CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

lunes, 20 de agosto de 2012

THE MATAO´S BIG BAND.

Transcurrida la primera quincena del sofocante mes de agosto, España arde por los cuatro costados.

Arde y varias son las causas, a cual más indignante e insoportable.

Arde como todos los años, pero este es que ya no se "pué aguantá".

Primero, como cada año, arde el monte, pero hay una novedad, y es que ya corre el rumor de que el fuego lo han provocado los moros, cosa fácil de creer después de que aquí, el personal, creyera  también que matanza de Atocha la perpetró la morisma. 

Como no falta un tonto, que si no habla revienta como las chicharras, que se apreste a soltar la primera gilipollez que elabore su neurona (una, pequeñita y encorsetada a lo que diga el jefe, si es que no está muy cansado para decir algo) , con el tema de los incendios de Canarias no podía faltar la perla de Soria, el ministro, no la noble villa, al estilo del SMS que le envió a María San Gil "María, arriba España".

Se le ha ocurrido decirle al incombustible, valga la metáfora, Paulino Rivero, que es más importante tener 2, 3 ó 4 hidroaviones, que una televisión autonómica.

Dicho así, si la frasecita la leyera, por poner un ejemplo, un lapón, un swazilandés o un indio Oma (tribu de la Patagonia; yunqe de platero: tas) , pues colaría porque más allá de donde vive la morsa de su suegra (morsa la suegra y la morsa pinnípeda propiamente dicha), más allá de donde vive lo que quiera que viva en el páramo del cono sur americano, o más allá donde dejó la última plasta el jefe de la manada de elefantes que aplastó el juanete del tonto de la tribu, poco, por no decir nada, conocen; pero lo lee aquí un paisano, y cagarse en todos sus muertos uno a uno, es todo uno.

Porque, !vamos a ver, tontín!, que eres casi tan tontin como Flori-ano; o la Sánchez Camacho, en perpetuo estado de asombro indignado cuando escucha (o hace como que), lo que viene a suceder cada tres o cuatro lustros, que es el tiempo que media entre discurso y discurso, y con unos morros como los de un oso hormiguero que hubiera descubierto el Nueva York de las hormigas (dejaré otras comparaciones de marcado cariz sexual para mejor momento para no elevar la temperatura aún más).

Mira tú lo feliz que se le ve con la ocurrencia.

Bueno, a lo que iba, tontín, lo primero que te van a decir, y con razón, es que es más importante el que la gente tenga que comer, o que no la echen de su casa por no tener ya ni para pagar el butano, que mantener, !mira bien, mongui!: Telemadrid (tres cuevas de parásitos), Canal Nou (cuatro lupanares), Murcia (marchando dos de latrocinio), Galicia (dos magancias), Extremadura (se conforman con despilfarrar en una), Castilla la Mancha (Maricospe solo luce sus galas en dos), Baleares (marchando tres de mangoneo), Aragón (dos de chiula, chiula, que como no te apartes tú...), o sea, en total, 19 sacos sin fondo, 19 pirañas, 19 sanguijuelas.

Y todas ellas de los peperos.

Pero claro, solo llevan en el poder ocho meses. Lo malo es que llevan contando los meses en el poder desde el 20 de diciembre, y es que no encuentran el momento de parar de contar y ponerse a trabajar.

Será porque, salvo el Ministro de Interior, que se dedica a elevar la calidad de vida de los terroristas, los demás solo están para lo de la prima de riesgo.

¿Cuantos hidroaviones se pueden comprar con el presupuesto de vuestras televisiones taifales?.

Si es que te afeitaste el bigote y se te fueron las neuronas detrás.

Pero bueno, ya está bien por hoy de darle caña a estos que nos iban a arreglar las cosas, y que llevan camino de arreglarle al rojerío la formación del Frente Popular, y que solo les falta ponerles la alfombra, roja por supuesto, y que un ejército de vestales arrojen al paso de las divisiones de la mugre toneladas de pétalos de rosas, no sea que se lastimen sus delicados pies, afectados de pie de atleta pillado en alguna de las piscinas públicas construidas con la pasta de las subvenciones.

Pasaremos sin más dilación al segundo fuego, el que nace del deseo de las gentes de los pueblos, y habitantes de ese invento diabólico que son las urbanizaciones, más conocidas como "urbas"; lugar de solaz de marujas que se dedican al noble arte del despellejamiento sistemático de la vecina que ha cometido el terrible error de no acudir al aquelarre, que no es otro que el de honrar a Nuestra Señora, a la Madre de Dios, en su Ascensión a los Cielos, que yo creo que subió para no tener que aguantar a las mujeres de los Apóstoles, que sin dudar debía ser peor que el que te crucifiquen al hijo.

Bueno, pues estos días se produce un fenómeno prodigioso en la práctica totalidad del país.

No hay ciudad, pueblo, poblacho, villorrio o lugar donde moren más de dos camadas de semovientes bípedos, conocidos por los más bondadosos como seres humanos, que no se monte un sarao capaz de provocar un infarto a un muerto.

Se les suele conocer como Fiestas Patronales, aunque otros preferimos llamarles de otra forma, no tan caritativa, apelativos entre los que se encuentran: banda de piraos, tocapelotas, "cabrones a ver si paráis con la música que son las cuatro y mañana trabajo", "así revienten de una cirrosis", "a ver si se ahorcan con las cuerdas del guitarrista", "a la vocalista le metía yo el micrófono por la breva", o simplemente "qué mal cantan, coño".

De vez en cuando, a alguno, con el sentido estético de una almeja autista, se le ocurre tirar unas "cañitas voladoras", lo que provoca aparte de una explosión, que nadie oye, sordos como están por los berridos del conjunto músico-vocal "Los Borrachos Esquizoides", quemaduras varias entre el selecto público asistente, que si es del género macho no suele pasar nada, cosas de la embriaguez que suele dar por soltar una carcajada seguida del vómito de lo trasegado en los días precedentes, porque el estómago está tan borracho como su dueño.

Pero como le caiga a una representanta del género hembra, y más si es cuñada de alguien, no importa de quién, solo que sea cuñada y más si es feminista, y aún más si es bollera, y si además es fea, que es lo normal, entonces ríanse del Día del Armagedón.

Y si le queman la blusa "tan mona" de Vittorio y Luchino que le compraron al distribuidor exclusivo, porque era el único negro que vendía ese día en la plaza del pueblo, entonces ríanse del Armagedón y el Big-Bang juntos.

Pero eso no es lo peor, eso siempre es motivo de jolgorio, regocijo y celebración. Sobre todo entre los mozos, cuando a la afectada, por la acción ígnea del ingenio pirotécnico, al que como a los misiles useños, le falla el sistema guía del artefacto, se le reduce a la nada la blusita, y se le ven las tetas, porque lo de llevar sostén, que no sujetador, es signo insoportable de la opresión machista, aparte de complemento textil para evitar que se note que las mamellas parecn las horquillas de un zahorí cuando detecta un yacimiento acuífero, temblorosas y buscando el centro de la Tierra.

Lo peor de lo peor, y más en estos tiempos de crisis, de hambre canina, es la perpetración, o perpetraje, que diría el indiano, del asesinato en suma, de piezas denominadas por los más ilusos como musicales.

Y dirán ustedes: !ya estamos con lo de la crisis!, !a ver que cojones tiene que ver la crisis con los graznidos de la vicetiple, o en muchos casos la "vicetriple", por aquello del volumen adiposo que amenaza con matar a varios expectadores de las primeras veinte filas, como le reviente la faja de lentejuelas!.

Pues todo.

En tiempos de bonanza económica, como se le dio en llamar "de Bononza", por aquello de la adquisición compulsiva de áticos por ese señor que, de ser como un tortel a vista de pájaro, pasó a ser la viva imagen de un australopiteco afectado de hipertricosis; en aquellos tiempos, podías disfrutar de las actuaciones de acreditados miembros de la crème de la crème de los emisores de gorgoritos varios.

Pero con la crisis, aquellos divos de toda la gama de géneros pasaron a la historia. !No, no es que se hayan ido al otro barrio!, no alberguen falsas esperanzas de que Victor Manuel se haya caído al pozo de la mina donde picaba su abuelo y se haya quedado allí por los siglos de los siglos, amén, atormentando al espectro de su antecesor e inspirador de sus murgas varias.

Ni se piensen que Miguelito Bosé se haya retirado con un diseñador de interiores y le esté diseñando el interior de su intestino en su tramo colónico-rectal.

Ni que la Pantoja se haya desollado sus hirsutas mejillas al pasarse con prisas la podadora de césped con las cuchillas mal afiladas.

No, no es eso, no es eso.

Desgraciadamente.

Es que en los tiempos que corren, ya no hay pastuqui para contratar los servicios de cantantes de tan aterciopelada voz. Ya ni Julio Iglesias puede ser contratado, porque sacarlo del geriátrico y alquilarle la botella de oxígeno, está fuera del alcance de cualquier municipio.

La otra noche, mientras disfrutaba de la visión de un cielo estrellado, recostado en una tumbona, estalló (literalmente), el fin de fiesta de uno de tantos pueblecitos de los alrededores.

A pesar de su aspecto, igual te atormentan con la Piquer que con Metallica. La cosa es joder al personal.

Atacaba el grupo de desalmados, también literalmente, las partituras de una música de hace ya ni se sabe la de décadas, empezando por coplas de La Piquer y acabando con la Alaska de los 80, pasando por los Diablos, Fórmula V o Karina.

Todo novedades de última hora, como pueden ver. Clásicos que dirían otros mientras se agarran un huevo con desmesurada fuerza para no reírse y mearse.

Y cuando la banda de facinerosos musicales hacía un receso, para evitar una sobredosis de sonidos alucinógenos psicotizantes en el público asistente, sonaban las notas de la banda municipal perpetrando una marcha mora compuesta por algún vecino bienintencionado, que en sus ratos de descanso se dedica a componer lo que él, en su mente calenturienta debe percibir como una sinfonía de Mahler, pero que más parece la de la comitiva que lleva al cadalso a algún asesino recalcitrante de niños y ancianas, por aquello de hacerle más insoportables los últimos momentos de su vida.

Mas, de repente, cesó todo sonido; la paz volvió a la noche; las estrellas parecieron recobrar su titileo normal, y el universo cesó en su apresurada expansión acelerada por el deseo de huída de semejante espectáculo.

Al día siguiente, al ir al pueblo a hacer las compras, esperaba encontrar a los barrenderos limpiando los restos mortales del conjunto músico-vocal después de ser sometidos a un justo descuartizamiento ejecutado por la turbamulta enloquecida, presa de un frenesí asesino en defensa propia.

Pero no. Reinaba la paz de la resaca.

Y digo yo, aunque sea darle pistas a un ser tan deleznable y de una inconsistencia intelectual extrema como Gasparet, si quieren hacerle la vida imposible al Gobierno, ¿por qué no contratan a una de esas bandas de fiesta de pueblo y la ponen a tocar delante del Congreso?.

O mejor aún, ¿por qué no contrata unas cuantas el Gobierno y las sitúa frente a los parlamentos Autonómicos interpretando a Georgie Dan?.

 Ya sé que es cruel, pero también eficaz.

Es como decirles: ¿No queréis el 155?, pues con estos, por la antifonaria os la hinco.

jueves, 16 de agosto de 2012

MISCELÁNEA DE CAPULLOS.

Metidos ya de lleno en el periodo vacacional, en el que el vecindario de este nuestro gallinero patrio puede darse a la molicie mientras rumía sus cuitas, que son muchas y variadas, también tiene tiempo esta nuestra comunidad para empaparse de las noticias del mundo local y extranjero, y darse cuenta de que si por estos lares cocemos habas, por esos mundos de Dios, también hay competencia, dura competencia, en ver a quien se le calienta más el haba.

Hubo un tiempo en que por toda noticia relevante, aparecía en la prensa año tras año la especie de que en algún lugar de nuestra geografía aparecía alguna serpiente de varios metros de longitud, que adornaba su epidermis escamosa con abundantes pilosidades.

Tengo yo para mí que se trataba de alguna de esas albóndigas de dos patas, de alguno de nuestros pueblos y/o ciudades, que la horterez no es patrimonio solo de la ilicitana villa alicantina (aunque allí abundan), que tras un viaje a las islas afortunadas, bajaban la escalerilla del avión en chandal, zapatillas Paredes y abrigo de visón, y claro, no se quitaban el atuendo, informal pero elegante, ni para ir a la tendeta de la esquina, y menos aún allí, para que las otras albondiguillas menos afortunadas perecieran víctimas de un ataque de corrosiva envidia.

La yaya epatando a los nietos a su vuelta de Tenerife, en pleno agosto,  mientras se dirige a la panadería a comprar unas empanadillas y dar envidia al vecindario.

Cierto es que en aquel entonces, no había tantos políticos trincones, nacionalistas carroñeros, los moros se estaban quietecitos en sus kábilas mientras la Legión les daba de vez en cuando un repasito, que ya se sabe que el morando es de frágil memoria y de insaciable codicia por lo ajeno, como un sociata, más o menos, los sociatas eran de Falange, los comunistas no asaltaban supermercados, como no fuera el economato de la cárcel.

En fin, lo normal.

Pero las cosas han cambiado, mucho, y no siempre para bien, aunque sí que ha dado lugar a que crezca la fauna periodística, que en lugar de dedicarse a escribir sobre cosas tan amenas como el asesinato, con posterior descuartizamiento, de los veinte miembros de una familia, ahora se dedican a escribir sobre el crecimiento desmesurado de la chacinería local y foránea.

Otra desventaja de los tiempos actuales es la prensa digital, porque antes el periódico de toda la vida, te sacaba de un apuro de vez en cuando, como envolver el bocadillo de sardinas y además leer la páginas de esquelas del ABC (donde cuando el que cascaba era un señor, siempre había una desconsolada viuda, y cuando la que cascaba era ella, los desconsolados eran los hijos, nietos y demás familia, porque el consorte hacía años que estaba en el Valle de Josafat), o de la última Copa de Europa ganada por el Madrid; o si tenías un apretón, siempre podías limpiarte el antifonario, con la ventaja de que después te echabas en la cama en pelotas boca abajo y la parienta podía leer los ecos de sociedad en tus nalgas.

Ahora las noticias son otra cosa.

Por ejemplo, en lugar de poder leer que el ejército israelí machaca a las tropas de cuatro naciones de la morisma, ocupando desde los altos del Golán hasta la presa de Assuán, te tienes que tragar que el tiznao de la Casa Blanca consiente que los guarrinchis hamasianos se reúnan en la ONU para reclamar lo que una vez robaron y volvió a sus legítimos dueños a hostias, y pocas que fueron. Y se reúnen para planear, de manera informal, como el que no quiere la cosa, así, de pasada, la destrucción del Estado de Israel.

Claro que, bien mirado, siempre cabe la posibilidad de que esta vez, por fin, les den una manita de leches y les monten la Palestina mora allá por Indonesia, que también hay mucho moro, amarillento, pero moro.

En territorio nacional, nunca falta un tonto que nos alegre el día.

Ahora nos sale el Flori-ano, el segundo de Mari-ano, y nos suelta así, como si estuviera en un teatrillo de esos donde cuatro monguis no paran de soltar chorradas, con la misma gracia que si Menguele te dijera que te va a aplicar una cura de su invención, que le da envidia, muchíiiiiiiisima envidia, que el Gobierno italiano vaya a bajar los impuestos.

!Tócame los huevos María Manuela!.

Este tío, o es más tonto que luna mata de habas, o es un cabrón con pintas en el lomo.

Y por si cupiera alguna duda de su estulticia, o de su carbronez, aunque también cabe la posibilidad de que las altas temperaturas le hayan dejado las neuronas más socarradas que la moral de Rubalcaba, añade, después de un circunloquio, que ni él mismo entiende, que hay que tapar unos agujeros que se habían producido durante estos años de gasto excesivo.

Si tenemos en cuenta que el agujero no solo lo han provocado los sociatas, aunque sí en su mayoría, me recuerda esta popular expresión, un chiste, no por antiguo, menos vigente en su mensaje.

Encontrábanse dos caballeros en un urinario, cuando uno de ellos, de repente, se gira y le espeta al otro:

  • !Oye tú!, lenguaje impropio para una persona de educación cultivada, pero ya se sabe que con la chorra en la mano, hasta el más sabio se torna, al menos en su lenguaje, un lenguaraz de baja estofa; !oye tú!, a ver cuando me vas a devolver la pasta que me debes.
  • A lo que el aludido, tras sacudírsela con expresión pensativa, le responde con una mano en la minga y la otra en jarras, como la florista de Alcalá: !No te preocupes (momento en que el otro comienza a preocuparse de verdad)!, tengo un asunto entre manos, que como se enderece, el primer agujero que tapo, es el tuyo.
Excuso decir, que tras mudársele la color de la su cara, adquiriendo el tono de cadáver de seis días a la intemperie, el inquiridor, arrimando la espalda, y lo que no es la espalda, al alicatado, apretando los glúteos hasta provocarse sendos hematomas, tomó las de Villadiego, y no me consta que volviera a ser tan desconsiderado con su deudor.

Así que, por favor, por su familia, por el Amor de Dios, de rodillas, !¿qué digo de rodillas?!, arrastrándome como un gusano mientras beso sus pies recalentados por el deambular por el asfalto ardiente, ruego, imploro, a la fauna periodística, que no le pregunten a Flori-ano, o a su jefe Mari-ano, que no le pregunten qué agujeros piensan tapar.

Que existen métodos más civilizados de operar las hemorroides.

martes, 14 de agosto de 2012

MÁS CORNÁS DA EL HAMBRE.

Ya ha llegado el verano, y como cada año, llega también la operación bikini.

¿Qué podéis hacer con esos michelines que afean vuestra figura?.

¿Qué medidas debéis tomar para las camisetas se ciñan como una segunda piel a vuestros abdominales, y resalten esa tableta que años antes adornaban mi bronceada piel abdominal?.

¿Cual es la solución a esas morbideces que cuelgan fláccidamente de vuestros otrora ebúrneos brazos de aizkolari?.

Dos son los remedios para semejante degeneración adiposa, a saber:

Uno, quizá el más drástico, pero más rápido y eficaz, queridísimos gudaris, es la adquisición de un galopante carcinoma, de cualquier parte del organismo, aunque mi recomendación, por mi amplia experiencia, fruto de muchos años de práctica en el noble arte de Galeno, es el carcinoma de estómago.

Proporciona por una parte, una caquexia rápida, sin serlo en exceso (la rapidez, no la caquexia), lo suficientemente dilatada en el tiempo como para que el afortunado agraciado pueda disfrutarla durante todo el estío, y ¿quién sabe?, a lo mejor durante otra temporada más.

Además, dada la posibilidad de unas hermosas metástasis hepáticas, se os puede teñir la piel de un llamativo color amarillo tostado que, junto con el amarillo Piolín de las conjuntivas y el uso de unas lentillas de mil colores, de las muchas que existen en el mercado (os recomiendo las de Bausch and Lomb, conseguiréis un aspecto fashion total.

Colaboran con esas metástasis a conseguir una figura que competiría con la de los, y las, más acreditadas modelos de cualquiera de las pasarelas del mundo, unos vómitos persistentes que ni el primperán en botijo podrán evitar, con lo que el efecto adelgazante, está asegurado.

Y por si fuera poco, las adenopatías supraclaviculares de tan divertido y útil proceso adelgazante, conseguirán, en el caso de que usted, queridísimo seguidor de las inteligentes tesis de ese gran pensador que fue Sabino Arana, no haya sido favorecido por la madre Naturaleza con unas clavículas prominentes, tan sexis en cualquier mujer, o en aspirante a homo metrosexual, entre esos ganglios invadidos y la adherencia de la piel a la estructura ósea, una vez quemada la grasa supérflua, que las clavículas parezcan los tejados de cualquier caserío guipuzcoano.  

¿Qué más se puede pedir?.

Otra de las grandes ventajas de ese proceso neoplásico es un dolor insoportable.

Pero aunque alguno dirá que ese dolor no es deseable, mi respuesta no puede ser otra más que el rictus del dolor, síntoma que por muy intenso que sea, un valeroso guerrero liberador de tan noble pueblo sabrá llevar con entereza y convertirlo en enseña de su valor.

Dará éste rictus un aspecto de fiereza (que algunos confundirán con jodimiento, pero ya se sabe que la chusma españolaza no entiende de matices) tan imprescindible en un duro luchador por la causa.

¿Y la tos?, ¿qué me dicen ustedes de la tos?, esa tos provocada por la destrucción del tejido pulmonar a causa de la invasión de las células cancerosas en el aparato respiratorio.

¿Habrá cosa más hermosa que la imagen de un gudari tosiendo y arrojando en cada espasmódico golpe de tos un fragmento de pulmón?. 

!Cof, cof, mira Mirenchu,  mira Aitor, ahí va un pedazo del segmento segundo del lóbulo superior del pulmón derecho!.

!Ahí va la hostia Josechu, si es verdad, tú si que eres un auténtico gudari, no como ese maricón españolazo de Garmendia, que todavía va por el segmento séptimo del lóbulo medio del pulmón izquierdo, que ese sí que es fácil expulsar!.

Y toda la Herrikotaberna estallaría en un mar de aplausos, que llegaría a ovación atronadora si el trozo de pulmón de Josechu se acompañara de un buen chorro de sangre, que mancharía los pechos henchidos de orgullo de quienes rodean a Josechu en tan gloriosa epopeya.

Y si a eso se añade un vómito en escopetazo, que lanzaría el contenido del poco estómago que le quedaría, eso ya provocaría el delirio de los allí reunidos, y además siempre podría dar la idea de convocar un concurso para ver quién vomita más lejos el trozo de chuletón, que ya está bien del estereotipo del levantador de piedras, o del cortador de troncos; e incluso podrían promoverlo como deporte olímpico en el caso de conseguir la independentzia de Euskalerría, y crear la Federación Euskalduna de lanzamiento de materias orgánicas en descomposición.

!!Mássss, másssss, Josechu, assí, assssí, ahhhhhh!!

El otro método es la clásica mariconada de la huelga de hambre.

!Pero eso no es digno de vosotros!.

!Ya sé que eso de mezclarse con gentes de la meseta y Andalucía os ha llevado a la pérdida de vuestra aguerrida apostura y ya es hora de su recuperación!.

!Ya sé también, que en el fondo, lo que os gustaría es, que si os encarcelan, os metan en un zulo de 2 x 2, durante todo el cautiverio!.

!Ya sé que para vosotros es un calvario tener que hacer huelga de hambre en el comedor, que ya se sabe que en la celda, lo que se come no cuenta, que eso viene en todo manual del  buen huelguista!.

Por eso yo os animo desde aquí a que sigáis el ejemplo de vuestro compañero Josu Uribetxeberría, y os pilléis un buen cáncer.

Además de adelgazar hasta conseguir una figura envidiable, haréis un gasto en quimioterapia que contribuirá notablemente en el incremento del déficit español y consecuentemente en el aumento de la prima de riesgo y la ruina del Estado opresor.

No os recomiendo el de próstata, aunque hoy por hoy, la terapia hormonal de antiandrógenos puede haceros sacar el maricón que lleváis dentro, y siempre sería un punto más en vuestra consideración, porque ahora es lo que más mola. Y aunque necesitéis pañales, los hay hasta de colorines.

Y los españoles sufriremos y rabiaremos de envidia.

Os lo juro por mis muertos.

Hasta por los que habéis matado vosotros.

Hijos de puta.


lunes, 13 de agosto de 2012

ADMINÍSTREME USTED LO QUE EL POBRECITO DEJÓ...

Adminístreme usted

lo que le pobrecito dejó

hagalo para que

su vacío no sienta yo.

Acabó mi luna de miel

y se fue mi dicha con él.

En efecto, se acabó la luna de miel, y ahora toca la luna de hiel, que eso es lo que tiene el casarse con mangantes convertidos en magnates pobrusos con más ínfulas que Don Rodrigo en la horca.

Por estos lares de esta tierra de conejos, o más bien de comadrejas, o mejor aún de sangoneras, nombre que por estas tierras levantinas, desde Ampurias a San Pedro del Pinatar, se da a la sanguijuela, abundan, como en el resto de las tierras de España, los tontos con derecho a balcón con vistas a la Calle Mayor y paulo cuando salen a comprar al súper.

Y entre ellos figuran, con nombre de oro, en el registro de gilipollas marisabidillos, aquellos que en cuanto sale alguien meneando el pendón del Reino (porque el otro pendón, el que tienen colocado en algún despacho, como asesora de fornicios varios, es el que se encarga de menearle a ellos otra cosa), corren presurosos a contribuir con las pocas perrillas que les quedan, al mayor esplendor de la Patria recién estrenada.

A eso y a ver si consiguen el botín de Barbarroja, que para ellos no es incompatible el patriotismo con el saqueo, porque piensan, suponiendo que tan agotador ejercicio lo hayan practicado alguna vez, que al final será el Estado "sentralista opresor" el que acabará pagando la fiesta.

Pues mire por donde, no.

Y se van a comer una mierda como la Sagrada Familia y el Micalet de grande.

Y yo que me alegro.

Este podría haber sido el cartel llamando a los "inversores" de la patriótica causa.

Anda ahora el ejército patriótico gimiendo y rechinando los dientes, porque ya ni para férula anti bruxismo tienen (salvo que usen los chicles que encuentre pegados bajo la mesa o la silla), cuando se han dado cuenta de que se van a comer una ful de Estambul, o sea lo que viene a ser lo mismo: los bonos patrióticos. 

¿No querían Patria nueva?.

¿No les mola tanto la embajada hasta en el Orinoco?.

¿No aman tanto a sus líderes que iban a expandir los horizontes de grandeza hasta los confines del Universo, y más allá?.

Pues al Más Allá se han ido sus perrucas.

Y allá están bien.

A continuación vean unas imágenes de concienciados ciudadanos de las taifas levantinas, que ilustran como quedaron tras la venta de tan patrióticos bonos.


Don Cirili Barrufet contemplando ensimismado el pirulí que le regaló el comprador de sus bonos. Eso y un kilo de guano de paloma de Mintserrat fue cuanto obtuvo por los 6.000 eurillos que invirtió en la patriótica causa.



Doña Montse Cancamusa del Potorret, esparverada (que es el extraño modo que tiene ellos de decir horrorizada, cosas de la lengua imperial), al comprobar el esquilme feroz al que había sido sometida. Eso es culpa de Madrit, añadió presa de furor (no uterino).

Ciudadanos de un país normalito, recibiendo con jolgorio las explicaciones de un guía del museo de Tontos del Haba Ilustres, sobre hasta que punto se puede llegar a ser gilipollas, y en qué estado se queda uno tras tan previsibe expolio.


De genios puede que vayamos justitos, pero de aprovechateguis subnormales, sobraos, sobraos, sobraos.

sábado, 11 de agosto de 2012

FOLLO CON FATATAS.

Obama no está para nadie.

El ala oeste de la Casa Blanca ha agotado todas las existencias de ambientadores del Distrito de Columbia y alrededores hasta, más o menos, Arizona.

Los rudos leñadores de Virginia están dejando sin árboles medio estado para abastecer de madera a las fábricas de papel higiénico.

Y el Zapatero mulato ya tiene las almorranas a punto de nieve.

Y no es para menos.

Porque, entre que se ponen ciegos de comer pollo, con lo que se están volviendo algo zerolinos, y que la Coca-Cola les está corroyendo las entrañas, los Generales del Alto Estado Mayor están que no les llega la camisa al cuerpo.

Y mientras tanto, Obama, sentado en la taza del W.C., es que no para de trasegar fortasec en catalana, regalo del Embajador de Su Majestad Mas I "El Implacable" y entregada en un solemne acto en el Rockefeller Center.

Y las buenas gentes se preguntan: el mulatillo está triste, ojeroso y cagaleroso, ¿qué le pasa al mulatillo?.

Pues le pasa que está acongojado y acojonado desde que escuchara el discurso del líder del más terrible ejército que vieran los tiempos, desde que Atila fuera frenado en los Campos Catalaúnicos.

Un brindis antes de la victoria sobre el imperio.

Porque una cosa es enfrentarse a los nazis en Europa, incluso al ejército vietnamita apoyado por la Unión Soviética, pero enfrentarse a un ejército ideológico, y sobre todo, que no come pollo porque te deja calvo y te vuelve maricón, eso es algo  lo que los Marines temen más que al tío de la vara.

Y no es para menos, porque te ves venir a una horda de señores del tamaño de una bombona de camping gas, todos llenos de pelos, entre los que asoman unos ojillos inyectados en sangre; masticando hojas de coca, y a lomos de llamas asesinas escupiendo, y es que te entregas de rodillas y sin condiciones a la voz de !hala venga!.


Detalle de la oficina de reclutamiento.


Si a eso le añades que cabe la posibilidad que porten el uniforme diseñado por su sanguinario líder, que puede consistir en una manta al hombro y gorro con polainas, de todos los colores del arco iris, lo menos que te puedes esperar es que, cuando te estés descojonando, aprovechen la ocasión y te reciten un discurso de Don Evo, con lo cual el desquiciamiento del cerebro llega a su punto álgido y ya te puedes dar por jodido.

A partir de ese momento solo te espera una mecedor en el porche de tu casa en Alabama mientras tu solícita esposa te limpia la baba que cae por las comisuras de tu boca, mientras balbuceas "Mary tenía un corderito".

Después solo queda hacer una película, dirigida por "la loca de la Mancha", e interpretada por Willy Toledo en el papel de "pichaticlan" (pichafloja en el dialecto local) y Pilar Bardem en el papel de la princesa "Txotxoloco" (eso no necesita traducción), que naturalmente estaría subvencionada por la Academia de las Artes Escénicas de Catalufolandia, y posteriormente traducida al catalán para que la pudieran entender los indios "miembrotieso", esos que le regalaron la lanza a Carod y que viven en el decimoséptimo meandro del Amazonas mirando a la derecha.

Jefe de la tribu "miembrotieso" Gran Jefe "Oigquebuenostoy".

Que el mundo tiemble.

Evo se dispone al ataque.


jueves, 9 de agosto de 2012

TEROR EN EL HIPERMERCADO, HORROR EN EL ULTRAMARINOS.

Esta España nuestra se ha convertido en un hipermercado, en un ultramarinos de los horrores, donde, a la que te descuidas, te puedes llevar de leches hasta en el cielo del paladar.

Igual te atropellan con un carrito y te soban la "jeró", las huestes del Comandante "Exprópiese", que una jauría de keniatas te mandan a la UVI a un Policía Local en Alicante.

Pero vayamos por partes, que diría Jack el Destripador.

La Explanada de España, precioso paseo, orgullo de la ciudad de Alicante, se había convertido en los últimos tiempos en una sucursal de la sabana africana, sin leones ni elefantes, si exceptuamos alguna que otra paseante, nacional o importada, que pone sus sebos al sol mediterráneo. Pero eso da colorido y da trabajo al gremio de fabricantes de sillas, aparte de divertir a la muchachada que puede asistir de vez en cuando al espectáculo, siempre hilarante de ver a una guiri dar con sus adipocitos en las teselas del paseo.

Pero como en toda sabana, no podía faltar la figura del negro keniata, senegalés o nigeriano.

Se dedicaban a la venta de todo tipo de figurillas, gafas homologadas para convertirte en José Feliciano a la que las lleves dos minutos, aunque sea a la sombra, y ropa de inigualable algodón; inigualable porque es difícil encontrar fibra alguna capaz de encoger tantos centímetros ante la cercanía del agua.

Pero por lo que costaban, tampoco te ibas a poner exquisito.

Como tampoco te ibas a poner estupendo porque te vendieran un DVD de la última película, éxito de Hollywood, y cuando la ponías en el reproductor, lo mismo podías estar viendo "La jungla de Cristal XXXVI, secuestro en el geriátrico", con Bruce Willys desmantelando una banda de nonagenarios traficantes de potitos adulterados con testosterona, que "El higo mágico" o "Pepito Piscinas".

Pero mira, la confianza mató al gato, y el mito del pobre negrito, tradicionalmente manso y simpático, se ha caído por los suelos.

Podemos estar de acuerdo en dos cosas, ambas contrapuestas, pero que te tienen el "corasón partío": la pena que da el que esos pobres negritos del África tropical, que cultivando cantaban la canción del Cola-Cao, se pasasen el día en la calle para malvivir, entre carrera y carrera cuando venían los guindillas; y la que te daban los tenderos de toda la vida que, pagando sus impuestos, veían como la venta clandestina les mermaba sus ingresos.

Ebúrneos negritos colaborando a la mejora del crecimiento de nuestros infantes.

Pero, como decía, el mito se ha dado una leche de tres pares de narices cuando uno de los Policías Locales dedicados a la lucha contra la venta ilegal, fue rodeado por 15 morenitos, y agredido con sillas y barras de hierro a las que habían adosado maderas con clavos, el sábado pasado.

Y todavía está en la UCI, mejorando, pero en la UCI. Como decía el chinito del chiste: mejodo, mejodo, pelo no del velbo mejolal.

O sea, que ya ni de los negros te puedes fiar.

Violenta represión racista de los top-manta.

Eso sí, para compensar, el juez, tras tomar declaración, tuvo que tomar la dura decisión de enviar a uno al centro de expulsiones de Valencia, porque ya había orden de largarlo con viento fresco, y al otro dejarle en libertad con cargos.

Que se le ocurra a usted darle un golpe con un ojo en la porra a un municipal, porque le discuta la legalidad de una multa por pasarse cinco minutos de tiempo en el ORA, y verá usted pasar las horas en comisaría, mientras establece una entrañable amistad con las cucarachas y otras simpáticas criaturas, al aroma embriagador de alguna meada cargada de sustancias tóxicas del manguta que ocupó la suite calabozal.

Pero no comente usted estas reflexiones en voz alta por la calle, salvo que quiera que acabemos, usted y yo, jugando al chinchón en ese mismo calabozo, por racistas, xenófobos...y gilipollas.

Y el otro tema. Ese también tiene su aquello.

Muerto ya el simpático Sancho Gracia, modelo de bandolero televisivo, inigualable intérprete del Santo Patrón de los políticos españoles, el Excelentísimo Curro Jiménez, ha saltado a la fama mundial, después de asaltar supermercados, que es lo último que le faltaba asaltar a un político, el mesiánico alcalde de Marinaleda.

Lo más divertido, con diferencia, de este episodio nacional (lástima que ya no esté entre nosotros D. Benito Pérez Galdós para glosarlo), fue un comentario por SMS en el "gato al agua", ahora que está de vacaciones Antonio Jiménez y te puedes enterar de algo que no sea su opinión, el mensaje, claro exponente del ingenio y la gracia española, tras mostrar las imágenes del asalto a Mercadona, no podía ser más clarificador, a la par que escueto.

Decía así: ESTÁN TODOS MUY GORDOS, ¿NO?.

Y es que así era.

La verdad es que mirando las imágenes tenías la impresión de estar viendo aquella escena de Mogambo en la que Clark Gable, orejas al viento y rifle en ristre, acompañado de la sensual Ava Gardner, cruzaban el río, y cientos de hipopótamos hacían hervir las aguas para trapiñarse a todo cuanto negro cayera entre sus fauces.

Y después llamaron al barbas para que diera su versión de los hechos.

De haber podido escuchar Cicerón a tan egregio orador, aparte de sentir la tentación de sajarse las venas de puritita envidia, seguro que las catilinarias hubieran sido otras, inspiradas naturalmente en el discurso del más inspirado orador que vieran los tiempos.

No faltaron en el enloquecedor discurso alusiones a la banca, a las cajas, a la prima de riesgo, a la Merkel, a Cáritas, a Zapatero, Rajoy y hasta Dios mismo, en la figura de su hijo Jesucristo.

Claro quer como le recordó una tertuliana, nombrar a Dios y no acordarse de que uno de los Mandamientos era: no robarás, pues, en fin, que tenía su guasa.

Eso sí, demostró sus dotes de Gran Mariscal de Campo, cuando, para defenderse de la acusación de cobardía por no entrar a perpetrar el robo, vamos de hacer de Capitán Araña, que embarcaba a los demás y él se quedaba en tierra, alegó razones de estrategia en la maniobra de asalto y expolio.

O lo que él llamaba "hecho puntual" y "simbólico".

También se quejaba este mesiánico "Chavez" español de lo mal que le trataba la Junta de Bandoleros porque no le daba subvenciones, claro que, como le han recordado hoy, les han dado 54.000€, pero claro, es que como él no se encarga de esas cosas, pues no sabe nada, "ya lo mirará".

También se ofreció gustoso a que los parias de la tierra, fueran a su casa a por lo que quisieran. Lo que se le olvidó, cosas de los nervios del directo, es decir la dirección de su domicilio.

Y como en el caso de los negratas fostiadores de policías alicantinos, otra vez la Justicia por enmedio.

Llévese usted unas latitas, o un fuet, y que le pille el segurata. Y dígale que es para dárselo a sus pobres hijos que pasan hambre. Y niéguese a dárselo. Y déle un empujón a la cajera.

Y despídase de los piños.

Pero con el Mesías hay que cogérsela con papel de fumar. Así que Gallardón llamó a Torres Dulce para que investigue si es posible que se cometiera un delito. 

Y los Guardias Civiles, vestidos casi de gala, explicando casi con la misma reverencia que si estuvieran hablando con el Papa de Roma, que no se puede hacer las cosas así; que está muy feo pegar a las cajeras; que sí, que ya sabemos que son un poco histéricas, pero que aun así está feo pegarles.

Y a pesar de que se veía a las hipopótamas aporrear las puertas metálicas, cerradas para evitar que la turbamulta se llevara hasta las pelusas, como en esas películas de zombies, la Guardia Civil, como decían los versos de Cervantes: miró al soslayo, fuese y no hubo nada.

A lo mejor me paso. 

A lo mejor no están los tiempos para ello.

Pero a estos les mandaba yo un apareja de picoletos, pero de los de antes, de los de tricornio, capote y Mauser al hombro.

Cuatro hostias en el cuartelillo, y asunto arreglao.

¿O no?.

miércoles, 8 de agosto de 2012

NO HAY MACARRA SIN CUBATA, NI DELITO SIN SOCIATA.

Hay cosas en esta vida que se encuentran tan indisolublemente unidas, que el pensar en una de ellas hace que indefectiblemente pienses en la otra.

Es lo que se conoce como asociación de ideas. En algunos casos malas, muy malas ideas.

Por ejemplo: uno piensa en un inglés, e inmediatamente !flash! se le aparece en el lóbulo occipital la imagen de una especie de gamba cocida excesivamente, con una nariz de Charlie Rivel, sandalias de cuero, calcetines blancos, bermudas con bolsillos hasta en los dobladillos y camisa de textura de seda con paramecios tan borrachos como su dueño.

Otro ejemplo: es oír el término telebasura, e inmediatamente te viene a la cabeza un corral de gallináceas gritonas enseñando las vergüenzas, o sea los morros y las tetas con más silicona que la cerradura de un negocio el día de una huelga general; un delincuente, o dos, o tres; otro que nadie, ni él mismo, sabe si es carne o pescado y que llora y moquea cuado se acuerda de su madre, que a su vez se acuerda del padre del moqueante, si es que acierta a acordarse de quién es. Y por supuesto una maricona gesticulante.

También es frecuente, en estas fechas de la canícula, oir el término chiringuito, con lo que te viene a la cabeza la imagen del espécimen conocido como "chulo de merendero" o "macarra playero" , hoy en vías de extinción, que con su bañador ceñido hasta tal punto que podías oir gemir de pura asfixia a las pelotas  del macarra, que cerveza en mano, patillas en rostro y paquete de ducados y mechero de mecha de algodón metidos en la cintura del bañador, desplazando michelín, hacía las delicias visuales de nuestros merenderos a pie de playa.  

Este especimen también tenía su versión nocturna que, se correspondía con su antecesor en la escala evolutiva: el conocido Rodríguez de toda la vida, aspirante perpetuo a pillar, en el mejor de los casos una gonorrea, y en el peor un sidazo de tres pares de cojones, cuando, pletórico él, al verse libre de la parienta, andaba a la caza de chavalillas que, presas de sus encantos, sucumbían ante sus artes amatorias, y le dejaban como recuerdo algunas de sus mascotas que habitan en sus partes pudendas e impúdicas.

También se asocian en nuestras mentes gentes tan conocidas como el señor Riesgo y su prima, Rivera y su primo José Antonio, el museo de los horrores y Paquirrín, Gallardón y la botella (con mayúscula y con minúscula) y un largo etcétera.

Aquí se aprecia claramente el peligro de la prima de Riesgo.

Pero si hay dos términos que son absolutamente equivalentes, que forman una unidad tan indisoluble como Marco Antonio y Cleopatra, como el Pato Donald y los palizas de sus sobrinos, o como los amantes de Teruel, son el delito y el sociata.

Porque ustedes en alguna ocasión se habrán preguntado: ¿como se puede elaborar un código penal?, ¿como es posible, por mucha gente que se siente a pensar, poner en un libraco todos los delitos que se pueden cometer?.

Nada más sencillo, se hace una relación de todos los actos de un sociata durante un mes, y ya tiene usted el más completo compendio de delitos que una mente criminosa y calenturienta pudiera imaginar.

Dentro del gremio del socialismo se pueden encontrar tres subespecies, cada una con su peligro implícito: el socialista puro, el socialdemócrata (cuyo equivalente en la derecha sería el demócrata cristiano) y el comunista.

El socialista en su estado puro es, o mejor sería decir que era, como el cangrejo de río español, que cuando se introdujo el americano, acabó desapareciendo, y que aquí duró lo que suele durar lo que un condón a la puerta de un Instituto de Enseñanza Secundaria (nombre muy apropiado porque lo secundario ahí es la enseñanza), fagocitado por la nueva especie surgida a la par que el crecimiento económico del país.

La nueva especie es el sociata, conocido en los medios políticamente correctos como socialdemócrata. Ser al que la sola mención de la palabra honradez provoca un sarpullido tal que, de oirla repetidamente, puede provocarle, bien un ataque de risa que puede llevarle a la UCI, lugar que al salir el sociata allí ingresado tras el ataque, puede servir como demostración del concepto de vacío absoluto  porque habrá robado hasta las bragas de la enfermera jefe. O una erupción que le puede llevar al otro barrio con más ampollas que al santo Job cuando a Yahvé se le ocurrió gastarle una de sus acreditadas putaditas.

El ejemplar vivo más representativo de esta especie es, sin duda alguna, Rubalcaba, también conocido por Alfredo, P punto, Rubalcaba, y "oigo todo lo que dices y veo todo lo que haces".

Pero mira por donde, ha sido derrumbarse el poderío de la tribu de los sociatas, y resurgir la tercera subespecie socialista: el comunista.

Porque ahora están creciditos, exultantes.

Habrá quien diga: !hombre, no es lo mismo un comunista que un socialista!.

Efectivamente, no son lo  mismo, aunque personalmente no conozco, o no recuerdo ningún país comunista que no se denomine república socialista, o en el colmo del sarcasmo y mala leche, república democrática. Aunque lo que sí que es cierto es que descienden de la misma rama, y practican el mismo deporte, el levantamiento de bienes ajenos.

Y no son lo mismo porque, como los llamados socialistas, o mejor denominados sociatas, han robado más, pues visten mejor, o al menos más caro, porque algunos, y sobre todo algunas, siguen teniendo el gusto donde los monos poco pelo.

Pero ha llegado la hora del relevo.

Metido el "Moisés", que fue llamado a liderar la larga travesía del desierto de los sociatas, en el carajal del Watergate español, ahora lo que les mola es el método clásico, el de toda la vida, el más directo, el que ya no disimula: el robo descarado.

¿Y quién mejor que el Mesías Rojo de Marinaleda para representar el nuevo look del socialismo?.

Primero, da la imagen. Poblada barba para albergar a una pareja de cada una de las mascotas de la mugre del 15M. Desaliño rayano en el estilismo del "tío la vara" para dar la imagen de hombre del pueblo, guarro, pero del pueblo. Discurso con verbo fluido y populista, a la altura de los más prestigiosos oradores del comunismo mundial, alcanzando cotas de capacidad dialéctica tan elevadas como las de un mejillón disléxico durante un brote psicótico. Demóstenes en estado puro, vamos.



Y segundo y ya definitivo, es audaz, decidido y sin escrúpulos, algo imprescindible para un socialista, y de lo que la madre Naturaleza les ha dotado con gran generosidad.

Y como no puede ser de otra manera, además de robar a cara descubierta, eso sí, con la ayuda de un carrito de la compra, no sea cosa que les dé el lumbago y tengan que coger la baja en la Mutua, porque sería un accidente laboral, también se ponen cegatos de robar al erario, que en eso también se parecen a sus mayores de la extinta Unión Soviética.


PRESUPUESTO DEL AYUNTAMIENTO DE MARINALEDA

  
El Alcalde de Marinaleda,  cobra 70.367 € al año,   
El 1er Tte. de Alcalde 52.739 €   
El 2º tte.  Alcalde 47.000 €  
La secretaria del Alcalde 36.259,-  ( Prima del Alcalde ) 
El responsable de prensa 38.388,-  ( Cuñado del Alcalde )  
El consejero "juridico" del alcalde 50.024 €.  ( Un ruso del antiguo CCCP que no sabe castellano 
El jefe de la policía local cobra 68.000 €.
 

Volvemos a los tiempos del Tempranillo.

La lástima es que ya no haya Migueletes.

O al menos un juez Roy Bean.

sábado, 4 de agosto de 2012

!POBRECITAS MÍAS QUE NADIE LAS QUIERE!.

Como esto del recate, de las finanzas del antaño país líder de la Champions League de la economía y tormento de Sarko y señora y del latrocinio generalizado en estas Taifas de Dios, ya huele como un lupanar (casa de putas para las vÍcitimas de la LOGSE) un lunes por la mañana, pues he decidido hablar de otra cosa.

¿Y de qué cosa?, pues de féminas ilustres.

Bueno, ilustres, lo que se dice muy ilustres, la verdad es que no son. Conocidas y van que se matan, más que nada por sus acciones, que por ellas las conoceréis, que dijo el rabino (no sea cosa que ponga que el Hijo de Dios y se me echen encima los "modelnos" y "progres" de toda clase y condición).

Empezaremos por la cosa de los "notisiosos", donde la la moderna bizcueja (que de vez en cuando, o sea casi siempre, se le va un ojo para Cuenca y el otro para Orense, aunque en general los domina bastante bien.

Es esa chiquita de la Calzada, de la Vereda roja, que lleva a Ferraz, que ya se sabe que todos los caminos llevan a la Roma del Imperio Sociata, y que más que presentar los desayunos de la Primera, es que te daba el desayuno a las primeras de cambio como te equivocaras al darle al botón de la tele, que es que podías tirar hasta las magdalenas que te daba tu abuelita.

Ya no tendremos el placer, el inmenso placer de esperar con ansiedad el momento en que el sátrapa de turno, o sea el moro mandón y sanguinario, hasta sus mismas pelotas de aguantar el cachondeo de la niñata, alirondo, alirondo, alirondo, el velito me lo quito y me lo pongo, ordene su lapidación, previa violación masiva, y más IVA, a ver si así deja ya de hacer la "chunormala" y se comporta.

Momento en que el moro le muestra a Anita como ha de llevarse el velo, y por la mirada insinuante, también de como se ha de comportar una hurí.

Ni tampoco el de que Doña Esperanza, harta ya de que le toquen las narices (porque ella es una señora y no permite que le toquen otra cosa), le ofrezca el papel de la Tonta del Bote en el lugar de la genial Lina Morgan.

O que en un momento de pasión desenfrenada, se lance en los brazos del Cary Grant de las artes escénicas periodísticas, el sin par, porque dos ya sería un tormento insoportable, Gran Wyoming, para succionar toda clase de jugos y líquidos corporales, entre el alborozo de la chiquillería y el pasmo de sus progenitores (los de los tiernos infantes, que los del insufrible cómico del Teatro de Manolita Chen ya le habrán visto eso y cosas peores), que morirían entre estertores al atragantarse con los churros (la presunta periodista no creo, que ya estará acostumbrada a tragar cosas de mayor calibre, aunque sean conseguidas a base de química).

Pues sí, se nos va Anita Pastor (snif, snif, snif, lágrimas y moqueo y a otra cosa).

Dicen que se va porque no ha querido aceptar un trabajito en la late night, que me suena a esos programas de última hora de la madrugada, que solo ven los camioneros cuando paran a hacer el descanso obligado del tacómetro (que no es un aparato para medir el número de insultos más zafios, groseros y ordinarios por segundo, cuando comprueban que ha vuelto a subir el gasoil entre gasolinera y gasolinera, debido, como dice Montoro salvaje, por culpa de que otros no pagan el IVA).

Aunque también puede que se tratara del programa de la Tienda en Casa, donde tuviera que anunciar, en un guiño al lobby gay (en castellano recio y brutote él, a los maricones y bolleras) el nuevo aparato para hacer tortillas sin huevos.

Aunque, tengo yo para mí, que dado que le iban a dar la patada en bien esculpido antifonario (supongo, que supongo bien esculpido, no que le fueran a dar la patada), y que ya tendría que madrugar, podría dedicarse a negocios más lucrativos y que requieren, la mayor de las veces, de la complicidad de la nocturnidad, porque las farolas no se encienden de día, y a horas en que luce el astro rey, te puede conocer hasta el gato, pero con la luz de un globo eléctrico dándote por arriba, mientras otros globos te dan por debajo, no hay tanto peligro de ser reconocida.

Momento del casting de la farola donde, dicen las malas lenguas, pensaba proseguir la carrera Anita.

En fin, que se nos va y en buena hora sea.

Otra que está cabreada como una mona de Gibraltar que se hubiera sentado sobre una ortiga, es la hija del hígado con patas más portentoso que vieran los tiempos.

Es esa señora que compite en miopía con la gobernanta de los asuntos sanitarios, que si la Mato (vaya nombrecito para una Ministra de Sanidad) no apercibía la presencia de un Jaguar en la cochera, esta otra, como es de sangre real (como si la de los demás fuera imaginaria), y eso de mirar la cuenta corriente es de una plebeyez y ordinariez impropia de su clase y condición, pues no se daba cuenta de que le iban ingresando unas cosillas.

Además, !¿qué hay de anormal que un marido le regale a su esposa un palacete?!, yo mismo, si no lo hago, es porque soy un despistado para las fechas y siempre me acuerdo tarde de la fecha de cumpleaños y onomástica de mi esposa, que si no, hasta Versalles le hubiera comprado ya. Bueno, Versalles no, que da mal fario.

Bueno, pues Cristinita está molesta, harta más bien, de que todo el mundo esté contra ella. En realidad contra ella está todo el mundo menos los que tendrían que estar, que son unos señores con gesto torvo y mirada asesina, vestidos de negro y que gastan una mala leche que, ya, ya.

Fiscales creo que les llaman, aunque hay quien les llama cosas peores, pero esos suelen estar sentados en un banco bastante incómodo y con grilletes en las muñecas.

Y es que hay para estar molesta, y harta, y cabreada y hasta los pelos, de arriba y de abajo, con tanta persecución. Como si ser Secretaria del Consejo de Administración supusiera algo. Como si llevarse la pasta a paraísos fiscales y defraudar a Hacienda no fuera algo normal, e incluso deseable.

Seguramente pensaría: si mi Iñaki me da este dinerillo, estas fruslerías; si dice que podemos meternos en el gasto de esa casita en Pedralbes, será porque nos llega lo que papi y la Caixa nos paga.

¿Y lo de los viajes y el apartamento en Washington, preguntarán los rancios republicanos?.

Pero vamos hombre, ¿acaso no viaja la plebe a Punta Cana y alquila un apartamento en Benidorm?, ¿por qué entonces nosotros que la sangre azul discurre por nuestras venas no vamos a poder viajar también?. Cualitativamente es lo mismo. 

Y claro, Cristinita está molesta, enfadada, encabronada, porque la quieren ver entre rejas, con lo estropajoso que te deja el pelo la prisión, y lo vulgares que son las gentes encerradas. Y lo mal que visten.

Apréciese el real rictus de desagrado al ver los modelitos que se lucen en Yeserías.

Y es que el populacho español es envidioso y malo, muy malo.

jueves, 2 de agosto de 2012

A LA CAZA DEL FUNCIONARIO.

Dicen que hay mentiras, grandes mentiras, y estadísticas, y contabilidad, y periodistas.

Últimamente, cada vez que oigo a un periodista hablar de los funcionarios, es que se me ponen de punta hasta los pelos de...bueno, de ahí.

O sea, de los hinchados cojones.

No sé. o mejor dicho sí sé, lo que cobran mis compañeros de trabajo en un Centro de Salud, y los hay de los cinco escalones en que se dividen las categorías de funcionarios.

Pero como lo que mejor conozco es lo mío, pues hablo de lo que conozco, que me parece sangrante.

El otro día, en la tertulia de intereconomía, Isabel Durán, que nunca sabes, cuando habla, si te está acusando de ser un estafador, o si se está compadeciendo de tu triste suerte, porque siempre tiene una sonrisa sardónica en su expresión, decía, supongo que en tono de reproche, que en el año 2010, en plena crisis, los funcionarios, entre los que tengo el honor de encontrarme, después de esperar 25 años a que se convocara una oposición en Sanidad y aprobarla, a los funcionarios les habían subido un 3% el sueldo.

Matizaba, eso sí, que la momia Maritere, pasándose por el higo revenido el acuerdo alcanzado, se lo cargó, y que ese incremento solo nos duró lo que le dura dura a un nonagenario.

Cierto es que en 2008 y 2009 sí que se aplicó dicha subida, algo que mitigó míseramente lo perdido en años anteriores.





Año -----IPC ----Incremento Sueldo --- Diferencia
2008--- 1,5%--------- 3%------------ (1,5%)
2009----0,8%---------3%------------- (2,2%)
2010---- 3% ----------0% ------------ (-3%)




Si a esto añadimos que en 2011 el IPC aumentó el 2,4% y que desde entonces tenemos el sueldo, no ya congelado, sino al rico frescachón de la Antártida, y que llevamos una bajada de un 5%, un incremento del IRPF del 4%, y la pérdida de una paga extra, que viene a ser 1/6 de las retribuciones anuales, pues echen cuentas y verán el chollo.

También pontifican los que viven gracias a la subvención encubierta que supone la publicidad estatal y otras prebendas, que menudo chollo tienen con lo de los días "moscosos", que eso no lo tiene nadie y que es un privilegio.

El privilegio consistió en que, si se observa la tabla anterior, con los incrementos del IPC que se produjeron en la floreciente etapa felipista, los sindicatos aceptaron, a cambio de no incrementar el sueldo en el mismo porcentaje que el IPC, dar seis días de libre disposición, que no se correspondían, ni de lejos, con lo que perdías de sueldo, con la solicitud en tiempo y forma, pero que te podían denegar con el socorrido "necesidades del servicio", y si te cabreabas, te espetaban: es que son graciables. La gracia estaba donde su madre tiene la almorrana.

Y ahora, como es lo normal en la casta política, jaleada por el batallón del aplauso, nos quedamos sin la subida y sin los días, y además teniendo que aguantar que nos llamen privilegiados.

Habría que preguntar por ahí, por los "países de nuestro entorno", como dicen los cursis y relamidos, que también hablan de "líneas rojas" y de "hojas de ruta", o sea que compiten duramente en cursilería y cutrez, si en alguno de ellos se ve con normalidad que un señor, señora, o señore, después de cursar los estudios hasta finalizar el bachillerato; después de sacar una nota en la selectividad de 12 sobre 10; después de preparar una oposición como el MIR; después de tener que marcharte, en muchos casos, a una ciudad en la otra punta del país (y en muchos casos tener que tragarte las ganas de estamparle los sesos contra un  mostrador a los nacionalistas de turno); después de hacer una especialidad, como mínimo de cuatro años si no es quirúrgica; pregunten si es normal que cobren menos de 2.000€ al mes.

O que cuando pides las vacaciones, como no hay sustitutos, las tienes que tomar cuando a ellos les viene bien. Eso sí, cubriendo la asistencia de los que están disfrutando del descanso anual.

Pero sin cobrarlo, faltaría más.

A lo mejor es que me he convertido en un elitista.

A lo mejor es que me he creído que mi profesión está por encima de la de otros.

A lo mejor es que esa responsabilidad que me exigen todos los días mis pacientes, es injusto que pida que se me retribuya.

A lo mejor es que el riesgo que corres de contagio de Dios sabe qué enfermedades, pero yo sí que sé de cuales, no debe venir retribuido dignamente.

A lo mejor es que el que te impliquen emocionalmente todos los días con los problemas de cada persona que te entra en la consulta, y que muchas veces te hace salir con el ánimo por los suelos, está bien pagado con lo que te dan a fin de mes,

A lo mejor he perdido la perspectiva y los esfuerzos de mi familia para que pudiera llegar a ser un médico, y los míos, no valen más de lo que me pagan.

Pero ¿saben lo que les digo?.

Pues que me suda la punta del campanillón.

Que me siento estafado.

Que me siento robado.

Que siento que me tratan como una mierda.

!Coño, que no creo que después de 30 años de profesión, tenga que pasarlas putas, cada día más, porque haya que mantener a 17 señores de la guerra, cada uno con una jarca de mangutas, inútiles, y manirrotos, que se gastan lo que no está en los escritos!

!Que estoy hasta los mismísimos cojones de que una pandilla de juntaletras considere justificado el que se deje en pelotas a quienes solventan día a día sus problemas, y encima tener que aguantar oír que somos unos privilegiados!.

Vayan ustedes, señores políticos, todos juntos, a la puta mierda.

Y delante de todos, sus voceros, tocando la trompeta.

Así te presentan a la opinión pública.

Y así vamos a acabar a este paso después de pasar consulta.