CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

¡SUS VAIS A CAGAL DEL PIQUETE QUE SUS VI A MONTAL! (







Y creíamos ya finiquitada la cultura greco-romana de los discursos en el ágora o el Senado.

Pues no señores, no.

La dialéctica, la oratoria en su más alto exponente.

El verbo grácil; la inteligencia en el parlar; la sutileza del argumento político; el señorío del comportamiento; los argumentos incontestables; todo aquello que creíamos perdido tras la caída de las civilizaciones latinas, ha vuelto de la mano de un sindicalista.

¡Qué simplismo intelectual el de aquel: quosque tandem abutere patientia nostra, Catilina!. ¡Que cortito era Cicerón, comparado con este líder entre los líderes políticos!.

¡Qué lacónico e insustancial aquel: "Alea jacta est" de ese chusquero pretencioso que fue Julio César, comparado con este inmenso general de las huestes del trabajo!.

¡Qué pretencioso enano pomposo fue Napoleón Bonaparte, y qué poca visión de la historia mostró cuando dijo aquello de: "soldados, desde lo alto de estas pirámides, cuatro mil años de historia nos contemplan!.

La arenga de este esforzado currante, aunque muy a su pesar alérgico al trabajo, que me consta por fuentes muy acreditadas, que ha pensado innumerables veces acudir al médico para que le cure, pero ya se sabe que las colas de la seguridad social son tan largas que no le llega nunca el turno; pues la arenga de este esforzado paladín del trabajo (de los demás), tan solo es comparable, aunque muy por encima, a la frase del General Philip o. Sheridan, aquella de: "el mejor indio, el indio muerto".

O aquella popular de: muerto el perro se acabó la rabia.

Y como no, aquella de James Cook, poco antes de que se lo comieran los hawaianos: "o aparece ya, pero ya, y cuando digo ya, es ya, el bote robado, o alguien se va a llevar un par de hostias".

Por no hablar de la del famoso viajero italiano, Marco Polo, que cuando en uno de sus viajes a la China, por aquello de zamparse unos fetuchini en Casa Madame Pu-Ti-Flor, (famosa por sus pastas y por otras cosas que dado su nombre no hace falta especificar), uno de sus burros de carga le pegó una coz que casi le descuageringa el carro a un paisano, dice la leyenda que el chino, con bastante mala leche, le recriminó la falta de cuidado a Marco Polo mandándolo "a tomal pol culo", éste, sacando la vena italiana, le contestó airado: "¿credi tu que sei il momento di parlare di amore?.

Algo así debió sentir este ilustre representante del proletariado, cuando viéndose en la cumbre de la gloria, preparando la batalla de mañana, bueno ya de hoy, ha inmortalizado una frase que hará comerse las uñas de pura envidia a Sócrates, Platón y Aristóteles, allá donde descansen sus huesos, porque ante tan sublime lección de oratoria, han de rendirse cuantos filósofos han dejado su miserable huella en el pensamiento humano.

La fosa de las Marianas es un triste remedo de la profundidad del pensamiento de este impagable orador y arengador de masas.

Porque nada puede reflejar mejor el pensamiento profundo y sesudo de nuestros sindicalistas, que permanecerá en nuestras pobres mentes, como el: "mañana vamos a hacer un piquete de cagarse".

Sí señor, eso es un pensador y no el de Rodin.

Eso es un orador y no Demóstenes.

Eso es un líder y no George Washington.

Y a mi me pilla con la huelga de farmacias y sin un fortasec que llevarme a la boca.

Mañana, un tapón de sidra el Gaitero en el culo, y a pasar consulta en la taza del water.

¡Qué miedooooooooooo!.

¡Anda y que te folle un pez espada!.

Pues mira, parece que no le disgusta la idea.

4 comentarios:

  1. BRAVO. Plas, plas, plas, plas. Estás de domingo, lúcido y resplandeciente.

    Fenomenal escrito. Sí, señor.

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado pa cagalse jojojo, qué nivel Maribel, byba la heducasion puvlica de kalidaz

    ResponderEliminar
  3. Capi, eres un eskirol la mar de hijo de perra.

    ResponderEliminar
  4. Oye, Capi ¿Y por qué no un tapón de cava catalán?. Deja en paz a los tapones de la sidra de mi tierra que no tienen la culpa de la diarrea mental de los sindicaleros. Oño, no me los llenes de mielda.

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.