CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

viernes, 13 de enero de 2012

ACE ZP VENTURA Y LOS HIPOPÓTAMOS SINDICALISTAS.

Recuerdo una procaz cancioncilla de mi juventud que, más o menos empezaba así:

En el África Oriental había un negrito,

que se quejaba de tener pequeño el pito

En el África Oriental había un negrote,

que se quejaba de tener grande el cipote.

Eran cosas de la juventud que desafiaba a la Dictadura más o menos con la misma garra y tesón que los sociatas.

Y con los mismos efectos.

Pero en realidad, igual que ese peñazo insoportable del señor Raimon, aunque pareciera que solo eran cancioncillas de rebeldía, tenían su fondo y su carácter de denuncia de la Oprobiosa.

Nadie lo entendía, pero así era.

No es un grito cantatriz, es un bostezo. 

Lo que no sabíamos era, y gracias a los desvelos de invertir en causas para mayor gloria de la justicia de ZP, y ahora, por fin sabemos, es que en el África Occidental, y más concretamente en Guinea Bissau, además del barco de Elizabeth Taylor, hay ríos.

Y que en esos ríos hay unos orondos paquidermos que mitigan los rigores caniculares perpetuos de esas tierras, y que reciben el nombre, poco apropiado para su nada esbelta figura, de hipopótamos (caballo de río. De nada víctimas de la LOGSE).

Hasta ahí, todo normal.

Al fin y al cabo, es normal que en África, por esas latitudes, llueva "munchísimo", que haga un calor que derrita hasta el acero al cromo-vanadio; y que haya ríos con agua. Al menos con más agua que el Segura.

También es normal que en esa zona de la Tierra haya negros, también conocidos como subsaharianos, pero negros, que con la "torraera" que cae, lo normal es que estén negros como el betún, o como los cojones de D. Antonio Machín, que también era negro, pero no subsahariano.

Y que, al contrario que alguna "ilustre miebra" del ya finado Gobierno Zejatero, hagan abluciones en los ríos para evitar tener un aspecto desaseado (por ser benevolente y no llamar a la mugre por su nombre) como la ex-ministra de la cosa de la salud.

Lo que ya no entra dentro de lo imaginable, ni siquiera dentro de la calenturienta imaginación de los guionistas de Falcon Crest, es que pudieran producirse unos conflictos que precisaran de "resoluciones"mediante negociaciones, entre los negritos, ora de pito pequeñito, ora de cipote del tamaño del de Archidona, y los hipopótamos.

El de Archidona explicando como se la tiene que coger.

De todos es bien sabido el carácter relajado, indolente y vaguncio de estos seres de grueso panículo adiposo, aunque sin llegar, ni en el carácter, ni en la cosa de la grasaza, a los extremos de un sindicalista o de algún que otro obispo.

Pero a pesar de su aspecto, y su poco dada tendencia al ejercicio físico, que no sea el propugnado por la escuela de sirenas adipocíticas donde se instruyó en el "dolce far niente" alguna que otra sociata; este animalejo de tamaño superlativo y boca que pareciera se la había hecho un fraile, parece ser que tiene un carácter de mil Rubalcabas.

Y mira por donde, un Gobierno español, siempre atento a las injusticias, siempre velando por la fraternidad mundial, ha descubierto un foco de tensión mundial entre humanos y cuadrúpedos.

Por la indolencia que muestran los paquidermos fluviales.

Por su carácter díscolo cuando se les molesta mientras realizan un trabajo agotador nadando tranquilamente, pero vigilando siempre aunque sea desde el fondo del curso fluvial, mientras descansan de no hacer nada en todo el día.

Por su oronda panza y por gigantesca boca, capaz de tragar como un Pantagruel, o como un dirigente de UGT, yo diría que son sindicalistas ecuatoriales.

Y claro, los negritos y negrotes, deben ser los curritos.

Como en esa región, debido a "la caló que jase", se suda "mogoshón".

Y como eso de sudar recuerda a los efectos del trabajo (lagarto, lagarto), es por lo que sabiamente, nuestro Gobierno decidió, nada más perder las elecciones, ponerse manos a la saca y largar casi 300.000€ a los negociadores, que en ese país debe ser una pastizara que no han visto, ni los negros, ni por supuesto los hipopótamos en su puñetera, azarosa, negra y sudorosa vida.

Ya me imagino a los sufridos negros y a los indolentes hipopótamos sindicalistas, sentados los unos en tocones de árboles y los otros zampando con sus enormes tragaderas mientras unos simpáticos pajarillos, los ornitoliberados sindicales, les expulgan de todo parásito no autorizado que pretende subírseles a la chepa.

Sindicalistas en plena greña.

Nadie, sin embargo, sabe a ciencia cierta, de que coño pueden hablar un señor oscuro y un pariente cercano de la señorita Pajín, la señora Trini o, en caso de deformidad y tara genética, la señora Iglesias.

Pero se deben montar unos pifostios de los de no te menees para que nuestro querido Zejatero les endilgue cincuenta millones de pesetas a modo de subvención.

Pero, no, no creo, aunque sí, debe ser eso.

Ya está claro.

Al ver las fotos del crucero de Toxo con su consorte, la mirada torva, cuasi asesina de lo que lleva al lado el ilustre solucionador de conflictos español; al mirar esos ojillos turbadores, se nos fue el santo al cielo y equivocamos su filiación en el mundo animal.

Resulta que no era un foccido, ni un mórsido, ni siquiera un león marino.

¿Adivinan a que escala filogenética pertenece ese espécimen con vestido a rayas?.

¿No?.

Pues eso es que no han leído con la debida atención el post.


10 comentarios:

  1. Amigo Capi, aunque seas experto en hígados y tripas y demás asuntos del soma, te prevengo que el Anís del Mono puede llegar a producir delirios y no es conveniente abusar de él.

    No he entendido naaa del hilo del post aunque me he reído mucho con tus características descripciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía no me aclaro con este nuevo invento. La contestación abajo.

      Eliminar
  2. Ayayayay, queridísimo Javier, aunque no suelo beber, salvo caldos exquisítos, y por supuesto, nunca, jamás, en la vida, d ebotella alguna que tenga una foto de Rubalcaba en la etiqueta, he de reconvenirte a que leas la noticia de que nuestyro bienamado gobierno tuvo a bien conceder casi 300.000 eurazos para la resolución de conflictos en Guinea Bissau con los hipopótamos.
    Claro, que mi natural tendencia al desvarío puede haber causado tu natural confusión.
    Un abrazo y me alegro que, aunque no hayas entendido el hilo de la trama, te hayas reído.
    De eso va la cosa.
    Repito, un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Como envidio de una forma sana tu manera de escribir un post,Sencillamente me mondo de risa.Y encima haces una mordaz critical de nuestras vacas sagradas.Los Sindicalistas de masriscada diaria.Ovacion y vuelta al ruedo para nuestro Capitan.saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Agustín, me alegra mucho saber que allende los mares puedo alegrarle la vida, aunque sea un ratito, a un compatriota.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Que cuando hay millones de familias que pasan hambre, que hacen cola en los comedores de Cáritas y parroquias, que no pueden alimentar a sus hijos, este Gobierno infame destinara millones de euros a asuntos tales como los hipopótamos y su conflictos, da cota del nivel de degeneración moral absoluta y de la falta de empatía con aquellos a quienes dice defender.
    Náusea y asco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La única empatía que tienen estos cernícalos es con la pasta.
      De los demás, claro.

      Eliminar
  5. Hoy pensaba hablar yo de los hipopótamos de la Trini, pero salió lo de la sentencia de Marta y el cabreo me nubló lo de los bichos y demás paridas en que gastaron lo que no tenemos en su empeño de agrandar la maravillosa herencia de Mariano...y se lo agradecen metiéndola en un "comité de sabios" a ella y a Desatinos, estos arriolos no pueden ser más imbéciles. O sí.

    ResponderEliminar
  6. Éste, sin duda, es uno más de los lamentables actos de alta traidión que el sucialismo ha perpretado contra el pueblo español al que, irónicamente, también pertenecen sus votantes (lastima de cerebros desperdiciados). Cómo no vamos a gobernar pues dejamos ésto hecho un solar. La caja vacia, los amiguetes bien colocados y los que vengan detras que arreen. Que encima les vamos a echar la culpa de todo, les vamos a bligar a subir los impuestos que no querian y encima vamos a quedar cómo señores.

    Y la Sexta diciendo ayer que la gestión de Rajay iba pro el cuatro cuarenta de nota. ¿Y la de zETAparo? Vaya porquería de gobierno que nos hemos quitado de encima y eso sí, a presionar para que todos y cada uno de esos hijos de su madre devuelvan lo afanado o tan alegremente regalado.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.