CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

lunes, 13 de agosto de 2012

ADMINÍSTREME USTED LO QUE EL POBRECITO DEJÓ...

Adminístreme usted

lo que le pobrecito dejó

hagalo para que

su vacío no sienta yo.

Acabó mi luna de miel

y se fue mi dicha con él.

En efecto, se acabó la luna de miel, y ahora toca la luna de hiel, que eso es lo que tiene el casarse con mangantes convertidos en magnates pobrusos con más ínfulas que Don Rodrigo en la horca.

Por estos lares de esta tierra de conejos, o más bien de comadrejas, o mejor aún de sangoneras, nombre que por estas tierras levantinas, desde Ampurias a San Pedro del Pinatar, se da a la sanguijuela, abundan, como en el resto de las tierras de España, los tontos con derecho a balcón con vistas a la Calle Mayor y paulo cuando salen a comprar al súper.

Y entre ellos figuran, con nombre de oro, en el registro de gilipollas marisabidillos, aquellos que en cuanto sale alguien meneando el pendón del Reino (porque el otro pendón, el que tienen colocado en algún despacho, como asesora de fornicios varios, es el que se encarga de menearle a ellos otra cosa), corren presurosos a contribuir con las pocas perrillas que les quedan, al mayor esplendor de la Patria recién estrenada.

A eso y a ver si consiguen el botín de Barbarroja, que para ellos no es incompatible el patriotismo con el saqueo, porque piensan, suponiendo que tan agotador ejercicio lo hayan practicado alguna vez, que al final será el Estado "sentralista opresor" el que acabará pagando la fiesta.

Pues mire por donde, no.

Y se van a comer una mierda como la Sagrada Familia y el Micalet de grande.

Y yo que me alegro.

Este podría haber sido el cartel llamando a los "inversores" de la patriótica causa.

Anda ahora el ejército patriótico gimiendo y rechinando los dientes, porque ya ni para férula anti bruxismo tienen (salvo que usen los chicles que encuentre pegados bajo la mesa o la silla), cuando se han dado cuenta de que se van a comer una ful de Estambul, o sea lo que viene a ser lo mismo: los bonos patrióticos. 

¿No querían Patria nueva?.

¿No les mola tanto la embajada hasta en el Orinoco?.

¿No aman tanto a sus líderes que iban a expandir los horizontes de grandeza hasta los confines del Universo, y más allá?.

Pues al Más Allá se han ido sus perrucas.

Y allá están bien.

A continuación vean unas imágenes de concienciados ciudadanos de las taifas levantinas, que ilustran como quedaron tras la venta de tan patrióticos bonos.


Don Cirili Barrufet contemplando ensimismado el pirulí que le regaló el comprador de sus bonos. Eso y un kilo de guano de paloma de Mintserrat fue cuanto obtuvo por los 6.000 eurillos que invirtió en la patriótica causa.



Doña Montse Cancamusa del Potorret, esparverada (que es el extraño modo que tiene ellos de decir horrorizada, cosas de la lengua imperial), al comprobar el esquilme feroz al que había sido sometida. Eso es culpa de Madrit, añadió presa de furor (no uterino).

Ciudadanos de un país normalito, recibiendo con jolgorio las explicaciones de un guía del museo de Tontos del Haba Ilustres, sobre hasta que punto se puede llegar a ser gilipollas, y en qué estado se queda uno tras tan previsibe expolio.


De genios puede que vayamos justitos, pero de aprovechateguis subnormales, sobraos, sobraos, sobraos.

2 comentarios:

  1. En cada día que escribís algo, Don Capi, más esparverado me dejas porque lo tuyo es una mezcla Quevedo y Gila. Uséase, pura inteligencia.

    Los pobrufos catalufos ya van sobrados de tanto cantamañanas independentista y tendrán que montar una "Semana Trágica" a lo 1909 en que se cargaron a los señoritos cuentistas.

    ResponderEliminar
  2. Unos antipatriotas, vendieron bonos patrios y más de uno creia que era para retornar al pasado. Pero ese pasado ya nunca volverá.

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.