CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

domingo, 29 de julio de 2012

LA TORRE DE BABEL Y EL IMBÉCIL DEL PAPEL.

Para aquellos descreídos que dudan de la veracidad de lo reflejado en las Sagradas escrituras, o como dicen ahora los cursis relamidos en las tertulias de todo pelo o jaez, lo que está puesto negro sobre blanco, como si el azul, el rojo o el verde fosforito no fueran colores con los que se puede redactar una noticia, no hace falta más que repasar los diarios para ver que ya en los tiempos pretéritos en que se escribió la Biblia, se conocía lo que iba a pasar en España.

Y es que Dios es muy sabio y omnisciente, y como le diera por hacer quinielas, acertaba hasta los partidos de la Ponferradina, que ya es acertar, pero como también es muy cuco y precavido, piensa que total, si gana el pleno al quince y se lleva una millonada, igual en un descuido se le cuela un sociata en el Reino de los Cielos y le da el disgusto.

Y por eso no hace quinielas, ni juega a la bonoloto.

Y no coge dinero de los curas catalanes.

!Ah, ¿que no saben lo de los curas catalanes?.

!Pero si es muy conocido!.

Miren, pues resulta que en uno de esos Cónclaves que se monta la curia para hablar de lo humano y lo divino, sobre todo de esto último, lanzando glorias y loas al Sumo Hacedor, a ver si así se distrae y no les pasa cuenta de lo que hacen por estos andurriales; en una de esas reuniones discutían tres Excelentísimos y Reverendísimos Arzobispos españoles: el de Granada, el de Burgos y el de Barcelona.

¿El asunto?, muy sencillo, evaluar cual era el mejor sistema, el más justo y equitativo, de repartir los óbolos y presentes que, en forma de moneditas contantes y sonantes, porque hoy no da un billete, aunque sea de cinco euros ni la Mare de Deu de Loreto, patrona de Santapola, Muchamiel y la aviación, reciben de los que todavía no han abjurado de la fe cristiana.

Bueno, pues allí estaban los purpurados, comentando las mejores y más justas formas de repartir, y la conversación discurría, más o menos por los siguientes derroteros:

  • Mirar pishas, decía el granaíno, con ese toque tan salao que da el roce con las buenas gentes del Sacromonte, nozotros, pintamoh en er zuelo una raya, cohemo loh duroh (hay que ver lo apegados a la tradición de los andalusíes, y no hay más que ver lo apegados que son los de la Junta, que eso de hacerle un feo a su santo Patrón San Alí Babá de la Santa Cueva teniendo algún gesto de honradez, es que, bueno, antes se cortan el prepucio con la chicha dentro) y loh tiramoh, ar zuelo encima mihmo de la raya, loh que caen a la deresha,  pueh pá Dioh zon, y loh que caen a la isquierda, pueh pá nozotroz.

  • El burgalés, sobrio él, seriote él, bien nutrido de la tierna carne de lechal ovino él, tomó la palabra para decir con voz templada: pues nosotros arrojamos los estipendios, con los que tan generosamente, tan solidariamente, tan caritativamente, tienen a bien obsequiarnos estas buenas gentes descendientes del Mío Cid, de Vivar Campeador, sobre una mesa de rústica madera castellana, y lo que queda sobre ella lo admitimos como signo de la generosidad divina hacia nuestras humildes personas, y lo que cae al suelo, como nuestra edad nos impide flexionar nuestra cintura, pues para Dios Nuestro Señor que en los Cielos está que va.

  • Por fin tomó la palabra, que ya la butifarra la había tomado mientras platicaban distraídos los otros dos prebostes, el catalán, y de esta manera habló: pues mirin vostés (que ya se sabe que estos catalanes siempre hacen acabar cualquier tiempo verbal en "i"latina, y más tratándose de la curia, que eso del latín lo llevan muy dentro del alma), nosaltres, ehhhjjj (modismo empleado cada tres milésimas de segundo por cualquier catalán que se precie de hablar la lengua de don Jacinto Verdaguer,  y puesto muy de moda, en su forma más extrema por el patriarca de los Pujol, Puyol o así, dicen ellos), ante todo, buenas noches, bona nit (porque era de noche y porque es otra curiosa manía de todo semoviente catalán, quizá para demostrar que no guardan rencor, al menos mucho, a los que chamullan la lengua del Imperio Opresor), nosaltres, ehhhjjj, cogemos las moneditas, y en elevando la mirada al sielo allá que las lansemos, y asin, si Deu vol, agafa lo que quiera oigue,  y lo que caiga, pues para nosaltres.

Y ustedes dirán: ¿y a que viene todo el rollo que nos cuenta el tío este?.

¿Es que está más trastornao que de costunbre?.

¿Le habrá acabado de enloquecer el robo o latrocinio cometido por las huestes de Mariano manostijeras en su ya de por sí menguada soldada?

¿Será que la calor le ha acabado de derretir las pocas neuronas que no han cortocircuitado las incansables prédicas y peticiones, que de forma extemporánea, solicitan sus vejestorios cartilleros del Seguro?.

Todo pudiera ser.

Pero es que esto del blog es como el diván del psiquiatra, que empiezas contando que tienes miedo a volar, y acabas acordándote de esa tía, fea como un demonio, y con una halitosis tipificada en la Convención de Ginebra como arma químico-bacteriológica, que una vez te dió un pescozón que saliste por la ventana, y si no es porque caíste dentro las bragas tamaño ogra con obesidad mórbida de la vecina del bajo que estaban tendidas, te dejas los sesos en el suelo como dos y dos son cuatro.

Bueno, a lo que iba, si es que me acuerdo, resulta que ya en la Biblia hay un episodio que, yo creo que a modo de profecía, refleja la actualidad más rabiosa de España.

¿Se acuerdan de aquello que nos contaban los curas (cuando los curas eran curas, y no como ahora que ya ni llevan sotana, ni dan capones, ni ná de ná), de la Torre de Babel?.

Bueno, pues lo mesmico, lo mesmico que el defunto de su agüelico.

Lo de la torrecica de marras ya no tiene misterio alguno, porque en realidad, y ya se sabe que la Biblia no hay que tomarla al pie de la letra, no era una torre sino una urba, de esas de adosados en los que cada día se reproduce esa famosa escena de Casablanca (de rodillas en el reclinatorio), en la que la Bergman, al oír un estampido, le dice a Humphrey: ha sido un cañonazo, o son los latidos de mi corazón.

Bueno, pues eso sucede cuando el vecino del adosado de al lado se suelta un glorioso cuesco en su baño, que te funde del ruido la mitad de los LEDS de tu televisor y te pone en marcha la secadora.

D. Cuesconcio Petorret contemplando consternado como le hacen el vacío.

Una urba construida con una cuadrilla de trabajadores españoles, y no es que como quisieran llegar hasta el cielo (que en algunas montañas de mi tierra casi, casi lo han conseguido) construyendo cajas de cerillas con dos baños y solarium (desde donde te puedes lanzar al vacío al ser consciente de la gilipollez que has hecho hipotecándote hasta el fin de tus días con semejante nicho), Dios les castigara haciendo que cada uno hablara en un idioma distinto, no, no, no; es que Dios, hasta los cojones de tanta jerigonza ininteligible de las lenguas vernáculas de las 17 realidades nacionales, los mandó a tomar por culo (ya habían pasado aquellos tiempos tan fantásticos de las plagas, las lluvias de fuego y los diluvios universales, todo lo bueno tiene su fin) y de vuelta para España.

!Ya os mandaré yo a alguien que os meterá en cintura, os vais a enterar de lo que vale un peine, capullos!. Y años después les mandó a D. Francisco, pero eso es otra historia.

Y después de aguantar tanto desvarío, espero que interesante y divertido, ameno a la par que instructivo, solazante sin dejar de ser culto, vamos al asunto.

Pues resulta que a una señora de Lérida, de esa ciudad cuyo nombre ostenta como apellido un señor que por sus gafas yo creo que de mayor le ha salido su verdadera vocación, que es ser Rosita Mistingué, sexo incluido, le pusieron una multa por ir hablando por el móvil mientras conducía.

Ella dice que no, que tiene manos libres y que lo que hacía era tocarse el pelo (no dice de qué parte de su organismo, pero, en fin, lo pasaremos por alto por esta vez. Bueno, sí, de la seta, ¿vale?, Señor, Señor, que paciencia hay que tener.), el caso es que se la cascaron.

La lagarta acicalándose.

La multa, no otra cosa.

Y la buena señora, hasta los mismísimos, supongo, de tener que dar explicaciones por el móvil a sus amigas mientras conduce, de por qué le han puesto una multa por hablar por el móvil mientras conducía, !a ella! que tiene manos libres y las usa para atusarse el tupé mientras conduce y para colocar el retrovisor para ver que tal le ha quedado el arreglo, pues recurrió la multa.

Pero no contenta con discrepar de la autoridad competente, va la muy zorra y lo hace !!!en español!!!. Y no se le cayeron las uñas, ni le reventaron los pulpejos de los dedos. Si es que ya no hay justicia en este mundo.

Y claro, la autoridad le contesta en catalán. Normal. A ver que se ha creído la tía lagarta de Komodo. Si tendría que viajar en escoba, o mocho Vileda en caso de que tenga posibles, así podría aprovechar los ratos libres para barrer y/o fregar, que es lo suyo por su condición de mujer española.

Españolaza brujilda limpiando la pista de aterrizaje.

Total que la muy pelandusca, como si de una perdularia de sálvame se tratara, coge "sus" abogados y se va al Juzgado.

Y encima van y le dan la razón, no porque no quedara demostrado que estaba hablando por el móvil, que a la fecha del juicio todavía estaba más caliente que el reactor de Chernobil un microsegundo antes de fundirse, de lo que cascaba la ilerdense.

Se la dan porque como ella contestó en español, lo razonable hubiera sido que le contestaran en la misma lengua. Claro que lo razonable y lo nacionalista es igual antagónico que Pajín y limpieza, sociata y honradez.

¿El resultado?, pues que a la Generalidad le han puesto una multa de 600 napos por no estar de acuerdo con el resultado del recurso.

¿Y a que no saben quién lo paga?.

¿A que no saben quién es el imbécil del papel?.

Exacto.

Usted y yo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.