CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

domingo, 11 de marzo de 2012

POR EL VALLE DE LA MUERTE, CABALGARON LOS SEISCIENTOS.


¿Cuándo se marchita su gloria?

¡Oh qué carga tan valiente la suya!

Al mundo entero maravillaron.

¡Honrad la carga que hicieron!

¡Honrad a la Brigada Ligera,

a los nobles seiscientos!”

Es evidente que cuando Sir Alfred Tennyson escribió esta loa a la  brigada ligera británica, que en el valle de Balaclava protagonizó una, tan gloriosa como inútil, carga, desconocía que en los tiempos posteriores se pudiera producir un hecho tan épico y epopéyico.



Si Tennyson hubiera estado hoy en España.

Si hubiera podido darse un garbeo por todas las capitales de nuestra nación.

Hubiera vuelto a escribir unas nuevas estrofas.

Aunque no sé por qué, me da a mí que no hubiera sido escrita en los mismos términos.

Solamente dos cosas hubieran coincidido con aquellos que escribiera para glorificar la suicida acción de la caballería británica en la guerra de Crimea: el reducido número y la denominación del lugar.

En primer lugar, aunque pudieran estar equivocados sus mandos, los hombres que cabalgaron en un valle erizado de cañones y mosquetes, primero al paso, después al trote, y al llegar a cerca de las tropas enemigas, al galope; ponían sus vidas al servicio de una causa y con pocas, poquísimas posibilidades de salir indemnes.

O sea, hacían su trabajo, por una soldada no precisamente millonaria, y aunque así hubiera sido, merecida, porque la falta de productividad les reducía, de golpe, los años que les quedara por vivir.

Y esos pocos hombres, a lomos de sus caballos, aunque nada consiguieran, salvo una exhibición de valor que pudiera desmoralizar a sus enemigos, cumplieron con su deber y dieron un ejemplo de sacrificio.

Algo así debieron pensar nuestros ilustres mangutas sindicalistas cuando se vieron por las calles de nuestras ciudades.

Los Lord Cradigan y Lord Lucan, trasmutados en los camaradas “Trolex” Méndez y “Love Boat” Toxo, no sé si por la contaminación de aguas y alimentos, o por la radiación ambiente, que son cosas muy malas y provocan graves alteraciones genéticas, convocaron a las huestes que habrían de masacrar al maldito enemigo gubernamental, que con sus dictatoriales modos, aspiraba a dejarles sin el pobre sustento de unos crustáceos, y lo que es peor, les obligaría a trabajar.

A estos mangutas el "enemigo" les bombardea con millones de euros.

Pensaban estos condecoradísimos generales sindicales, con la “Real Órden Del Lamparón de Vega Sicilia”, o el “Gran Manchurrón del Langostino de Huelva”, que sus acólitos se iban a dar de leches por estar en primera línea de batalla, y al final se encontraron con que eran tantos como los que cabalgaron por el Valle de la Muerte.

A lo mejor es que los que no fueron, que son casi todos, pensaron que, al igual que los vejetes o impedidos cumplen con el deber de la misa de las fiestas de guardar viéndolas por televisión, pues ¿qué mejor que un poco de ejercicio de barra fija o levantamiento de jarras?, y unas bravas, ¡oído cocina!, que en el bar del barrio hay tele LED y se ve de cine la manifa.

Al fin y al cabo Toxo prepara las huelgas en un resort tropical o en un crucero báltico y no pasa nada. Que no creo que pasen lista.

Lo del lugar ya no tiene ni puta gracia.

Porque la batalla principal se producía en el Valle de la Muerte.

Tampoco es que les venga de nuevas, que ya en el malhadado mes de marzo de 2004, no les importó politizar la muerte y la desolación de miles de ciudadanos en aquellos trenes que, por el valle de la muerte que forman las vías por las que se marcharon a un mundo mejor, trajeron la desgracia de transitar.

Aunque todos ellos permanecen en nuestro recuerdo, para siempre.

También permanecerán en nuestro recuerdo, y no se nos olvidará su miserable actitud, su desprecio a las víctimas, su despreciable utilización de una conmemoración del dolor de un pueblo, conmemoración a la que nunca acudieron porque quien les daba de comer no se lo podía permitir.

No me importa si tienen razón en sus reivindicaciones.

No me importa si han sido seiscientos o seis millones.

Hoy no era el día. Y lo sabían todos cuantos han participado en esa mascarada infame.

Hoy era el día de los que hace ocho años cabalgaron por el Valle de la Muerte, hacia la gloria de los desconocidos, de la gente normal, de los héroes de cada día.



Gloria pues a nuestros muertos y mi desprecio hacia quienes utilizan su memoria.

Ambos estarán siempre en nuestro recuerdo, los unos con amor y los otros con asco.


8 comentarios:

  1. Mi desprecio a toda esta gentuza sindical gana enteros cada día, amigo Capitán, me repugna verlos en la pantalla del televisor; pero lo de hoy, con esa burla a las muchas víctimas del terrorismo, ha colmado el vaso. Su cinismo me revuelve las tripas. El Gobierno debería dejarlos sin subvención, para que aprendieran a ganarse honradamente la vida.
    Un cordial abrazo.

    ResponderEliminar
  2. El mejor homenaje a los 196 muertos del 11 Marzo.Sera ver a los verdaderos culpables en prision.un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Los miserables se retratan en cada acto de sus asquerosas vidas. Todo son capaces de ensuciarlo y tratar de envilecerlo. No les conviene que se hable del 11-M y todos sabemos por que.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  4. Imposible compararlos con los de la Brigada Ligera de Balaclava, salvo en los resultados de desastre.

    Pero estos melocotones de primavera no se desaniman porque saben que si lo hicieran tendrían que trabajar.

    De momento ya han marcado un record de ignominia para los asesinados en el 11-M. Están a la misma altura que los soviéticos de Katyn.

    ResponderEliminar
  5. Antes que nada, extraordinaria película, una de mis preferida, un auténtico y maravilloso clásico de Michael Curtiz con un Errol Flynn magistral en esa escena imborrable de "La carga de la Brigada Ligera" sobre las colinas de Balaklava.

    Respecto a los sindicatos,en esta escalada involucionista, la izquierda -tanto sindicatos, perroflautas,antisistemas y la mano que mece la cuna ...el PSOE -, no se van a parar en barras pase lo que pase el 29M, ni será el "punto final" al acoso y derribo del Gobierno.

    Por eso es tan importante ver que postura toma Rajoy al respecto: si opta por el lado timorato y papanatas al que nos tiene acostumbrados o sigue el ejemplo y el modelo de Margaret Thatcher.

    ResponderEliminar
  6. La utilización de los muertos por parte de la jauría sindical de siempre, los amiguetes del Rolex, la mariscada y el crucero de lujo, es de una repugnancia supina.
    Estos aprovechan cualquier cosa para arrimar el ascua a su sardina y el 11M no iba a ser diferente, más aún cuando representa la algarada callejera en estado sumo y de ahí surgió el gobierno que iba a regarlos en oro y plata.

    Un saludo, Capitán.

    ResponderEliminar
  7. Cañones a Su Izquierda
    Cañones a Su Derecha.
    Cañones al Frente.
    Disparando y Tronando
    ¡Adelante Brigada Ligera!
    ¡Cargad contra los Cañones!
    Media Legua.
    Media Legua, De Frente,
    Serenos.
    Por El Valle de la Muerte
    Cabalgaron los Seiscientos....

    ¡Pero que Mala Leche Más Fina Capitán!¡No Creo Que los "ÍNCLITOS" Pudieran Dirigir una Locura Heróica Semejante, por Varias Razones...
    Primera son RATAS COBARDES- segunda Están Tan FONDONES, Que No Podrían Subirse a un Caballo, ni este Galopar por su Peso.
    Y Tercera, ¿Qué Enemigo les Enfrentaría en las Colinas y el Valle?
    NoMe Imagino Yo a Ningún NEOPEPERO, En Plan Heróico Artillero, o Infante o Cosaco de Caballería...
    ¡Ont les Enmerde a Touts ces Cochons, Mon Cher Amí!
    Un Abrazo.
    Brindis
    y
    ¡¡RIAU RIAU!!

    ResponderEliminar
  8. Qué gran película Capi, no hay comparación con eso tan cutre del pasado Domingo y los orcos defendiendo "mi tesooro" ante el peligro de desposeerlos del anillo de poder

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.