CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

martes, 1 de mayo de 2012

SAN CAN SAO. VAGO Y MÁRTIR.

Todas las religiones, sectas, grupúsculos y asociaciones varias, tienen su santo patrón, o patrona, al que veneran con especial devoción.

En los tiempos conocidos como los de La Oprobiosa, el día 1 de Mayo era conocido como el día de San José Obrero, por aquello de poner una vela a Dios y otra al Diablo.

En tan memorable día, muchos, por no decir casi todos, o todos, los yayos que hoy pululan por las manifas cerveceras, lucían, en aquellos entonces, tipazo enfundado en pantalón y camisola blanca bien ceñida. Las yayas, en lugar de berrear sus amores por la Pasionaria, sosteniendo entre sus, agarrotadas por la artritis, manos garfiudas ávidas de ibuprofeno milagroso, lucían las galas regionales, con sus enaguas y frus-fruses bien almidonados.

De ayer.......

....a hoy.

Claro que eso de las regiones era antes de que se dieran cuenta de que, tras expulsar a los amigos morancos de nuestro suelo, los otrora visigodos, se habían convertido, como por arte de magia, o de brili-birloque (que lo del birlar les va más a su personalidad) en Aranas (cuyo significado en español es: "mentira", como bien sabe todo aficionado a la cosa del crucigrama), o en chicos de butifarra y barretina, y que siempre habían sido independientes. Independientes de la inteligencia y el buen gusto, claro.

Pero vamos a lo que vamos.

Cada Santo tiene su día, y cada día su afán, aunque algunos lo entiendan como "su afane", y se pongan a la faena con especial dedicación, todos los días del año.

Hoy celebran los sindicatos, del crimen y el expolio, porque crimen es robar, la festividad de su santo patrón.

Desconocido por estas latitudes hasta hace unas décadas, es venerado con devoción sin límites.

Nada tiene que ver con ese San José, que tenía el mal gusto de trabajar en la madera, y que el único viaje que se pudo permitir en toda su vida, lo hizo a pinrel, desde Judea a Egipto para huir de la cosa del degüello de su hijo, tras recibir un e-mail celestial mientras sobaba una noche de duro invierno israelita.

Trabajaba, cuidaba de su familia y no se iba de putas ni de cervecitas: indeseable y proscrito.

Tampoco podría adscribirse a la sección de patronos San Pancracio, porque lo de este señor raya lo delictivo: si le pones una monedita con foramen central, te consigue trabajo. Sadismo puro.

Así que descartados esos dos, y todos los "malajes" que proclaman la necesidad de una vida ordenada y sana, que rechazan el delito y la vagancia (como si tuvieran algo de malo), solo se puede admitir como Santo Patrón de las huestes sindicales a San Can Sao, de los Sao de toda la vida.

Santo no reconocido por ninguna Iglesia del Orbe porque se dedica en cuerpo y alma a beberse el vino de consagrar y a robar las moneditas del cepillo para gastársela en casas de mala nota; es un santo dicharachero, deslenguado y procaz, con poco bagaje de léxico en sus cortas entendederas, faltón con deje chulesco y poco dado, más bien nada, a la cosa del currelo.

Subió a los altares de las casas del pueblo tras el martiriloquio al que fue inmisericordemente sometido, cuando, tras recibir una manita de guantazos, una ristra de insultos y dos patadas en los cojones, de sus ex-amigos, a los que sableaba con especial arte, y tras formar una cola de varios kilómetros de cobradores del frac contratados por los dueños de los bares donde proclamaba su doctrina, fue obligado por su familia a aceptar un trabajo.

No pudo soportar tan dura prueba.

El primer día que acudió a la empresa, no bien hubo traspasado el quicio de la puerta, un despiadado jefe, un sádico explotador del capitalismo más globalizado, le espetó: "Buenos días señor Can, permita que le acompañe a su puesto de trabajo".

Escuchar tan agresiva frase y reventarle el cerebro fue todo uno.

Todavía hoy se venera con especial devoción un trocito de cerebro que, tras salir disparado por uno de sus conductos auditivos, fue a estrellarse contra una marquesina de un Burguer King, que aunque algunos descreídos afirman que es un trozo de lo que en los círculos de los adictos a la comida basura llaman pomposa y falazmente "hamburguesa", vomitada por un incauto hambriento, es en realidad una fracción del lóbulo temporal derecho del Santo.

Las gentes de bien esperamos que aumente el santoral sindical de forma exponencial y que como San Can Sao, suban a los altares sindicales muchos adeptos a la Santa Iglesia de la Mangancia.

Aunque visto lo visto en las últimas manifas, el santoral se va a poder escribir en el canto de una cuartilla, y sobrará espacio.

9 comentarios:

  1. Capi..¡Qué asco lo del "selebro"!
    :D :D

    Ni cocidos a cubatas se acuerdan estos de lo que es trabajar.

    ResponderEliminar
  2. Se les ve sudados, malolientes, amigo Capitán, después de haber dejado sus muchas horas de trabajo, para llegar, con el tiempo justo, a la manifestación obrera, que, encima -¡hay que tener mala leche!- se la ponen en un día festivo.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. El título ya me hizo soltar la carcajada.
    Si, pobrecitos ellos, llegan a casa todos escocidos, con llagas en la lengua de tanto abusar de ella, porque es lo único en lo que trabajan: en dar la lengua.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Como fui enlace juvenil en el sindicato vertical --sí, en el del tío Paquito-- y después sindicalista y miembro del comité de empresa en la que trabajaba conozco un poco el paño. Y ¡C*ño! los conoces como si los hubieras parido Capi. Los mas vagonetas son los que al final terminan en la acción sindical. Bueno todos no ¡eh!, aquí me tienes a mi por ejemplo. Cuando llego el momento de elegir entre currar duro para ganar mas pasta o seguir siendo un vagonetas y pasarse el día jodiendo a la empresa y a los compañeros los mande a la mierda y hasta ahora. La mejor decisión de mi vida fue mandarlos a ellos y a los del partido a tomar por culo y borrarme de por vida de la izquierda. Ya entonces se les veía venir como los mansos "pregonaos" y chorizos que después nos han salido.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  5. Los últimos informes vaticanos anuncian la inmediata canonización de dos excelsos cofrades de la vagancia: el Beato Toxo y el Beato Cándido (el Méndez), alumnos de San Cansao.

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja...
    Muy bueno, lo comparto por ahí.
    Saludicos

    ResponderEliminar
  7. Toxo y Méndez se pasan media vida en la calle,detrás de una pancarta y al frente de una manifestación, y la otra media en TVE, bien en "Los Desayunos" con Ana Pastor donde nos desgranan homilias decimonónicas,rancias y con olor a naftalina o en el canal 24H, estabulados como contertulios culiparlantes insuflando proclamas bolcheviques en pleno siglo XXI ante los rostros demudados del resto de asistentes,perplejos y atrapados en una maquina del tiempo que los traslada a épocas anteriores a la caida del Muro.

    ResponderEliminar
  8. Jojojojooo Capi, hoy te ha quedao niquelao el retrato de esta cuadrilla de aprovechados muy ricos, un besito

    ResponderEliminar
  9. ¡Mis Dos Onomatopeyas de Honor, "CUM LAUDE", Capitán!
    Juajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuaaaa!
    y
    ¡Plasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplas!
    Y Parodiando al Cerdito Inglés W.Churchill, Podríamos decir que: "Nunca TAN POCOS,-SINDICATOS "DE CLASE" Y POLITICOS DE TODOS LPOS PARTIDOS-, ROBARON TANTO A TODOS SUS PAISANOS...".
    Y Es Que Su "SAN CAN SAO", En Realidad Es La CARETA VISIBLE DEL DIABLO ASMODEO.
    Un Abrazo
    Un Brindis Por La ESCOBA VENGADORA.
    y
    ¡¡RIAU RIAU!!

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.