CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

jueves, 16 de agosto de 2012

MISCELÁNEA DE CAPULLOS.

Metidos ya de lleno en el periodo vacacional, en el que el vecindario de este nuestro gallinero patrio puede darse a la molicie mientras rumía sus cuitas, que son muchas y variadas, también tiene tiempo esta nuestra comunidad para empaparse de las noticias del mundo local y extranjero, y darse cuenta de que si por estos lares cocemos habas, por esos mundos de Dios, también hay competencia, dura competencia, en ver a quien se le calienta más el haba.

Hubo un tiempo en que por toda noticia relevante, aparecía en la prensa año tras año la especie de que en algún lugar de nuestra geografía aparecía alguna serpiente de varios metros de longitud, que adornaba su epidermis escamosa con abundantes pilosidades.

Tengo yo para mí que se trataba de alguna de esas albóndigas de dos patas, de alguno de nuestros pueblos y/o ciudades, que la horterez no es patrimonio solo de la ilicitana villa alicantina (aunque allí abundan), que tras un viaje a las islas afortunadas, bajaban la escalerilla del avión en chandal, zapatillas Paredes y abrigo de visón, y claro, no se quitaban el atuendo, informal pero elegante, ni para ir a la tendeta de la esquina, y menos aún allí, para que las otras albondiguillas menos afortunadas perecieran víctimas de un ataque de corrosiva envidia.

La yaya epatando a los nietos a su vuelta de Tenerife, en pleno agosto,  mientras se dirige a la panadería a comprar unas empanadillas y dar envidia al vecindario.

Cierto es que en aquel entonces, no había tantos políticos trincones, nacionalistas carroñeros, los moros se estaban quietecitos en sus kábilas mientras la Legión les daba de vez en cuando un repasito, que ya se sabe que el morando es de frágil memoria y de insaciable codicia por lo ajeno, como un sociata, más o menos, los sociatas eran de Falange, los comunistas no asaltaban supermercados, como no fuera el economato de la cárcel.

En fin, lo normal.

Pero las cosas han cambiado, mucho, y no siempre para bien, aunque sí que ha dado lugar a que crezca la fauna periodística, que en lugar de dedicarse a escribir sobre cosas tan amenas como el asesinato, con posterior descuartizamiento, de los veinte miembros de una familia, ahora se dedican a escribir sobre el crecimiento desmesurado de la chacinería local y foránea.

Otra desventaja de los tiempos actuales es la prensa digital, porque antes el periódico de toda la vida, te sacaba de un apuro de vez en cuando, como envolver el bocadillo de sardinas y además leer la páginas de esquelas del ABC (donde cuando el que cascaba era un señor, siempre había una desconsolada viuda, y cuando la que cascaba era ella, los desconsolados eran los hijos, nietos y demás familia, porque el consorte hacía años que estaba en el Valle de Josafat), o de la última Copa de Europa ganada por el Madrid; o si tenías un apretón, siempre podías limpiarte el antifonario, con la ventaja de que después te echabas en la cama en pelotas boca abajo y la parienta podía leer los ecos de sociedad en tus nalgas.

Ahora las noticias son otra cosa.

Por ejemplo, en lugar de poder leer que el ejército israelí machaca a las tropas de cuatro naciones de la morisma, ocupando desde los altos del Golán hasta la presa de Assuán, te tienes que tragar que el tiznao de la Casa Blanca consiente que los guarrinchis hamasianos se reúnan en la ONU para reclamar lo que una vez robaron y volvió a sus legítimos dueños a hostias, y pocas que fueron. Y se reúnen para planear, de manera informal, como el que no quiere la cosa, así, de pasada, la destrucción del Estado de Israel.

Claro que, bien mirado, siempre cabe la posibilidad de que esta vez, por fin, les den una manita de leches y les monten la Palestina mora allá por Indonesia, que también hay mucho moro, amarillento, pero moro.

En territorio nacional, nunca falta un tonto que nos alegre el día.

Ahora nos sale el Flori-ano, el segundo de Mari-ano, y nos suelta así, como si estuviera en un teatrillo de esos donde cuatro monguis no paran de soltar chorradas, con la misma gracia que si Menguele te dijera que te va a aplicar una cura de su invención, que le da envidia, muchíiiiiiiisima envidia, que el Gobierno italiano vaya a bajar los impuestos.

!Tócame los huevos María Manuela!.

Este tío, o es más tonto que luna mata de habas, o es un cabrón con pintas en el lomo.

Y por si cupiera alguna duda de su estulticia, o de su carbronez, aunque también cabe la posibilidad de que las altas temperaturas le hayan dejado las neuronas más socarradas que la moral de Rubalcaba, añade, después de un circunloquio, que ni él mismo entiende, que hay que tapar unos agujeros que se habían producido durante estos años de gasto excesivo.

Si tenemos en cuenta que el agujero no solo lo han provocado los sociatas, aunque sí en su mayoría, me recuerda esta popular expresión, un chiste, no por antiguo, menos vigente en su mensaje.

Encontrábanse dos caballeros en un urinario, cuando uno de ellos, de repente, se gira y le espeta al otro:

  • !Oye tú!, lenguaje impropio para una persona de educación cultivada, pero ya se sabe que con la chorra en la mano, hasta el más sabio se torna, al menos en su lenguaje, un lenguaraz de baja estofa; !oye tú!, a ver cuando me vas a devolver la pasta que me debes.
  • A lo que el aludido, tras sacudírsela con expresión pensativa, le responde con una mano en la minga y la otra en jarras, como la florista de Alcalá: !No te preocupes (momento en que el otro comienza a preocuparse de verdad)!, tengo un asunto entre manos, que como se enderece, el primer agujero que tapo, es el tuyo.
Excuso decir, que tras mudársele la color de la su cara, adquiriendo el tono de cadáver de seis días a la intemperie, el inquiridor, arrimando la espalda, y lo que no es la espalda, al alicatado, apretando los glúteos hasta provocarse sendos hematomas, tomó las de Villadiego, y no me consta que volviera a ser tan desconsiderado con su deudor.

Así que, por favor, por su familia, por el Amor de Dios, de rodillas, !¿qué digo de rodillas?!, arrastrándome como un gusano mientras beso sus pies recalentados por el deambular por el asfalto ardiente, ruego, imploro, a la fauna periodística, que no le pregunten a Flori-ano, o a su jefe Mari-ano, que no le pregunten qué agujeros piensan tapar.

Que existen métodos más civilizados de operar las hemorroides.

5 comentarios:

  1. Esas TRES "D" de Doña Candela deben de ser una respuesta masónica, con simbología tridimensional como corresponde a todo lo masón : tres besos, tres abrazos,tres apretones de manos.

    Respecto a la normalidad a la que aludes cierto es que con el Invicto cada cosa y bicho estaban en su lugar = "los sociatas eran de Falange, los comunistas no asaltaban supermercados, como no fuera el economato de la cárcel.En fin, lo normal.

    No sabía que las de Elche habían copiado modos de Bilbao. Todo se contagia.

    Respecto al Flori-ano uno ser partidario de que es tonto más que de otra cosa, al igual que su jefe y sus compas.

    ResponderEliminar
  2. La imagen de la parienta leyendo la prensa del corazón entre las nalgas del amante es una imagen que me acompañará toda la vida, Capitán. Ya nada volverá a ser lo mismo.
    Mis monos y yo hemos hecho una apuesta para ver cuánto tarda A3 en desvelar, en exclusiva como todos los años, quién se lleva el concurso de tortilla de patatas del pueblo.
    Eso sí que es periodismo de calidá.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Fíjate como ha cambiado España, que la serpiente de verano de todos los años, ya no es cualquier cosa que rellene los medios, ahora la nueva serpiente es cualquier político mediocre que se aprovecha del estío para cubrir paginas y paginas, tenemos al Gordillo todos los días en los medios.

    ResponderEliminar
  4. Hay que ser generosos, porque tonto o cabrón???. Las dos cosas coño, las dos cosas.
    Saluditos.

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.