CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

lunes, 20 de febrero de 2012

ARRIBA VAGOS DE LA TIERRA, EN PIE ALCOHÓLICA LEGIÓN.


A esta mugrienta marabunta de paniaguados, que no han templado un tirante en su dilatada existencia, porque ya se sabe que aquello que se usa poco suele durar mucho, excepto aquello que en lo que todos estamos pensando, le llegó la hora de dar el do de pecho.

Y allá que se fueron, sin miedo, sin recato, sin vergüenza.

Al igual que los Quiñones,  a la lucha se aprestaron y al correr de sus bridones, como cuatro exhalaciones, hasta Madrid se llegaron estos jinetes del Apocalipsis económico: paro, miseria, pobreza y hambre.
De la mano de sus mascotas sociato-comunistoides salieron a las calles y plazas de España a proclamar su rechazo de una reforma, que en su gran mayoría ya estaba plasmada por sus amigachos, y que puede provocar en poco tiempo que sus amados líderes tengan que vender sus Rolex para comprarse un Tag-Heuer de algún negrito sudanés de los de a tres euros la docena; o hacer cruceros en patera desfondada desde Algeciras a Larache.

O lo que es peor. "Munchísimo" peor, a lo peor les obliga a trabajar.

Y no les voy a explicar "eso qué eh lo que eh", que seguramente su corazoncito  no lo resistiría.

En su imaginación, inducida por su alma llena recuerdos de glorias pasadas de una época ya lejana, en la que la meta de una miseria igualitariamente repartida pareciera el mismísimo Paraíso, se veían como los libertadores de una masa proletaria oprimida por el capital.

Por eso procuran guardar el capital a buen recaudo, nos sea cosa que se encuentre con él la plebe, que ya se sabe que en cosa de dineros es muy voluble y caprichosa. Y a lo mejor hasta son capaces de comer y pensar.

Así veíanse, como ya describiera magistralmente Rubén Darío, las riadas humanas que inundaban algunas vías madrileñas, pero sin pasarse oiga, sin pasarse, que luego todo es desorden y algarabía, y una cosa es la libertad y otra el libertinaje, como ya dijera el creador de las leyes que con tanto ahínco defienden, y que no digo quién fue, que luego todo se sabe.

¡Ya viene el cortejo!¡Ya viene el cortejo! 

Ya se oyen los claros clarines.La espada se anuncia con vivo reflejo;

ya viene, oro y hierro, el cortejo de los paladines.

Ya pasa, debajo los arcos ornados de blancas Minervas y Martes

los arcos triunfales en donde las Famas erigen sus largas trompetas,

la gloria solemne de los estandartes llevados por manos robustas de heroicos atletas.

Se escucha el ruido que forman las armas de los caballeros

los frenos que mascan los fuertes caballos de guerra,

los cascos que hieren la tierra,

y los timbaleros

que el paso acompasan con ritmos marciales.

¡Tal pasan los fieros guerreros

debajo los arcos triunfales!.

Claro que los Martes que figuraban al frente de tan populosa manifestación, al uno le sobraban unos cuantos sebos, y al otro le faltaban unos cuantos centímetros de talla. 

Así se ve Cándido.
La dura realidad.

Y tampoco se podía ver, cubriendo los ojos de sus arcos que contemplan la Cibeles, la Gran vía y Alcalá, las imágenes de Lenin y Stalin.

Creo yo que esta pléyade de vagos inmisericordes, de parásitos sin fronteras, de garra-patas, garra-tetas, garra-culos y, sobre todo, garra-pasta, son más de Palito Ortega con aquello de:

En Madrid me invitaron 
a una fiesta
 y dormí mi buena siesta

para poder madrugar
,
nos pusimos todos a cantar
,
también a tomar
chevecha no más

Andaluces, catalanes y extremeños
valencianos, madrileños
 se pusieron a cantar

en la fiesta que dio el sindicato

alla en la manifa

chevecha no mas.
Proclaman sin rubor alguno la aversión al trabajo, que les lleva a soportar con estoicismo la pesada cruz de la liberación sindical durante veinte años, en los que no les dejó el capital-fascismo ejercer su vocación, viéndose abocados a ejercer un apostolado sindical que no les proporciona más que disgustos, penurias y unos asquerosos cientos de miles de euros al año.

Pero aunque sean el doble de los que gana un Presidente de Gobierno, los cogen para que vea el populacho que ellos sufren el doble también.

¡ Y ahora, sin más preámbulo, a tomar unas cervezas y a vivir, que son dos días, que para eso estáis en el puto paro y esos son los que os quedan para moriros de hambre!.

La verdad es que a mi parecer a la reforma laboral le falta una cosita.

Una sola cosita, pequeñita, pequeñita, pero muy graciosa:

Trabajos forzados para los liberados.

Y los primeros Yogui y Bubu.

Por lo de dar ejemplo.



6 comentarios:

  1. Sí, señor. Estos merecen que se les mande a lo que más odian : a TRABAJAR. Y como no tienen capacidad para casi nada, al menos que arrastren el carrito de la basura y la escoba por las calles.

    Pandilla de cuatreros con discurso de frailes dominicos quema-judios.

    ResponderEliminar
  2. Ojo trabajo forzado y sin derecho a mariscada.El dia que se sepa la verdad de esta mafia.Hasta Marcelino Camacho paresera un santo comparado con ellos digo yo.un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Me temo que Yogui y Bubu estan un poco pasados de forma de tanto hacer levantamiento de vidrio y ataque a la centolla. Pero amigo fue reunirse esta pléyade de las libertades y el trabajo con Robacabras y "Mando Parar". Que el Rubal tiene mucho mando en plaza. ¡Coño con estos tíos, se beben la birra que yo no puedo ni catar, que te tomas tres en el bareto y haces el día!.
    Saluditos
    Ps: Ya volví Don Capi, que tenia mono de blogero.

    ResponderEliminar
  4. Deberíamos liderar una manifa.
    A trabajar los liberados de: sindicatos, patronal, autonomías (que viven de putísima madre), consejeros de las autonomías, ...
    Que vivan de su sueldo los parlamentarios pensionadísimos de las autonomías y del congreso, y sobre todo, los garra-pastas que viven perfectamente de nosotros gracias a los mencionados.

    A todos a TRABAJAR.

    ResponderEliminar
  5. El sindicalismo que propugnan CCOO y UGT es un anacronismo, una reliquia decimonónica que aún juega con el concepto de "lucha de clases" para entretener a una masa lanar que cree que esta caterva que gasta "Rolex" en la muñeca y percibe 181.000 euros, defiende los "derechos de los trabajadores".

    Siete años,siete, callados como meretrices mientras 5 millones de parados se hacinaban en las colas del INEM, sin que ellos movieran el pelo de una ceja ante el drama que se vivía - y vive -, en millones de hogares.

    Ahora salen no por la reforma laboral, no; salen como parte y forma del agitpro que la extrema izquierda tiene planteado plasmar contra el PP en esta legislatura.

    ResponderEliminar
  6. Apoyo la moción de llevarlos a picar piedra en alguna cantera perdida... o a limpiar las calzadas de las carreteras, que seguro que les vendrá bien a sus frondosas figuras.
    ¿Trabajar? Estos no han trabajado en su vida. Lo único que les preocupa es comprobar el ingreso de la empresa de turno a final de mes... y a vivir tomándose unas cañas.

    180.000 € cobra el petardo liberado madrileño. Hijos a escuela privada y Rólex en la muñeca izquierda. Socialismo del s.XXI... y es que, para ser de izquierdas, se tiene que tener una buena billetera.

    Un saludo, Capitán.

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.