CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

domingo, 26 de mayo de 2013

MAHOMA LA TENDRÍA DE GOMA, PERO LOS HAY CON EL CULO MUY RECEPTIVO.

Dice la Biblia que después de seis días creando cosas varias en este mundo, Dios descansó.

Creo que es una mala traducción de los Sagrados Textos.

Lo que dicen, porque no puede ser de otra forma, es que "se quedó descansando".

Porque lo de las aguas y las tierras; lo de los pajaritos y los pececillos; y las bestezuelas marinas y terrestres;  y lo de la luz, le quedó la mar de bien.

Pero cuando creó al hombre, el tío, y perdón por la familiaridad, se quedó descansando.

Porque hay que ver la fauna que nos metió en este mundo.

Dicen los sabios que no saben de donde viene todo esto que vivimos y sufrimos, que el Universo es infinito y eterno, o sea, que no tiene ni principio ni fin, ni en el espacio, ni en el tiempo.

Lo que viene a significar que no tienen ni puta idea acerca de dónde coño viene nuestro mundo, y endilgándoselo a la infinitud, asunto arreglado, te hacen la picha un lío, "e tutti contenti".

Viene a ser algo así como las unidades de medida que se usan por esta tierra, a saber: prop, lluny, mes lluny, y a fer la mar. (cerca, lejos, más lejos y eso).

La exactitud ante todo.

Bueno, pues la consecuencia de esa infinitud no es otra que todo lo que puede ocurrir, ocurrirá.

O está ocurriendo.

Pero hay algo que hace inviable esta teoría.

Imposible de toda imposibilidad.

Porque esto tiene que ser algo preconcebido; algo muy, pero que muy pensado.

Algo así como la última bala en la recámara para dar el tiro de gracia; que puta la gracia que tiene el asunto.

Porque sinceramente creo que es imposible que ciertas cosas sean posible salvo que premeditadamente se planifiquen; y una de esas cosas, tras fracasar el diluvio universal, el fumigue de Sodoma y Gomorra y las plagas de Egipto, es la aparición de los moros.

Como la última bala de la recámara, esperaban, entre cabras (animalejo con bastante mala leche y que se alimenta de cualquier desecho, despojo o desperdicio), el momento de empezar a dar por culo-

Como en "aterriza como puedas", Jeff Bridges elegía un mal día para dejar de fumar, o para dejar de esnifar cola, la morisca eligió un mal momento para apoderarse del mundo.

Pero de eso hace 1300 años.

Entonces, los españoles, que no sabían que eran españoles, pero que estaban juntos, aunque no pararan de darse de hostias entre ellos, se juntaron las suficientes veces como para echarlos al mar.

Los gabachos eran gabachos, con toda su gabachería y su grandeur, aunque tampoco tuvieran muy claro que eran gabachos, pero también repartían estopa al invasor.

Y ¡ni te cuento de los hijos de la Gran Bretaña!, que serían muy hijos de esa señora de dudosa virtud, pero que como descendientes de alemanes, normandos (de los de antes, no de las mariconas rubias de ahora, exceptuando a sus señoras) y romanos (de los de antes, de los que arrasaban y culturizaban, no de los que ahora cantan con el plumero de quitar el polvo en la cabeza mientras dan saltitos), pues como descendientes de todas esas raleas, ibas tú a tocarles las partes pudendas y te cortaban las uñas de los pies a la altura de la segunda cervical.

Pero los moros (léase musulmanes, islamistas o cualquiera de las acepciones), que malos lo son hasta decir basta un mudo; vengativos como el que más, y más falsos que un duro de Negrín, esperaron.

Cierto que esperaron tocando los cojones aquí, allá y acullá,  pero esperaron y utilizaron la táctica de los bárbaros, con la anuencia de los degenerados emperadores romanos, de infiltrarse en la sociedad de los imperios hasta que un día le pusieron la espada al baranda en jefe en la papada y le dijeron aquello de: ¿a que me vas a dar lo que te pida, a que sí?, y claro, fue que sí.

Porque la suave piel facial de un emperador sufre lo infinito con un afeitado en seco.

Y los moros, que estudiar, lo que se dice estudiar, como el trabajar, lo tienen prohibido por su religión (igual que dar por culo, pero como les da gustito y no saben si lo de las huríes en el más allá va a ser verdad, pues lo que va delante, va delante; o detrás), pero maquinar, conspirar y tramar lo peor para los demás, tiene un lóbulo especial en su cerebro, y bien hipertrofiado.

Y han esperado hasta que el número de bobos de baba y moco en occidente es más numeroso que las arenas del mar y las estrellas del cielo, y los maricones en Chueca.

Y ya los tenemos aquí, entre nosotros.

Y ya no es que te llenen un parque donde después llevas a los niños y que te puedan pegar cualquier cosa, y nada bueno, y que tengas que aguantar a unos cientos con el culo en pompa poniéndole los dientes largos a los Almodóvares.

No, es que ahora se te acercan por la calle, y cuando, antes de que te dirijan la palabra ya estás para decirle: ¡ya he dado!.

O bien: ¿esos piojos llevan chip?.

Pues sacan la faca de Albacete y te hacen una traqueotomía de oreja a oreja.

Pero lo más llamativo ha sido lo de esa maestra que bajó del autobús y se puso a charrar tan ricamente con el moro mientras el cadáver del pobre soldado estaría acordándose de sus deudos y demás parentela.

Por puta y boba.

Eso que ha pasado en Londres, en otros tiempos, aparte de que los pakistaníes se libraban muy mucho, como de mearse en la cama de no ir con su turbante y guardar el debido respeto a los que le habían acogido y librado de vivir entre la chusma vociferante de su tierra, pues aparte de formalidades, hubiera acabado en el Támesis, convenientemente troceado y machacado, que los pececillos fluviales son de dentadura floja, y los británicos son muy mirados para sus animalillos.

Pero ahora no, ahora una maestra se baja del autobús, charla con el asesino, y no le hace una mamada porque se le marchaba el bus y llegaba tarde a la pelu.

La boba explicando a la Policía que tenía prisa, que perdía el turno en la peluquería.

De momento, aquí, Mariano, bueno Mariano no, que Él, San Plasmarote, siempre tiene a mano a la Guardia Mora de Montoro, presta a quitarte hasta los calzoncillos, para protegerle de los mahometanos; en realidad el pueblo español, tenemos de momento una ventaja, y es que se está llevando casi todos los morancos el señorito Más, con lo cual, la estrategia puede ser mandárselos a todos, declarar la independencia de Cataluña...y reforzar las fronteras, para que no vuelvan.

Pero el día llegará que algo como lo de Londres ocurrirá.

Supongo que ese día Tocho y Méndez saldrán a la calle con los 15M, la guarra esa de los desahuciados, la Colau, y los maestros que dicen que hasta el Amazonas pasa por Madrid en defensa de los pobres inmigrantes magrebíes (que es como llaman los cursis relamidos al moro común).

Así que yo creo que esto es una venganza divina.

Una venganza de alguna putada cósmica que le hemos gastado a Nuestro Señor.

Porque otra explicación no le encuentro.

Y aún hay quien dice que los judíos son malos porque no se resignan a que los moros los envíen de camino a la eternidad.

Unos santos.

Eso es lo que son, unos santos.



La última "hazaña".

Mueren 19 niños tras una explosión en un autobús escolar en Pakistán

Había entre 20 y 25 niños en el vehículo, todos ellos alumnos de una guardería, en el momento en el que se registró la explosión.

2 comentarios:

  1. Algo de eso hay..

    Cuando en 1609 Felipe IIi decretó la expulsión de los moriscos, sabía lo que hacía.

    FugisaludoS

    ResponderEliminar
  2. La guerra ya ha llegado, lo que falta es un lider que arrastre al pueblo a la realidad. Me gusta mucho el titulo del ppost, una verdad como un templo.

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.