CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

jueves, 5 de enero de 2012

YO SOY LA CARMEN DE ESPAÑA Y NO LA DE MERIMÉ.

El camaleón es una bestezuela simpática, dicharachera a su relajado modo de entender la vida, encantadora, con unos saltones ojillos giratorios que recuerdan a Marty Feldman, el Igor del jovencito Frankenstein.

Pero sobre todo, es un artista consumado del camuflaje, adaptando el color de su piel al medio en el que se encuentra.

Simpático camaleón afiliado a UP y D., mimetizándose con los colores de su amada líderesa.

También la sepia, jibia o sepionet, es una aventajada alumna en el arte de desaparecer, camuflada con la apariencia del fondo marino sobre el que se posa.

Sepia Arriolomarianensis, no se le ve, no se le oye, nadie sabe donde está.

Menos agraciada en su apariencia y más esquiva ante la nada desdeñable perspectiva de acabar en una plancha caliente para servir de exquisito manjar en la mesa de un humano, o en el peor de los casos trinchada para servir de aplacamiento de la gula insaciable de cualquier coocoo o ugetero.

O para acabar en el saco sin fondo del estómago de alguna foca, incluida la unida en sacrosanto sacramento a Mr. Tocho (aunque a la vista de lo apreciado en la foto, el apellido le va más a ella).

El mundo al revés, Moby Dick se embarca para la pesca.

Pero, aunque estos dos animalillos del Señor, son sin duda, o mejor hablaremos en pasado, eran, los reyes del camuflaje, en la tierra y en la mar, les ha salido una dura competidora.

Ser de difícil catalogación, perteneciente, sin duda alguna, al género de los mamíferos, se caracteriza esta bicha por ser una mezcolanza de difícil emplazamiento en el mundo animal.

Por su aspecto, mirada con ojos de taxonomista, destaca su cavidad oral rodeada de unos apéndices labiales especializados sin duda para la succión.

Al momento nos asalta una cruel duda, ¿qué succiona este animalejo?.

Por la carnosidad de sus excrecencias bucales, diríase está especializada en efectuar el vacío por aspiración, de objetos cilíndricos de textura firme aunque carnosa.

Se me vienen a la cabeza objetos o apéndices pertenecientes a la anatomía humana, allá por la mitad del cuerpo, palmo arriba, palmo abajo, pero...no, no creo, aunque ...quizá.

Por lo su mirada, y más que nada por la ovoide y prominente forma de sus globos oculares (como un huevo, de nada víctimas de la LOGSE), así como porque lleva gafas a veces (ya se sabe lo suyas que son para estas cosas las hembras del género humano), debe ser miope, lo que le confiere una coartada para acercar el belfo ya que así lo demanda su naturaleza, y ya que tanto tiene que acercarlo, ya puestos, pues succiona.

La vida es así.

Dado su carácter tribal de comunidad de covachuela, su ansia succionadora de cuanto se pone a su alcance, alcanza límites insospechados, dejando a lampreas, sangujuelas e Inspectores de la Hacienda Pública a la altura del betún.

 Los sonidos que emite son, ¿cómo clasificarlos?, ardua tarea digna de un Darwin colosal, como una mezcolanza entre el gorjeo asmatiforme y el graznido de un córvido laringítico.

Eso cuando le sale la voz del cuerpo, o no atragantan sus vías nasales las lágrimas que atiborran sus conductos lacrimales.

Estas dos circunstancias se provocan ante la necesidad, bien por mor del cargo en la comunidad donde se camufla para así, cual pájaro cuco, comerse los huevos del adversario (huy que dolor), de alabar la enseña o al líder; bien por perder un peldaño en el escalafón dentro de su recién estrenada condición de aspirante a lideresa.

De gracioso apéndice nasal, semejante al de Karl Malden, con porruta distal, cual garbanzo en remojo, que frunce graciosamente cuando entre gorjeo y gorjeo, promete todo su amor maternal a otros seres que lo precisan por su pronto paso a la condición de cadáver y para hacerles más llevadera su moribundez.

No creo necesaria mayor descripción de la campeona en el noble arte del camuflaje que con tanto esfuerzo ha conseguido desbancar a otros especímenes del reino animal.

Esta oriunda de las tierras andalusíes consiguió en su corta existencia en este mundo, pasar del submundo charneguil, a descollar en el único lugar donde tienen asegurado un destacado lugar los más tarados en el orden intelectual y/o moral, pero que más se distinguen por sus ansias depredadoras: el partido sociata catalufo.

No bien consiguió alejar de las turbulencias de su aspiradora bucal a sus más reñidos competidores, inició un desplazamiento hacia los sectores más radicalmente descerebrados de su nueva secta por el sutil método de alabar a los más escatológicamente detractores de la Nación que consiguió que seres tan abyectos como ella pudieran ser considerados como pertenecientes a un grupo humano de personas trabajadoras, serias y honradas.

No obstante, aunque este hecho pudiera parecer un contrasentido para alcanzar las más altas cimas del poder en el interior de la organización a quien denostaba con tanto ahínco, esto solo pudiera parecerle así a quien desconociera la extraña psicología de una Nación poblada por un sinfín de esquizofrénicos subclínicos.

Porque solo así se puede clasificar a quienes aúpan al poder al que destruir su solar patrio pretende.

Porque solo así se puede clasificar a quien asiste impertérrito al penoso espectáculo de ver como a quién odia a su País, se le encomienda la misión de regir los destinos de sus Fuerzas Armadas.

Y eso, esta impenitente chaquetera no podía desaprovecharlo.

Y no lo desaprovechó.

Pero mira por donde, el chollo se acabó.

Y la que se propugnaba como más catalana que el tambor del Bruch, o las putas de la barceloneta, ahora es más andaluza que las cuevas del Sacromonte.

Ya no es la Carme de Catalonia.

Ahora es la Carmen de España, y no la de Merimé.


9 comentarios:

  1. PROBE, cómo te ensañas con esta bicheja unineuronal y que si llegara a dirigir a la cuadrilla de asalta-caminos, no gobernaban para los restos ni en Fernando Poo.

    Lo tristre es que no tienen candidatos más capacitados, con lo que está bueno el patio. Al final tendrán que pedir a la otra campeona de lo camaleónico, la Rosita Diez, que les deje adherirse a su pandilla.

    ResponderEliminar
  2. Querido Javier, si la Rosita se adhiere, cual ventosa, a la pesoe, su antigua casa (de la que sospecho no se ha deslindado, al menos en modos y objetivos), tendríamos una dosis más de populismo, eso sí, con alegre colorido Almodovariano.

    ResponderEliminar
  3. El asunto es cómico, por que ver a una catalanista secesionista convencida, transmutarse por arte de birlibirloque en aspirante a liderar un partido nacional como es el PSOE, es propio de una opereta bufa o síntoma inequívoco de la profunda degeneración que anida en las filas socialistas, carentes de ideario, programa y anquilosados en presupuestos y políticas decimonónicas.

    ResponderEliminar
  4. Capitan.Hoy haces un acerado estudio.sobre la Metamorfosis y la caterva politica.En especial personalizado en nuestra adorable La Chacona de Merime.un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Querida Natalia, las ideas de esta gentuza son mucho más antiguas, porque que yo sepa, ya en las tablas entregadas a Moisés ya se decía algo de lo del robar, matar y fornicar como un mono en celo.

    ResponderEliminar
  6. Querido Agustín, sobre esta caterva de chorizos patanes, la Enciclopedia que se podría escribir dejaría a la Británica como un folleto de instrucciones de un botijo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Pobres bichucos que mal salen en esta comparación. La sepia porque esta exquisita la prepares como la prepares --siempre que se haga bien,claro-- y el Camaleón porque como bien dices es simpático por lo estrambotico y tranquilo. Yo creo que es mas bien como tirando a lamprea, pero de tierra. ¿De que tierra? de la que pueda apañar y hecharse a la buchaca claro. Como aún no dijeron eso de Houston tenemos un problema, claro no tomaron tierra y no saben como esta la cosa por estos lares. Si dependiera del voto de la gente esta sacaría dos o tres, pero como depende de la pesoe lo mismo la votan en masa. Estos parecen no ya extra-españoles, no, parecen extraterraqueos.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  8. No será malo, verdad? Y lo que nos queda por ver, esto es solo el principio.

    ResponderEliminar
  9. Carmen de (la puta) España y olé.

    Verás la de MIMITOS que le va a dar a su Alfredo...(cada vez que me acuerdo del numerito me entran sudores fríos de vergüenza ajena).

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.