CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

jueves, 16 de febrero de 2012

CORRE, CORRE FORREST, QUE VIENEN UNOS SEÑORES.

Aquí, en España, si levantas una piedra, cualquier piedra, de cualquier lugar, por recóndito que sea, te pueden aparecer cuatro cosas o especímenes, a cada cual más peligrosa, dañina, perniciosa y venenosa: un sociata, un alacrán, un reportero de sálvame en cualquiera de sus versiones (macho, hembra o aún por decidir) o un miembro del Clan de los Bourbon o adosado.

 Sociata volviendo a casa después de la fiesta de carnaval. Imposible de distinguir de un alacrán auténtico.

Normalmente estas excrecencias de la humanidad (suponiendo que pertenezcan al género humano, que ya son ganas de suponer) son ellas mismas las que levantan la piedra bajo la que se esconden para relacionarse, o para robar que es lo más frecuente, porque el hecho del latrocinio supone relacionarse con el prójimo aunque sea para levantarle la cartera, que ya se sabe que para eso son muy sociables.

El problema viene cuando es tan abultado lo que ocultan, producto de la depredación compulsiva, que la piedra bajo la que ocultan sus vergüenzas se eleva como por arte de un elevador hidráulico y se atisba lo que hay debajo.

O cuando la subespecie reportera levanta el adminículo pétreo (no la cara, la piedra) con el fin de seguir carroñeando. Porque esos, a la que huelen podredumbre, les salen los colmillos, empiezan a babear y ríase usted de esos sabuesos de las películas de fugitivos, que te olfatean hasta debajo del agua.

Ya se pueden esconder en  el último rincón del último círculo del infierno, no hay problema, te encuentran. Otra cosa sería si se escondieran en un lugar donde moran personas decentes, pero eso es algo que se puede considerar un imposible metafísico, ya que de hacerlo, sería de tal intensidad la reacción alérgica al contacto con el alergeno de la honradez, que entrarían en shock anafiláctico irreversible.

Así que la feliz pareja conseguidora de eventos jamás realizados, la sociedad "sinónimo" de lucro, ha decidido, mientras que el juez dilucida si procesar o pedir un informe de esos bajados de internet por aquello de complementar la pensión, al hijo de la secta arzallusina o a su consorte bourboniana, emigrar a Washington, pero para perfeccionar el inglés, no se vayan ustedes a creer otra cosa.

Lo malo es que la sagaz sabuesa, sicaria de Berlusconi, ha levantado la piedrecita y !oh cielos! se le ha aparecido la infanzuela Cristinita comprando una chirimoya, a lo mejor por aquello tan simpático de decirle al consorte: mira Iñaqui te he comprado una chirimoya, y que él le conteste ¿y tú que vas a comer?, entonces ella hace una rima tonta y !hala, a por el quinto!, que ya se sabe que no hay quinto malo.

El caso es que  cuando ves las imágenes y oyes a la descendiente de Isabel II, tan solo en lo tocante al asunto de la parentela y la condición regia, que no a las costumbres rayanas en lo del vicio del fornicio, y sobre todo cuando la ves, es que te entran unas ganas de llorar que acabas con dos cajas tamaño baúl de la Piquer, de pañuelos de papel.

!! Como sufren!!, !!que pena más honda!!, !!que dolor de corazón, de hígado y colón!! (ripio homenaje a D. Pedro Muñoz Seca), si es que dan ganas de sacar la cartera y darles unos euros para que contraten los servicios de un psiquiatra argentino y que les enseñe a sobrellevar, con resignación cristiana, la cruz de billetes prensados que que el malvado capitalismo ha depositado sobre sus egregias figuras.

!! Qué duro es el peso de la púrpura!!.

!Así (asín o asina, que diría la folclórica, o la Pajín, que viene a ser lo mismo pero en fóccido feo, con malos modales y peor instrucción), así no se puede vivir!.

!Que amargura mi criatura!, !qué asedio y qué tormento!.

Claro, claro Cristinita, eso no te pasaría si vivieras en tu palacete de Pedralbes. Ese que solo NOOS ha costado unos 10 milloncejos de euros.

Allí podrías vivir tranquila, y desde la terrazita podrías practicar el noble arte del tiro a la canalla gacetera.

Una chocilla de nada. Con veinte o treinta descargas de informes del rincón del vago, arreglado.

Y de paso estarías más cerca del banquillo.

El que sí que lo tiene claro es Urdanga, su celoso incrementador del patrimonio familiar, que ya se sabe que la familia que trinca unida, permanece unida, no como el bobo del cuñado, que se lo gastaba en putas y coca, posiblemente para hacer más llevadero el tener que ver a lo que tenía al otro lado de la cama cada vez que se acostaba o levantaba.

De cualquier forma lo único que han hecho estos tortolitos (aunque no creo que se pueda llamar así a una pareja de zopilotes). ha sido seguir la tradición familiar, pero adaptándola a los nuevos tiempos, que ya se sabe que las ciencias adelantan que es una barbaridad, y no iban a seguir con las formas y costumbres del siglo XIX, aunque ahora los Secretarios sean más guapos y los billetes de 500 pesen menos que los maravedíes, o los duros de plata.

Este informe sobre fiestas lúbricas en el geriátrico se lo dejo baratito, paisa, baratito.


Pero lo más espectacular del reportaje no es, ni de lejos, el capítulo enésimo de los ricos también lloran.

Lo mássss de lo mássss, que diría la pija, fue, sin lugar a duda alguna la carrera del Urdanga.

!!Qué zancada!!, !!qué poderío!!, !!qué estilo!!.

Nada de mariconadas de esos negros que parecen uno del top manta corriendo delante de los munipasblandita, alcanzan la velocidad de despegue en tres segundos.

Y además lo más que defraudan son unos eurillos al día, nada de la grandeza de una casa Real y adosado, de tanto ringorango. 

!!Dónde va a parar!!. Ni punto de comparación, oiga.

Pensaba yo mientras veía atónito la escena: ! Verás que risa como a la intrépida Tribuleta se le ocurra gritar: !Al ladrón, al ladrón!.

 Corre, corre Forrest, que vienen unos señores.

Pero no hubo suerte.

Ya no queda ingenio.




5 comentarios:

  1. No tienen remedio, son Borbones y peneuveros todo en uno, que es como ser de los genes de Alfonso Capone o de Luís Candelas.

    Cada día publica la prensa, en general porque hay de la otra, algún nuevo hallazgo de chorimangueo por la pareja y es observable que no han tenido preferencias : les daba lo mismo llevarse los cálices de oro de la capilla de Zarzuela que las bicis de parques públicos. De todo han cargado para su convento.

    Y aún hay comentaristas sociatas (porqué será que los que más defienden a la familia Borbón son los sociatas republicanos)que salen en las teles diciendo que a la "señorita" no hay que importunarla con juzgados porque ella es una sumisa de su marido y no sabía lo que él hacía y ni le importaba de dónde salian los millones de euros de su palacete de Pedralbes, del yate y de otras menudencias como Porsches y Ferraris.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja que yo tampoco me pierdo a los genios del grupo Risa con sus maravillosos grupos de feisbuq y los títulos de las pelis cochinas del presi del Atlético de Madrid...ahora ya es el despiporre con las intervenciones de Jaime Peñafiel a cuenta del Urdanga, se le ponen más feas cada vez las cosas al Yernísimo y su real parienta y encima de que trincan les molesta que la plebe hable de ello.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que las imágenes del yerno a la carrera por las calles de D.C. son todo un espectáculo. Dicen que llegaba tarde al cine, aunque más bien se podría decir que fue víctima de un apretón...

    .. un apretón fiscal.

    Pobre... ¡así es imposible vivir! Sobretodo cuando aún sigue a sueldo de Telefonica y en España 6 millones de almas no pueden correr porque perderían la vez en la cola del paro.

    Un saludo, Capitán. Genial entrada.

    ResponderEliminar
  4. Muy buena esta entrada. Yo la calificaría, como a los doctorandos enchufadillos cuando dan lectura a sus tesis, con un "Summa cum laude".
    Oye Capi, debemos ser muy ricos, porque cuidado que se roba en este país y aunque no andemos sobrados, aún no hemos llegado a la quiebra.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.