CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

lunes, 2 de abril de 2012

!!!AVANTI O POPOLO!!!

De vez en cuando la banda de los cuatreros patrios necesita solazarse, desahogarse, salir a la calle (no se van a pasar toda la vida en el bareto, que eso al final trae malas consecuencias para el hígado) y bramar, mugir, desbarrar y tocarle las partes pudendas a los que estamos trabajando.

Confieso que jamás he entendido eso de la huelga general de un día.

Yo creía que cuando un país está al borde del abismo, porque ya ha dado el salto, y en esos instantes previos al despeñamiento, porque ya no hay marcha atrás, ni solución posible, si la gente de bien estaba ya desesperada, entonces se lanzaba a la calle, total de perdidos al río.

Pero no un día solamente.

Tampoco es que fuera a servir de mucho, pero al menos harían honor al concepto, hoy en día pervertido (como tantos y tantos conceptos) de que la huelga general no es más que una huelga revolucionaria, y las revoluciones sirven para lo que sirven: para derrocar al mandamás de turno y colocar en su lugar a otro, generalmente más sátrapa y sanguinario que el anterior.

Solo que el pueblo, en su supina ignorancia, y en su extrema desesperación, cree que lo que se le viene encima no puede ser peor.

!Pobres pardillos!, siempre hay un sociata para hacer bueno al que se fue, por malo que este fuera, o un demócrata-cristiano.

Y así, como cada cuatro años, más o menos esa es la periodicidad desde el advenimiento de la Democracia (antes se conocían como paros técnicos), nuestros salvadores sacaron a la calle a una parte de la población (iba a decir española, pero es que como se acerca la Semana Santa, pues me parece mal mentir como un bellaco).

Unos salieron porque se apuntarían a un bombardeo con tal de poder decir a sus nietos aquello de: "yo estuve allí". Aunque visto lo visto, no creo que lo hagan, porque si lo hacen, lo más probable es que éstos le tomaran inmediatamente medidas para regalarle una bonita camisa de fuerza con la que lucir lo más elegante posible en el geriátrico Psicópatas y Alucinados S.A. (P.A.S.A.).

Otros, porque en el sindicato del crímen (robar a manos llenas es un crimen), regalaban banderitas de colores, que "lusen lindas en el balcón", y que generalmente son los mismos que en la cabalgata de los Reyes Magos, te pueden arrancar la vesícula biliar de un bocado como te atrevas a coger ese caramelo blando (con aspecto de haber sido chupado por varios tiernos infantes y posteriormente vuelto a envolver, al comprobar que es de mango guaraní con esencia de anacardo) que te lanzan con saña y diabólica puntería desde la carroza atestada de tiernos retoños de Belcebú disfrazados de querubines.

Otros porque va la Jessi, a ver si me la ligo y le tiro un tiento cuando esté borracha en el botellón de este finde, entre poto y poto.

Otros, y los hay, porque todavía se creen lo de la Revolución (o al menos eso le cuentan al psiquiatra, o al que tiene la desgracia de caer a su lado en la barra del bar cuando van por el séptimo güisqui) y sus logros, que se suelen distinguir por llevar un retrato del Ché Guevara en la camiseta y mil euros en la cartera Mont Blanc.

No debemos confundir a los anteriores con los que lucen esa misma camisola porque, aunque no tienen ni repajolera idea de quién es el gachó del arpa, su titi, o su tito, o su tite, le han dicho: "es que ese de la Txapela mola mazo" y claro si a un adefesio cualquiera, con más granos en la cara que un paquete de kilo de arroz la fallera, su partenaire le dice que está para tomar pan y mojar ataviado de esa guisa, pues ya tarda.

Luego están los liberados de la execrable costumbre de trabajar, que al menos en "esos días" han de dejar el perfeccionado arte de la invisibilidad arrumbado en un rincón y mostrar públicamente su jeta, aunque están a salvo de ser reconocidos porque la memoria visual de sus compañeros de empresa, que no de trabajo, no alcanza a tantos lustros atrás.

No faltan los que aprovechan el día para conocer nuevas rutas de cervecitas, que ya se sabe que siempre es bueno conocer nuevas rutas (con erre, rutas) donde vaguear entre servicio y servicio, que no todo va a ser trabajar.

Tampoco pueden faltar en este retablo los que van por convicción, los que todavía creen que los sindicatos del crimen pelean por sus derechos: Bienaventurados los crédulos, porque ellos nos pagarán los cruceros y los Rólex (Evangelio según San Méndez-Toxo).

Y ya , por fin, están los antisistema, o sea, los que se quieren cargar el sistema que les permite ser antisistema y del cual viven como condes, normalmente de sus padres ricos (si son jovenzuelos) o de la ubérrima teta estatal si ya son talluditos.

No podía faltar, porque son como las moscas cojoneras, que te las encuentras hasta en la sopa, especialmente en la sopa, porque es donde está la pasta (chiste centrista subidito de tono, sector socialdemócrata derechista), bueno, pues no podía faltar un genuino representante de la farándula.

¿Que les dan más subvenciones?, pues guerra.

¿Que el Ministro tonto-útil de turno se confiesa como uno de los suyos?, pues más guerra.

Pero como no tienen media hostia porque ya se sabe que el fornico y la estulticia degenera mucho, pues en lugar de ir a tirar piedras a un lugar donde los antidisturbios te pueden dar hasta en el apéndice vermiforme (apéndice para los amigos), pues ¿qué mejor que a un peruano?, al fin y al cabo, son más bajitos y además, aunque formen parte del bloque bolivariano, no tienen unas muñequitas como las cubanas a las que darles unos ñaca-ñaca y después meter en el trullo a su marido por delincuente común.

!Ay Willy de mis entretelas!, no desesperes, que algún día conseguirás que tu nombre luzca como se merece.

Solo tienes que contratar con tu seguro de decesos que en tu lápida coloquen una placa de bruñido bronce en la que rece con letras, rojas "of course": "AQUÍ YACE WILLY TOLEDO", DESCANSAMOS EN PAZ.

Yo te pago el primer plazo.

No tardes.

Vamos chicos, la gloria os espera.

3 comentarios:

  1. Muy completa y variada fauna de asistentes a las manifas "revolucionarias" de los actuales redentores de la Humanidad.

    El más abundante, por cuestión signalamática de contraprestación contractual, es el que describes como ="los liberados de la execrable costumbre de trabajar, que al menos en "esos días" han de dejar el perfeccionado arte de la invisibilidad arrumbado en un rincón y mostrar públicamente su jeta, aunque están a salvo de ser reconocidos porque la memoria visual de sus compañeros de empresa, que no de trabajo, no alcanza a tantos lustros atrás."

    Y algunos pocos van con fervor de evitar que se queden en el paro pero es porque no saben que les resultaría más rentable peregrinar a Lourdes.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen resumen del sarao sindicalero, tampoco han faltado los piquetes choriceros que han afanao en un Bingo y aquellos camaradas que vienen de Europa en clase business para luego ir a las cocheras a impedir que otros puedan ir donde deban y quieran.

    Coacción, latrocinio y estragos, resumen bastante la cosa.
    Qué nivelón.

    ResponderEliminar
  3. Es verdad el otro Wllli no el Fog no, el Meyer volvió entre güisquises y champañe en business para no dejar que los demás fuéramos en bus a secas, que tropa. Toledo hace las huelgas por las noches que es cuando el se las coge Toledanas y claro de tanto cerrar baretos sabe todos los que están abiertos hasta el amanecer.
    Saluditos.

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.