CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

miércoles, 4 de enero de 2012

LLANTO Y CRUJIR DE DIENTES.

Cuando a finales de los ochenta y comienzo de los noventa del siglo pasado cayó el muro de Berlín, y el telón de acero de la Unión Soviética se alzó para mostrar las miserias del comunismo, pudo el mundo occidental apreciar en toda su extensión la desolación de un gran país.

No solamente aquellos que por asuntos de negocios visitaban ese Imperio de miseria, pobreza y nido de escuelas de tiranos que asolaban principalmente a sus países satélites de Europa, Asia y África, sino el mundo en general, pudieron comprobar a qué extremos de miseria y sometimiento esclavizante puede llegar a ser el socialismo, llevado a sus últimos extremos.

Me contaba un buen amigo, que en un viaje de negocios pasaron a la comida.

No debía ser muy importante el asunto, o sea, no debían estar muy involucrados los altos jerifaltes del Comité de Ratas del Soviet Supremo, porque la comida no fue tan opípara como las que se meten entre pecho y espalda nuestros sindicalistas, tan preocupados ellos por el bienestar del obrero.

Al llegar a los postres, mi amigo preguntó por éste y la contestación, en glacial estilo soviético fue un lacónico: Helado.

Bueno, ¿pero de qué?, inquirió el iluso, !de helado!, fue la no menos lacónica respuesta, con un rictus algunos pocos grados por debajo del cero absoluto.

Eso era la Unión Soviética.

El cero absoluto en alimentación, en vestido, en calzado, en libertad, en vida.

También decían algunos, poco tiempo después, que la Unión Soviética había entrado en quiebra.

La realidad, la dura y cruel realidad de aquellos que un día llegaron a creer que el Régimen más degenerado y asesino del orbe, el más sanguinario que jamás haya existido, tanto en su sede central como en sus delegaciones periféricas, iba a darles la igualdad y la felicidad, era que su Patria estaba en quiebra desde el año 1917.

Ciertamente consiguieron la igualdad, porque la miseria y la muerte todo lo iguala.

Ahora, casi un siglo después, los españoles nos levantamos una mañana de un 21 de noviembre, y descubrimos, al igual que los soviéticos, que España estaba en quiebra.

Pero al igual que los siervos del comunismo, que al fin y al cabo no es más que la política económica del socialismo, descubrimos que los socialistas nos habían llevado a la quiebra hace ya unos años, porque una vez que aterrados echamos la vista atrás, nos damos cuenta de que este año pasado no fue, con todo, el peor año económico de los de este infame socialismo español.

También descubrimos con espanto, que si bien fueron los socialistas los que pusieron las piedras sillares del edificio de la corruptela sostenible, otros aprovecharon gustosos la ocasión para saludarle atentamente, suyos que lo son.

Y colaborar activamente en el arrase del, cogido por los pelos, escenario económico español.

Ahora nos damos cuenta, y gemimos como plañideras, del estado real de la economía.

Ahora nos damos cuenta de que España no se puede permitir más de 8.000 Ayuntamientos, gran parte de ellos en poblaciones en las que hay más ediles que habitantes.

Ahora nos damos cuenta de que en el parque móvil oficial, se puede transportar a la población entera de Cuenca, Guadalajara, Soria y algún que otro grupo de turistas japoneses cámara en ristre.

Ahora nos damos cuenta de que la suma de asesores de toda clase y condición, podría dar varias vueltas al mundo, eso sí, en primera clase.

Ahora somos conscientes, de repente, de que los pensionistas no necesitan noventa viajes gratis en el transporte urbano, cada mes. Ni tienen derecho a irse de marcha a Benidorm a bailar los pajaritos al son del acordeón de María Jesús, con grave riesgo de fracturarse la cadera que, naturalmente, pagamos todos.

Ni podemos permitirnos que los cajones de la cómoda de Doña Úrsula, viuda de Don Cojonciano, reviente como Hiroshima si entra una caja más de Ibuprofeno.

No nos podíamos permitir muchos de esos lujos, y nos los hemos permitido.

Hemos permitido, la mayoría, un despilfarro descomunal de todas las Administraciones, sin más protesta que la de una charla de cafetería.

Ha proliferado en esta España nuestra una casta política tan cara como las putas que muchos de sus acólitos frecuentan.

Y una de vagos impenitentes, tan improductivos como el desierto de Almería

Y ahora hay que pagar todo eso.

Y no hay dinero.

Y debemos tanto y tanto, que ya veremos si cuando el sol se enfríe hemos acabado de pagar.

Ahora llegado es el momento de, una vez hecho el examen de conciencia y contados nuestros pecados al confesor, cumplir con la penitencia.

Saldremos de esta, porque si no salimos, nuestra única preocupación va a ser el establecimiento de equivalencias en un sistema de trueque, y si con la moda del año que viene se va a llevar la piel de gato común o la de conejo de la Alpujarra.

Ahora llega el llanto y crujir de dientes.


8 comentarios:

  1. Los señores Lara y Llamazares, dos comunistas de pro, deberían leer, ahora que, como bien dices, amigo Capitán, se ha levantado el telón que mantenía ocultas las infinitas vergüenzas del comunismo, algunos libros que les quitarían las ganas de ser reconocidos como adoradores del partido político más criminal que ha dado la historia de la humanidad. Si ya los conocen, y siguen siendo fieles al comunismo, merecen entrar directamente en las cloacas de la indignidad.
    Un cordial saludo, amigo Capitán.

    ResponderEliminar
  2. Ni 8.000 ayuntamientos, ni televisiones autonómicas, ni cientos de miles de cargos a dedo que cobran 60.000€ más despacho,chófer y secretaria, ni 4.000.000 de funcionarios...
    Hace falta una reforma en profundidad,un adelgazamiento brutal de la estructura del Estado, de la burocracia elefantiásica...

    O se mete la tijera y se toma nota, o vamos al caos.

    ResponderEliminar
  3. Pues, sí señor. Ni Calígula ni Nerón llegaron a la barbarie que era la Unión Soviética y sus países vasallos.

    Todos los habitantes iguales en miseria menos los jerifaltes que vivían como Rockefellers en New York. Y eso, en lo económico y moral nos trajeron la cuadrilla de sabandijas que formaban el club del tonto de León con el listo de Cantabria y algunos más.

    Lo malo es que las costumbres de joder a la población se contagian. Y los nuevos tienen un montón de tics de esos. Por ejemplo, no decir una verdad ni bajo tortura. O no tratar de remediar la hinchazón desmedida de un Estado que revienta por sus costuras a causa de tanto gorrón improductivo.

    Buen análisis, Capi.

    ResponderEliminar
  4. De acuerdo con todo Capitan.Nuestra nacion necesita una catarsis a todos los niveles,Por que no empezamos con las Autonomias y su dispendios,Luego el inutil Senado,Hay tanto donde barrer.un saludo.

    ResponderEliminar
  5. La capacidad para convertir en mierda todo lo que el sucialismo toca es simplemente acojonante. Además, su capacidad propagndística hace que lo que es invertir en sus amiguetes el populacho lo vea cómo invertir en el "Estado del Malestar" que a tan a gala llevan. Ahora ya andan dando palos al nuevo gobierno cuando no hace ni un mes que fue elegido por hacer aquello que ellos no tuvieron los santísimos cojones de hacer.

    Todo el que vota sucialismo es porque es cómo ellos o es in ignorante, o más probablemente, las dos cosas. El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
  6. fenomenal requisitoria, Capitán
    saludos blogueros

    ResponderEliminar
  7. Mi estimado Capitán:

    Una vez leída vuestra misiva y aceptada en su totalidad, yo me pregunto ¿Quién le va a poner el cascabel al gato?...me refiero en nuestra Patria, está claro,...¿el actual Gobierno?...Nain...Este Ejecutivo no está por la labor.....¿nosotros, los blogueros?...Nain...Bastante hacemos defendiendo nuestra Libertad de Expresión, jugándonos nuestra libertad física.

    Nuestra labor se basa simplemente en la denuncia, y por toda respuesta recibimos el silencio de la sociedad, cuando no la más absoluta indiferencia. Lo nuestro es algo así como predicar en el desierto y sin embargo día a día, post a post, seguimos en las trincheras.

    La única opción posible está en manos de los ciudadanos. Cuarenta y cinco millones de españoles, en las calles y a la brava, podrían hacer girar el eje de nuestra Historia y de nuestro futuro en sentido inverso al actual.....

    Si algún día tal hecho llegara a producirse, creo que ni tú ni yo llegaremos a verlo, porque el parto de una revolución social similar a la francesa lleva siglos de gestación previa.

    Quizá opines que estas letras son pesimistas, pero como viejo bloguero curtido en más de doscientas batallas epistolares y también visuales, en lo más profundo de mi ser tan sólo albergo decepción.....
    Y a pesar de todo, ya ves,...continúo, iluso de mí, intentando cazar a ese puto gato socialista para ponerle, no un cascabel, si no una soga al cuello y arrastrarlo conmigo hasta el mismo infierno.

    Desde mi trinchera, recibe un cordial abrazo.

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.