CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

martes, 30 de octubre de 2012

CÓMO DISTINGUIR UNA CRÍA DE POLÍTICO DE CiU, DE UN NIÑO NORMAL.

Las últimas investigaciones realizadas en el Simthsonian Institute of Washington, la Real Academia sueca de las Ciencias, y la Cátedra de mangancias varias de la Complutense de Madrid, han llegado al unísono y sin fisura alguna en sus conclusiones, a la conclusión de que es posible, no solo determinar el sexo de un nasciturus, sino saber desde la temprana edad de la decimosegunda semana de gestación, si un feto desarrollará en su vida futura una vida normal y decente, o será por el contrario un representante de la casta política convergente.

"Velocirraptor trinconensis civergentibus"

Ya en el útero materno, el político comienza a dar síntomas de lo que será su vida y actividad, cuasi, y sin cuasi, delictiva en un futuro próximo.

Así, la madre invadida en sus entrañas por el representante de tan egregio depredador, presentará ya en las primeras semanas de gestación, una anemia galopante, resistente al tratamiento con tan ingentes cantidades de hierro, que para mensurarlas, tan solo cabe la comparación en múltiplos de las que se precisarían para hacer una réplica del Empire State a escala 7 a 1.

Y es que tan solo así es capaz, el minúsculo chupóptero, de desarrollar para sus relaciones futuras con el común de los mortales, una jeta de dureza y resistencia de magnitud asimilable a la del acero al cromo-vanadio.

Ese hierro absorbido del torrente sanguíneo, hasta dejar a los glóbulos rojos de su progenitora hembra de una palidez tan solo comparable a la de un islandés anémico en el mes de enero, es amalgamado con el calcio proveniente del esqueleto y piezas dentarias de la desgraciada a la que parasita, dejándola en un de tal inconsistencia, que tal pareciera a punto de seguir el mismo destino que el de un vampiro cuando le da la luz del sol.

Los movimientos del fétulo en el claustro materno son compulsivos cual azogado, o padecedor del mal de San Vito, no porque padezca de alteración alguna del sistema nervioso central que le haga convulsionar presa de un frenesí cuasi demoníaco, sino porque se desespera al encontrar que las paredes uterinas le impiden el poder apropiarse de algo, lo que sea, cualquier cosa.

Ya cuando nace, los que han tenido la desgracia de estar de guardia en el paritorio en el momento del advenimiento de tan aberrante ser, al menos en lo moral, que en lo físico la cosa se agrava de mayor cuando se queda calvo, o toca su faz con unas antiparras que causarían escalofríos de repulsión en el mismísimo Freddy Mercury; advierten que el llanto, normal en cualquier neonato al pasar de un lecho húmedo y calentito, provoca en sus subconscientes la sensación de que, como se descuiden, algo más allá de los límites de la realidad les va a robar la cartera, de grado o a la fuerza.

Freddy, lanza en ristre, en actitud defensiva al ver acercarse al de las gafas.

La suya no es una lactancia normal. Tal como lo describiera la madre de uno de los más reputados miembros de la secta, que ha preferido, es más, ha rogado, implorado, suplicado y desgarrado sus carnes, para que no se hiciera público su nombre, con palabras que han causado un profundo horror en quienes oyéronlas proferir: "es como si me hubieran puesto un remolino de la potencia succionadora del Maëlstrom en cada teta" "me las dejó como las de una cabra", apostilló la desgraciada.

¿Qué decir de la infancia de este espécimen?, basta un dato para ilustrar las apetencias de cuanto bien terrenal caiga dentro del alcance de sus sentidos, de agudeza no igualada por representante del reino animal alguno: Uno de los pajes de los Reyes Magos de Oriente confesó, off the record, a un reportero de Al-Jazzira, que sus Majestades todavía se encuentran pagando el préstamo que tuvieron que pedir para reponer los regalos misteriosamente desaparecidos mientras se encontraban dentro del nido familiar de una de estas rapaces carroñeras.

Y así, entre apropiaciones indebidas, por descuido eso sí, del material escolar del vecino de pupitre; desapariciones misteriosas del balón de fútbol mientras el árbitro cuenta los pasos para colocar la barrera; volatilización de la cal que marca las líneas que delimitan el rectángulo de juego; papeleras de sus cuartos con un sospechoso parecido con las cestas de la cancha de baloncesto y aparición cuasi milagrosa de diversos adminículos del profesorado, padres y demás familia en diversos rastros y mercadillos de las cercanías, transcurre la infancia y adolescencia de los representantes de la fauna convergente.

Si alguno de ustedes advierte en alguna ocasión, en un tierno infante, alguna de las características descritas, no lo dude ni un momento: ¡Huya, por Dios, huya rápido y veloz!.

5 comentarios:

  1. Menudo repaso fino le mete al Duran i Lleida,Este zopenco es el peor de todo,Se viste con la ropa jesuitica de moderado,Pero es un verdadero lobo,un saludo mi Capitan.

    ResponderEliminar
  2. El otrora "hombre de Estado" acabó, al fin, quitándose la careta. Ese prohombre aragonés que ha pasado a convertirse (siempre lo fue) en el defensor de la tierra ajena... porque él lo vale.
    Pero no te sulfures, Capitán. Para muchos, este miserable seguirá representando las posturas más centristas, conciliadoras, fiel paladín del "diálogo" que nos ha de salvar a todos, catalanes y españoles.
    Hablando se entiende la gente, que diría el Rey del Tropezón... pero, con interlocutores como el Duran i Lérida, poco puede sacar uno en claro, aparte del bocado en la yugular.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. JUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

    ResponderEliminar
  4. Pufff, que yuyu tener eso enganchado. Es cómo España que tiene agarrada una garrapata de agárrate y no te menees y nos e suelta ni para dios. Piés para que os quiero.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
  5. Ahora es peor Arturito Más o menos.
    Lo de la independencia es el cuento de nunca acabar, pero es lo que mantiene a los políticos chupando del bote.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.