CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

martes, 22 de mayo de 2012

INCUNABLES.






































Claro que también podríamos clasificar como incunables de la estupidez y ceguera las declaraciones del memo traidorzuelo (que hasta para ser Traidor con mayúsculas, hay que tener clase, presencia y savoir faire) del Ministro de Interior, como interior es el intestino por donde circulan los detritus del ser humano.

O las de Sorayita la repelente niña portachorradas.

O las de Doña Rosita Mistingué.

¿Como que no hay que mezclar la política con el deporte?.

Aquí lo que no hay es dignidad, ni vergüenza.

Ni cojones.

Aquí lo que hay que empezar a hacer es meter en vereda a esa pandilla de descerebrados de una puñetera vez, y demostrar que España no necesita a quien no quiere ser español.

¿Que desprecian los símbolos de la Nación española?, pues que jueguen la Arana-Companys y una liga con el Mollerusa y el Arenas de Guecho.

Pero lo que quieren es hacer de unos mangutas en calzones unos héroes nazionales y presentarlos como unos galeotes engrilletados, con billetes de 500 euros, a la galera de la opresora España, cuya camiseta nacional visten con resignación, porque a lo mejor, si no juegan, igual los fusilan.

La copa, aunque sea de eso que algunos se empeñan en llamar Rey de España, es un trofeo español, y si ellos no se consideran españoles, pues para eso tenemos al Mirandés y al Valencia, semifinalistas, que no le harían ascos a jugar la final.

Pueden mariconear todo lo que quieran, diciendo que ellos no son, que son un grupo de alterados los que van a chillar, pero al final, nadie en esos reductos del odio, sección deportes, les dice que respeten el himno y la bandera de quien les da de comer, y al menos, aunque solo sea por una justa correspondencia con la mordida que cobran no pagando a Hacienda, podrían marcarse el detalle de ser nobles y no morder la mano que les da de comer, que si no, ¿de dónde iban a cobrar esos niñatos lo que cobran?.

Así que, al final, como casi siempre, la única que pone las pelotas en su sitio, es una mujer de bandera: Esperanza.

Sí señora, tiene usted más razón que un santo, si no quieren ser españoles, al menos que no nos vacilen y que les vayan dando por donde amargan los pepinos.

Y que no vayan a la Selección Nacional. Y si tardamos otros cincuenta años en volver a ganar algo, no nos vamos a morir. Pero ellos tampoco tendrán el gustazo de decir que un macarra de los suyos es campeón del Mundo o de Europa.

Y no es un asunto menor, es una manifestación más de esa miserable cobardía que caracteriza a los nazionalistas.

Es un apoyo más, indirecto si se quiere, a los asesinos de inocentes, y de la Historia.

A ver si con un poco de suerte, pierden los dos.

Lo siento por la gente que de buena fe es seguidora de estos dos clubes, pero si Dios puede expulsar de su boca a los tibios, los mortales bien podemos expulsarles de nuestros campos.

Que se vayan a hacer política cortando troncos o bailando la sardana.

A ver si así ganan el campeonato del Mundo de Gilipollas, y que guarden el trofeo en la cueva de su tribu.

Espero que mis ancestros vascos no levanten la cabeza para ver tanta mierda.

6 comentarios:

  1. Perfecto, Capi. Que suspendan el partido al menor pitido ante el homno nacional, como hacen los gabachos con la Marsellesa, y que le den la Copa al Mirandés.

    Los chistularis y los sardaneros que la embuten donde les quepa sus instrumentos tribales y los manden a hacer irrintzis al Gorbea o a Monserrat.

    Mi post de hoy coincide bastante con el tuyo sin antes haber hablado del tema.

    ResponderEliminar
  2. Lo realmente decepcionante de todo este asunto es la respuesta de Soraya o Basagoiti al desafío que supone la pitada al himno nacional en la final de la Copa del Rey:han cargado contra Esperanza Aguirre que es la única que ha mostrado sentido de Estado y respeto a los símbolos y al cumplimiento de la ley.
    Estamos viviendo la descomposición de las costuras de la nación española y a nadie de la clase política-salvo Aguirre-, parece importarle.
    Desolador.

    ResponderEliminar
  3. No solo que suspendan el partido,Sino que los 17 reinos de taifas sean demolido,Ni un paso mas,Referendum Autonomico ya,Y preguntar al ciudadano si quiere este circo.Un saludo mi Capitan.

    ResponderEliminar
  4. Y porque 00 no podemos hacer nosotros un referéndum para expulsar de nuestro territorio a los indeseables???. O reciprocidad o nada. Si ellos tienen una nación, nosotros también pero es que ademas nosotros tenemos un territorio con sus fronteras reconocidas. Leo por algún lado que un gili propone vender Ceuta y Melilla a los Marroquíes, si eso para que los trate en plan Saharauis no te jode. Hay cada uno.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  5. Exactamente.

    Si no quieres escuchar el himno, no juegues la Copa. Punto pelota, y nunca mejor dicho, mira que es facilito de entender hasta para bárbaros fronterizos ¿eh?

    ResponderEliminar
  6. ¿Y por qué están en la liga española entonces? Que se den de baja y punto. Ah, claro, que entonces no tienen con quien jugar porque aunque son "nación" aún no son independientes y además se pierde mucha tela que poderoso caballero es don dinero. Pues ajo y agua.

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.