señora, no sea usted tan tiquismiquis y vaya cagando leches a darles la tarjeta del Corte Ingles y la VISA, que ya verá usted como ellos solitos se encargan de masacrar al sistema.

Nota necrológica: Ha muerto Carmen Gadaffi de Mairena. Su amigo del alma, D. José Luis Rodríguez Zapatero y familia ruegan que se arrodillen, y con el culo en pompa y mirando a la Meca, recen un responso por el ilustre dignatario, mientras que la lela consorte lanza unos gorgoritos; que ya se encargará Rubalcaba de aprovechar la ocasión para hacerles un repasito del ojete. Todo sea a mayor gloria del candidato.

video
Amor más allá de la muerte.

martes, 18 de octubre de 2011

ESTE 20 DE NOVIEMBRE...


POR FAVOR, VOTA ESTO


video


 NO A ESTOS MUGROSOS INDESEABLES...

video



...NI A ESTOS ASESINOS, NI A QUIENES LES COBIJAN POR COBARDÍA.





VOTA EN LIBERTAD, POR LA LIBERTAD, POR LA JUSTICIA Y POR LA DIGNIDAD.



Y si esto le viene grande a Mariano, si le produce erisipela el dar la cara y defender los principios básicos de toda sociedad, si le da pavor exponer los la defensa de los ideales de la gente de bien, si le tiemblan las piernas de pensar en ponerse claramente frente a los verdugos y defender a los inocentes; por mí le pueden ir dando por donde amargan los peinos.

Porque ya estoy harto de tanta muerte de inocentes, nacidos o por nacer.

Porque ya estoy más que harto de oir las risas de los asesinos y sus cómplices.

Porque ya estoy hasta los cojones de ver salir a los asesinos de las cárceles, y a sus familias abrazándoles, mientras que las de las víctimas jamás podrán ver a sus seres queridos salir de donde les han enviado estas bestias sanguinarias, ni podrán mas que llorar ante sus tumbas.

Porque me da náuseas ver como los que defienden el muro de la libertad tienen que soportar el denigrante expectáculo de la mofa de quienes asesinaron vilmente a sus compañeros y sus familias, y son insultados y vejados por la mugrienta, inmoral y carnicera muchedumbre sanguinaria.

Porque ya no aguanto más la humillación de quienes tuvieron que abandonar su tierra por el miedo a ser asesinados.

Porque me da asco ver a una casta política arrastrase ante los terroristas.

Porque me repugnan todos los conseguidores que ponen el cazo para llevarse el dinero tinto en sangre de inocentes.

Porque me provoca un infinito dolor y un vómito irrefrenable esa Iglesia que apoya a los asesinos e iguala a los asesinados con sus verdugos.

Ojalá os pudrais todos en el infierno.

Malditos hijos de puta.





lunes, 17 de octubre de 2011

NO CABE UN TONTO MÁS, HASTA QUE NO SE VAYAN TODOS LOS HIJOPUTAS.

La verdad, todo esto empieza a ser cansino y aburrido de puro terrorífico. Es como esas películas de gore en las que al final tanta sangre empieza a empachar y acabas vomitando de puro atragantamiento de tanta gilipollez, mientras piensas: el subnormal del zombi ese comiéndose la tripa del seboso caamañino, mientras yo me trasiego una tripa pero con un lomo de caña.

¿Cómo puede un pueblo normalito, normalito, aguantar tanta imbecilidad, tanto cretinismo, sin mandar a la mierda a los artífices de tanto desaguisado y tanta imbecilidad?.

Un ejemplo de cretina con bótox y más estiramientos que Julio Iglesias y más colágeno en la morrera que Yola Berrocal, es la Duquesa de Alba. Bátase uno el cobre en todos los campos de batalla para ver como un descendiente, un esperpento más salido que el canto de una mesa, va y dice, con todo el morro del mundo, que ella también le ha votado a la pesoe y que Felipe es un tío cojonudo (en otras palabras, que ella solo dice palabros cuando se trata de hablar de sus epopeyas sexuales).

También dice que tuvo que salir de najas de España cuando la guerra, porque los iban a convertir en chicharrón. Pero mira que risa la progre forrada, mira que cachonda (en todos los sentidos) de la duquesita del Pleistoceno. ¿Que pasa, que ya andamos como la sota de copas, también llamada Juancar, confraternizando por si ganan los rojos, y se crecen, y esta vez sí que te queman el chiringuito?.

Y eso, es el símbolo de la aristocracia en España.

Tampoco se puede esperar más de una monarquía, cuyo máximo exponente confraternizaba con Tirios y Troyanos cuando el golpe del 81. Claro que después de ver como vendió a su padre (otro pájaro de cuenta), tampoco se puede esperar más de este otro cachondo. Porque en nuestra Patria, lo que pone a la gente son los cachondos. No importa que sean más malos que Lucifer, no importa que sean más inútiles que un botijo sin agujero o un coche "létrico" de la reina bombillera de Fuencarral. 

No importa porque son unos cachondos.

Otra cosa que pone a cien al gallinero nacional es la "pogresía", es que ven a un "pogre" gritando consignas y la testosterona se les sube a las nubes y se les funde el termostato.  Ves como familias enteras, que parecen gentes normales y sensatas, que se supone que trabajan (porque trabajar, lo que se dice trabajar, es la causa más frecuente de aliporis y reacciones alérgicas fulminantes), y de repente, les sale en la tele un individuo que más parece un cadáver mal enterrado que un dirigente político, les dice lo mala que es la derecha española y lo buenos que son los sátrapas morancos, y se transforman.

Cogen los vaqueros, en los que a duras penas entran los orondos culos y michelines de las amas de casa, o funcionarias con cara de vinagre de la administración de Hacienda, se los calzan con vaselina y con no pocos jadeos, para vencer la dura realidad del adipocito gigante que atesoran sus panzas criadas a las ubres de los hermanos Matamoros en las largas horas de molicie frente al televisor, y ahla a vociferar a la calle.

Se ponen la camisa más astrosa, la que usan para lavar el coche; se sueltan los pelos teñidos de rubio PP; cogen a los "ninios", y hala, todos a la manifa, que la familia que se manifiesta unida, se maja a palos el resto del año, unida.

No importa que les engañen y que sea todo una burda mentira. No importa que todo sea lo contrario de lo que el enterrador de la verdad haya dicho por la caja tonta: "si lo dice el País, la SER, y Alfredo, es que es verdad".

No importa que el que, supuestamente, haya puesto unas bombas sea un grupo de moros. Como buenos cobardes adoctrinados por la secta, no piden que les corten el cuello a todos los moros, que sería la reacción normal. No.

La reacción de la masa borreguna subvencionada por el peronismo más abyecto, disfrazado de socialismo igualitario, es atacar a su gobierno por ser aliado de los Yankees (que al fin y al cabo solo les ha sacado de dos guerras mundiales). Porque lo que pone caliente como un soplete a la plebe es ser los amigos de los regímenes genocidas del Tercer Mundo. Cuanto más repelente, cuanto más payaso, cuanto más artero y asesino sea el mindundi tiranuelo, más caliente y vehemente adorador se muestra el populacho.

Y por si faltaba algo, no es suficiente miles y miles de víctimas, entre muertos, heridos, huérfanos y viudos, de las bestias sanguinarias etarras. No.

Hace falta bajarse los pantalones, ponerse de decúbito prono, embadurnarse de vaselina con guindilla el orificio internalgar, y ya puestos, coger el manubrio de los terroristas y metérselo hasta las amígdalas.

Pero claro, eso lo hacen nuestros amigos los sociatas. Y si hace falta dejar tiradas en el camino a miles de víctimas, pues se dejan. Porque Alfredo tiene razón. 

Dándole la vuelta a la famosa frase de D. Casto Méndez Níñez de: "más vale honra sin barcos que barcos sin honra", no dudan en proclamar: "más vale tranquilidad sin honra, que honra sin plácido silencio de los corderos". O lo que es lo mismo: a los muertos que les vayan dando, mientras que me dejen tranquilo a mí.

Eso es lo que tenemos aquí a millones. A siervos, a lacayos, a miserables cooperadores necesarios, a gentuza, sin cuya inestimable ayuda estos sociatas del infierno estarían donde deben estar, en la clandestinidad.

Pero a las víctimas de las masacres terroristas al vertedero del olvido y la injusticia.


viernes, 14 de octubre de 2011

COMERCIAR ES LIBRE, REBUZNAR TAMBIÉN.

Esperanza, la última esperanza de un régimen más o menos libre, acaba de dar libertad para el libre comercio, algo limitado en un país donde se confunde el ser de izquierdas (patología que desgraciadamente puede afectar a cualquiera de nuestros hijos), con la regulación, la subvención y la prohibición generalizada (prácticas, junto con el latrocinio y el adoctrinamiento, también propias de la izquierda española)  para obtener beneficios a costa del esfuerzo y el ingenio.

Le teneis más miedo que a trabajar.

Anoche, al poner la televisión (tranquilos, tranquilos, lo de tele 5, y por el ojete te la hinco, del otro día, fue solamente para obtener documentación gráfica), para ver el telediario de Intereconomía, estaban entrevistando a un personaje curioso.

Al oirle, "pahmao", me dije: esto debe ser una entrevista al Presidente de "Paranoicos Reunidos Jamás Serán Vencidos", o de "Vagos Inmisericordes Convenientemente Untados y Subvencionados", o de "Parásitos y Sanguijuelas Sin Fronteras".

Pero no, resulta ser que el locuaz personaje, era un jefecillo de una asociación de mercados y comerciantes de la Comunidad de Madrid.

El entrevistador, Luis Losada, pardillo él (no digo más que se creyó que la mugre del 15 M era un movimiento pacífico y espontáneo), no tuvo otra idea que preguntarle que qué le parecía la medida liberalizadora de Esperanza, permitiendo la apertura todos los días del año y a la hora que cada comerciante quisiera.
Bueno, bueno, bueno, si a un tigre le metes una guindilla mexicana por el culo, se menea menos y el cabreo sería más liviano que el que pilló el jerifalte de la Asociación.

!!Que ardor, qué vehemencia, qué locuacidad, qué verborrea!!. Si le mentan a la madre no se hubiera cabreado más.

Pero si hasta se retrotrajo a los tiempos del padre de su señora (se los juro por mis muertos), un tal "el tío chochero", o "chocherín", o algo así de la brecha parrusica.

Decía el demente, que ese tendero, de Dios sabe que poblacho perdido de la geografía española (supongo por el nombrecito del tendero), habitaba un cubículo, cubil, covacha o agujero tenebroso, cubierto su cuerpo serrano con un mandil (no dijo si alguna vez lo lavaba), y no salía de allí ni para satisfacer sus necesidades orgánicas.

Y amenazaba con que, de ponerse en práctica la medida de Esperanza, todos los comerciantes madrileños, iban a acabar vendiendo sus mercancías como el tío chochero, sin salir a la luz del sol mas que cuando las mulillas sacaran su consumido cuerpo camino del camposanto.

Ya encocorado, bramaba el derviche, !!esto es un libertinaje!!. En ese punto, pensaba yo: a este lo sacan los del SAMUR camino de la Unidad de Coronarias. Pero no. 

Luis Losada terminó la entrevista con un sagaz: O sea, que a usted no le gusta la medida. Y pensé, "aquí se lía parda", Pero tampoco. El buhonero tragó saliva, imitó un remedo de sonrisa, y no hubo nada, que diría el clásico.
Y digo yo: ¿quién le ha dicho a este gaznápiro (seguro, pero seguro, que subvencionado), que es obligatorio abrir su negocio si no quiere?. 

Mugía cual  becerro el tendero venido a más, que no iba a ser posible la conciliación familiar. Pues mire usted, falta de conciliación cuando tienes que vivir debajo de un puente, o comer en el "Container Snack Bar".

A ver cuando han vendido ustedes más que los domingos que abre el Corte Inglés.

Lo que ustedes quieren, como buenos vampiros chupópteros, es que la teta del Estado les ponga en la sala de extracciones del banco de sangre, con una pajita en la boca y que les vayan cambiando las bolsas.

Decía el chupón, que ni en Alemania (y aquí engolaba la voz) que de esto algo saben, ni en Francia, abren cuando quieren. Claro que se le olvidó que en Manhattan puedes comprar lo que quieras, el día que quieras y a la hora que quieras. Y no parece que la Gran Manzana sea precisamente Soweto.

Mire usted, trapacero y vago Asociado, la libertad es lo que hace que la sociedad evolucione, mejore, y cree riqueza. Pero claro, a ustedes les gusta la regulación, porque trabajar cansa, porque elimina competidores, y porque les importa una full de Estambul el crecimiento del país. Y sobre todo les molesta la libertad, sobre todo cuando supone riesgo.

Y para rebuzno, de acémila en celo, el del porcino Caamaño.

O sea que las personas de bien no deben creer a un imputado, especialmente, apostilla, cuando lo está por estafa y falsedad. O sea, como el bigotes y el sastrecillo valiente ¿no?.

O sea que ahora resulta que la Policía no debe creer a los soplones porque, al fin y a la postre, no son mas que delincuentes.

O sea que la presunción de inocencia se debe aplicar a todo delincuente que denuncie al adversario político, mas nunca jamás, jamás de los jamases, en jamás, a quien se atreve denunciar al correligionario de la secta.

O sea, que si yo me creo lo que dice el hortera de bolera, con ricillos lailos, casi tan gorrinamente obeso como tú, no soy una persona de bien, ¿no es así?.

Pues mira, Notario Mayor del Reino, a ver si te haces una liposucción cerebral, y así la neurona se descomprime un poco tras quitarte unos kilos de sebo encefálico y dejas de decir mamonadas.

No es que me parezca bien que salgas en defensa de quien, como el niño del tupé de rata, no puede justificar ni la décima parte de las trampas financieras en las que se ha metido, pero al menos ten la decencia (ya sé que esa  palabra te da alergia, pero para eso están los nuevos antihistamínicos que te permiten trasegarte unos litrillos de orujo sin decir más gilipolleces de lo habitual) de no decir que no somo personas de bien quienes no creemos a tus compañeros de latrocinio.

Momentos antes que Gran Sebo Que Camina se trasegara el móvil.


Y ya para terminar, Esperanza pide algo tan normal como que la Justicia se vuelva a centralizar. Ya que todos debemos ser iguales ante la Ley, una sola Ley, lo lógico es que todos los españoles tengamos acceso en las mismas condiciones a la Justicia.

Pero claro, eso puede suponer que a esas regiones donde lo español causa supuraciones venenosas de las pústulas que les provoca esa condición, accedan jueces que no tengan vinculación ni simpatía con las trapacerías y sectarismos nacionalistas.

Puede suponer una vertebración de la Nación.

Y eso les duele. Y les pica.

Pues que se jodan y se rasquen.

Hasta arrancarse la piel.

jueves, 13 de octubre de 2011

MÁS MIEDO QUE VERGÜENZA.

El día 12 de octubre de 1492 un grupito de ESPAÑOLES, con unos huevos del tamaño de los que ponen los avestruces, llegaron después de 71 días de navegación, al Nuevo Mundo.

Pasarón más hambre que un maestro de escuela (cuando los maestros eran maestros y no educadores en el arte de la vagancia y la burricie; y las escuelas eran templos del conocimiento y no academias del fornicio y el adoctrinamiento en la sumisión); con un escorbuto galopante y encima sin una titi que les alegrase el cuerpo serrano.

Pero llegaron.

No está documentado que en la tripulación hubiera ningún marinero apellidado Toxo; posiblemente porque había que trabajar, porque no había habitaciones individuales con jacuzzi y porque las mórsidas consortes no cabían, dadas las reducidas dimensiones de los barquichuelos. Y sobre todo por que no podían cobrar mil doblones diarios; y robar a la tripulación estaba mal visto y te podía costar un corto paseo por una angosta tabla con zambullida final en las fauces de un escualo.

Y así comenzó la más grande aventura que vieron los tiempos.

Con cuatro gatos mal contados.

Y desde el sur de los actuales EEUU, hasta la Tierra derl Fuego; desde Algeciras al Japón y de ahí a las Filipinas, se forjó aquel famoso dicho de: "donde un español no llega con la mano, llega con la punta...de la espada. De la espada y de otra cosa, porque a diferencia del mundo anglosajón, y a pesar de la Leyenda Negra, cuyo principal valedor ha sido esta lacra, esta plaga, esta pus, que es la izquierda tiñosa española; donde fueron los españoles, dejaron la simiente y los aborígenes sobrevivieron, se culturizaron y entraron en la cultura occidental. Cuestión aparte son los gorilas rojos y otros amigos del católico Bono y el subnormal Zapatero.

Bueno, pues lo normal sería que si en todo el mundo hispano, incluyendo en ese heterogéneo grupo humano a los 60 millones que habitan los EEUU, celebran el día de la Hispanidad, aquí, aunque tengan la lacra del socialismo en sus genes; aunque suponga mezclarse con la plebe sin poder robarles; aunque suponga que la milicia desfile con sus armas, en lugar de hacerlo con una caja de tiritas y una botella de betadine; aunque suponga pasar el amargo de inclinar el melón agusanado que tienen por cabeza al paso de la enseña nacional; aunque tengan que soportar rechinando los dientes como la Legión no lleva las banderas de cada taifa, de cada pueblo y de cada garito o cubil de los nacionalistas; aunque sus ojos tengan que soportar la hiriente visión de la enseña bicolor y no la bandera bajo la cual masacraron a todos los que no comulgaban con sus satánicas ideas; a pesar de todas estas humillaciones para estos sectarios y siniestros personajes, su deber era estar allí.

Aunque sepan que les quedan un telediario y tres anuncios de compresas; aunque les silben; aunque les insulten y aunque no puedan encerrar en una mazmorra a todo el populacho, o cortarles la garganta para que dejen de quejarse.

Aparte de dos personajes, el uno musoliniano, chulo y faltón, aparte de separatista y miserable: Mas; y el otro, más miserable aun; más cobarde aun; más tonto todavía; el más cobarde entre los cobardes: Patxi Nadie; hay dos personajas que por lo visto no se han enterado todavía que sus conyuges, aunque malos, más malos que pegarle a un padre con un calcetín sudado, son, el uno el todavía Presidente, y el otro el Candidato. Y como tales, en esta fiesta nacional, tienen que acompañar a esa pareja de cabritos entrados en años a ese acto oficial.

Que la mujer de Presunto Rubalcaba no quiera que la vean en compañía del vampiro prostático, lo puedo entender, a medias, pero entiendo que no quiera que después la conozcan por la calle y le llamen lo peor que se le puede llamar a una mujer, que no es puta, sino mujer de Rubalcaba. Aunque lo sea y ella se lo ha buscado.

Pero lo de la gorgoritos ya supera lo insuperable.

Vale que sea una sociata, y por lo tanto incapaz de hacer el bien o de comportarse decentemente, o con decoro. Pero lo de asistir solo a la papanda, a trasegarse los bocatas del aperitivo, tiene delito.

Hija de mi vida, ¿es que no te dan de comer en casa?, ¿tan difícil te resulta, siendo una gorgoritilla de ópera, que se supone tiene algo de mundo (dejando a un lado el tema sexual), comportarte como una dama, aunque sea una sola vez en la vida?, ¿tanto martirio te dan las góticas, que ya has perdido el oremus?. Pero si ya te conoce todo el mundo. O sea que, al delito de ser la voluntariamente compañera de Zapo, se une el de ser una gorrona sin glamour. Lo de sexi lo dejaremos para otro día, que no tengo ganas de que se me revuelva el estómago.

Otra ausencia notable, aunque ya sabida, es la de la inteligencia de la millonaria socialista, y separatista y pacifista Ministra de Defensa. La esquizofrenia en su estado puro, con tetillas y morrillo, nos deleitó con la gansada más gansa de todas cuantas ha soltado en todos estos años.

Ahora resulta que para que los españolitos, podamos ir a los museos, o a visitar otros edificios emblemáticos, tiene que convertir la fiesta que supone la hermandad entre los civiles y los militares, en una fiesta civil.

O sea, que para que a ella y el ceporro de su jefe, no les silben y les chillen, hay que colocar a la gente que va a ver el desfile casi en Cuenca. Y arengarlos para que mientras que desfilan quienes se juegan la vida por defender la libertad, los defendidos se vayan de museos.

Vaya usted a cagar señora, a ver si con un poco de suerte le revienta la almorrana.

Y como no, no podía faltar la ausencia de Pepiño.

Unos dicen que no pudo llegar porque tenía el depósito de gasolina en reserva y tuvo que ir a una gasolinera, y una vez allí tuvo que llevar a un amigo a su casa.

Pero la versión oficial es que no pudo acudir por motivos familiares.

Y dentro de esta versión, hay dos posibilidades: una es que tuvo que acudir a visitar a sus padres a la UVI de un frenopático, donde fueron ingresados presa de un ataque de ansiedad y locura galopante tras oir a Rubalcaba decir que su hijo era un hombre honesto.

Y la otra, que la cagalera que le entró, solo de pensar que tenía que estar en el desfile, a la vista de toda España, requiere de los cuidados de su mamita para ponerle natusan en el culito de lo escocido que se le está quedando.

En cualquier caso, a nuestras Fuerzas Armadas, solo cabe decirles dos cosas: una es que más vale solos que mal acompañados. Y la otra es lo que encabeza este blog: Os queremos porque vigilais el muro, porque nos decís: nadie os va a hacer daño esta noche, no durante mi guardia.

VIVA ESPAÑA.

POR NUESTRA BANDERA Y POR NUESTROS CAÍDOS EN LA DEFENSA DE NUESTRA PATRIA

video
video

martes, 11 de octubre de 2011

SIN PIEDAD.

Imagínese usted que está expectante sentado ante su televisor.

Imagine que su santa esposa se encuentra haciendo la cena que después compartirán sentados ante la caja tonta.

Imagínese que ha tenido la desgracia de que le naciera un hijo tonto, pero que, a pesar de las dificultades para emitir unos sonidos más o menos inteligibles; a pesar de acabar a trancas y barrancas los estudios; a pesar de no haber conseguido el sueño de sus progenitores de que estudiara una carrera, no pasando del primer curso; a pesar de que una vez ha conseguido ingresar en un partido, aunque sea una cueva de ladrones; a pesar de ser el chico de las fotocopias en el susodicho lupanar sociata; a pesar de todas estas visicitudes, el chico, el rapaciño, el tontiño de la aldea, ha llegado al Ministerio que más gasta del Reino.

Su orgullo no conocería límites, la Galaxia, ¿qué digo la Galaxia?, el Universo entero, con su magna infinitud, no sería suficiente para albergar el pecho henchido de gozo de ser su padre, o su madre.

Imagine ahora que un malandrín, un "corruto" hortera, un lailo morsido, le ha involucrado en un feo y sucio, como el alma de un sociata, "asunto de corrución".

Que además ,como un putero de barrio de tercera, en busca de pelandrusca para que le de gozo al ciruelo, se cita con él en una gasolinera.

¿Cual sería su estado de ánimo?, ¿hasta que prufunda sima se hundiría su alma maltrecha?, ¿no sufriría como con los mil tormentos del infierno al ver a su tierna criaturilla vilipendiada?.

Pero, su esperanza, tratándose de la sangre de su sangre, de la carne de su carne, del espermatozoide caducado y paralítico de su testículo izquierdo, no cede terreno ante la evidencia.

Y no se separa del televisor con la esperanza de la aparición de pruebas que exoneren a su cachorro de tan vil acusación.

Y espera, y espera, y espera...

Y de pronto, de repente, como si de una centella en tormenta de verano se tratara, aparece en la pantalla un ser que, así, a bote pronto, pareciera salir del más allá, o más bien del más acá, pero en avanzado estado de putrefacción.

!Carallo, exclama el pater familiae!, !si es Alfredo Presunto Rubalcaba!.

!Carmiña, Carmiña!, !deja de darle la paliza al pulpo y ven a sentarte junto a mí, que El Candidato nos pide que estemos atentos, que va a hablar de nuestro hijo. Seguro que han encontrado las pruebas de la inocencia de nuestro rapaciño!.

En la casa de los Blanco se produce un silencio más propio de ultratumba que de este mundo, roto tan solo por los esporádicos sollozos de Carmiña.

Y el Mefistófeles sociata, entornando los ojillos, con un rictus de rabia mal ensayada, suelta la sentencia de muerte: "!y a los padres de José Blanco quiero decirles una cosa: vuestro hijo es una persona honesta!".

Yo me pongo en el lugar de los padres de Pepiño y de casa me tienen que llevar a hacerme la diálisis, después me ingresan en la unidad de coronarias para ponerme treinta stents y dilatarme, más o menos, todas las coronarias del espasmo que me dan; y de allí a quitarme el bazo reventado y, con mucha dificultad, deshacer los mil nudos que se me formarían en el intestino.

Por supuesto, del susto, de la impresión, y de la certeza de que mihijo es una mezcla entre Jack el destripador, el violador del Ensanche y Morgan el corsario, me quedo mudo, ciego y sordo para los restos.

Eso si no me revienta la aorta.

Porque de ahí a ingresar en el Puerto de Santa María va un paso.

Y si encima dice: !como yo!, la perpetua o el paredón.



domingo, 9 de octubre de 2011

AQUÍ HUELE A MUERTO (YO NO HE SIDO).

En la madriguera de Ferraz, donde se cuecen todas las maldades propias de este subgénero presuntamente humano, y con toda certeza lenocínico, que es la plaga sociata, huele a muerto que tira de espaldas.

No es que Caamaño, Trini, Leire y Valenciano se hayan dado un atracón de fabada, que seguro que también, y se les haya removido el intestino; no hace falta, ya se les está removiendo más que una lombriz con sarna con las "pespectivas eletorales" de suicidio lento cortándose las venas con una lija de uñas, a las que se les ha venido a sumar la cosita del "corruto Hoffa galego".

A estas horas, y ya hace casi una semana, todavía no sabemos si el "asuto privado" del azote de imputados Populares que recogió al "corruto" empresario en un lugar tan apropiado para el crimen como una gasolinera perdida y dejada de la mano de Dios(empresario que tiene una pinta de bestia parda que no se la acaba, y además cutre de lo más con su chandal y esos pelos a lo lailo) era un "asuto" de amor inconfesable (a los socitas lo del mariconerío les va, les pone, siempre y cuando no les preguntes si ellos también...), o bien un "asuto", también inconfesable, de "corrución" subvencionista (algo a lo que el sociaterío rampante se dedica casi con la misma fruicción que al asunto del fornicio con las prójimas en celo).

Al "lasus" del "presuto corruto" en respuesta a la periodista Ketty Garat (debió impresionarse con la belleza de la sagaz peridista de LD), llamándole "señoría" (que jodío "susconciente", Pepiño, que ya te hace verte ante la Justicia), se une el robo inmediato de la documentación de la auditoría judicial y de los ordenadores, así como el seguimiento de la Juez (que los tiene muy bien puestos), por parte de esa maquiavélica organización más propia de Mortadelo y Filemón, o de Pepe Gotera y Otilio, que lo primero que hizo, tras ser fundada por Carrero Blanco, fue mandar (con intermediación de la subcontrata etarra) a su fundador a los cielos con coche y todo.

Hoy se publica en la portada de la Gaceta la "afotito familiar" de la pesoe dando un baño de cariño al pobriño Pepiño.

Todo un recital de leguaje corporal.

Pepiño, "te l´han metío doblá".

En primer plano Chaves, haciendo palmas, con la pata izquierda adelantá, a ritmo de fandanguillo.

El "presuto", sentado, haciendo prácticas para el banquillo, sujetándose la mano derecha con la siniestra, como para evitar el gesto de agarrarse el cuello, lo que evidenciaría el acongojonamiento que le debe recorrer el cuerpo serrano ante la "pespectiva" de una imputación. Y con una carita, medio en sombras, con una sonrisilla, más bien un rictus, que si le veo entrar en mi consulta, yo diría que a este tío le ha dodo un ictus. A la vista de la foto, yo diría también que está sentado porque se ha cagado.

Al lado, a su derecha, la Valenciano, tocándole, no cogiéndole, no demostrándole amor, sino más bien como no queriendo contaminarse, ambas manos en los hombros. La cara, la del descojono a duras penas reprimido, y como ella no tiene un huevo que apretarse, porque dicen que es una señora, pues cruza disimuladamente las piernas, no se sabe bien si para acompañar este momento de risa con un frota-frota clitoriano, o para no mearse encima.

Y a su lado, Barreda, en actitud de atenta escucha a un Freddy risueño, más bien "descojonao", eso sí, con ambas manos en actitud protectora del paquete, y sujetándose, igual que Pepiño, la siniestra con la diestra. Diríase que a los dos les ha dado el mismo ictus, porque el porvenir judicial del antaño malversador de Castilla La Mancha, tiene color de hormiga, negra, o subsahariana.

Todo un síndrome, o conjunto de síntomas.

Dios nos libre del día de las alabanzas.
La sombra de Zotepenco es alargada.


También hoy Dávila, el calvo, como diría don hirsuto, el hombre a una rata pegado, o sea Bono; publica hoy en ese medio de "dejtiladorej" de odio, nido de "ejpresidiarios" no redimidos, que el Presidente del Congreso, que le tiene "trajtornao" y "hajta loj huevoj", que su amigo del alma, Rafael Santamaría, le regaló dos jamelgos que costaban 100.000 euracos cada uno.

Una bagatela, un regalito como el que a cualquiera de nosotros nos puede hacer cualquiera de nuestros amigos. Y si usted no tiene amigos tan rumbosos, o es que es usted un sieso, o es que no es un sociata con cargo.

Otro que el día menos pensado se las ve tiesas con la Justicia.

Y la mierda se va amontonando en el gallinero sociata. Pero como es su hábitat natural, pues ni cuenta que se dan.

Para colmo de males (sociatas, que los demás ya tenemos suficiente con los que ellos nos endilgan), va la presidenta de Madrid, Dª Esperanza, a la que mira con envidia el caballo del General Espartero, y destapa el negocio fraudulento de las camisetas de los vagos de la propagación de la burricie en España.

Resulta que estos azotes de los defraudadores de la Hacienda pública se dedicaban a estafar al Tesoro, en el que, como en el de Calígula a la vuelta de la campaña Británica, solo debe haber conchas recogidas en las playas, una vez dada buena cuenta de todo lo que de valor había en él por parte de las mesnadas sociatas.

Estos defensores de los impuestos para los demás (solo así pueden tener algo en sus cuentas estos depredadores de bienes ajenos), cobraban 5 eurillos por algo que a ellos les costaba 3, o sea, no se conformaban con convertir en unas acémilas a nuestros vástagos, no tenían suficiente con adoctrinar en el odio a todo lo que se diferenciara de las salmodias de su secta, no tenían bastante con vaguear con un sueldo superior a toda la zona euro y un horario inferior.

No, además tenían que hacer el negociete para pagarse las birras, los canutos y las putas.

Ya veremos qué dice Hacienda, porque la Espe no va a soltar la presa.

Y ya que hablamos de putas y otros vicios perniciosos para el hígado, la última de la brigada sociata de la SGAE, La Sociedad General de Apandadores Empedernidos.

Solo uno de ellos, de los corsarios sin loro, parche ocular y garfio. pero tan letales para la economía como un corsario inglés para los galeones españoles; solo uno, como el pobrecillo estaba deprimido, se gastó más de 40.000 eurillos de nada en putas y champañ. Muy natural.

Nada de cascársela con una cerveza checa de Carrefour. No señor, putas caras y champañ francés. Que para eso ellos son "intelestuales" y artistas.

Los nombrecitos de los locales se las traen, y sobre todos ellos destaca el llamado Pigmalión.

Ya puestos, le debería haber pasado como en la leyenda apócrifa de Pigmalión, quien tras crear una escultura de la mujer perfecta, la mujer de sus sueños, Galatea, Afrodita le concedió un deseo al escultor, transformándola en un ser real, de carne (y qué carne) y hueso. Hasta ahí la versión oficial.

Lo que no cuenta la leyenda, o se ha ocultado al populacho, es que Afrodita, que era una borde de mucho cuidado, y de la que estaban de sus bromas hasta los cojones todos los dioses del Olimpo, hizo que Galatea fuese real hasta el momento en que Pigmalión, en un estado más propio del priapismo causado por la ingestión de un kilo de viagra, y al grito de "estocada hasta la bola" introdujo el miembro viril en el saco del refocile, o gruta del amor, de Galatea. En ese momento, la mala puta de Afrodita hizo que Galatea recobrase su natural pétreo.

Todavía hoy cuantan los cretenses (cretinos no, víctimas de la LOGSE, cretinos son, Galfredo incluido, los que os castigaron con la ¿educación? que recibísteis y todavía recibís), que según de donde sople el viento, se escucha el desgarrador grito de Pigmalión.


miércoles, 5 de octubre de 2011

BLANCO, RADIANTE, VA DE NOVIA.

Hoy tengo la vena masoca.

Llego a casa, después del duro curro, y pongo Tele 5. ¿Qué mejor frenopático para enterarse de la boda y, de paso, inspirarme para hacer un postillo?.

Y ustedes dirán: ¿se habrá cortocircuitado el maltratado cerebro de este su servidor y ha trabucado las palabras del título de aquella emotiva canción de nuestra infancia?.

Pues no.

Pero empecemos por el principio.
Hoy se ha casado la momia mecánica del Duque de Alba, porque ese esperpento que aparece en las imágenes de la telebasura berlusconiana no puede ser un ser vivo. Habría que ir con urgencia a los sótanos del Escorial a ver si los restos del Duque de Alba reposan en su sarcófago, o si, habiendo sido poseidos por el espectro de Freddy, han salido para contraer terceras nupcias con quien, dicen las malas lenguas, es la reencarnación de Alfonso "Diez" el Sabio.

Ha salido, cogida del brazo de una especie de espárrago encopetado (más que nada porque si se cae, se desarma), un espectro capaz de darle un susto mortal al propio miedo. Viéndola uno no sabe con certeza si es una mojama vestida con un vestido color salmón, o un salmón caducado fuera del envase de plástico que hubiera venido andando desde Noruega.

 El salmón caducao y el espárrago.

Y se arranca por sevillanas mostrando una especie de cosa con aspecto de estar más pasada de fecha que un pez de los que pescaba San Pedro en el lago Tiberíades, que se supone que era una pierna porque iba embutida en una media de rejilla.

Bueno, lo de que se arranca, es un decir, porque a estas horas creo que ha conseguido mover dos mlímetros el pie izquierdo. Y es que se rumorea que para poder pagar los impuestos que le van a cascar los sociatas, las pilas del muñeco diabólico, pero nobilísimo, eran unas que han encontrado en una radio de galena con las que la Duquesa escuchaba los progresos de las campañas de Asdrúbal, y estaban algo sulfatadas.

¿Y el novio, el lechuguino, el bollycao caducado que llevaba a su lado?, hay que tenerlos del tamaño del caballo de Espartero para casarse, aunque sea por toda la pasta de la momia,  con semejante reliquia "incorruta".

Claro que ya puestos, hay que tenerlos cuadrados para casarse con especímenes como Pepiño, Zapatero o Freddy. Y las hay desesperadas que lo han hecho.

Claro que casarse con Cayetana tiene una ventaja, si eres pescador, y es que no tienes que preocuparte por los gusanos para la siguiente pesquera, la zarandeas, despacito, no sea que se le suelten las suturas, y ya tienes  cebo para pescar hasta dejar vacíos los mares.

La nobleza ya no es lo que era.

Pero lo bueno, lo mollar, lo noticiable, lo que llena a Marianico, El rostro impenetrable, de gozo y placer infinito, es que Blanco, radiante, va de novia.

Y me explico.

La noticia de que Pepiño es un "corruto", no es cierta.

¿Corruto mi niño?, ¿porque se reunió con un empresario y le cobró 400.000 eurillos?, ¿porque lo hizo en una gasolinera?.

Vamos a ver si ponermos las cosas en su sitio.

Lo de Pepiño es amor. Amor puro. Y esa pastita no era más que la dote.

Y Dorribo es el novio despechado.

Jamás le dijo Pepiño que le diera nada a cambio de su amor. Lo más probables es que tras la declaración de amor carnal, de portarse bien el uno con el otro, Pepiño, al que ya de normal (bueno, normal, lo que se dice normal no puede serlo), se le entiende bastante mal, con un percebe cárnico de dimensiones algo exageradas en su boquita querubínica, se le entendiera mal, y una declaración pasional de amor se haya confundido con una conversación de "corrutos".

La gasolinera es en nuestros días el punto de reunión de ese amor prohibido, normalmente con putillas.

Pero en el caso de Pepiño, todo un Ministro del Reino de la extinta España, las cosas del amor se hacen a lo grande.

Nada de un Opel corsa, un Audi 8. Y con chófer.

Nada de cuatro viejas chismosas de carabinas, una guarnición de picoletos.

Y nada de putillas de baja estofa, un empresario con posibles. Aunque los posibles los paguemos los demás, que todo es poco para agasajar a este gran prócer del socialismo patrio.

Y después a trasegarse un cocido, que ya se sabe que después de la coyunda entra un hambre canina, y en un sociata de tan alta estirpe, el cánido es de una voracidad propia del can Cerbero.

Así que el pobre Pepiño se ha quedado compuesto y sin  novio.

Por eso no sale a escena.

El mal de amores se lo impide. Solo piensa en plañir sus penas en la ría de Arosa el 21N.

Y mirando al mar soñó...

Consumido por la pena del amor perdido.

martes, 4 de octubre de 2011

!RUBALCABA SÍ, SÍ, SIIIIIIIÍ...YA!, ORGASMOS EN EL GERIÁTRICO.

Reincorporado, una vez agotadas las vacaciones reglamentarias, a la dura tarea de ver todos los días las mismas caras pidiendo siempre lo mismo; a escuchar lo de !qué bien le han sentado las vacaciones, está usted más gordo! (te voy a dar yo a tí más gordo, te voy a prohibir hasta el agua); una vez en la rutina, cuando llegas a casa, agotado mentalmente, la verdad es que cuesta concentrarse para escribir unas líneas en la horita que te queda hasta que toca trasegarte el cenorrio (por aquello de no desilusionar a las graciosillas cartilleras del seguro que les gusta verte tan hermoso como a ellas; y qué poco les queda para el recorte de los potingues que se meten entre pecho y espalda todos los días).

La verdad es que con una campaña en la que las mesnadas sociatas se han empeñado en apretarse el nudo corredizo cada vez más, mientras se balancean en el patíbulo de su inutilidad, de su incompetencia, de su ansia depredadora, y sin tapujos, de bienes ajenos, de su imbecilidad congénita, de su torpe maldad; pues es ya un poco aburrido escuchar las mismas gilipolleces, las mismas sandeces de ese líder sexagenario en años biológicos y centenario, o milenario, en maldad y estupidez.

El otro día se reunen todos, bueno todos los suicidas, que cada vez son menos, para dar calor a Freddy, a ver si consiguen que el lagarto cavernario, cual fardacho al sol, recupere algo que nunca ha tenido: carisma.

Porque esta hiena con restos de cadáver de faisán entre los deteriorados dientes, de tanto roer cadáveres en las cloacas de Interior, donde habitan sus congéneres ratunos; esta alimaña ponzoñosa y malcarada, ha basado, desde tiempos inmemoriales, su carisma, en su capacidad para hacer el mal al prójimo. Y nada más, y nada menos.

Bueno pues, como decía, se reunieron todas las alimañas, las que salieron del sarcófago y las recién llegadas al apeadero donde el Caronte político les espera ansioso para trasladarles a las negras tinieblas del olvido.

Entre los avechuchos carroñeros decrépitos por los años y por el desgaste de tanto mal cometido, se encontraba el primum interpares, el primer roehuesos de la era moderna del sociaterío esquilmador de bienes y conciencias: "el camarada Felipe", esa especie de bola sebosa, ese payaso de la política de residencia de tercera edad, ese abuelo cebolleta que se empeña una y otra vez en contarnos sus batallitas contra los cipayos, como en el TBO de nuestra infancia, pero con la misma sangre tintando sus manos y su oronda tripaza que en una pelicula gore de tercera categoría.

Y qué forma de descojonarse del candidato, qué arte para hundir más en la miseria a Alfredo "Presunto" Rubalcaba recordándole como logró, con la inestimable ayuda de Arriola, el "conyugue" de esa grosería con patas y panceta que es la Villalobos, dar la vuelta a los catorce puntos de ventaja que le llevaba "Ansar" en el 93.

En pocas palabras (ya no está para muchas más sin que tengan que colocarle la palangana para recogerle las babas), le vino a decir que allí, el puto amo era él, y que Alfredito, durante todos estos años había sido el palanganero, el mamporrero de sus huestes de destripaterrones y que como tal, para lo único que había servido era para dirigir el manubrio del enorme falo sodomizador del socialismo hacia el orificio por donde nunca entra el sol, del pueblo español.

Este extremo lo corrobora la alusión a las pastillitas que el yayo, emigrado a tierras donde la corrupción y el latrocinio campan por sus respetos, como si de un estado socialista se tratara, hiciera durante el panegírico pre-mortem a su más querido lacayo del mal.

Y el vampiro prostático sonriendo, como solo los imbéciles saben hacerlo; y soltando una tontería tras otra; y las encuestas, mientras tanto, con cada palabra del tonto útil, desplomándose sin marcha atrás posible.

¿Que "Uropa" le dice al mulato pijo hawaiiano que se meta la lengua en el orificio anal?, pues aquí el delincuente proetarra pontifica a favor del Zapatero embetunado.

¿Que los fumadores estámos con un cabreo de tres pares de cojones?, pues nos amenaza con subir los impuestos de lo único que consigue relajarnos, o al menos no destrozar la televisión cada vez que asoma ese hocico de zarugüeya salida de la tumba.

¿Qué la banca no da un préstamo ni para comprarte unas chanclas de goma para la piscina?, pues el genio embotellado en un recipiente de cazalla caducada propone ponerles un impuesto para que así nos puedan cobrar más comisiones.

Y el gorrinillo González exacerba aún más los ánimos de los aspirantes a zombies con la llamada a su compi de duo artrítico, la bestia verborreica Ibarra, a recordar viejas, viejísimas glorias, como esos abueletes que en el parque público, sentados en un banco, del que previamente han desalojado los condones usados y las botellas del último juergazo que se corrieron los jovenzuelos criados a sus ubres rebosantes de miseria moral e indecencia.

No me dejará mentir, dice el depósito de viagra ambulante; si no te dejara mentir no te dejaría hablar, tocino del infierno.

Y !por fin!, llega el momento en que la sabandija debe hacer su entrada triunfal en el escenario, y lo hace al grito, bueno, grito, lo que se dice grito, sería una exageración, más bien una especie de alarido amariconado: !no sé si voy a ganar!, dice el engendro salido de la tumba más por efecto de la deshidratación de los tejidos que por voluntad propia, !pero lo que si sé (además de hacer el mal), es quer no me voy a dejar ganar!.

¿Y qué va a hacer esta alimaña hedionda para ganar?, ¿matar de risa a los que ya solo de soñar en la terrible pesadilla de votar a esta pandilla de fascinerosos produce arcadas incontenibles?.

¿O quizá de otra forma, digamos más explosiva?.

Y dicho esto, se produce un orgasmo general, un orgasmo, como es natural, más fingido que el de una puta con más trienios que Cascorro.

Lo único que levanta ya este gaznápiro pútrido, son los bastones del geriátrico sociata.

Estos gualtrapas ya no se  corren, los corren a gorrazos.

Y como notario de la actualidad de la descomposición cadavérica sociata, el Lelo Supremo, poniendo esa cara que solo los más lelos saben poner cuando quieren poner cara de comprender algo y parecer que son lo que no son: seres inteligentes.

Claro que esa sonrisa melíflua es la del cadáver que por fin descansa en paz.

Y nosotros, más.

La novia cadáver.