CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

martes, 14 de agosto de 2012

MÁS CORNÁS DA EL HAMBRE.

Ya ha llegado el verano, y como cada año, llega también la operación bikini.

¿Qué podéis hacer con esos michelines que afean vuestra figura?.

¿Qué medidas debéis tomar para las camisetas se ciñan como una segunda piel a vuestros abdominales, y resalten esa tableta que años antes adornaban mi bronceada piel abdominal?.

¿Cual es la solución a esas morbideces que cuelgan fláccidamente de vuestros otrora ebúrneos brazos de aizkolari?.

Dos son los remedios para semejante degeneración adiposa, a saber:

Uno, quizá el más drástico, pero más rápido y eficaz, queridísimos gudaris, es la adquisición de un galopante carcinoma, de cualquier parte del organismo, aunque mi recomendación, por mi amplia experiencia, fruto de muchos años de práctica en el noble arte de Galeno, es el carcinoma de estómago.

Proporciona por una parte, una caquexia rápida, sin serlo en exceso (la rapidez, no la caquexia), lo suficientemente dilatada en el tiempo como para que el afortunado agraciado pueda disfrutarla durante todo el estío, y ¿quién sabe?, a lo mejor durante otra temporada más.

Además, dada la posibilidad de unas hermosas metástasis hepáticas, se os puede teñir la piel de un llamativo color amarillo tostado que, junto con el amarillo Piolín de las conjuntivas y el uso de unas lentillas de mil colores, de las muchas que existen en el mercado (os recomiendo las de Bausch and Lomb, conseguiréis un aspecto fashion total.

Colaboran con esas metástasis a conseguir una figura que competiría con la de los, y las, más acreditadas modelos de cualquiera de las pasarelas del mundo, unos vómitos persistentes que ni el primperán en botijo podrán evitar, con lo que el efecto adelgazante, está asegurado.

Y por si fuera poco, las adenopatías supraclaviculares de tan divertido y útil proceso adelgazante, conseguirán, en el caso de que usted, queridísimo seguidor de las inteligentes tesis de ese gran pensador que fue Sabino Arana, no haya sido favorecido por la madre Naturaleza con unas clavículas prominentes, tan sexis en cualquier mujer, o en aspirante a homo metrosexual, entre esos ganglios invadidos y la adherencia de la piel a la estructura ósea, una vez quemada la grasa supérflua, que las clavículas parezcan los tejados de cualquier caserío guipuzcoano.  

¿Qué más se puede pedir?.

Otra de las grandes ventajas de ese proceso neoplásico es un dolor insoportable.

Pero aunque alguno dirá que ese dolor no es deseable, mi respuesta no puede ser otra más que el rictus del dolor, síntoma que por muy intenso que sea, un valeroso guerrero liberador de tan noble pueblo sabrá llevar con entereza y convertirlo en enseña de su valor.

Dará éste rictus un aspecto de fiereza (que algunos confundirán con jodimiento, pero ya se sabe que la chusma españolaza no entiende de matices) tan imprescindible en un duro luchador por la causa.

¿Y la tos?, ¿qué me dicen ustedes de la tos?, esa tos provocada por la destrucción del tejido pulmonar a causa de la invasión de las células cancerosas en el aparato respiratorio.

¿Habrá cosa más hermosa que la imagen de un gudari tosiendo y arrojando en cada espasmódico golpe de tos un fragmento de pulmón?. 

!Cof, cof, mira Mirenchu,  mira Aitor, ahí va un pedazo del segmento segundo del lóbulo superior del pulmón derecho!.

!Ahí va la hostia Josechu, si es verdad, tú si que eres un auténtico gudari, no como ese maricón españolazo de Garmendia, que todavía va por el segmento séptimo del lóbulo medio del pulmón izquierdo, que ese sí que es fácil expulsar!.

Y toda la Herrikotaberna estallaría en un mar de aplausos, que llegaría a ovación atronadora si el trozo de pulmón de Josechu se acompañara de un buen chorro de sangre, que mancharía los pechos henchidos de orgullo de quienes rodean a Josechu en tan gloriosa epopeya.

Y si a eso se añade un vómito en escopetazo, que lanzaría el contenido del poco estómago que le quedaría, eso ya provocaría el delirio de los allí reunidos, y además siempre podría dar la idea de convocar un concurso para ver quién vomita más lejos el trozo de chuletón, que ya está bien del estereotipo del levantador de piedras, o del cortador de troncos; e incluso podrían promoverlo como deporte olímpico en el caso de conseguir la independentzia de Euskalerría, y crear la Federación Euskalduna de lanzamiento de materias orgánicas en descomposición.

!!Mássss, másssss, Josechu, assí, assssí, ahhhhhh!!

El otro método es la clásica mariconada de la huelga de hambre.

!Pero eso no es digno de vosotros!.

!Ya sé que eso de mezclarse con gentes de la meseta y Andalucía os ha llevado a la pérdida de vuestra aguerrida apostura y ya es hora de su recuperación!.

!Ya sé también, que en el fondo, lo que os gustaría es, que si os encarcelan, os metan en un zulo de 2 x 2, durante todo el cautiverio!.

!Ya sé que para vosotros es un calvario tener que hacer huelga de hambre en el comedor, que ya se sabe que en la celda, lo que se come no cuenta, que eso viene en todo manual del  buen huelguista!.

Por eso yo os animo desde aquí a que sigáis el ejemplo de vuestro compañero Josu Uribetxeberría, y os pilléis un buen cáncer.

Además de adelgazar hasta conseguir una figura envidiable, haréis un gasto en quimioterapia que contribuirá notablemente en el incremento del déficit español y consecuentemente en el aumento de la prima de riesgo y la ruina del Estado opresor.

No os recomiendo el de próstata, aunque hoy por hoy, la terapia hormonal de antiandrógenos puede haceros sacar el maricón que lleváis dentro, y siempre sería un punto más en vuestra consideración, porque ahora es lo que más mola. Y aunque necesitéis pañales, los hay hasta de colorines.

Y los españoles sufriremos y rabiaremos de envidia.

Os lo juro por mis muertos.

Hasta por los que habéis matado vosotros.

Hijos de puta.


4 comentarios:

  1. plas, plas, plas, plas
    No caerá esa breva, Capi. Se chivó la prensa de que comen a escondidas en sus celdas y siguen comprando en el economato.
    O se está o no se está en huelga. Para payasos, aparte de asesinos, no tienen precio.
    No me gusta desearle a nadie lo que no quiero para mi, pero con esos hago una excepción: Ojalá se pudrieran.

    ResponderEliminar
  2. Pero, hombre, Capi, ahora que hay manifas todos los días en Territorio Sioux a favor de que suelten a esos que han pillado lo que describes, les estás dando ideas para hacer aún más de Margarita Xirgú y trasladar el escenario teatral a todas las plazas, en imitación de los "crucificados" de Semana Santa en tierra de rostros pálidos, por ser fieles a Polikarpo.

    El "galopante carcinoma con metástasis hepáticas" agudiza aún más el "hecho diferencial" y la semejanza a ese Kristo que hay en el Valle de Franco.

    Yo creo que el sistema se perfeccionaría rehabilitando cualquiera de las mazmorras que en Toledo quedan de cuando enseñaban religión los de la Inquisicion.

    ResponderEliminar
  3. Sería una excelente solución al "conflicto vasco", Capitán. Una epidemia cancerígena para que los cachorros de Jarrai pudieran estilizar sus figuras sin la necesidad de pasar malos momentos luchando contra la gula y el ansia de comer.
    Además, con tal técnica, poco importaría que los "gudaris" escondieran mendrugos de pan bajo la almohada.

    Un abrazo, Capitán.

    ResponderEliminar
  4. Alguien dijo que si se ponía una alambrada triple circundando las vascongadas, veríamos como esos mismos gudaris se pasaban a España, como ya hacían los de la Alemania oriental.

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.