CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

lunes, 14 de enero de 2013

SUBVENZIONATOR 2: EL TRINQUE FINAL.

Escuchaba anoche a Luis del Pino en su editorial del domingo por la mañana, cuando vinieron a mi mente recuerdos de otros tiempos, aunque no en un patio de Sevilla donde florece el limonero...hasta que llegan los de la Junta y se apropian de los frutos del cítrico arbolillo para dar ese toque ácido a los langostinos...de los que también se apropian.

¿Y qué recuerdos, se dirán algunos?, porque recuerdos los hay a espuertas, y no todos dignos de traer a nuestro caletre; pues ni más ni menos que los del trinque de la subvención.

Sí, sí, esa curiosa costumbre de todo sociata de bien, que consiste en llevarse crudo todo aquello que es capaz de ser reflejado en cualquier diario oficial en forma de cifras de cinco dígitos para arriba.

Creía ya perdida esa costumbre de apandar el fruto del sudor ajeno una vez desaparecidos del espectro político, o al menos muy aminorada su capacidad de rapiñar, los componentes de la banda de Alfredo y el ZoPenco monclovita.

Y así asombróme y espantóme, y hasta helóme el tuétano de mis huesos el enterarme de que Mariano, siempre Mariano, había autorizado una nueva remesa de subvenciones, mamandurrias, prebendas, óbolos y presentes, para entidades tan curiosas como demenciales, oenegés y otras agrupaciones sinónimo de lucro, similares, por no decir las mismas, que cuando gobernaban (es un decir, muy mal dicho sin lugar a dudas) sus "alter ego", los sociatas.

Creía yo, en mi inocencia, que atrás, muy atrás, perdidas en la niebla del pasado, habían quedado subvenciones ta curiosas como la que se otorgó para la mediación de los recolectores de vaya usted a saber que insulso fruto de cualquier valle de un río africano, con los hipopótamos, que son unos seres bastante gordos y bastante vagos, y sobre todo con bastante mala leche, que es que ver a un sindicalista negro (seguramente tan vago como ellos, no por negro sino por sindicalista), y abrir esa boca del tamaño de cierta parte de la anatomía de la Pajín (que también, cosa curiosa, tiene labios), y zamparse de un viaje hasta los callos del dedo gordo de los pies, es todo uno.

En aquella ocasión bastó enviarles una foto de la señora de Fernández Toxo, para que los jefes sindicalistas de ambos bandos cogieran la pluma de pavo, y sajándose las venas, firmaran lo que les pusieran delante sin leerlo.

Hay que aclarar que la foto era de un sucedido en el crucero que los tortolitos hicieron por el Báltico, cuando al avistar a la señora sobre cubierta, el arponero de un barco ballenero japonés, al grito de: "ballena golda pol estlibol", y preso de un frenesí ballenicida ante la perspectiva de pasar a inscribir su nombre con letras de oro en el Guiness de los récords por el tamaño de la presa, se aprestó a disparar el mortífero artefacto.

Un avispado pasajero, intuyendo la magnitud de la noticia, inmortalizó el momento en que la sindicalista consorte se dirigió al errado (aunque no tanto) arponero sacándole de su error, y casi de este mundo, mientras le señalaba con un dedo (que un osado pasajero estuvo a punto de mordisquear creyendo que era un chorizo criollo), a la par que gritaba: "como me sigas apuntando, chino de los cojones (lo que cabreó sobremanera al capitán del ballenero, que ya se sabe la inquina que se tienen entre chinos y japos) te voy a meter el churro ese por el culo".

Frase que cuando la arpía se volvió hacia la concurrencia, todos consideraron muy apropiada y de muy buen gusto para dama tan refinada.

Desde aquel pavoroso instante el japo no para de reirse, ni dejan de salirle canas. No es para menos.

Poner esa foto en la mesa de negociaciones entre los paquidermos fluviales y los negros, y firmarse una paz eterna, fue todo uno.

Del dinero presupuestado para la reunión y las negociaciones subsiguientes nada más se supo, bueno, nada más supimos lo que lo pusimos.

Otros supongo que sí.

También asoma entre mis rememoraciones, aquella subvención para el mapa de la seta del goce, de la pepitilla lujuriosa, que con tanto detalle se plasmó en un estudio que, al menos que yo sepa, nadie había tenido la genial idea de sacar a la luz hasta ese momento.

De hecho, hasta entonces, ninguna mujer sabía lo que tenía entre las piernas, ni menos aún había tenido ocasión de frusfrusear concienzudamente tan desconocida región para obtener un goce solitario.

Hasta que Bibiana (si no fuera por Bibiana...), para desmentir a quienes decían que era una inútil, más simple que el mecanismo de un botijo y más muermo que una momia de la decimotercera dinastía (que son unas momias bastante siesas de per se), dijo: "aquí estoy yo porque he venío", y se sacó de...sí de ahí, de la seta ("a manita faloide"), lo del mapa.

Y claro, se procedió inmediatamente a la subvención.

El problema es que tuvieron que quedarse con el dinero, y se lhubieron de gastárselo, muy a su pesar (porque aumentaron unos cuantos kilos) en langostinos de Sanlucar y fino "La Ina", porque el tomar como modelo a escala 1:1 de la seta de su amiga Leire hubiera precisado un folio del tamaño del Bernabeu, y jardines anexos, para poder plasmar semejante hongo del tamaño de los de las explosiones nucleares del atolón de Mururoa.

Que es el tamaño que adquiere tan sensible parte de la anatomía femenina cuando se pasan el día sobándoselo, o aposentándolo en una poltrona.

Bueno, pues después de todo eso, llega Mariano y suelta 28 millones de euros en más subvenciones que, dado que quedé tan estupefacto, no recuerdo exactamente el nombre de las curiosas, y afortunadas asociaciones.

Pero si bien no recuerdo los nombres, más o menos vendrían a ser algo así como:


  • Asociación "Mientras cuelgo de la liana me voy tocando la banana". Entidad sin ánimo de lucro encargada de la emancipación del indio pocochungo en su pubertad y la democratización y justo reparto de los colgantes (del indio) entre las indias pocochungas; así como el uso racional de la liana (y la banana) y su repercusión en el cambio climático.
Clase práctica en la que se muestra las lianas donde se tocaba la banana el indio saltarín.
  • Asociación de descapulladores del mono aullador. Entidad sin ánimo de lucro, asociada a WWF y encargada de la integración de otros simios en el núcleo familiar de los aulladores mediante el sutil método del tirón del prepucio con un movimiento rotatorio descendente, lo que hace que el elegido lance un aullido de sorpresa (y en algunos casos, solo algunos si se hace con la suficiente pericia obtenida con el cursillo, con un intenso dolor) y la familia de los primos lo adopte como a un igual. Se otorga un master si se obtiene la suficiente pericia como para no perder algún dedo, o mano, por el bocado de algún especimen especialmente desagradecido. Repercusión del aullido del monicaco sobre el cambio climático.
Especímenes de mono mudo asistiendo horrorizados al terrible futuro que les espera.
  • Asociación "A mi la llama no me escupe, me la mama". Entidad sin ánimo de lucro cuyo principal objetivo es la integración del camélido con la "pacha mama" y el respeto del rumiante a aquellos seres que, manta al hombro y gorro calado hasta las orejas, con todos los colores del espectro visible (aunque provoquen una apoplejía con su sola visión) se acerquen con ánimo de convertirlas en bestia de carga. Estudio de la repercusión del escupitajo de la llama sobre el cambio climático.
La llama que mama profesora.
  • Asociación "Alirote, alirote, maricón el que no bote", de consumidores del pollo transgénico. Entidad sin ánimo de lucro que estudia la repercusión de la ingesta del pollo sarasa del Orinoco sobre la capacidad reproductora de los indios "aquínochingas" del tercer meandro a la derecha. Repercusión del guano de la polla (hembra del pollo según los nativos, otra cosa según otros) sobre el cambio climático.

Y así hasta 28 millones de euros, cuatro mil seiscientos cincuenta y ocho millones, ochocientas ocho mil pesetas de las de antes.

Cuatro mil seiscientos cincuenta y ocho, millones, ochocientas ocho mil patadas en los cojones se podría llamar la próxima entidad sin ánimo de lucro subvencionada, encargada de estudiar el número de patadas en los huevos de Mariano, y acólitos, que se pueden dar sin que se rompan, unas botas con puntera reforzada con chapa de acero al cromo-vanadio.

5 comentarios:

  1. Me podria usted mi Capitan aclarar,si la vaselina esta subvencionada.Pues creo que vamos a necesitar toneladas.Como siempre un post delirante e iconoclasta, en donde mis carcajadas eran mas que ruidosas,un saludo mi Capitan,

    ResponderEliminar
  2. Capi, gracias por hacerme reir, la carcajada estuvo servida. Mereces un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Estas costumbres perniciosas costarán de erradicar y ni siquiera creo que se puedan abolir totalmente para desgracia de casi todos menos los subvencionados...me temo que algunos nos hemos equivocado de profesión ¿no?

    Un saludazo

    ResponderEliminar
  4. Es un placer comunicarte que tu blog ha sido seleccionado finalista del premio "Libertad de Expresión en la Red 2.012".
    Mucha suerte.
    Un abrazo.


    http://rebuznometro.blogspot.com/2013/01/premio-rebuznometro-libertad-de.html

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.