CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

martes, 17 de julio de 2012

!CAFÉ, CAFÉ, CAFÉ!, !QUÉ NOCHE LA DE AQUEL DÍA!.

Se la están buscando.

Se la están buscando y, no sé ya si lamentable o afortunadamente, se la van a encontrar.

Cierto es que no se dan todas y cada una de las circunstancias que se dieron en aquel entonces, hoy hace 76 años, cuando media España, hasta los cojones de que la otra media, activamente o como cómplice, estaba masacrando a la otra media.

Ahora la cosa está bastante más clara.

Quizá no sean media España, pero al paso que llevaban en poco tiempo lo iban a conseguir.

De hecho, en algunos lugares casi media población comía ya del pesebre. Y siguen haciéndolo.

Y si les sumas a los de la manada, los cabreros, entonces es que ya te falta papel para hacer la lista.

La gente se queja, y con razón, de que la casta de cabronazos que se supone que dirige a la recua, ha alcanzado un número superior a aquella Duma soviética que parecía más que un Parlamento, el estadio de Maracaná en un partido de Brasil contra Argentina en tiempos de los Pelé, Vavá, Jair, Gerson y compañía.

Pero no es menos cierto que durante años, la recua que ahora sale a las calles a protestar porque le recortan el sueldo, porque se quedan en la calle, porque los que nos prestan la pasta para mantener a tanto manguta trincón, nos piden que se lo devolvamos, con los correspondientes intereses, durante muchos años, demasiados, se han arrimado a la casta de dictadores rotativos en el cargo, para ver si al nene, a la nena, a la parienta o al cuñado coñazo, pedigüeño y gorrón, se lo metían en algún puesto. 

Pero claro, tampoco se le puede achacar a la chusma la falta de formación en ideales y principios, porque ya se sabe lo difícil que es que a quien se educa en el peronismo más atroz,  después le salgan los principios como al que le sale un grano.

Lo normal es que te salga trincón, a su nivel y dentro de sus posibilidades, como normal es que a la que se cría en un burdel te salga puta, o al que le dan por culo todos los días, te salga maricón.

Jamás, y cuando digo jamás, es jamás de los jamases, o en jamás que diría el castizo, he entendido que cojones de ventaja tenía el que,en lugar de ir a las dependencias del Ministerio de turno, que las ha habido siempre en todas las ciudades, tuvieras que ir a las de la correspondiente Delegación de la Satrapía Autonómica.

Bueno sí que tiene una ventaja, pero no para el ciudadano normal, sino para que como los piojos se reproducen en la mugre, los politicastros, generalmente iletrados, se reprodujeran sin límite, control, o cortapisa.

Y digo iletrados y me parece que me he pasado. Me he pasado atribuyéndoles unos conocimientos y capacidades por encima de las que poseen realmente.

Salvo que cuente la capacidad para trasegar finos caldos, o contar billetes. Claro que también hay una especie de imbécil (y me refiero al término médico, no al insulto común), que es capaz de aprenderse la guía telefónica de memoria o hacer raíces cúbicas de números de treinta dígitos de cabeza como el que come altramuces, también conocidos como chochos, que de los que denominan determinada parte de la anatomía femenina, también se comen algunos.

Bueno, pues de esos, a millares, a decenas de millar, a centenas de millar, pululan por las distintas y variadas, que no en la función, que solo es una, y esa es robar, dependencias de las Administraciones. Menos por las que deberían pasear, que no son otras que las de la Policía y los Juzgados, esposados, o mejor con grilletes en los tobillos y arrastrando una bola de cincuenta kilos.

Y después de que los sociatas llenaran de esos parásitos, transmisores de enfermedades tan peligrosas como la desvergüenza, la indolencia, el latrocinio, el lenocinio y el mal vivir en general la vida pública, en número casi incontable.Vista la situación insostenible de la economía española, esperábamos, sin gran esperanza, es cierto, pero con ansia, que los nuevos gestores de la ruina nacional, y no solo económica, pusieran coto, aunque no fuera muy estrecho, a tanto desmán.

Pero como era de esperar, salvo que el humo de la necesidad cegara nuestros ojos, como así era, y sigue siendo, y lo seguirá siendo, si alguien no lo remedia, aquí los que tienen que seguir apretándose el cinturón hasta que se nos junte el ombligo con la columna vertebral, vamos a ser los de siempre.

Cada vez que veo a la cada vez más cara de bollo Sorayita, admonizar con todos los males del infierno al personal, tras el aquelarre de cada viernes, ósea, del Consejo de Ministros, mirando con esa cara que parece que los ojos pugnen por salírsele de las órbitas y se te vayan a meter en tu salón, posiblemente para mirar a ver lo que te puede chorizar, es que iría a la rueda de prensa para darle una amorosa patada en los morros, y así silicona que se ahorraba.

No sé si ya se habrán comprado el braguero para no herniarse después de cerrar cuatro empresas públicas, o si se habrán tomado cuatro cajas de fortasec y algunas más de valium antes de ir a rogar, de rodillas y a sus pies, a los sátrapas de las pirañas carroñeras autonómicas, que no gasten tanto, o vaya a ser que les tengan que reñir despiadadamente por sus desmanes.

Menos hacer lo que tienen que hacer.

Menos tirar a la puta calle a todos los saqueadores del erario que son los reyezuelos autonómicos y sus consejos de vividores que son los Parlamentos de los reinos de Taifas, menos librarse de tanto parásito y dejar de esquilmar al pueblo, menos eso, harán cualquier caso.

Pues que vayan con cuidadito.

Que a muchos, cada vez más, nos gusta, casi con delirio, el CAFE, como a los que en la noche del 17 de julio de 1937 comenzaron a fraguar el final de los predecesores de estos compinches de la masacre de España.

Quizá no con los mismos métodos.

Pero los cojones les pueden ir al mismo sitio.

El que avisa no es traidor, es avisador.

3 comentarios:

  1. ¿A qué sitio les van?

    No muy lejos, oyes, que luego las señoras de la limpieza reclamarán horas extra..

    Ay Señor, Señor....

    ResponderEliminar
  2. Plas, plas, plas, plas. Bravo, Capi. Acabas de plasmar la proclama más clara y real de los últimos 10 años y totalmente válida para derechas, izquierdas y medio-maricones.

    Esto se va a enredar por culpa de unos y unas que dijeron que los otros eran unos trincones y ellos lo son tanto como los anteriores y le tienen más miedo al jabón y agua que los gitanos y los del 15-M o los batasunos.

    No sé si alguien va armar a la población como en el 36 pero que cada vez habrá más accidentes provocados en sedes de los denominados "políticos", es facil de predecir.

    La Soraya y sus iguales féminas no se diferencian en nada a las morritos benidorenses, y aquella además con pinta de maricona profesional.

    "a quien se educa en el peronismo más atroz, después le salgan los principios como al que le sale un grano. "

    No, no hay en Europa suficiente FORTASEC para administrar a los que se induce a que cumplan lo que la plebe clama ya muy cabreada : que se elimine al 95% de los inventados cargos públicos.

    ResponderEliminar
  3. uchos de los que hoy sacan la hoz para asaltar la calle, durante estos años de vacas gordas, no abrieron la boca mientras contemplaban todos los desmanes que se venían realizando en la Administración Pública.
    Pero claro, no es lo mismo robar cuando el ladrón es de la familia. Si roba tu tío político, no es robo.

    No se atisban buenos vientos, Capitán.

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.