CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

lunes, 19 de marzo de 2012

TRINCAÑAN Y LOS TRES MASQUEPERROS.

Eran uno, dos y tres, los famosos masqueperros, y el mafioso trincañán siempre va con ellos.

Trincañan en su más famoso gesto: ¿Trabahá, yo, pero que se ha creío uhté?.
Los Másqueperros. Apréciese el gesto de cansancio de tener que sostener un papel.

Hoy se celebra la Pepa.

Y no sé por qué.

Primero, porque me jugaría hasta lo que no tengo a que ni un 1% de la población cuasi reclusa en libertad condicional, o sea nuestros politicastros, se la ha leído (yo tampoco, aclaro, pero es que a mí, mientras que las leyes sean claritas y justas, como que me la trae al pairo que haya Constitución o no).

Segundo, y más grave, si cabe, es que me parece de una desvergüenza, de un cinismo y de un insulto a la inteligencia media del pueblo (que no sé si pasará del medio lelo raspado), el que estos mangutas que se saltan el bodrio de compadreo nazionalista que es la que ahora padecemos, se pongan a celebrar una Constitución aclamada, y así será si ellos lo dicen, como de clarísimo corte liberal.

O sea, se saltan la Constitución día sí, día también y el de en medio lo utilizan para descansar.

Legalizan a grupos terroristas.

Permiten que unos mangurrinos se salten las sentencias del Supremo y dejen a nuestros hijos sin poder estudiar en español.

Indultan, pasándose por el forro las sentencias de nuestros Tribunales (para una vez que actúan contra la casta parasitaria política), a unos mangantes, a otros más, quiero decir.

Retuercen los textos constitucionales hasta adaptarlos a los caprichos de los que quieren la secesión, pero pagando nosotros.

Y ahora se les cae la baba, de la boca y de la almeja, loando la Constitución que hicieron unos próceres que se la jugaban contra los gabachos y contra la fiebre amarilla (que a algunos se los llevó por delante).

Ahí se han ido todos, a la Tasita de Plata, a pegarse el festorro, que así no canta tanto el despilfarro gastronómico (o así lo piensan ellos).

Tirios y Troyanos han pactado (como la noche de Nochebuena en las guerras) una tregua para lanzar alabanzas a una Constitución que incumplirían día tras día de estar vigente.

Bueno, en realidad no es así; en realidad esa Constitución, si es así de progresista, justa y maravillosa, jamás hubiera sido ni soñada en la peor de las pesadillas de estos cenutrios.

Así que, menos lobos, menos fastos y a tomarle el pelo a su señora madre, capullos.

Entre tanto, los remedos, malos y perniciosos, de aquellos D´Artagnan y los Tres Mosqueteros, preparan como fin de fiesta de la celebración de la Pepa, una huelga General, que se quedará en una vagancia cabo primero, y van que se matan.

Digo yo que para hacer huelga, la primera, y sine qua non, condición, es trabajar, o al menos haber trabajado aunque fuera un ratito, o aunque sea, haber soñado con trabajar.

Y trabajar, lo que se dice trabajar, ninguno de los cuatro sabe lo que es, y si se lo explican igual fenecen en la unidad de coronarias. Eso si, como pasa en algún Hospital catalufo, no se la encuentran cerrada y cascan en el traslado.

Antes, al menos, los salteadores de caminos, trabajaban, y muy duro, para conseguir su botín.

Puede que no se lavaran, bueno, algo más que la Pajín.

Puede que no fueran gente culta, bueno, algo más que Corbacho.

Puede que no tuvieran buenas maneras, bueno, algo más que Rubalcaba.

Pero por lo menos, se lo curraban; que eso de tener que cuidar del jamelgo; pasarse el día monte arriba, monte abajo, buscando a las gentes ricachonas que transitaban por Sierra Morena, tiene su aquello y cansar, cansaba.

Y de paso, alguno que otro hacía una buena acción y se cepillaba a algún gabacho, aunque solo fuera porque le había sobado a la moza.

Y luego, lo que robaban, lo tenían que cargar. Y eso también cansa.

Pero ahora, como no sea el tener que agachar el pescuezo para esnifar la coca, o mover la mano para echar un trago del cubata para tragarse la viagra, o bajarse los calzoncillos para cepillarse a la Pepa (la del puticlú, que para la otra no lo necesitan), poco más.

Porque lo del trinque se ha convertido, con el devenir de la informática, en un videojuego.

Estos ya son vagos hasta para robar.

Feliz Día del Padre, menos para los de la Constitución.

Porque esos son putativos.

De Putas, claro.


4 comentarios:

  1. Perros son un rato largo, pero yo les llamaría mas bien mosquebuitres o mosquegrajos. No son carroñeros ni nada. A hostia limpia les hubieran corrido los liberales de Cádiz, ademas estos joputas seguro que primero le habrían besado el culo a Ppe Botella y luego al VII Cabronaco y felón.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  2. Con chufla pero más real que el agua salada. Creo como tú que ni un 1/2 por ciento de españoles sabe de qué iba la Constitución de 1812 y que si lo supieran jamás la aplicarían porque supondría perder los privilegios de los políticos y de los mangutas.

    Ese texto, creado en plena guerra de invasión, es de una novedad impresionante hasta para ahora mismo pero sus esforzados redactores eran unos pobres ilusos. Ni en Suiza con suizos se podría haber aplicado.

    Respecto a los trinqueros dices bien : se ponen enfermos con citarles solo la palabra TRABAJAR. Pero su profesión de cuatreros no la pueden abandonade de la noche a la mañana y tienen que hacerse notar. Y ya están sudando y con pesadillas con solo pensar que tienen que desfilar unos cientos de metros por algunas calles el día 29 de Marzo.

    ResponderEliminar
  3. Más pan y circo para los españoles, Capitán.
    Ahora, en forma de celebraciones de una Constitución que no llegó ni a leerse y que, como todas las posteriores, fue presa del desacato y el ninguneo.
    Mientras tanto, como sucedía antaño, toda la casta sigue llevándose el dinero publico a manos llenas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Desde luego, menuda galería de figurantes para el evento, pobre Pepa, claro que igualmente se ciscan en la Nicolasa y en toda ley que no convenga a sus mangoneos, esa costumbre hecha ley es la única que respetan al dedillo

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.