CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

miércoles, 25 de enero de 2012

CON FALDAS Y A LO LOCO.

Parece ser que Mariano ha puesto a funcionar alguna de las neuronas que le quedan libres mientras rumía la lectura del Marca del día y ha decidido resucitar al cadáver de Montesquieu.

Queriendo emular a Jesús de Nazaret ha dicho con esa vocecilla arrastrada: Charles Louis, despiértate y anda, y Charles Louis se ha despertado, con algunas legañas, y con movimientos más bien artríticos y a trompicones, ha iniciado su segunda vida.

Entre que era gabacho y que llevaba 27 años muertos, la verdad es que Clooney, lo que se dice Clooney, no parece.

La verdad es que esperamos que esta segunda venida del propugnante de la separación de joderes, perdón, de poderes, dure algo más que la primera, porque ocho años no parece precisamente una eternidad.

Bueno, en realidad, para algunos, o sea para todos los mangutas que dormitan en los bancos del Parlamento, de cualquier color, ideología, pesebre o piara, esta es la situación ideal en cuanto llegan a amorrarse al pezón de la teta del presupuesto.

Eso sí, en cuanto pasan, o permanecen en la oposición, todos braman, se desgañitan, se tiran de los pelos, de la cabeza o púbicos, clamando por una independencia judicial, más que nada por aquello de entrullar al contrario para así colocar al hermano de su parienta, que ya se sabe lo pesadas que se ponen algunas marujas cuando se les mete entre ceja y ceja colocar a la familia.

La verdad es que los mansos de la derecha española, si por algo se han caracterizado, desde la noche de los tiempos, es por desaprovechar cualquier ocasión que se les presenta.

Parecen esos equipos de fútbol, que fallan dieciocho ocasiones de gol a puerta vacía, y acaban perdiendo el partido por tres a cero, aunque al otro le expulsen hasta al de la botella de agua milagrosa.

Porque si algo han tenido a su favor es que entre los jueces que hacen justicia de verdad de los izquierdosos (pocos, es cierto, porque lo normal es que los de pensamiento sociata sean, digamos, más bien tendenciosos y propensos a la prevaricación a favor de los facinerosos) y los que son más bien de derechas, con una elección entre jueces, la cosa la tienen ganada con la gorra.

Pero no, prefieren estar al albur de unas elecciones en las que solo las trapacerías de un descerebrado como Zapatero, dejando al país a la altura de una convención de mendigos leprosos que al final terminan comiéndose sus propias orejas; y la inane palabrería de un faisancillo calvado y traidor han podido hacer que llegase al poder después de un calvario de ocho luctuosos años.

Y eso, me temo, hasta que la cosa escampe, se recupere una cierta normalidad económica (o sea, hasta que podamos comer alimentos que solo hayan caducado hace tres meses), después otra vuelta de tuerca sociata, es decir un nuevo latrocinio generalizado, una brecha más en la unidad nacional, a cargar los cargadores de los fusiles de nuestras Fuerzas Armadas con pétalos de crisantemos, y un poco más de burricie y alelamiento forniciante a nuestra juventud.

No las tengo yo todas conmigo de que estos alelados vayan a acometer una reforma "comme il faut" de la justicia para que la venda de los ojos de la buena señora no la tenga de cinta de sujetarse el moño (moño, dije moño), o que le bajen la falda hasta su lugar normal por debajo de los tobillos y no por encima del ombligo (que ya sé que así como está ahora es más fácil cepillársela, pero no es eso, no es eso).

De momento, a todos nos parece muy bien el anunciamiento del nuevo Fiscal General del Estado, pero eso de que todavía no haya sido nombrado, parece como el anunciamiento a la Virgen María, que mucho decir que la ponía encinta el mismísimo Dios, pero los nueve meses de embarazo y el parto, no se los quitó nadie.

Claro que a lo peor lo que no han querido es que dictara las directrices para el fusilamiento, huy, ¿en qué estaría yo pensando?, del señorito: Querido Emilio, suelta la mosca. o: a ver, que me traigan el certificado de defunción de Franco, que no estoy yo muy seguro de que cascara en el 75.

No obstante, y a pesar de que quien manda ahora debiera estar preparando ya la pira funeraria de tan execrable personaje, es posible que de esta salga más bien chamuscado.

Eso a pesar, o a lo mejor gracias también a, esos grajos viejos, como la Bardem, un yayo con gorra escapado de un geriátrico para psicópatas demenciados, y de ese especimen salido de los cursos avanzados de formación para chekistas cubanos, que dice llamarse Llamazares.

Porque como bien dice el sabio refranero español: a todo cerdo le llega su San Martín.

Y aunque el gorrino en cuestión sea de una rara especie que más bien pareciera grajo entrecano, obeso de corto vuelo y que oculta sus magros sebos bajo toga puñetera, no deja por ello de ser marrano de sucia porqueriza.

Este Gran Hermano, de los hijos de su desgraciada madre (que ya hay que ser desgraciada para que te caiga encima la pesada losa de tener un hijo así), ya ha topado con la justicia y ha pasado, de justiciero a justiciable.

Ha tardado en llegarle la hora de convertir su oronda figura, en embutido de rojizo tinte, en lo que en realidad era, aunque algunas hordas de semovientes vocingleros se empeñen en ensalzar su probidad: un avinagrado chorizo Revilla.

Ya reposan sus acolchados glúteos en la silla de los acusados, alejado, eso sí, bastantes metros, de la mesa de los que ahora han de hacer justicia (esperemos que ejemplar), no sea que la cosa sea contagiosa.

Ya ha pasado por la primera de las estaciones del largo Via Crucis que le esperan a este Charles Bronson a la española, tan mal actor como el americano, y el espectáculo ha sido penoso.

Penoso porque, para empezar, al Gran Inquisidor de los chorizos de la acreditada ganadería de los Gürtel, se le olvidó que no estaba allí para sentarse donde deben hacerlo los abogados.

Porque a este amigo del estalinismo se le olvidó también que no se podía investir de la toga de Magistrado cuando estaba en el lugar que le corresponde por ser un delincuente, aunque sea en grado de presunto. Porque esa toga, por más que se arrastre y se manche con el polvo del camino, representa, o debe representar, a La Justicia, así, con mayúsculas.

También se le olvidó a este débil mental, y se le podría haber recordado en el juicio, que al contrario que algunos de sus compañeros de profesión que se negaron a hacerlo y a pesar de ello siguieron en la carrera judicial, él sí que decidió jurar los Principios Fundamentales del Movimiento. ¿Se le podría haber juzgado por colaboracionista?, solo pregunto.

También parece resultarle normal irse de bureo a la Amazonia a descapullar monos araña, mientras aquí se le escapaban los narcos. Eso sí, lo que no se le escapaba era la nómina, que ya se sabe que ayudar a los indios pichalarga del Orinoco redunda sin duda alguna en beneficio de la Justicia Universal, o sea a beneficiarse a la digna señora en cualquier lugar del orbe.

A falta de Pedraz....

A él no le pagaba su querido Emilio,!qué va!.

Emilio era como el querido, que le paga a la señora para que ésta, muy dignamente le compre unas hermosas bolas con las que adornar la cornamenta del marido.

O sea, Emilio pagaba a la Universidad, para que ésta pagara a Baltasar, del dinero que nos sacaba a los españolitos por las comisiones, y así Baltasar podía, ya con unas dignas retribuciones, imbuir a la juventud norteamericana la ciencia de como instruir un caso para poderlo perder con toda eficiencia.

O de como guardar en un cajón todo aquello con o que extorsionar al gobierno de turno.

O de como cobrar sin trabajar, del banco y del Estado.

Que para eso Él, es un juez de izquierdas.

Pues mira Baltasar, tú lo que eres es un mangante.

Dios los cría y ellos se juntan.

12 comentarios:

  1. BRAVO, matasanos artista, nos dejas a todos con ganas de seguir leyéndote durante una hora más, por la gozada que suponen tus pensamientos tecleados. Qué tío. Tú no toma anís del Mono, que vá, lo tuyo son esnifaciones de infusión de boldo, esa hierba que abre el cerebro a los viejos.

    Es un placer leer cada frase que has dedicado a la denominada Justicia, y que quizá lo sea a partir de ahora cuando el Conejo Superior del Joder Judicial se convierta en auténtico Poder independiente.

    El sicario ese resentido con aires de chulo matasietes ha quedado retratado en tu post éste.

    Que los vientos de Levante y de Poniente te sigan siendo propicios.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. COMENTARIO D EUNA TROLLA CAPULLA EN UNA ENTRADA ANTIGUA DEL MES DE JULIO, PERO ESCRITA HOY. LA MENTE LES VA CON RETRASO. NORMAL.Respuestas

    ElenaJan 24, 2012 06:28 PM
    Peste tu padre. Fachas de mierda.No conocéis la empatía ni la solidaridad.
    Ojalá hubiera millones de jueces Garzón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira trolla descerebrada, a ver si te acercas por el Supremo a mamársela. O a lo mejor, vista la vocecilla que tenía en el juicio, era que estabas debajo de la mesa trabajándole el manubrio.

      Eliminar
  3. Gracias de nuevo, Javier, por tu acertadísimo comentario sobre mi genial forma de escribir. Juas, juas, es broma. Pero gracias.
    Un abrazo de tu matasanos alicantino.

    ResponderEliminar
  4. Garzón es una lacra, un cáncer para la Justicia.
    La ha ensuciado y arrastrado por el fango hasta acabar sentado en un banquillo imputado -hasta en tres ocasiones- por prevaricación.
    Su final coincide con la reforma anunciada por Gallardón que devolverá la independencia a la justicia y supondrá un antes y un después en la trayectoria de nuestra democracia.

    ResponderEliminar
  5. Mi opinion es que Garzon esta vez.esta con el agua al cuello.Pero ojo este elemento morira matando.El sabe y tiene expedientes sobre casi toda la clase politica.un saludo.un buen post.

    ResponderEliminar
  6. Que quiere que le diga, un articulo soberbio. Otro rey (más que capitán) de las metaforas que tenemos en la red.

    Espero que no quede en nada el caso de un juez acusado de prevaricación y multiples atropelías. Pero me temó, que todos vamos a coger un cabreo monumental.

    ResponderEliminar
  7. Lo que hace falta es que Montesquieu salga de su tumba aunque sea con legañas. Ya es hora de que los jueces se dediquen a impartir Justicia y los políticos a engañar a todo aquel que puedan o se deje engañar.
    Esperemos que el anuncio de volver a la separación de poderes se haga realidad y no quede simplemente en un anuncio. Y tenía que ir aún más lejos y abolir esas Asociaciones Judiciales y ser simplemente eso: JUECES.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. En este caso su San Antón que fue el día en que aposentó sus reales en el banquillo el saritísimo puñetero, mientras en las inmediaciones graznaban sus acólitos faranduleros y demás nostálgicos de la Komitern.

    Espero que lo inhabiliten o nos juzga a todos antes del Juicio Final.

    Respecto a lo anunciado por el pavipollo tiene bastante buena pinta y ojalá se concrete y lleve a término, mira que si al final resulta que tenemos que quererle...

    ResponderEliminar
  9. ¡Juajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuaa!
    y como de Costumbre, Querido Capitán,
    ¡Plasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplas!
    Y como Comentario te Dejaré una Reflexión de las Más LÚCIDAS que Jamás he Oido y que Suelta Richard Gere al Comienzo de la Película "Las Dos Caras de la Verdad", ante unos Jóvenes Alumnos de Prácticas Judiciales.

    "Si sus Padres dicen que les Quieren, Busquen una Segunda Opinión.
    Si Buscan Justicia, Vayan a una Casa de Putas.
    Y Si Quieren que les Jodan, Métanse en un Pleito y Contraten un Abogado..."

    Ni Más Alto, Ni Más Claro.
    Un Abrazo
    un Brindis por la LIMPIEZA TOTAL, YA.
    y
    ¡Sus y a éllos!
    y
    ¡¡RIAU RIAU!!

    ResponderEliminar
  10. Yo, en cambio, propongo a Garzón para el Premio Nobel:

    No vel que los narcotraficantes se van a escapar
    No vel lo que no le interesa,
    No vel a Mister x del Gal
    No vel volar el Faisán...

    ResponderEliminar
  11. Cuando Bilgu y Amaiur sean ilegalizados, cuando los presos de la eta dejen de reirse en lso juicios, cunado veamos a zETAparo y toda su caterva de inútiles procesados y encarcelados, cuando veamos emigrar a los delincuentes porque saben que si aquiles trincan las van a pasar putas... Entonces, sólo entonces, podremos volver a confiar en una Justicia que Guerra & Gónzalez SL diseñaron a conciencia para romper el país que no pudieron rompero los traidores repúblicanos.

    Por lo pronto Roures se está yendo a la mierda y el Sucialismo parece que se seguirá yendo a tomar por donde la espalda pierde su honroso nombre, es un buen inicio pero quedan siete años de desmanes generalizados que corregir. ¿Habrá cojones para hacerlo?

    Un saludazo.

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.