CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

domingo, 30 de diciembre de 2012

DE AZUL MAHÓN Y PRIETAS LA FILAS LOS MAMPORREROS.

Pensar que en política hay gente que evoluciona honradamente, es como pensar que un buitre carroñero se puede hacer vegetariano.

Ambas cosas son posibles, aunque ambas cosas llevarían a las dos especies a su muerte; en el caso del buitre por inanición, y en el del político por locura y desesperación.

Algo similar, por no decir idéntico, le sucede al buque insignia del panfleto de la agitprop de la izquierda española: El País.

Solo hay que echar un vistazo al nombre y al subtítulo aclarativo, para darse cuenta de que algo huele mal en Prisa.

Lo de diario independiente de la mañana, viene a ser algo así como: "OTAN, de entrada, no", o sea ahora, en este momento, ya, no; luego ya veremos, o sea sí.

Independiente de la mañana, parece querer decir que es un diario independiente que sale por la mañana, pero en realidad lo que quieren decir es que es independiente de la mañana, o sea que lo mismo da que salga por la mañana o por la tarde.

De la calaña de sus dirigentes, y de sus más afamados redactores, dan idea infinidad de anécdotas, portadas y editoriales de la más hedionda panfletada planetaria.

De los inicios de la andadura de su presidente, que Dios tenga en su gloria y que sea así por los siglos de los siglos, y de su director que todavía anda por estos andurriales haciendo la vida imposible a la genuflexa y bobalicona derecha que nos ha tocado en suerte, solo se puede decir que el uniforme azul mahón de la falange, a la que sirvieron fielmente hasta que hubo otro amo y señor que pagaba mejor y mandaba más, les sentaba como anillo al dedo.

De hecho, ese azul caló tan profundamente en su cuerpo y espíritu, que hubiera sido curioso poder hacer la autopsia a D. Jesús del Gran Poder, alias Polanco, cuando le llegó la hora de abandonar este mundo, en el que se dedicó a hacer el mal con toda su alma, porque seguro que el forense hubiera visto lo que en ningún libro está registrado, y es un magma visceral de un profundo azul.

Quien desde la presidencia de un periódico nacido para propagar la doctrina socialdemócrata, versión de la imagen especular de la democracia cristiana, o sea las dos caras del mal, no está mal que iniciara su andadura hacia el podio de los más ricos del mundo, según la revista Forbes, cuando por un soplo del Ministerio cuando la reforma educativa de Villar Palasí, la editorial Santillana, fundada por este insaciable depredador de dineros y mentes, fue la única editorial que tuvo listos los libros a tiempo para el nuevo curso escolar.

Cosas de los correajes.

De D. Juan Luis Cebrián, Janli para los amigos, suponiendo que las hienas tengan amigos, se puede decir otro tanto, si bien todavía no le ha llegado su hora, si tenemos en cuenta sus inicios periodísticos en Pueblo, informaciones y como director de informativos en los dos últimos años de Franco, donde tuvo la encomienda de realizar un reportaje sobre la Revolución de los Claveles, y de ser una de las tres personas, junto con Pío Cabanillas y Jesús Polanco, que se encargaron de mostrar el resultado final al Caudillo.

No es muy conocida la anécdota de que cuando, con paciencia infinita, el Caudillo soportó las tres horas de reportaje, y al llegar el ansiado The End, Su Excelencia, dirigiéndose a Pío, le dijo: ¿y usted qué piensa de esto?.

El bueno de Pío, comenzó a desgranar a trompicones una opinión que pudiera satisfacer al Caudillo, al que yo creo que se la sudaba bastante, sabedor de que sus días estaban contados por obra de los valerosos luchadores antifranquistas, que nadie conocía, pero que estaban por ahí, seguro: "Verá usted Excelencia, el pueblo...", ¿el pueblo, el pueblo?, le interrumpió el Generalísimo, la plebe.

Y ahí se acabó el discurso. A buen seguro que los valerosos falangistas en proceso de metamorfosis kafkiana mostraron su desacuerdo con el dictador. 

Solo habría que poner un pero: nadie les oyó.

Pero eso son minucias.

Otra anécdota que marca el espíritu demócrata hasta el tuétano, de luchadores natos por la libertad, de fieros defensores de sus ideas, es la que sucedió cuando el 23 de febrero de 1981, un grupo de golpistas intentó hacerse con el poder, hasta los cojones de la deriva, que persiste hasta hoy, de una casta política que ha acabado por devorar cualquier indicio de auténtica democracia, y de acabar con una banda de asesinos que batía récord tras récord de muertes de inocentes; de forma bastante chapucera porque su cadena de mando se truncó al ver que su mentor en la sombra cobardeaba en tablas, seguramente porque quedó desilusionado al enterarse que el gran elefante blanco no era un paquidermo (aunque tuviera la cara muy dura), y no había una Corina que llevarse al catre.

Y en la redacción del País se encontraba el bravo falangista, con alma de socialista (al fin y al cabo los extremos de una línea que se curva hasta hacer encontrar su principio y su fin), travestido de demócrata y esperando a ver en qué quedaba aquello, cuando aparece, se les aparece más bien, D. Jesús, y contaba Martín Prieto, que apoyándose en el quicio de la puerta, y señalando a Cebrián con dedo admonitorio, le espetó: "Janli, nada de heroicidades, mañana, el periódico con los que ganen".

A eso se le llama firmeza de principios, honradez y ser consecuente, y esto no es de coña.

Sentados así los principios de esa casa del periodismo, no es de extrañar que, echados en brazos de Convergencia a causa de la maldita crisis económica y la ruina causada por alguien con tantos principios como Jack el destripador, como Janli Cebrián, esta pandilla de juntaletras, califiquen a la policía, que se ha atrevido a iniciar una investigación sobre la forma de obtener todo su capital la Familia Pujolina, como "la Partida de la Porra".

A mí, aunque ganas me dan de meterles la porra por donde todos se imaginan, y bien untada en guindilla mexicana, la verdad es que me parece de lo más normal en estos cenutrios.

Lo que tampoco me espanta en demasía es la reacción de los sicarios a sueldo, más o menos conocido, aunque nunca reconocido, porque ellos son imparciales sobre todas las cosas, de dos elementos tan desagradables y viperinos, de aspecto y de espíritu, como Carmelo Encinas y Ricardo Martín.

Estas dos alimañas ponzoñosas andan esparciendo a los cuatro vientos la especie de que la Policía, la partida de la porra, no puede, de ninguna de las maneras, investigar nada, pero nada de nada, sin la aquiescencia, orden o mandato de un juez.

Veamos pues, siguiendo uno de los sagrados principios de la ciencia como es la reducción al absurdo, lo que sucedería un día cualquiera, en un lugar cualquiera de España, si siguiéramos los dictados de esta pareja de voceros de la familia prosaico-rubalcabiana.

Una pareja de la policía nacional pasea por una calle cuando observa que un individuo malcarado, pestilente y desarrapado, se acerca a una señora bien vestida, con algunas joyas de oro al cuello y en sus dedos.

Un fascista asqueroso de la partida de la porra diría al otro: "ese tío me da mala espina, vamos a acercarnos, no sea cosa que la vayan a atracar".

Un demócrata policía, fiel seguidor de las directivas de estos dos esbirros cebrianitas lo que haría sería decirle a su compañero: "vamos a llamar al fiscal de guardia que eleve una propuesta al juez de instrucción para que éste emita un auto por el que se dicte una orden autorizando el dirigirnos, con el debido respeto, a este ciudadano, no sea cosa que su aspecto responda a una moda de vestir casual, como aquella de la arruga es bella.

"Espera, espera, parece que está intimidando a la señora con un cuchillo".

Bueno, pues otra cosa que añadir al informe, porque, imagínate que es un comercial de cuchillería variada de esa que tiene un filo eterno, de los que anuncian en los comerciales de madrugada, y que debido a la crisis tiene la encomienda de su empresa de hacer publicidad a pie de calle. Menuda metedura de pata tendríamos.

"Jodeeeeer, le acaba de tirar un viaje que la ha dejado casi en pelotas, y no le ha hecho una reducción de grasa abdominal de pura casualidad".

No nos precipitemos y adjuntemos un nuevo epígrafe en nuestro informe, no vaya a ser que así, en caliente, y cegados por nuestro celo profesional, vayamos a confundir una remodelación del vestuario de la señora, de forma un tanto brusca, eso sí, con una vulgar agresión con arma blanca. Lo primero es la presunción de inocencia y las buenas intenciones.

"Hostiaaaaaa tu, le acaba de bajar la bragas hasta los tobillos, este se la quiere cepillar".

Que no, que no, que es que tu ves tanta película que te crees que los violadores van por ahí tan tranquilos chingándose a cualquier cosa con faldas. eso es que está convenciéndola para que deje de llevar esas bragas de cuello de cisne que tan poco excitan a la hora de la coyunda, y le quiere convencer, de forma un tanto agresiva, pero es que la publicidad de hoy es así, de que compre una partida de tangas modelo hilo dental que tanto se llevan y tanto elevan la moral...y otras cosas (y le guiña un ojo a su compañero, orgulloso del gracioso a la par que picante chiste centrista que acaba de hacer).

No obstante, apunta que sería conveniente investigar si la conducta del individuo pudiera rayar en lo libidinosamente agresiva.

"Coñooooo, menudo puntazo le acaba de dar, casi se le salen los ojos de las órbitas", eso es violación.

O no, que diría Mariano, a lo mejor le está haciendo una demostración de lubricantes vaginales, que la señora ya tiene una edad en la que la sequedad vaginal hace estragos, y la señora ha mostrado su admiración hacia la suavidad de una penetración sin dolor ni rozaduras. A ver si todavía nos meten un puro por interrumpir tan agradable demostración del celo profesional.

No obstante, apunta que quizá, y solo quizá, se pudiera haber producido un contacto íntimo no deseado, con lo que de una sanción administrativa de 50€ no lo libra nadie. Pues bueno es el fiscal para esas cosas.

"Me caguenlaputa, ha salido corriendo y se ha tirado por el puente a la autopista".

Apunta chaval, eso puede ser un nuevo caso de suicidio por desahucio, y eso sí que es grave. Y vámonos ya de aquí que cuanto más tardemos en redactar el informe, más tardará en llegar la orden del juez para investigar tan desagradable incidente. Si es que los bancos no tienen corazón.

¿Y al tío del cuchillo, lo dejamos marchar?.

Vamos a ver, ¿es que tú no lees la prensa, es que quieres que nos cataloguen como a esos compañeros que investigan a honrados y muy honorables ciudadanos, total por unas bolsas de billetes y unas hostias a la querida, de partida de la porra?.

Hala, vamos a ver si seguimos manteniendo la Ley y el orden en esta ciudad para que nuestros conciudadanos duermen tranquilos, bajo la sabia batuta de nuestros políticos y con el reconocimiento de la prensa libre e independiente.

Cara al sol con la camisa nueva 
que tú bordaste en rojo ayer, 
me hallará la muerte si me lleva 
y no te vuelvo a ver. 

Formaré junto a mis compañeros 
que hacen guardia sobre los luceros, 
impasible el ademán, 
y están presentes en nuestro afán. 

Si te dicen que caí, 
me fui al puesto que tengo allí. 

Volverán banderas victoriosas 
al paso alegre de la paz 
y traerán prendidas cinco rosas: 
las flechas de mi haz. 

Volverá a reír la primavera, 
que por cielo, tierra y mar se espera. 

Arriba escuadras a vencer 
que en España empieza a amanecer.

Una escuadra un tanto birriosa y fea, pero es lo que hay.

4 comentarios:

  1. Genio y figura hasta la sepultura,Hoy has despedido el año con un post antologico.Feliz 2013 mi Capitan.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡Feliz Año De La Serpiente y a 2013 hinquemosle el diente!!! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. A estos los ponemos en un barco con agujeros y los enviamos hacia el mar de los sargazos. Debemos recordar que el cambio de chaquetas es una carrera universitaria de esos impresentables, carrera de la que son CUM LAUDE. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Muy buen repaso a estos matarifes a sueldo o, como dirían las mentes bolcheviques, esos "tontos útiles" que, por cuatro perras o algo mucho peor, actúan como voceros de los Amos, nos lleven a la ruina o no.

    Un abrazo, Capitán. Feliz 2013!

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.