CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

viernes, 24 de febrero de 2012

SED DE MAL.

Lo de Dios Nuestro Señor con la especie humana tiene un "tocao".

Y es que el pobrecito no tiene suerte. Me refiero a la Deidad. Y también al hombre, pero sobre todo a Dios, que para eso es Todopoderoso y deberían salirle las cosas un poquillo mejor.

Yo para mí que lo del diseño del espíritu se lo dejó a la palomita, y como es costumbre inveterada en esas avecillas, la cagó.

Primero crea los dos primeros sujetos, sujeto y sujeta, y la sujeta le salió una prenda de cuidado. Con ayuda de una sierpe, cierto. Pero si no hubiera sido una lagarta, aquí no hubiera pasado nada.

Los prolegómenos del primer ERE, con el sociata de turno cobrando la comisión.

Y mira que el castigo no se puede decir que no fue ejemplar, porque eso de tener que pasarse media vida doblando el lomo para llevar a casa los garbanzos, en lugar de vivir tocándose el campanillón, sin tener que madrugar y sin que se te lleven la mitad de lo que ganas para mantener a una pandilla de zánganos, tiene su aquello. O sea es una putada de tamaño sideral.

Cuando parecía que las cosas iban por unos cauces más o menos normales, al pobre Padre Celestial, se le vuelve a desmandar el ganado y los antepasados de Zerolo le montan unos chiringuitos en Sodoma y Gomorra, donde se dedicaban a sacarle punta al lapicero con fruicción y dedicación digna de mejor causa.

Harto ya de tanto por culo y ante la amenaza de un desfile del orgullo gay a lo bestia, para evitar una plaga de ladillas universal, dada la falta de proctólogos que pudieran solucionar el problema de hemorroides rabiosas que se le venía encima, y como el Sumo Hacedor era en aquellos tiempo jovencito, hirvióle la sangre con ardor propio de la juventud, y se los limpió con lo primero que tenía a mano. Una lluvia de fuego, y a otra cosa.

Lo del diluvio parece ser que fue involuntario. Se va uno de vacaciones; se olvida de cerrar la llave de paso del agua; un grifo que se estropea, y ya la tenemos montada parda.

Parece ser que Noé era el agente de seguros de Yaveh y lo conocía bastante bien, y cuando vió el cariz que tomaban las cosas, y con la perspicacia que caracteriza al gremio, por aquello de ahorrarse unos duros, se dijo: Tate Éste Tío ya se ha vuelto a olvidar de cerrar el grifo; y fue el único que se libró de quedarse hecho una sopa.

Luego vino aquello de: No lo volveré a hacer más...Bueno, venga, vale que no os achicharro más, y todas esas cosas que decimos todos cuando estamos hasta los huevos del prójimo y no sabemos como quitárnoslo de encima.

Y pasaron los siglos y aquí no cambiaba nada.

Unas matanzas por aquí, unos genocidios por allí, unas guerras santas por acullá. Lo normal.

Y el Señor, harto ya de ver la competencia que le había salido con esos monos lampiños que había puesto sobre la faz de la Tierra, se dijo: Estos se van a enterar.

Como en el fondo es bueno, aunque hasta el más bueno tiene un límite, no se le ocurrían novedades en el puteo más allá de plagas de langostas, ríos de sangre, matanza de primogénitos y cosillas llevaderas.

Así que convocó a una reunión de la Patronal Demoníaca y Sindicatos de Demonios de los Avernos, que en aquellos tiempos no estaban liberados, ni recibían subvenciones, y las putas ya las tenían en sus dominios; y les pidió que hicieran un concurso de ideas malignas.

Y ahí recibió su Título de Príncipe de las Tinieblas Lucifer, porque fue el que engendró la idea del ser que desde entonces causaría el llanto y chirriar de dientes de la humanidad: EL SOCIATA.

Claro que, en el pecado llevó la penitencia, y ahora, vistas las acciones del ser creado, dicen que vaga por los Infiernos fustigando sus carnes con un látigo flamígero y llorando lágrimas sulfurosas de arrepentimiento.

Y es que todo tiene un límite. Hasta la maldad.

Claro que, para que un concepto moral exista, ha de existir también su antítesis.

Y para que exista el mal absoluto, la depravación en su estado puro, la desvergüenza universal, también ha de existir el tonto útil, el simple recalcitrante.

Y su paradigma es el político de la derecha española.

Es como ese vecino bobo al que cada vez que te o encuentras por la escalera le preguntas: "Wenceslao, ¿cuantas son tres más dos?, y siempre pica: !cinco!, te contesta y ya con dolor de corazón por ser tan cruel, pero es que es inevitable, tú le respondes como siempre: por el culo te la hinco.

Y no se cisca en tus muertos ni te parte la cara, que bien que te lo mereces.

Pues eso es un arriolano de pro.

Mira que saben que en cuanto ganan las elecciones, ya desde el siglo XIX, y mira que ha llovido, lo primero que hacen las huestes sociatas, es sacar a esos mugrientos descerebrados a dar la murga a la calle.

Mira que se inventan cosas extrañas e imposibles de justificar las mesnadas agitadoras y lo fácil que es desmontárselas.

Mira que es fácil tirar a la puta calle a los sicarios sociatas de la televisión estatal, empezando por los directivos y acabando por los "profesionales" de la agitación y propaganda.

Mira que tienen poco seso y ni media hostia esos lacayos del mal.

Mira que es fácil descojonarse de los parlamentarios sociatas y ponerlos a caldo después de la que han organizado durante sus mandatos.

Y mira que les agradeceríamos infinito que enviaran a los antidisturbios a repartir estopa a esos mangurrinos, hasta que no les quedaran ganas de pisar la calle en cuatro años. Como en cualquier país civilizado.

¿Ciego?, pues así a simple vista, lo que parece es un sociata robando una porra y maricón ansioso de carne inguinal.

Mira que sería fácil, por poner un ejemplo, legislar que los padres de los mangutas que se dedican a cortar calles y atentar contra bienes públicos y privados, tuvieran que pagar lo roto y una multa de esas que tuvieran que poner a trabajar a la parienta de succionadora farolera, además de pagar lo que nos cuesta cada año los ímprobos y denodados, aunque inútiles intentos de desasnar a sus vástagos (unos seis mil eurazos/año) cuando suspendieran, que es lo habitual.

O sea, como una beca, pero al revés.

Este mediodía he tenido ocasión de ver una entrevista al encargado de comunicación del Colegio Luis Vives.

Aparte de maricón violento, hortera de palestina de diseño, y mentiroso compulsivo; la única razón que daba para que los niños (que no sé que cojones hacían protestando unos menores en la puerta del Colegio en el que no les falta de nada, según ha reconocido) estuvieran en todas partes menos donde debieran estar, o sea estudiando, era que había una gran tensión.

Sería la de la regla que no le venía.

Sí, tensión, la de que os han quitado la mitad de los sexenios, en lugar de daros los quinquenios, los cuatrienios y los bienios, en agradecimiento de la mierda de educación sectaria que dais a nuestros hijos, y el analfabetismo en los los habéis sumido.

En nuestros tiempos teníamos peores instalaciones, cobraban menos, trabajaban más (o sea, trabajaban), entrenábamos al fútbol a bajo cero y lloviendo a las ocho de la mañana en un pedregal, y si nos daban una leche por no estudiar o montar un follón en clase, cuando llegábamos a casa, nuestros padres nos daban cuatro más, y si iban a protestar al colegio era porque no nos habían dado bastante.

Pero claro, así no hay quien forme en el sectarismo y la burricie.

Y a lo mejor desaparecían los sociatas.

Que después de tanta maldición divina, bien estaría alguna bendición.


5 comentarios:

  1. Hoy me ha salido usted un poco biblico mi Capitan,Y como siempre su ironia no tiene limite,Pero eso si cuanta razon tienes.un saludo,

    ResponderEliminar
  2. Desengáñate, Capi, que el Díos de la Biblia es por definición de los que lo describieron un ente fiero, cruel y siempre cabreado. De ahí la concesión de permitir la existencia de sociatas.

    Lo más ajilipollúa que ha creado esa divinidad, tras los sociatas, es, tal como dices, a los pardillos soplapollas de peperos. Que para más inri están dirigidos por niñatas de pasarela y les trae al pairo lo ajeno a la última invención en maquillajes faciales y en colorines de peinados.

    ResponderEliminar
  3. Mi Capitán, tienes más razón que un santo, que uno de esos a los que nuestra nunca dinámica derecha debería encomendarse para ver si deja de pensar con el culo y le sigue saliendo todo hecho una mierda.

    Demasiadas comodidades y demasiados derechos en un país que de moderno no tiene nada y qeu se va retrtrayendo a los años sesenta o incluso más, donde sólo había analfaburros, y donde el funcionario trabajaba o no cobraba. Ahora todo son derechos y pocas obligaciones y claro, se piensan que todo el monte es orégano.

    Esperemos que la crisis siga adelante y que los recortes se hagan más pronunciados, ya se saben que las garrapatas caen cuando ya no hay mas sangre que chupar.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
  4. Es verdad hay mucho arriolo suelto. ¡Pero por que cojones tienen que estar todos en la derecha!. Anda que la delegada del gobierno dando al canijo ese té con pastas, menuda postal. Y el jefe de policía nombrado por Galfredo llamando enemigos a los novilleros.
    "Para los papas que en la red dicen que si a un/a hijo/a suya le dan un porrazo se come al guardia". "Educa bien a tú hijo/a y que este en clase y no haciendo novillos y gamberreando en la calle". He dicio, ¡Coño!.
    Saluditos Don Capi.

    ResponderEliminar
  5. Jajaja menudo peazo hereje estás hecho...de verdad, hemos tenido que ser malísimos en otra vida para merecer este castigo.

    Ahora en serio, como no se imponga el orden pronto estamos aviados, esta gente tiene ganas de otro 36.

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.