CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

miércoles, 11 de enero de 2012

LA NOVIA CADÁVER NO TIENE FRONTERAS.

Esto de husmear entre los "notisiosos" da mucho de si.

Te pones a fisgonear entre las noticias del día, harto ya de sociatas ladrones, peperos tontucios, Marianos que, como bien dice Federico, se aparecen cual la Virgen del Tremedal a pastorcillos de la agencia EFE, y demás fauna perniciosa de esta España nuestra; y te encuentras con cosas curiosas y que dan juego para reirte un poco y desengrasar la neurona.

Llego a casita tras la dura jornada laboral y me introduzco en esa jungla periodística que es internet y en Libertad Digital me encuentro con una noticia de esas que podrían llamar la atención si no fuera porque aquí ocurre cada día desde hace casi una semana.

Pues resulta que no todos los tontos, bobos de baba y moco, tarados, cretinos y cretinoides, residen en nuestro suelo patrio.

No señor.

También por esos sitios de Dios, allende nuestras fronteras, cuecen calderadas de habas.

Y de tontos del idem.

En Tailandia, un cachondo, que ya hace falta estar cachondo y tener ganas, resulta que, al parecer tenía novia.

Y la novia, precisamente en la Nochevieja, fue atropellada y falleció.

Hasta ahí, todo parece normal.

Chico conoce chica, chica se enamora de chico, chico se hace novio de chica. Lo natural.

Pero lo que ya no parece tan normal es que una vez que la chica casca de forma violenta (como si hubiera cascado de paperas), el gualdrapas la mantenga fresquita durante cuatro días, la vista de novia de bar de alterne de mala nota, reúna al resto de la manada de descerebrados...!y se case con sus despojos mortales!.

Además, el susodicho mongui, para amenizar el glorioso evento, se encasqueta una chistera de cochero del siglo dieciocho, se embute como un salchichón en su tripa, en un frac, y ! hala, venga, a montar el numerito!.

Si le es un simple budista, le está poniendo el anillo. Si es sociata, se lo está robando.

Porque el mentalmente insano, no contento con casarse con el futuro (próximo) alimento de gusanos e insectos carroñeros varios, va y lo publica en Facebook.

Y lo curioso del caso es que, encima, le contestan casi 30.000.

No especifica la reseña periodística si los que se molestaron en responder al macabro macarra, lo hicieron para cachondearse, llamarle de todo menos bonito (que ya habría que tenerlos cuadrados para llamar bonito a semejante esperpento), o para felicitarle por su buen gusto.

Resulta llamativo también que los que aparecen en la foto oficial del evento, no lo hagan en ademán de lapidar al gilipollas necrófilo.

Al final, se da la explicación de tan delirante espectáculo: es que son budistas.

! Coño, como si son del Atlético de Madrid! que también sufren mucho por las andanzas de su equipo desde tiempos inmemoriales y no van por ahí casándose con el cadáver de Don Vicente Calderón o el del "ostentóreo" Jesús Gil al cuadrado.

Vale que los budistas, tan pacientes ellos, tengan un gran respeto por la muerte, pero de ahí a casarse con una muerta ya pasadita de fecha, y encima justificarlo, va un mundo.

Porque aquí también se casan gentes de pelaje más que dudoso con otros de su calaña. Véase si no cualquier programa de putiferio de la cadena de Berlusconi, donde putillas de tres al cuarto y mariconas vocingleras, se casan entre sí y después se ponen más querellas que las que tiene acumuladas Rumasa.

Pero esos, aunque muertos cerebralmente desde antes de que se conocieran sus padres, por lo menos se mueven, y chillan, y se ponen tetas y morros, y además les puedes dar de gorrazos si te los encuentras por la calle.

Y además siempre sirven para ciscarte en sus muertos (los enterrados) y desahogarte poniéndolos a parir en tu blog, o en la cervecería de la esquina, que eso de hablar de la maricona violenta (póngase aquí el nombre de cualquier semoviente bípedo, presuntamente macho, que aparece en esos bodrios televisivos), da mucho juego y mucha risa cuando vas por la quinta cervecita.

Pero es que la pobre difunta tailandesa, ni chilla, ni chinga con el amigo de nadie, ni se pone hecha una foca, ni tiene ya la casa hecha una leonera, que es que se te come la mierda y se te pega a la mano el pomo de la puerta cuando vas de visita. Con lo que poco se le puede criticar. Salvo que si yo soy ella, y me ponen ese traje, aunque sea lo último que haga en mi muerte, el gaznápiro se lo traga por el ojete del culo, floripondios incluidos, y lo estrangulo con la liga.

Claro que, bien mirado, aquí también pasa tres cuartos de lo mismo, solo que de forma más multitudinaria.

Porque al fin y a la postre, ¿qué es si no el congreso de los sociatas que viene celebrándose estos días (aunque, sinceramente no sé que cojones celebran, como no sea que todavía no están todos en Alcalá Meco y Yeserías, amenizando las tediosas jornadas de los honrados ladrones, violadores y asesinos comunes).

En ese aquelarre, dos cadáveres putrefactos deambulan entre las mesnadas de una partida de salteadores de caminos; ávidos de conseguir un poder que les permita, antes de que caigan sus carnes de sus apolillados huesos, volver a depredar lo que queda sin embargar del país.

Y novio, novias y novies, no les faltan.

Lo más curioso es que la que tiene la fecha de putrefacción menos pasada, es curiosamente la menos deseada, al menos en lo político.

Cuanto más se hincha la potera y la morrera por efecto de los gases de la descomposición, más deseada es (para "guarreridas" inconfesables) por la jauría sociata.

Y el que ya despide un hedor que hasta los gusanos menos aprensivos no soportan, el más favorecido por la alegre muchachada de los bandoleros sociatas.

Aspecto de la jeta de RBCB antes del aseo matutino.

Al final, Alfredo pondrá el anillo en el dedo de la novia muerta, le hará un último mimito y !hala, a la pira funeraria!.

Y la pesoe seguirá como siempre, desde su fundación, haciendo bien el mal.

Y Mariano a comerse el marrón glacé, para que así, cuando vuelvan, tengan algo más que llevarse a la saca.

3 comentarios:

  1. Que nadie eche la culpa a los budistas o a los de Manitú por las jilipolladas de un tailandés pirado. Si habría que pedir a la Guardía Civil, y su servicio de detección en Internet, que localicen a los tipos y tipas que han aplaudido al jíbaro ese amarillo.

    Más que nada por tener constancia de quienes son y sacudirles la badana o el pantalón de pana cuando te los encuentres en cualquier calle o taberna.

    Los dos cavernarios que aspiran a liderar a los Cuatreros de Sierra Madre ( la madre que los parió a todos ellos), debieran de recibir una subvenciocita para que se presenten en Eurovisión representando a Rumania, patria de los chupa sangres.

    ResponderEliminar
  2. Capitan.Hoy nos trae un post refrescant y divertido.Un pco de guasa es necesario en estos duros tiempo,un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Unos se casan con la novia muerta y difuntos políticos españoles quieren casarse con los vivos... con los cabezas pensantes o, al menos, eso deberían ser, aunque mucho me temo que para dejarse enamorar por la Muerte no se debe pensar en demasía.
    Excelente relación perfectamente vista, Capitán.
    Tan sólo faltaba que se pusiera de moda la necrofilia para acabar de rematar el asunto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.