CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

lunes, 25 de junio de 2012

CURIOSIDADES CURIOSAS. Y UN POCO DE CAHONDEO.

ALLONS ENFANTS GABACHUÁS.



TODO LO QUE SIGUE ES PORQUE NO HABÍA NACIDO ERKOREKA, ESE QUE PARECE UN SEISCIENTOS CON LAS PUERTAS ABIERTAS.


¿Como se detectaban aviones antes de la aparición de 

los radares?
¿Nunca te lo has preguntado....?

Pues con trompetillas puestas en el oído.

¡Ah ! que no te lo crees...pues mira las fotos 

siguientes.

Alta tecnología militar de la época
INTERESANTE HISTORIA FOTOGRÁFICA


















sábado, 23 de junio de 2012

!!OIGS SEÑOR GASSSTER NO DISPARE, QUE LA PÓLVORA ME DA TOSSS!!

Que hay mucho maricón en política es algo que a nadie puede extrañar.

Se pasan el día dando por culo, o pensando a quién darle, o cuando darle, o cuantas veces darle.

Es el ciclo sin fin, que cantara el Rey León, con la voz de otro maricón, amigo íntimo de una señora que miraba por debajo de un flequillo-tejadillo, y que, como era súbdita británica, por genética, se dedicaba también a dar por culo, aunque fuera a la Reina Madre.

Que hay mucho maricón emboscado, también es algo bien sabido, y a la que te descuidas, te saltan del armario, haciendo exclamar a la parienta, que le ha dado cuatro bestezuelas depredadoras de viandas, videojuegos y paciencia: "!No, si yo ya lo sabía, treinta años sodomizándome, y poniendo cara de bobo y silbando cuando me desesperaba buscando las tangas nuevas!, !que le den por culo!, y él se va tan contento ante los buenos deseos de su cónyuge.

Pero lo que me llama poderosamente la atención, y me pone los cuatro pelos, pero muy bien puestos, que me quedan, como escarpias, es lo de la lista de Forbes, que no de Schindler, de la mariconería patria. 

Porque verán, imagínese que tras largos y agotadores años de trabajo, consigue escalar hasta lo más alto de la sociedad, que tampoco es que sea mucho si llega trabajando, y de repente, una noche, cuando te encuentras descansando en el sofá, con tu abnegada esposa tumbada a tu lado, ofreciéndote consuelo y el bálsamo de su palabra cariñosa, suena el teléfono.

-No te preocupes mi amor, yo lo cojo.

-Gracias corazón, respondes tú, con las lágrimas del agradecimiento asomando a tus lacrimales.

-Dígame, comienza la conversación tu esposa.

Y de repente sus ojos se abren hasta alcanzar unas dimensiones que solo habías visto cuando, en tu ya lejana juventud, vio cierta región de tu anatomía, y no es tu barriga.

Pasado ese primer momento, esos ojazos se van entornando hasta adquirir la condición de meras rendijas, presagiando tormenta, y gorda.

Es ese momento en que rebobinas tu vida de los últimos meses tratando de encontrar qué has hecho mal, muy mal, horrorosamente mal.

Hasta que le oyes decir, y al menos por un momento respiras aliviado: "vete a tomar por culo, maricón de mierda".

Cuelga el teléfono, se queda pensativa, y te mira fijamente.

El calor del infierno, con un viento de la Antártida, recorren tus venas en esos instantes, que se hacen eternos, mientras con una mirada aviesa pero abstraída adorna la faz de la madre de tus hijos.

-¿Qué pasa mi amor?, aciertas a balbucir mientras tu garganta adquiere esa textura de papel de lija que proporciona la presión de los testículos cuando la presionan.

-¿Tú no serás maricón, verdad?, susurra hasta llegar a la palabra verdad, que la escupe como escupiría tabaco un rudo vaquero de película de John Ford.

Primero sorpresa, después alivio, más tarde indignación y justa ira, invaden todo tu ser.

-¿Pero te has vuelto loca?, te rehaces y pasas al ataque, a lo que ella, ya convencida y habiendo descartado el que se le haya pasado ese pequeño detalle de tus apetencias sexuales, pasa a relatarte la conversación telefónica causa de tu desazón.

-Verás, eran los que confeccionan una lista de los maricones, gays dicen ellos, pero maricones, más influyentes del país; que les han dicho en tu trabajo que eras más maricón que un palomo cojo, y claro, se han aprestado a solicitar tu presencia en la lista, con derecho a carroza o pancarta en la manifa del día del orgullo gay.

Y enseguida, tu mente, que no podido parar de visualizar en el subconsciente durante todo este tiempo todo lo sucedido en los últimos meses, te hace exclamar: !Melárdez, me cago en todos tus muertos uno a uno!.

Y es que comprendes en ese momento que Melárdez, cuando te mira, no lo hace con admiración, sino con arrobo, y que cuando ese día llegaste cabreado y lo mandaste a tomar por culo porque se había equivocado, no se cabreara sino que pusiera cara de ensoñación y amor.

Y ha sido Melárdez el que ha llamado a los de la lista Forbes de los maricones, por despecho.

Bueno, pues tras esta larga, pero espero que instructiva introducción, paso al meollo de la noticia que ha llamado mi atención, aunque no me ha causado gran sorpresa.

Oyarzábal sale del armario.

Bueno, dada su condición filiforme, rayana en lo esqueléticamente anoréxico, supongo que de donde habrá salido es del escobero de una chabola de gitanos.

Ahora entiendo que no acabara no los estudios más elementales, porque, sinceramente, si a su lado se sienta un señorito esquelético, con tintes de tísico, con una melenita "porque yo lo valgo", y que te mira con cara aviesa el culo cada vez que te agachas a coger el lápiz o la goma, y que ahora comprendes que es él el que la tiraba, ese es que no acaba los estudios.

O los acaba en la UCI entre operación y operación para recomponerle el esqueleto.

Tampoco me extraña, dada la política de Mariano "esfinge" Rajoy, que le escogiera para escolta del bobo con ínfulas Basagoiti.
  
Ay Iñaki, que me ruborizas.

¿Quien mejor que un maricón iletrado para la política de pantalones bajados?.

Seguro que si se le acerca un cabrón asesino con ánimos de pegarle dos tiros, este cancamusa, se vuelve y le dice aquella frase de ¿qué me pasa doctor?: !!Oigss señor gassster no dispare, que la pólvora me da tosss!!, y el cabronazo se pega un tiro en un huevo.

De la risa.

Y no descarten que esto se convierta en la Historia Interminable

De momento, la Valenciano se ha aprestado, gozosa y alborozada a dar ánimos a Iñaki, el biafreño desteñido.

Cara de bollo ya tiene, veremos si es de empachos de almejas.

Aunque esta, más que de un armario, saldrá del vestidor-zapatero de Imelda Marcos.

jueves, 21 de junio de 2012

LA SANGRE DE LOS INOCENTES CLAMA VENGANZA.

No sé si los muertos, su espíritu, su alma, sienten deseos de venganza.

En realidad no sé si sienten algo, no sé siquiera si existen en otro plano distinto a este en el que sentimos y padecemos los vivos.

En realidad me la suda, y perdón por el lenguaje, pero hoy me voy a pasar siete pueblos, aviso.

Y me voy a pasar siete pueblos porque estoy más quemao que el tío la tiza.

Esto ya raya los límites de lo soportable, ya toca los cojones, pero sin delicadeza.

Lo primero que debo decir es que desgraciada, aunque previsiblemente, solo parece importar a una minoría, no sé si selecta, pero sí pensante, porque la mayoría de semovientes, del ganado bóvido-ovino-humanoide, ni siente, ni padece, y para que hablar de pensar, si solo con un atisbo de esa facultad superior que Dios dió a los humanos les puede dar una erisipela, además de una explosión de la masa encefálica.

Miro a mi alrededor y solo veo una manada de desagradables entes en bermudas de rebajas de saldos de Carrefour departamento calorro cañí, y camisetas de tirantes, modelo gabacho marsellés, merecedores de una lenta agonía en el potro de tortura, tras ser azotados a modo mientras se prueban una bota malaya.

Estas manadas de disminuidos psíquicos, pero peligrosos ingeridores de tiras de aquel calamar con el que hubo de vérselas el Capitán Nemo mientras efectuaba su viaje de 20.000 leguas submarinas; o de algo a lo que llaman morcillas, que por su aspecto y olor, el relleno debe de ser de las tripas de algo cuya fecha de defunción se encuentra allá por los albores del siglo, del pasado; o de una especie de salchichas de cuyo interior es preferible no pensar si, presa de la locura que provoca la ingestión de algo a lo que los más atrevidos llaman vino, y los más prudentes prefieren no denominar para no escandalizar los oídos de un travesti arrabalero; estos ciudadanos maduros, a decir de nuestros políticos, más bien con un cerebro caducado, que yo creo que es de tercera mano, o reencarnación, solo tienen dos temas de conversación.

Uno sería ese profundo pensamiento filosófico que se resume en la frase inmortal de algún olvidado filósofo popular: "Qué bien lo pasemos Martín, la suor, las mojcas, t´os suando, tós gomitando". De viva voz, en tuiter, fasebú o cualquiera de las modernas redes de transmisión del pensamiento profundo, tan profundo, tan profundo, que no hay forma de encontrarlo.

El otro, es el de si es bueno enfrentarse a los gabachos, o hubiera sido mejor que nos hubieran tocado los hijos de la Gran Bretaña, en cuartos de final.

Claro que también puedes tener la suerte inmensa de que en una terraza, donde te sientas a mitigar los efectos de la canícula con una cervecita en las manos, se te sienten los componentes de la Banda "La sinfómica la Ortiga" cuyo lema bien pudiera ser: "Si te tocan, te irritan hasta la figa", mientras ensayan la forma de incrustarte, con modernas melodías, la cadena de huesecillos del oído en el hipotálamo.

En el hipotálamo del señor de tres mesas más allá.

Y esa es la base sobre la que asienta el discurso de esos carroñeros, sobre cuyas perversas y aviesas intenciones ya nos avisara aquel señor bajito, que mandaba bastante, con aquella frase antológica a un Ministro que acababa de cesar, cuando, con el debido respeto, acudió a solicitar explicaciones: "Usted haga como yo, no se meta en política".

Acudimos estos días a la enésima canallada, hijoputez, sodomía no consentida o cabronada, de ese ente maldito, perverso y depravado, o sea político hasta las trancas, conocido como Tribunal Constitucional por los puristas del lenguaje políticamente correcto, y como Tribunal Prevaricacional o Prostitucional, por las gentes de bien, que comenzó cubriéndose de mierda con la expropiación, más bien expolio, o atraco a mano armada, de Rumasa.

Tampoco es que nos haya extrañado en demasía, si acaso por la celeridad, que tampoco, ya que como era previsible que algunos de los desalmados politicastros tuvieran que salir pronto del momio, sin duda para encontrar otro de forma instantánea, pues se aprestaron a dejarnos su última deposición venenosa.

Sería de ilusos pensar que los sicarios de los seres más despreciables y execrables de la Creación son los únicos culpables de otra ignominia de semejante magnitud.

Porque los que les nombran ya no disimulan.

Ya no se molestan ni en guardar un mínimo recato a la hora de ensalzar a quienes ya han legalizado el terror y la muerte, bajo la forma de unas asociaciones, coaliciones o partidos. Bandas de delincuentes en suma, cuyos componentes en su aspecto exterior ya da una idea de lo que hay dentro de sus espíritus. Suponiendo, que es mucho suponer, que semejantes cabronazos con pintas en el lomo tengan espíritu, aparte del asesino.

Dos ejemplos por la izquierda, que de la derecha ya hablaré.

Anoche, esa bruja coruja llamada Cristina Alberdi, que profesa, y así lo expresa públicamente, una profunda amistad con Míster X, presta siempre a la defensa de las abortistas frente a la afrenta intolerable del feto, aducía como defensa de la última canallada de sus compinches el que: mejor es que estén en las instituciones, que no pegando tiros en el monte.

Es que si están en el monte, igual se caen y se hacen pupita. Y nos acusan a los sociatas de otro GAL.

Mire usted, ilustre cacatúa rancia, estos hijos de puta no se dedicaban a pegar tiros en el monte, se dedicaban a pegar tiros en la nuca a nuestros compatriotas, sus adversarios políticos y a la ciudadanía en general; o a poner bombas con las que masacrar a la mayor cantidad de inocentes posible.

Ya sé que las Instituciones son, en general, una mierda, pero si encima dejamos que asienten sus miserables culos en sus asientos, sacralizamos el derecho a que cuando seamos incapaces, voluntaria o involuntariamente, de acabar con unos asesinos, éstos puedan librarse del castigo que se merecen integrándoles en el sistema.

Habría que ver, si estos tiroteadores campestres de lo que usted no se atrevió a decir, hubieran segado la vida de sus familiares, si usted, mojigata vendida al bando de los asesinadores, estaría diciendo semejante gilipollez, porque con los añitos que gasta, ya podría inventarse alguna otra escusa algo más consistente. Suponiendo que pudiera hallarse tal.

Tal vez, si le hubieran pegado a usted un tiro en la breva, un día que fue de camping, ahora no estaría poniendo esa carita de mosquita despistada y dejaría de tocarnos las pelotas con semejante despropósito.

El otro es el de Pachi, ese que dice que la sentencia lo que hace es reconocer lo que es real.

Pues mira, pedazo de carne putrefacta con ojos de besugo, también es real la peste, y el cáncer, y el robo y el asesinato y las hostias que tu compinche le atizaba a su parienta con un paraguas.


Quizá hubiera que legalizar que te lo metiera a ti por el culo y después lo abriera, a ver si los ojos te saltaban de las órbitas de puro gozo.
Ya puedes abrirlo Chusito que con estas gafas no se me escaparan los ojos..

!Hombre, ya sé que a los sociatas os gustaría que legalizaran también el latrocinio, así podríais hacer a la vista lo que ahora hacéis a escondidas!. 

Ya sabemos todos que ahora lo que estáis haciendo es de meritorios de cara a una coalición con vuestros socios en la sombra. O sea, que lo que queréis es salir del armario en las próximas autonómicas, que eso de tener que estar haciendo guarreridas abertzales a escondidas ya no os mola y queréis formalizar vuestras relaciones.

Y de paso que os dé la bendición Mosén Arzallus.

O dos hostias, que os va cantidad.

En cuanto a la derecha,  Durán y Lérida el hortera de gafas de farmacia de Fuencarral, nos recuerda la pluralidad existente en vascongadas y la necesidad de reconocerla.

Pues estas me costaron un puntazo plural. Pero la vaselina fue de gratis, oigue.

Efectivamente, viejo hortera, la pluralidad existe desde el momento en que se juntan varios cabronazos para joderle la vida al prójimo.

También te recuerdo, chocho indecente y trilero, que en ese país que hay arriba, en Aragón Oriental, existe una gran parte de moros seguidores fieles de Al-Qaeda, con lo que se podría proceder a su legalización inmediata, !hay que respetar la pluralidad!, y subvencionarles para que aprendan las más sofisticadas técnicas de terrorismo, dejando que os embolen los cuernos con goma 2 y prueben su eficacia haciendo con vosotros un correbous por la plaza de España de Barcelona, así con las explosiones la destrozaríais y daríais un ejemplo a los radicales.

Todo sea por la Patria Catalana.

Y si lo hacéis el día de la Diada, os quedaría precioso.

Y qué decir del PP.

Yo creo que los de Bildu han agotado las existencias de Fortasec después de la intervención de Gallardón.

!Que no llego, que no llego!

Lo que no tengo claro es si se cagaron de miedo, o de risa. Me temo que de lo último.

Y el señor Ministro del Interior, que parecía el inspector Dreyfus, el jefe de Clouseau, en la Pantera Rosa, con un tic que le hacía moverse más los párpados que el abanico de una folclórica con Parkinson.

Mire, capullín, si quiere usted justificar el no haber mandado a D. Pasqualone y sus secuaces a hacer leches antes de que perpetraran semejante ignominia, no me salga con que diga lo que diga el Prostitucional, el único camino que le queda a la ETA es disolverse.

A ustedes sí que se han disuelto los últimos restos de decencia que suponíamos tenían. Aunque, a lo peor, es que no la han tenido nunca.

La sangre de los inocentes clama venganza.

Y ojalá la encuentren.






domingo, 17 de junio de 2012

PABUUU, PABUUU, EMERGENCIA NACIONAL.

! Si es que ya ni en tu casa puedes estar tranquilo !.

Te repantigas en el sofá, aprovechando que es sábado, tratando de abstraerte de la idea de que en tan solo tres días más ya no vas a poder pasear por la calle sin encontrarte que, para hacer un recorrido de veinte minutos, necesitas una hora de continuo eslalom de barracas, vomitonas y hogueras, algunas de muy discutible gusto.

A los que inventaron el aire acondicionado y el mando a distancia habría que levantarles un monumento en cada esquina, con una placa que dijera: A vosotros, benefactores de la humanidad, solo tres cosas: !Gracias, hip, gracias, hip y gracias, hip!. Firmado: Gallard-Ron.

Bueno, pues una vez repantingado y encendido el televisor, aparecen en pantalla unos especímenes que se aprestan a darse hasta en el cielo del paladar, que para eso cobran una pastita.

Mi seso aviva y despierta cuando aparece en pantalla una sebosidad con papada arzobispal, envuelta en un edredón de cama de cuatro cuerpos, eso sí con estampado de los años 50, antes de Cristo, con cara de pocos, más bien ningún, amigo. O sea, una cara de esas que hubiera hecho babear a Torquemada mientras exclamaba: otro lechoncillo para la hoguera, hoy comemos torreznos hasta hartarnos.

Sí, claro, apareció la Rahola.

Acto seguido, el presentador, la loca del ensanche, con un gesto de complicidad, supongo que para sus seguidores incondicionales, o sea, para los que siguen su retaguardia a ver si mojan, anuncia un reportaje interesantíssssimo, lo nunca visto, la bomba, lo que va a revolucionar la vida nacional, internacional, planetaria y hasta en el Más Allá.

Mi corazón se desboca, palpo mi pulso en busca de extrasístoles, ya que lo percibo muy cerca de la fabricación auricular.

Cojo el móvil y marco el 112, presto a darle a la tecla de conexión, a ver si llegan a tiempo los de la SAMU.

Repaso mi vida a ver si estoy preparado para rendir cuentas al Altísimo, aunque viniendo de donde vengo, supongo que la pregunta será: ¿ostentabas algún cargo, hijo Mío?, si la respuesta es afirmativa, la caída a los Infiernos será instantánea, de lo contrario, tras las consabidas condolencias por el tormento en vida, mimos y jolgorio eterno. Lo que es justo, es justo.

Y comienza una especie de... ¿cómo lo diría yo sin que salten las teclas del ordenata?, ¿se imaginan ustedes un reportaje sobre un descreído, rojo y masón en los años 50-60?, bueno, pues peor, pero al revés.

Hombre, yo no soy precisamente lo que un pastor de la Santa Madre Iglesia Católica Apostólica y Romana consideraría un cordero ejemplar, pero ya empieza a tocar un poquito las pelotillas escrotales el temita de los cojones.

Pareciera que la salvación de nuestra España está en que un meapilas blandiblup sea procesado por malversación de fondos públicos.

Igual devuelve lo malgastado y baja la prima de riesgo.

Sí, ya sé que es un cargo público.

Ya sé que se ha pulido unos euros en viajes de dudosa necesidad para el buen gobierno de esos seres togados que dicen que son jueces, aunque alguno de ellos se haya dedicado a negociar con los terroristas en nombre del Gobierno, y que haya alardeado de haber colaborado con ellos, con los terroristas, aunque  en ese terreno sean poco distinguibles de los Gobiernos.

Ya sé que no es tan bello y de tan ondulante cabellera como Pedraz, el adorador nocturno de Garzón, y que adoraba al Altísimo una noche al mes, cosa execrable donde las haya en estos tiempos, pero que los amiguetes de quien se dedicaba a mandar cartas del jaez de: !Querido Emilio: suelta la pasta!, bueno que como que no parece de recibo que se pongan hechas unas locazas exigiendo dimisiones y flagelaciones varias, y de hecho su héroe no daba recibo, aunque sí cobrara la nómina, la de aquí, la de allá y la de acullá.

Anda que decir que el agüelo es cáncana viendo al gachó del arpa, manda huevos.

Ya sé, también que cuando Marlaska le dijo que iba a casarse, le felicitó, pero que cuando le dijo que lo iba a hacer con otro hombre le dijo que rezaría por él. !Ni que le hubiera dicho que le iba a arrancar los cojones de un bocado, y que le iba a meter un pepino por el culo hasta colocarle las hemorroides en la garganta, coño!.

 Sí, sí, ya sé que iba a los escenarios de las matanzas terroristas rezando el Rosario, pero siempre será mejor eso que no guardar en un cajón los expedientes de crímenes de Estado hasta que fuera tiempos de usarlos como venganza de loca despechada.

Pero claro, eso tampoco lo sabían estos salvadores de la dignidad judicial. 

Ni tampoco tienen culpa de que estos hechos sucedan nuestros políticos, que posibilitaron el que este señorito pudiera gastar sin dar cuentas, ellos solo hicieron la Ley que lo hacía posible.

 Como único argumento y testigo de la horrible corrupción de este señorito, me traen al plató a alguien tan de acrisolada honradez y buen gobierno como Revilla.

Sí, que sí, el de las anchoas; el del taxi a Moncloa, y lléveme por el camino más corto que ya me conozco yo el ganado de los taxistas. 

Sí ese que dejó en tan magnífico estado financiero Cantabria. 

Y todos se mostraban preocupadiiiiiiiisimos de que se pudiera hacer una foto con Su Majestad, a lo mejor todo se hubiera reducido a que dijera públicamente: Lo siento mucho, no volverá a suceder.

O que en lugar de viajar a Marbella, acompañado de un señor, sospechosamente de dos aceras más allá, no, no era Pedraz, malpensados, hubiera cogido un avión y se hubiera ido a supervisar el gasto, o a hacer de mediador, en el conflicto de los hipopótamos con los sindicalistas en Alto Volta, o en la casa de su puta madre.

Que si, joder, que ya es que me hacen hablar mal, que se gastó la pasta, presumiblemente, en viajecitos fuera de su ámbito judicial.

Que sí, que el dinero público no está para gastárselo con amiguetes en saraos, y que es muy feo eso de no tolerar con halagos y aspavientos las tendencias sexuales, digamos que alteradas, de los demás siendo católico militante y, a lo mejor, siendo también de la cáscara amarga.

Pero de ahí, a que una pandilla de sinvergüenzas, amigos de un prevaricador, conniventes en el trato de canallas con los terroristas, pongan el grito en el cielo porque quien, como ellos, fue nombrado por los políticos, en una clara transgresión de los más elementales principios de la Democracia, se llevó menos pasta que su amigo, tiene cojones.

Al pío y blandito Presidente, si se demuestra que gastó en lo que no debía, que o manden a la puta calle y que devuelva lo gastado.



Pero, por favor, que las Pompadoures no nos den lecciones de castidad.

Y a ciertos periodistas, más bien ciertos perros de presa de la prensa, si no tienen categoría para hablar de lo que de verdad importa, que se callen de una puta vez y nos dejen tranquilos.

Y a la Rahola, que hagan una subscripción popular entre los fabricantes de cortinas de Mataró y le regalen una que no hiera a la vista, que eso de que te ocupen 42 pulgadas de pantalla una ursida rabiosa vestida de cretona hortera puede provocar crisis psicóticas muy graves.

Aquí la vemos dando explicaciones a los ecologistas: !Solo usé la piel de cuatro leopardos para la blusa!. Estaría a dieta.

Se los juro por Apolo, Esculapio, Higías y Panacea. 

sábado, 16 de junio de 2012

LLEGAN LAS HOGUERAS.

Reprima su alegría.

Cese el jolgorio.

Guarde las cervezas en la nevera.

Quítese inmediatamente el gorro y sáquese de la boca el matasuegras, perdido en un rincón del armario desde Nochevieja, a la espera de celebraciones extraordinarias.

Porque no van a quemar políticos, ni siquiera chamuscarles sus partes pudendas un poquito.

Es que han llegado las Hogueras de San Juan, o como por aquí se les conoce, les Fogueres de Sant Joan.

Ya empiezan a salir a la calle variopintos grupos, ataviados con sus galas para la celebración del evento, del festorro más esperado en Alicante.

Sin ir más lejos, esta mañana, tras despertarme, hacer las abluciones diarias, por aquello de no oler demasiado a mono en celo con estos calores humidificados con los vapores ambientales, que te hacen sudar solo de pensar, a eso del mediodía, que tampoco hay que exagerar con el madrugón, he salido a la calle con esa alegría que da al cuerpo (cuerpazo serrano en mi caso) el saber que hoy no das chapa, y ¿qué oyen mis oídos atormentados por la escucha diaria de penas y lamentos de decenas de atormentados por las mangancias de nuestra casta política?.

A lo lejos, no demasiado que en esta ciudad no hay distancias largas, se escuchaba un rítmico y desquiciante redoble de tambores.

!Coño!, me dije a mí mismo, porque todavía no me he retirado el saludo, pronto empezamos este año a pasear a las bellezas, foguerers, tiernos infantes que harían las delicias de San Herodes, ninots y otros especímenes que florecen cada año una semana antes de la noche de San Juan!.

Mas no, no eran las manadas que pronto se convertirán en trasegadores de bebidas y viandas en cantidades pantagruélicas y en más que dudoso estado de conservación debido a los rigores de la canícula, y a su consumo a partir de las tres de la tarde, cuando el Lorenzo castiga más que el Pichi, ya que minutos antes están saliendo del coma etílico de la noche anterior.

Y todo para aromatizar las calles alicantinas con las emisiones de toda clase de líquidos orgánicos, y depositadas con alegre despreocupación en cualquier hueco entre coche y coche.

Y además se hacen fotitos en esa tesitura para más risa en el tuiter. Que digo yo que no sé que encuentran de divertido en ver a una señorita con las bragas por las rodillas, con una risa tonta de borracha, con restos de la vomitona en las comisuras de la boca y en las rodillas (y las mas entradas en carnes, en el mondongo), mientras se pringan con la meada, porque con dos litros de ginebra en el cuerpo es difícil apuntar (excepto su Graciosa Majestad, pero la veteranía y el entrenamiento hacen milagros).

Y digo solo líquidos, y bien digo, porque lo que normalmente debiera encontrarse en estado semisólido, se convierte en líquido, por aquello del tránsito intestinal acelerado, debido al estado de semiputrefacción enmascarado por salsas y rebozados, avinagrados ambos, de las viandas ingeridas, porque llamar comida a eso, es como llamar guapa a María Antonia Iglesias, y por la agresión sobre la mucosa intestinal provocada por caldos de dudosa procedencia, y en cuya fermentación debe producirse, desde toxina botulínica, hasta vitriolo concentrado.

A su lado, el Don Simón crianza es comparable a un Vega Sicilia Gran Reserva.

Pensaba yo, mal hábito, lo reconozco, que junto al tabaco constituyen mis dos vicios más execrables, al menos para esa ciudadanía tan madura ella, aunque me temo que bastante pasada de maduración y entrando ya en ese estado que tanto gusta a los gusanos; pensaba yo, !qué mal está la cosa para tener que cambiar este año a las vocalistas fondonas y sus grupos acompañantes, a cuyo lado los Diablos, aquellos de: "un rayo de sol, uho, oh, oh", pareciera un cruce entre Beethoven y Bach, con toques de Brahms, por aporreadores de atambores!.

A lo mejor, me maliciaba, este año nos libramos de esos disck-jokeys, DJ´s les llaman ahora, que se dedican a dar curiosos y enloquecidos saltitos detrás de una mesa, mientras se dedican a promocionar la venta de sonotones, y a desquiciarte poniéndote fragmentos de melodías, irreconocibles la mayoría, en un frenesí enloquecedor.

Salvo cuando, a solicitud de los más horteras, o borrachos, de la barraca, o racó, te cascan el hit parade del año, algo de Georgie Dan, o similar, que este año bien podría ser el tarareado en toda Europa: "El corralito".

video


Y ese sí que te lo ponen enterito.

Como iba diciendo (Rubalcaba añadiría: te la metí y salí corriendo), sospechaba yo que la crisis, ¿o es recesión?, ¿o quizá hundimiento?, había hecho tales estragos en las economías de los festeros, que no tendrían ni para pagar la luz y habrían de conformarse con una agrupación local de tamborileros esquizoides para amenizar las largas jornadas nocturnas de la fiesta, mientras se meten entre pecho y espalda unos pinchos de tortilla, sin huevo y sin tortilla, amenizados con unas morcillas cuyo contenido no se atreven a nombrar, no sea cosa que acaben en un calabozo de La Haya por violentar todos los artículos de la Convención de Ginebra sobre el uso indebido de armas químicas, y regados  con un tintorro fermentado en barrica de titanio para poder resistir el ataque de semejante líquido, que solo la tripa de un barraquer es capaz de contener sin ser corroída en breves instantes.

Pero no, mi pesadilla finalizó al llegar a unos metros de la comitiva (la miopía no perdona) sandunguera y aporreadora de pieles de conejo (humano o animal, que humanos los hay de tamaño descomunal).

El de la Chamosa daría para la Banda de Tambores y Cornetas de la Legión, y para el surtido navideño de zambombas de España entera. Exportación aparte.

Eran los de la sección protectora de astados del 15 M (una parte de la cohorte, la otra creo que estaba dando la murga a sus madres en defensa de sus padres, a ver si de una vez averiguaban su paradero), que  iban en comandita y atronando los oídos de cuantos se encontraban en un radio de dos kilómetros, a protestar por la Fiesta Nacional, no se sabe bien si por lo de la lidia y muerte a estoque de los toros, o por lo de que alguien, que no sean ellos, tenga la osadía de celebrar una fiesta, y encima Nacional.

Lo más curioso de la comitiva era un especimen, no describiré los harapos que ¿vestía?, ni la mugre que se adivinaba, bueno, más bien que lucía orgullosamente, igual que una bandera que al principio confundí con la de la segunda República, la miopía otra vez, pero que una vez cerca del cortejo pude comprobar que era la del colectivo gay, mientras circulaba absorto, como no, con la mirada fija en el móvil, seguramente mientras mandaba un guasap a sus congéneres.

Una cosa así pero con moña y con móvil en lugar de con moco en el dedo.

Por cierto, y hablando del saraseo reivindicativo, sabe usted cual es el idioma más difícil del mundo?.

Pues es muy fácil, la respuesta, no el idioma, el inglés. Tan difícil es, que una palabra que se escribe gay, se pronuncia: maricón.

Es broma. O no, que diría Mariano.

Una cosa sí que es de agradecer, y es que al menos estos solo usan como arma los tambores, y su presencia, que no es poco, no como los mineros, que además de sangrar en su parte alicuota a las arcas de lo que queda de Estado, se dedican a joder la arboleda y montar su fiesta de Hogueras adelantada, con uso de cohetería incluida, y a lesionar a la Policía, como si no tuvieran bastante con los mugrosos del 15M.

Pero de eso ya hablaremos.

Tan solo un chiste para abrir boca.

Un señor va a un urinario y cuando se encontraba vaciando su vejiga, atormentada por la maldita próstata, ve como dos negrazos se le colocan uno a cada lado.

Por aquello de pasar el tiempo y de hacer la comprobación racial de rigor tratándose de negratas, mira a un lado, mira al otro, y comprueba perplejo que uno es poseedor de una fuchinga blanca, mientras que la del otro muestra un correcto color antracita.

Azorado, pero con la curiosidad despierta, inquiere a uno de elllos:

  • Mire usted, yo no es que sea gay (que diría un nacional políticamente correcto, o sea, gilipollas, ), pero es que he observado, por casualidad, no por vicio, que ustedes dos son negros, o subsaharianos, como prefieran, pero mientras que usted es poseedor de un miembro viril negro, como corresponde a su raza, su compañero la tiene blanca. ¿A qué es debido tan curioso fenómeno, si no es molestia preguntar?.
A lo que el negrazo responde:

  • Pues es muy sencillo caballero oteador, de esa rama de sarasas denominada hidráulico-contemplativa, ni mi compañero, ni yo, somos negros, somos mineros, pero él ha ido a casa a comer.
Por la sonrisa, yo diría que estos han comido en casa. Menos el fumador, que tiene pinta de ser el que hablaba por el guasap con el de la manifa.

domingo, 10 de junio de 2012

TRES BANDERAS.

Dos banderas que son la misma.

La una, la que unió, hace apenas 24 horas, a las buenas gentes que llamaron a las cerradas puertas de la conciencia de la sociedad.

La que salió, una vez más, a las calles de Madrid, en las manos de las pacíficas víctimas de una parte bestializada de la sociedad, y que ante sus mortales zarpazos solo enarbolaron un trozo de tela, símbolo de la unidad.

La que, quizá de forma no multitudinaria, mas no estérilmente, intentó despertar ese sentimiento de verdadera solidaridad para con los que fueron, y siguen siendo, víctimas, y los que si no lo han sido, es por puro azar.

La que envolvió la última morada de aquellos a quienes se les arrebató su vida, a veces solo recién iniciada y que remueve los recuerdos y el alma de aquellos que aún siguen entre nosotros, pero llorando su ausencia cada día, cada hora, cada momento.

La que une cientos de otras, que en el tiempo han simbolizado a los pueblos de España desde tiempos inmemoriales.

La que unió a miles de españoles que recorrieron el mundo, unos en busca de aventura, de fortuna o con un verdadero ánimo de llevar la civilización, la cultura y la espiritualidad a todos los rincones de nuestro planeta.

Esa es la bandera de los que consideramos este pedazo de tierra como la casa común y la patria de todos los que así quieran tenerla.

La otra, la que se enarbolará en los triunfos, que llegarán, de nuestra Selección Nacional de fútbol, también saldrá a la calle, pero en demasiados casos, la llevarán gentes demasiado cobardes, o demasiado cómodas, para sacarla en esas concentraciones en las que se recuerda a nuestros héroes contemporáneos.

Esa otra solo ondeará en las gradas de un estadio, o en las calles de una ciudad, si cualquiera de los chavales que dan patadas a un balón, aciertan a meterla entre los tres palos y se traen a España un pedazo de metal, que simboliza mucho en la vida profesional de un futbolista, pero nada para los miles y miles que transpiraban miedo por cada poro de su piel durante décadas, hasta que ese miedo se convirtió en un horror, que se transformó en una profunda pena para el resto de sus vidas.

Esa otra, ni siquiera se podrá mostrar en público en demasiados pueblos de nuestra España, porque así lo habrán querido, con su apoyo, o con su silencio, los cómplices de los asesinos.

Aunque España sea campeona de todo y siempre. Porque la odian.

Y la tercera, esa otra bandera, que es la misma que las otras dos, con sus mismos colores, con su mismo simbolismo, con su misma historia, que es la historia de todo un pueblo, demasiadas veces despreciado por sus gobernantes, es esa junto a la que se fotografían cada día, junto a la que trabajan cada día, junto a la que pasan todos los días, esos políticos que cada día la denigran, permitiendo que los que la queman, la pitan y la vilipendian, los que han matado a los que la aman por lo que simboliza, formen parte de nuestra sociedad y se rían con desprecio de todos y cada uno de los españoles.

Esa otra bandera, que es la misma que las otras dos, es la que dicen defender y amar, salvo cuando esas buenas gentes salen a la calle a decirles, de una forma tan pacífica como solo ellas saben hacerlo, que exigen Memoria, Dignidad y Justicia.

La que quemaría sus manos al cogerla si hubiera justicia.

Y que el fútbol está muy bien.

Que sirve para unir a los españoles, aunque solo sea un ratito y por una cosa tan nimia.

Pero que las bestias tienen que estar en una jaula y la bandera se ondea cuando quien lo hace ama lo que significa.

Pero de verdad.

No por el poder.

Siempre con España. Siempre con sus mártires. Siempre con los españoles.


jueves, 7 de junio de 2012

SI NO LA SUELTA, REVIENTA.

Pasito a pasito, tacita a tacita, este Gobierno de memos, de patriotas de macramé, va llenando, sin prisa, pero sin pausa, el inmenso depósito de detritus varios en que se ha convertido la otrora conocida como Nación española.

El muy leído y "escribido", sobre el séptimo arte (en todas partes menos aquí, que es la tercera letrina entrando a la izquierda), Fiscal General del Estado, ha dado carpetazo al macabro juego del escondite del que han venido disfrutando los muñidores del 11 M, ocultando pruebas; falsificando pruebas; suicidando muertos.

Y guardando trenes, Dios sabe con qué propósito.

En cualquier lugar del mundo, si exceptuamos aquellos tan respetuosos con la Justicia como Corea del Norte, Venezuela o Cuba, cualquier Fiscal General hubiera buscado, de no ser él, a la persona más preparada e imparcial.

Pero no, aquí se le da a al más amigo del enemigo, o al más enemigo del amigo. Al Fiscal de Madrid.

Suponiendo que él sea amigo de quien se supone que es su amigo, o que su amigo sea enemigo de quien dice que es su enemigo.

Parece lioso, pero ¿a que está claro?.

Supercalifragilisticoespialidoso, y !! zas !!, todo arreglado.

Como sucediera con la ¿extinta? U.R.S.S., cuatro siglas, cuatro mentiras, Fiscal General del Estado, tres conceptos, tres mentiras: ni Fiscal, porque no persigue el crimen en nombre del pueblo; ni General, porque no sirve a todas las causas por igual; ni del Estado, porque ya sabemos que hay, al menos, dos regiones de España, a las que mejor ni acercarse.

Ahora resulta que el tren que nunca se nombró en el sumario; el tren que llevaba ocho años bajo un techado de hoja de lata es menos importante para la investigación que un pedazo de tornillo y un poco de polvo rosa de extintor.

Y las rumanas, si al final se deciden a procesarlas por falso testimonio, a lo mejor hasta las castigan a pagar el 10% a Hacienda por llevarse los parneses a Rumanía, y como el crimen es grave, pues les quitan la cartilla sanitaria durante un año.

Total, los muertos, muertos están, y a lo mejor la gente se cansa de ver cada cierto tiempo a las víctimas en la calle, protestando civilizadamente por saber la verdad.

No sé por qué, pero todo esto echa un tufo a contubernio que tira de espaldas.

Y no de Munich precisamente, en todo caso, al revés.

Y claro, no podía faltar el tonto engolado del pueblo para soltar la parida.

Ya se le echaba de menos.

Ya añorábamos su cursilería.

Ya echábamos en falta su pegajosa, cual sugus masticado por tierno infante, verborrea.

Nos faltabas tú, Esteban. 

No, no Belén Esteban, Esteban González Pons, que cuando no apareció en el cuadro de honor de Mariano, pensábamos que nos quería privar de unas merecidas tardes de gloria de tan aterciopelada oratoria.

Pero no, Mariano ha soltado al Kraken de su encierro en la gruta del ostracismo, y ¿qué mejor ocasión que para hablar del 11 M?, a ver si, ya que no tenemos ningún culebrón venezolano con un Carlos Alberto o una Leidy Dayana (les juro por mis muertos que hay quien se llama así y no ha muerto de la vergüenza) que entontezca a la plebe, Esteban nos embelesa hasta el arrobo vomitivo y nos olvidamos de la infamia.

Leidy Dayana, nunca tendrás mi amol.

Pues sale el Galan Empalagoso y dice que "cualquier hilo que se pueda o deba investigar, pensamos que se debe investigar".

No que lo van a investigar, no,no, no, !! que piensan que se debe investigar !!. Y Demóstenes se ha quedado más ancho que largo, que menos mal que no le han mirado la entrepierna cinco minutos después, que si no la mancha delatora del orgasmo de sabiduría emanada de sus fauces hubiera sido muy comprometedora.

Claro que teniendo al cansino de su Jefe, lo más que se puede esperar es que piensen; poquito, eso sí, no sea que alguno pase del pensamiento a la acción y se le hernie el cerebro.

Hombre, que tirar de un hilo es más llevadero que tirar de un vagón de tren, haga usted un pequeño esfuerzo, y además de pensar, y dígale algo a Don Eduardo.

Que la lengua le sirva para algo más que para lamer lo que usted y yo ya sabemos, porque al final no le van a nombrar Ministro porque la va a tener marrón.

Y eso causa mal efecto ahora que la tele es en color.

miércoles, 6 de junio de 2012

LA INTERVENCIÓN QUE NOS LLEGA.

Ya se le ve en lontananza.

Ya resopla por estribor.

Ya llega la intervención.

Pero no se preocupen, que los padres de la Patria, los que se fueron y los que llegaron, ya nos muestran, como el Corte Inglés en primavera, las tendencias que seguiremos en nuestras vidas tras la llegada de los hombres de negro, los que nos mandará el Príncipe de Bekelar Angelita.

A continuación, podemos apreciar algunos aspectos, en el mejor de los casos, de la vida en España, tras el paso de los cobradores del frac europeos.

Guardia Civil de tráfico, que como ya no habrá suficientes para ir en parejas, pues aprovechará la moto del compañero, por si se estropea la suya.

Momento del traslado de un detenido a las dependencias de la Comisaría, por un abnegado miembro de la secreta (o como se llame ahora).

Modelo de motobús urbano, que bien aprovechado, puede transportar a veinte ciudadanos, siempre que no gasten un culo del tamaño de la señorita Trini.

Último modelo de la marca Kagaz-aquí, para modelnos y pin-ups.

Técnicos de Iberdrola en plena faena. Tecnología puntan de la era postintervención.

Consulta del podólogo de la Seguridad Social. Y encima se quejarán de que no da servicios la sanidad española.

ültima adquisición de la RENFE, el tren AVErsicabentodos, modelo PORMISCOJONESQUESÍ.

Repartidores de la afamada casa de pizzas: PISSACONGARBOQUEUNRELICARIOMEVOYAHACER.

Cruceros al alcance de todos: El romántico Charco, visita a las más fabulosas cataratas de las cloacas del Manzanares.

Servicio de manitas a domicilio.

Aparque a sus hijos en un ambiente acogedor (las chinches se pagan aparte). Probado por los más acreditados perroflautas.

Universidad TO-DAO. 

Servicio de limusinas para bodas de tronío.

Para que no digan los novios pobrusos que para ellos no hay taxis.



Comer, no sé si vamos a comer, pero joder, joder que hambre vamos a pasar.


martes, 5 de junio de 2012

ECOLOJETAS EN ACCIÓN.

Los ecolojetas de Green Peace (Peazo Grillaos en traducción, debo reconocer ligeramente libre), acaban de conseguir su última hazaña bélica.

Ahora, como se ve que lo del barquichuelo conseguido con las subvenciones de los Estados a los que después putean, y de las aportaciones del resto de los esquizofrénicos paranoicos del universo conocido, han decidido utilizar medios aéreos para aquello de dar la nota.

A remo les hacía yo dar la vuelta al mundo con el barquichuelo.

El que no tiene un barquito con zodiacs y helipuerto para salir los domingos es porque se lo gasta en fruslerías.

La verdad es que nadie, o casi nadie, les hace ni puto caso.

No porque no sea de justicia salvar a las ballenas acuáticas, que las terrestres proliferan con lo de la comida basura y los cargos poltroneros, aunque oír al tuerto brasileño, ese que tenía un gato que estaba triste y azul, que si a cualquiera lo pintan de azul, no es que se ponga triste, es que se cisca en todos los progenitores de la ideita, porque que yo sepa, gatos tristes los hay, pero azules, como no los pintes con las témpera del retoño cabroncete, no; pues bueno, como decía, oír al cojo-tuerto cantando lo de ser civilizados como los animales, y ver a las feminazis sector ecolojeta chorrear jugos clochinales pernera abajo, es todo uno, y vomitar la gente normal, también.

Con ese careto, a ver qué alimaña tiene cojones de no ser amiga suya.

Porque al meloso cantante, le pones un chuletón de buey del valle del Esla delante, y se tiene que sacar el ojo de cristal y desempañarlo, de la emanación de vapores de los jugos gástricos, y después de trapiñárselo, igual te dice que se lo ha trasegado porque se creía que era un derivado de la soja.

Estos taraditos, que como a todos los tontos, lo que les priva es la pasta y el buen yantar, y vivir sin dar palo al agua, no se les ocurre otra cosa que lanzarse en paracaídas para colocar unos botes de humo en la central nuclear de Nuestra Señora de Garoña, para demostrar su inseguridad.

Hombre, ya puestos, yo de la Guardia Civil, les hubiera dado una buena patada en los cojones para demostrar lo desprotegidos que están. Los cojones, digo.

Tampoco sería mala idea enseñarles lo desprotegida que está una central nuclear, y lo fácil que es entrar por la chimenea, que oiga, al fin y al cabo es como darles una sesión gratis de sauna.

Mira que bien, bañito de agua calentita, y después al río, a la fresquita, y se acabó "la reúma".

Y seguro que encima protestarían.

Si es que les das la mano y se toman el brazo.