CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

sábado, 1 de junio de 2013

АЛЬБЕРТО STREINIKOV GALLARDÓN.

Antes de nada, comparen estas dos fotos:





¿Es mi imaginación calenturienta, o si no fuera por la diferencia temporal, podríamos decir que son el mismo personaje?.

Añádanle una gorra con la estrella roja, un gabán de cuero negro con cuello de astracán, y métanlo en un tren, y ya tenemos a Albertito convertido en el revolucionario Streinikov, solo que el ministro parece que tuvo "algo" con la rubia Montse Corulla, y el ruso bolchevique no rascó bola con Lara.

Pero eso sí, en lo que concierne al sentido de las libertades que tienen ambos personajes, diferencia, lo que se dice diferencia, poca. 

Por no decir ninguna.

¡Hombre, si vamos a ponernos estupendos, exquisitos y melindres, diferencias las hay!.

Una de ellas sería, posiblemente, y solo posiblemente, la marca de bebida destilada de alta graduación que ingiere cada uno de los personajes.

Otra es que mientras que a Streinikov no se le ve, digamos en estado de intoxicación etílica, ni aguda ni crónica, en toda la película, a Albertito Verbenas, el capricho de las nenas (hasta de las de Chueca que se afeitan hasta los pelos de las narices con podadora), solo se le ve en un estado más o menos sobrio cuando sale por las cadenas de Prisa, suponiendo que no viva allí de forma permanente.

Tampoco Streinikov dice eso de: "...es muy bueeeno".

Ni Albertito tiene esa cicatriz fruto de un sablazo de un Húsar de la caballería rusa.

El sablazo se lo da él a todos los justiciables cuando se enteran de que para reclamar una deuda de 500€, tienen que pagar 800 en tasas.

Más las costas si pierden el juicio. Aunque Albertito no tenga que pagar nada por haber perdido el juicio desde antes de que sus padres se conocieran.

En el aspecto social y el carnal, o bíblico.

Otra pequeña diferencia entre este bravo luchador por la Justicia terrenal, y el bolchevique, es que mientras que a este último se le veía venir de lejos, como a todo comunista que se precie, porque para robarte la cartera, el bolsillo, los pantalones y los gallumbos, que es lo que hacen normalmente, lo primero que hacen es llamarte de todo, y nada bueno; eso antes de darte de leches hasta en el cielo del paladar si la cosa se pone a tiro (cosa que también hacen con bastante maestría; a lo del tiro me refiero). Pues Albertito, como todo buen demócrata-cristiano, que para serlo ha de abominar de las dos cosas: de demócrata y de cristiano, si te dejas embaucar por ese verbo fácil y fluido; esa voz engolada y envolvente (salvo que le tengas cerca, porque entonces lo que te envuelve es el efluvio del etanol), también te roba la cartera y lo demás, pero, además (a más, a más que dicen los cutres colonizados por ese castellano de Cataluña que se parece al del resto de España como el castellano de Sevilla al de Burkina Faso) te cobra una tasa, lo mismo le da municipal que judicial, él es así, no hace distingos.

Hasta ahora, salvadas esas pequeñas diferencias, este Streinokov nacional solo se había dedicado a dejarnos en pelotas a base de tasazos; a darnos un ejemplo vivo de como no deben vernos jamás nuestros hijos (salvo que queramos que juren ante sus amigos que son huérfanos de toda la vida), y a hacernos ver a quién no hay que volver a votar en la vida.

Pero mira tu por donde, cansado de enseñar la patita por debajo de la puerta y que solo los entendidos en anatomía animal descubrieran al lobito disfrazado de borreguito sarasa de Norit, Streinikov ha decidido mostrarse en carne mortal.

Tampoco es que haya abandonado las formas externas, ni las malas costumbres o hábitos, y se haya convertido en un bolchevique enloquecido.

No.

Porque Albertito Streinikov mantiene las formas.

Todavía no se rompe la cadera como Juancar, ni la ginebra le hace caer de un balcón, ni le pone (que sepamos) ningún piso a una entretenida.

Así que digamos que guarda las formas.

Pero ya el espíritu de tiranuelo le rezuma por todos los poros, mezclado con la transpiración etílica.

Porque si hay algo más peligroso que un mono con una metralleta, o un médico con un bolígrafo, es un político con poder.

A partir de ahora, y gracias a Streinikov, cualquier juez, a instancias de cualquier fiscal, o sea, a instancias de Streinikov, podrá decir de qué se puede hablar y de qué no.

Por ejemplo:

Una ancianita que se dirige a la consulta del galeno de la seguridad social; el paso vacilante por la artrosis que carcome sus ya más que desgastados huesos tras una larga vida de servicio a la familia; la vista nublada por unas cataratas que esperan que la lotería de la lista de desespero de los quirófanos le toque, tras varios años de su inclusión por un oftalmólogo que la quiere como a una madre; la mente ya trastornada por el Alzheimer, y pos tener que mantener con 400€ a tres hijos y seis nietos, todos en ese paro que Mariano, como su antecesor en la poltrona, dice que hoy no baja, pero mañana sí (como lo de fiar en los bares); pues esa pobre ancianita se encuentra con un periodista sagaz pero malo, demócrata pero liberal (más malo todavía), y lo que es peor, independiente, y el colmo: que piensa; y el libertino le aborda por la calle, y así, sin anestesia, ni preparación, ni certificado de últimas voluntades, le pregunta: "¿Cree usted señora Bernarda (es que se me olvidaba decir que estudió en Cataluña y lo de Señora y Doña no tiene muy claro si va delante del apellido o el nombre), que está bien lo del cobro de las recetas a los pensionistas?.

Y añade, preso, o mas bien poseído, de esa maldad inherente a la condición de Tribulete, ¿y cree usted señora Bernarda que se tendrían que cobrar las visitas?.

Y claro, la Señora Bernarda, que está hasta el coño de su tocaya, larga.

No, no es que sea de una longitud superior a la normal.

Lo que hace es rajar, pero no lo que le gustaría rajar, que en resumidas cuentas digamos que sería un palmo más arriba de la clóchina de la Señora Ministra y hacerle una sucursal de la gruta del amor.

Lo que hace es hablar.

Y ahí es donde interviene Streinikov con su nueva Ley.

El periodista a la cárcel.

El periódico, si  no cerrado, al menos convenientemente multado hasta conseguir dejarlo en la ruina.

Salvo que sea del grupo Prisa, en cuyo caso, Sorayita, la que parece un tumor de la cadera de Mariano, se aprestará velozmente a conseguir un préstamo de cualquier entidad bancaria, digamos de los fondos conseguidos con las preferentes con las que han estafado a la Señora Bernarda.

¿Y a la Señora Bernarda, qué?.

Pues, de momento, y solo de momento, hasta que se llegue a un acuerdo con Cayo Lara, se librará de ser azotada en las nalgas en la plaza del pueblo hasta que abjure de sus extremistas ideas que soliviantan al populacho y socavan las bases del Estado y la economía.

Porque ya se encarga la Señora Ministra de encargar unos protocolos para que su médico no pueda recetarle nada que supere los 11€.

Dentro de poco, dicen las malas lenguas, que volveremos, al igual que en los años de la oprobiosa los lunes no había prensa, solo la Hoja del Lunes con los resultados de los partidos de fútbol, a tener la hoja del lunes, del martes, del miércoles y del jueves, para que nos enteremos bien de los resultados de nuestros deportistas, y nos sepamos hasta la alineación de la Gimnástica de Torrelavega.

El viernes no habrá prensa, solo rosarios, exaltaciones del Altísimo y misas varias, para que el Señor ilumine a Mariano en el Consejo de Ministros, o al menos lo despierte.

El sábado día de reflexión sin prensa que pueda influir en el ánimo de la plebe, que así podrá disfrutar de un domingo feliz sin la malvada opinión de la canallesca.

Pero sobre todo, y esa es la loable intención de nuestro Salvador, Albertito Streinikov, que los perros de la prensa no influyan en esos librepensadores, esos funcionarios incansables en el noble oficio de impartir la justicia, que son los jueces.

No sea cosa que algún malnacido influya en su pensamiento, y dicte una sentencia justa.

!!Hasta ahí podríamos llegar¡¡.



3 comentarios:

  1. Llegó Gallardón al Ministerio de Justicia prometiendo una reforma del mismo para otorgarle más independencia, a la par que anunciaba leyes que los votantes del PP esperaban con ansia.
    De aquellas palabras, nada de nada. Los votantes siguen esperando...
    ... pero de tasas, guiños a los "enemigos políticos naturales", colocaciones en el Supremo y la "futura censura", vamos servidos.
    Para eso no le falta tiempo, no.

    Es "tan bueeeeno"...

    ResponderEliminar
  2. Personaje también conocido como "Tutangallardón I, El Zanjas" (esto le viene de cuando era alcalde).

    ResponderEliminar
  3. Juajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajua
    El Parecido Es Más Que RAZONABLE Querido CAPITÁN. Dale A Un Chusmero AMBICIOSO, Un Revólver NAGANT Y Tendrás Un COMISARIO DE LA GPU EN FUNCIONES!
    DALE A OTRO INDIVIDUO IGUAL DE AMBICIOSO, UN CARGO MINISTERIAL Y TENDRÁS UN "TIRANUELO DISPUESTO A DESBANCAR A QUIEN LE DEDOSIGNÓ", A POCO QUE SE "DESCUIDE"...
    Aunque Si No Recuerdo Mal, El Marido De LARA, Acababa Pegándose Un TIRO...
    Camarada Capitán, ESPEREMOS QUE SU LEY MORDAZA NO SE PROMULGUE.
    SALUD. REcuerdos A CANDELA.
    Y
    ¡¡RIAU RIAU!!

    ResponderEliminar

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.