CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

martes, 31 de julio de 2012

LOS PARÁSITOS SIN FRONTERAS CABALGAN DE NUEVO.

Venía yo escuchando la radio, mientras juraba y perjuraba, resoplaba y jadeaba, tras hacer una pequeña compra en Mercadona, esa que vas a por dos cositas de nada y acabas como un negro de película de Tarzán, que ya entiendo por qué decían aquello de "yuyu ongawa", y es que bajo el peso de la compra, la neurona no te da para articular nada más complejo.

Mercadona cae por allí, con treinta o cuarenta negros me hacéis la comprita de la semana.

Bueno, en el caso de ellos, de los negros de película, lo tienen más fácil, porque con decir lo primero que se les ocurra, ya están hablando un idioma, especialmente si va dirigido a aquellos cazadores vestidos de sahariana de Dior, y no te digo nada de Jane, que la Titanlux tuvo que pagar horas extras para fabricar maquillaje.

Bueno, pues de momento, como por ensalmo, cesaron mis resuellos, retornó mi corazón a su ritmo habitual, y mi saturación de oxígeno pareció alcanzar niveles de mi juventud, cuando no me fumaba los dos paquetes de tabaco de cada día.

Y es que entrevistaron a un "experto" en asuntos del Sáhara, al que a veces, si la torturan convenientemente, su familia dice conocerle cuando se sienta a comer.

Este elemento, aparte de ser conocedor de la geografía de aquella zona, que solo los alacranes y víboras del desierto, aparte de los que se pasan el día mirando los mapas para aprenderse de memoria localidades y regiones que nadie conoce, ni falta que les hace y ni ganas que tenemos, para después epatar a los más cándidos, o a cuatro perroflautas cuya mayor aventura fue un día encontrarse con una ducha (a traición), pues este elemento, con voz cargada de misterio, susurrante y con tintes de conspiración universal, se ha puesto a dar toda una retahíla de datos, de argumentos elucubrados por una mente torturada por los delirios paranoicos, sobre por qué el Gallo Margallo ha repatriado, a los que han querido, a los cooperantes españoles en el Sáhara.

Según este estratega de primerísima línea, cuya proeza más relevante en toda su vida ha debido ser descubrir que el quiosquero de la esquina conspiraba contra su patrimonio al darle el cambio, pretendiendo sisarle la desorbitante cifra de cinco céntimos, todo esto de la repatriación está guiado por el ánimo de favorecer a Marruecos que tiene nuestro gobierno.

Y por supuesto que allí, en el Sáhara, no pasaba nada, nada, nada.

Saharauis dando un ameno paseo.

Vamos a ver, razonaba el ilustre mindundi: ¿sería razonable que porque en un barrio hubieran asesinado a una persona, usted dijera que ese barrio es peligroso y que no se debe ir por allí?.

!Impecable razonamiento salido de un melón prodigio de los intelectos lúcidos donde los haya!. Salvo si dejamos aparte de que no hay más asesinatos y secuestros porque por allí hay más bien poca gente y el territorio es algo más grande que media España.

Está claro que lo que quiere el Gobierno es que allí no haya testigos.

¿Testigos de qué?, se pregunta uno, incapaz de seguir el razonamiento de sabio como no vieran los tiempos.

Porque, que yo sepa, aunque mis luces no llegan a las de semejante faro del fin del mundo, en esa zona, dejada de la mano de Dios, los marroquíes campan por sus respetos, pasándose por el arco del triunfo toda Resolución salida de la UNO, que como decían los españoles: si ellos tienen UNO, nosotros tenemos DOS, en clara referencia a cierta parte de la anatomía masculina.

También pululan los argelinos, que solo esperan la oportunidad, o sea que los marroquíes se vayan, para ser ellos los que se queden con lo que quiera que haya allí.

También parece razonable que los grupos terroristas, aprovechando el malestar, por llamarle algo fino, que tienen los saharauis porque les han robado su tierra, intenten reclutar gente dispuesta a todo, y de paso hacer un poco de cash llevándose a casita a algún miembro de esas organizaciones que se caracterizan, no todas, hay que ser justo, por pegarse la gran vida viajando a gastos pagados, satisfaciendo así su megalomanía y de paso comprándose el mejor ordenata que puedan, que ya se sabe lo útil que es para elevar la moral de los refugiados el ver aparecer a la caravana del Circo con dos kilos de alimentos y diecisiete toneladas de tecnología punta.

Tampoco es desdeñable que, una vez tomado, más o menos, el control de Egipto, Túnez, Libia, Mali por elementos más bien propensos al islamismo, y siendo Mauritania un territorio donde campan a sus anchas los Al Qaedianos residentes en Mali, lo siguiente en convertirse en una base de los terroristas, sea el Sáhara.

Pero claro, el Gobierno español pide a los cooperantes que no vayan, por joder. Si más claro no puede estar, y encima les coaccionan diciéndoles que si vuelven allí, o no se vienen, es bajo su responsabilidad.

Yo no sé qué datos maneja el Ministerio de Asuntos Exteriores o el CNI.

No sé si hay riesgo, o se lo han inventado. Aunque no alcanzo a comprender para qué se iban a inventar algo así para repatriar a cuatro gatos, que además saben por propia experiencia que aquello no es precisamente un paseo por la Explanada de Alicante un domingo de invierno a mediodía, que el único peligro es que un pensionista, cabreado por el precio de las sillas, te tenga media hora dándote la murga.

Lo que sí que sé es la pasta gansa que nos cuesta cada manguta secuestrado.

Y también sé en qué se gastan la pasta que se les paga a los que los secuestran, por liberarlos.

Y también sé que cuando la familia de algún secuestrado por terroristas del terruño nuestro ha pagado el rescate, se han visto ante un juez, aunque no los hayan procesado por aquello del sufrimiento y de evitar un mal mayor. Porque pagar un rescate es delito.

Y que Miguel Ángel Blanco murió por no ceder el Gobierno al chantaje terrorista.

Y que si los bomberos o la Guardia Civil tienen que venir a rescatarme porque, haciendo el gilipollas, he ido donde no debía, me embargan hasta los gayumbos si no pago los gastos de mi rescate en la montaña.

Así que, si quieren ir porque allí viven solo buenas gentes necesitadas del amooooooor de estos benefactores de la humanidad, y no hay peligro, pues que vayan.

Pero que si luego los trincan los terroristas, que pague el rescate su familia.

O mejor, que si su familia intenta pagar el rescate, que no les dejen, que ya que son héroes, que lo sean del todo.

Y que den ejemplo a todo el mundo con su martiriloquio.

Al fin y al cabo, es lo que buscan.

Aunque se me ocurre otra idea, aun mejor si cabe.

Utilizarlos como el gusanito que se pone en el anzuelo.

Se les manda para allá, y cada vez que los secuestren, como pago se les hace un canje.

Y como moneda de cambio tenemos a muchos mártires de la justicia universal: Pilar "Cazalla" Bardem, Willy Toledo, Javier "Cicerón" Bardem (esta familia es una mina), y un largo etcétera de políticos de toda clase y condición.

Aunque no sé por qué,  me parece que los terroristas moros podrán estar locos, pero tan tontos no son.


3 comentarios:

  1. En su casi totalidad estos "aventureros" son los más pijos hijos de papá que hay en Europa y como estudiar y trabar lo consideran de plebeyos o de chusma, se van a hacer el jili por dónde creen que les van a dar dátiles y hacerse la foto chuli.

    Nada que el Margallo los deje en paz y allá se los merienden con patatas bravas los Alquedas que haya.

    ResponderEliminar
  2. Pues lo tiene bien sencillo el gobierno. Os traigo a España por "vuestro bien" y las ONGS y vosotros quereis regresar... si pasa algo apañaos. Es vuestro problema. España no paga más rescates y punto.

    ResponderEliminar
  3. El secuestro-rescate de "cooperantes" españoles se ha convertido en un filón en cualquier rincón del Mundo.
    Todo el mundo sabe que si se envalentona, la vida le quedará resuelta en un plís-plás.
    Y los "cooperantes", la mar de tranquilos. Saben que, como sucediera con los catalanes secuestrados hace unos años, a su vuelta a España, con suerte, pueden recibir una paga como "víctimas del terrorismo".

    Pá mear y no echar gota.

    Un saludo, Capitán.

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.