CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

sábado, 4 de agosto de 2012

!POBRECITAS MÍAS QUE NADIE LAS QUIERE!.

Como esto del recate, de las finanzas del antaño país líder de la Champions League de la economía y tormento de Sarko y señora y del latrocinio generalizado en estas Taifas de Dios, ya huele como un lupanar (casa de putas para las vÍcitimas de la LOGSE) un lunes por la mañana, pues he decidido hablar de otra cosa.

¿Y de qué cosa?, pues de féminas ilustres.

Bueno, ilustres, lo que se dice muy ilustres, la verdad es que no son. Conocidas y van que se matan, más que nada por sus acciones, que por ellas las conoceréis, que dijo el rabino (no sea cosa que ponga que el Hijo de Dios y se me echen encima los "modelnos" y "progres" de toda clase y condición).

Empezaremos por la cosa de los "notisiosos", donde la la moderna bizcueja (que de vez en cuando, o sea casi siempre, se le va un ojo para Cuenca y el otro para Orense, aunque en general los domina bastante bien.

Es esa chiquita de la Calzada, de la Vereda roja, que lleva a Ferraz, que ya se sabe que todos los caminos llevan a la Roma del Imperio Sociata, y que más que presentar los desayunos de la Primera, es que te daba el desayuno a las primeras de cambio como te equivocaras al darle al botón de la tele, que es que podías tirar hasta las magdalenas que te daba tu abuelita.

Ya no tendremos el placer, el inmenso placer de esperar con ansiedad el momento en que el sátrapa de turno, o sea el moro mandón y sanguinario, hasta sus mismas pelotas de aguantar el cachondeo de la niñata, alirondo, alirondo, alirondo, el velito me lo quito y me lo pongo, ordene su lapidación, previa violación masiva, y más IVA, a ver si así deja ya de hacer la "chunormala" y se comporta.

Momento en que el moro le muestra a Anita como ha de llevarse el velo, y por la mirada insinuante, también de como se ha de comportar una hurí.

Ni tampoco el de que Doña Esperanza, harta ya de que le toquen las narices (porque ella es una señora y no permite que le toquen otra cosa), le ofrezca el papel de la Tonta del Bote en el lugar de la genial Lina Morgan.

O que en un momento de pasión desenfrenada, se lance en los brazos del Cary Grant de las artes escénicas periodísticas, el sin par, porque dos ya sería un tormento insoportable, Gran Wyoming, para succionar toda clase de jugos y líquidos corporales, entre el alborozo de la chiquillería y el pasmo de sus progenitores (los de los tiernos infantes, que los del insufrible cómico del Teatro de Manolita Chen ya le habrán visto eso y cosas peores), que morirían entre estertores al atragantarse con los churros (la presunta periodista no creo, que ya estará acostumbrada a tragar cosas de mayor calibre, aunque sean conseguidas a base de química).

Pues sí, se nos va Anita Pastor (snif, snif, snif, lágrimas y moqueo y a otra cosa).

Dicen que se va porque no ha querido aceptar un trabajito en la late night, que me suena a esos programas de última hora de la madrugada, que solo ven los camioneros cuando paran a hacer el descanso obligado del tacómetro (que no es un aparato para medir el número de insultos más zafios, groseros y ordinarios por segundo, cuando comprueban que ha vuelto a subir el gasoil entre gasolinera y gasolinera, debido, como dice Montoro salvaje, por culpa de que otros no pagan el IVA).

Aunque también puede que se tratara del programa de la Tienda en Casa, donde tuviera que anunciar, en un guiño al lobby gay (en castellano recio y brutote él, a los maricones y bolleras) el nuevo aparato para hacer tortillas sin huevos.

Aunque, tengo yo para mí, que dado que le iban a dar la patada en bien esculpido antifonario (supongo, que supongo bien esculpido, no que le fueran a dar la patada), y que ya tendría que madrugar, podría dedicarse a negocios más lucrativos y que requieren, la mayor de las veces, de la complicidad de la nocturnidad, porque las farolas no se encienden de día, y a horas en que luce el astro rey, te puede conocer hasta el gato, pero con la luz de un globo eléctrico dándote por arriba, mientras otros globos te dan por debajo, no hay tanto peligro de ser reconocida.

Momento del casting de la farola donde, dicen las malas lenguas, pensaba proseguir la carrera Anita.

En fin, que se nos va y en buena hora sea.

Otra que está cabreada como una mona de Gibraltar que se hubiera sentado sobre una ortiga, es la hija del hígado con patas más portentoso que vieran los tiempos.

Es esa señora que compite en miopía con la gobernanta de los asuntos sanitarios, que si la Mato (vaya nombrecito para una Ministra de Sanidad) no apercibía la presencia de un Jaguar en la cochera, esta otra, como es de sangre real (como si la de los demás fuera imaginaria), y eso de mirar la cuenta corriente es de una plebeyez y ordinariez impropia de su clase y condición, pues no se daba cuenta de que le iban ingresando unas cosillas.

Además, !¿qué hay de anormal que un marido le regale a su esposa un palacete?!, yo mismo, si no lo hago, es porque soy un despistado para las fechas y siempre me acuerdo tarde de la fecha de cumpleaños y onomástica de mi esposa, que si no, hasta Versalles le hubiera comprado ya. Bueno, Versalles no, que da mal fario.

Bueno, pues Cristinita está molesta, harta más bien, de que todo el mundo esté contra ella. En realidad contra ella está todo el mundo menos los que tendrían que estar, que son unos señores con gesto torvo y mirada asesina, vestidos de negro y que gastan una mala leche que, ya, ya.

Fiscales creo que les llaman, aunque hay quien les llama cosas peores, pero esos suelen estar sentados en un banco bastante incómodo y con grilletes en las muñecas.

Y es que hay para estar molesta, y harta, y cabreada y hasta los pelos, de arriba y de abajo, con tanta persecución. Como si ser Secretaria del Consejo de Administración supusiera algo. Como si llevarse la pasta a paraísos fiscales y defraudar a Hacienda no fuera algo normal, e incluso deseable.

Seguramente pensaría: si mi Iñaki me da este dinerillo, estas fruslerías; si dice que podemos meternos en el gasto de esa casita en Pedralbes, será porque nos llega lo que papi y la Caixa nos paga.

¿Y lo de los viajes y el apartamento en Washington, preguntarán los rancios republicanos?.

Pero vamos hombre, ¿acaso no viaja la plebe a Punta Cana y alquila un apartamento en Benidorm?, ¿por qué entonces nosotros que la sangre azul discurre por nuestras venas no vamos a poder viajar también?. Cualitativamente es lo mismo. 

Y claro, Cristinita está molesta, enfadada, encabronada, porque la quieren ver entre rejas, con lo estropajoso que te deja el pelo la prisión, y lo vulgares que son las gentes encerradas. Y lo mal que visten.

Apréciese el real rictus de desagrado al ver los modelitos que se lucen en Yeserías.

Y es que el populacho español es envidioso y malo, muy malo.

5 comentarios:

  1. Dice que la largan por que hace periodismo, si, si. A una por hacer periodismo y a la otra por hacer altruismo.... que país.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  2. Pues mira, lo de la Anita Pastor me resbala porque desde que murió el Invicto o por ahí no he vuelto a mirar un televisor, más que nada por sensibilidad olfativa.
    Pero lo de la Cristinita lo clavas : esa probe nunca se ha dado cuenta de que al igual que ella todo peón de albañil circula en Lanborghinis, se pasea en verano por la isla Tabarca en yate de 20.000 millones y habita lo mismo un palacio de 6 millones euros que un apartamento de un montón de miles de dolares en Guasignton.

    Tiene razón : las zafias gentes hispanas no aprecian su "buen gusto" de no querer habitar lugares como Yeserías. Pero como su papi va de fostión en fostión o de botella de guiski en botella de guiski, no tiene tiempo de ocuparse en exceso de los pelos que se le van poner a la niña en cuanto pase por taquilla. Useáse, cuando al Iñaki le quiten hasta los calzoncillos fucsias con escudo.

    ResponderEliminar
  3. Anita tiene razón, cuando la RTVE era del Psoe el periodismo era libre, libre como una paloma, y sin sectarismo alguno, por eso de vez de en cuando en noticias pésimas se les escapaba la foto de Rajoy.
    La Cristina, es que hombre, con eso de que los españoles nos apretamos el cinturón, miramos con premeditación y alevosía la buena vida que se pegan otros, que sin dar palo al agua llenan sus bolsillos de millones. Es que los españoles somos así, muy envidiosos y la envidia es mala consejera.

    ResponderEliminar
  4. A mi, todas las mujeres que han sido paridas del escrúpulo sucialista me parecen deshechos útiles para la Ley de Paridad pero inútiles para procesar o servir para algo que no sea para costarnos un riñon a los españoles. Ahí tenemos otros ejemplos que, querido amigo mío, no pasaran a la historia precisamente por su buen juicio, capacidad o gestión sino por ser carísimos floreros (carísimos para nosotros claro) con los que adornar el partido. Aído, Pajín, Chacón, Susana Díaz...

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
  5. En una cosa sí que podemos decir que hemos ganado, Capitán... Dentro de veinte años, en las futuras tertulias políticas de Tele5, aunque el discurso de "la libertad del ente público bajo el gobierno del PSOE" será el mismo, la imagen de Ana Pastor no será tan desagradable como la de María Antonia Iglesias.
    O sí... que nunca se sabe en esto del envejecimiento.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.