CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

domingo, 28 de abril de 2013

SE ACERCA EL 1 DE MAYO: SAN CIPOTE DE ARCHIDONA.

Un langostino para papá, otro para mamá, bueno, para mamá no que no ha venido, en todo caso para esta negrita tan simpática que nos trae la pitanza y nos va a sobar la bajopanza.

¡¡¡A ver Montoya, chúpame la cabeza de la...gamba!!!.

Juas, juas, juas, qué gracioso estoy hoy...¡¡¡cógeme la...centolla, Montoya!!!.

Hoy es que estoy que me salgo.

Más o menos así me imagino que discurriría la mariscada que se metió en la panza Pastrana, el nuevo Cipote de Archidona.

Este no necesita, como el resto de sus camaradas de la banda de la porra sindical, que le den unos sobos para sacar la leche, la mala leche, que llevan en su interior.

Con que les arrimes la gamba, el langostino, o la centolla, se les pone enhiesta la...vena sindical y empiezan a sacar "to lo que llevan entro", que no es otra cosa que la VISA platino que Mariano se encarga cada cierto tiempo de recargar.

Cierto que en un rapto de bravura como no conocieran los tiempos, el registrador de Santapola (que la Mare de Deu de Loreto confunda), les ha recortado algo el pienso, pero como tampoco consigue que disminuyan los ERES; y como siempre habrá algún sesudo intelectual capaz de hacer un estudio sobre la igualdad de género y su repercusión en la confraternidad entre el mono de capullo rojo y la llama coja de la pata trasera izquierda; o el sindicalismo y su repercusión en la memoria histórica de las habas del Alto Volta, pues siempre habrá una subvención que repare semejante afrenta económico social.

Y así, Barbadillo a Barbadillo; cervecita a cervecita; langostino a langostino, estos cipotudos personajes, siempre prestos a ensanchar el círculo de sus amistades, o a tapar algún agujero sin hacer distinción de sexo o condición, preparan un nuevo 1 de Mayo.

Y cual si de un atleta de élite se tratara, al fin y al cabo son maestros incontestables de las disciplinas de barra fija y levantamiento de jarra llena (llena por poco tiempo), preparan el ridículo de cada año, déselo Dios, este año con un nuevo show, bueno, nuevo, lo que se dice nuevo, no es.

Digamos que es un remake de los años 30, si bien con el personal organizante menos, bastante menos, mucho menos menesteroso, sí con las mismas ansias de apoderarse de todo bien ajeno al alcance de sus garras.

Por el bien del pueblo, siempre por el bien del pueblo.

Corrijo: "a" por el bien del pueblo.

Pero primero hay que nutrirse bien, y como alguien les ha informado de que una buena dieta adelgazante precisa de una fase de ingestión masiva de proteínas, pues Pastrana, el Archicipotón de Archidona, decidió que ¿qué menos que invertir una parte de lo expropiado a los explotadores del pueblo en ponerse a dieta?.

Y así, una vez cumplida la penitencia del viaje a tan lejanas tierras para engullir sacrificadamente el langostino salvador, la luz de la estrategia para salvar al mundo del capitalismo depredador, ha iluminado su espíritu.

Y una vez más han vuelto a sus orígenes.

Se ve que durante la consagración de la sagrada nécora sudafricana, mientras elevaba el suculento crustáceo, a la vez que musitaba lo que le enseñaron de pequeñito: "este es mi cuerpo, comed todos de él", bueno todos no, solo los elegidos, que ya se sabe que muchos son los llamados y pocos los elegidos, se le apreció el espíritu de su creador D.Pablo, y le iluminó mostrándole el camino.

Así que, ya que como Mariano es tan blandito, y tan generoso, pues han decidido salir a la calle, como sus congéneres que habitan en las alcantarillas, no porque les hayan desahuciado de sus casas, sino porque ese es su hábitat, y se lo han "currao".

Mientras unos derrochan ingenio haciendo cargar a una señora con un ataúd donde se supone que van embutidos los derechos laborales, liberándola por un rato de sus labores de mocho y escoba para cargar con tan ingenioso adminículo, el Demóstenes de la sección de congelados lanza sus consignas liberadoras del yugo de la explotación a quien quiera escucharle, porque lo que es oírle, le deben estar oyendo hasta en la Tierra del Fuego.

A la izquierda del bramante, portando el fruto de su ingenio, un Cervantes resucitado para tan magno evento, escribe con trazo firme y multicolor (en honor al lobby gay, o sea a las mariconas de Chueca), consignas tan ingeniosas que si no le dan el Nobel de literatura, es que ya no hay justicia en el mundo.

Amenizando el jolgorio libertario marcha Manolito, el Beethoven de Torrelodones, el que más toca los cojones (otra muestra más del ingenio del Cervantes de Villaconejos), ¡marcha, marcha!, ¡marchando otra de cervecita para amenizar la mañanita! (desborda su ingenio el otrora manco).

Dos filas más atrás una representanta de la minoría étnica, negra, contratada por Don Cipotón en Durban porque pela la gamba, y no solo el crustáceo cabezón, con un arte que "no se pueaguantar".



Hay que reconocer que el ingenio se les ha desbordado con la siguiente muestra del buen hacer propagandístico sindicalista.

¡Qué de noches en vela!, ¡qué de dolores de cabeza, solo mitigados con el ibuprofeno sacado con la cartilla de la abuela!, ¡qué de gambas, langostinos y centollas hay que tomar para tener el suficiente fósforo y así poder pergeñar esta joya del cartelismo bandoleril!.

Me quito el sombrero...antes de que me lo quiten ellos.

Aunque si algo define el alma de estos Al Capone de nuestros días, a la par que su altanera incultura, es el siguiente cartel del cártel sindicalista.

Por si alguien todavía no lo sabe, he de reconocer que yo no lo sabía, eso de poner la foto en una carta, concretamente el as de picas, era una práctica mafiosa de los años 30; vamos que lo siguiente era recibir  tu familia un pescado muerto envuelto en papel de estraza.

Y lo siguiente el velatorio y el responso por el eterno descanso de tu alma, porque tu cuerpo había dado de comer a los cangrejos del río, que después se comía el Capone de turno.

Supongo que D. Eduardo Torres Dulce, si la contemplación de algún peñazo film frances, le deja tiempo y se lo permite, tomará cartas en el asunto (nunca mejor empleado el término), y procesará por amenazas de muerte a los ingeniosos chicos del sindicato del crimen.

Bueno, si no se ha herniado después de clausurar el tema del 11M, o del faisán, o de la hija boba, bobísima (porque no se enteraba de nada, no porque sea boba de baba y moco, Dios me libre de injuriar a la Casa Real), de D. Juan Corino de Borbón y Botswana.

Lo de la incultura lo digo porque se han comido la hache de "ha firmado", pero claro, a lo mejor no es incultura, es hambre; que a falta de gamba, buena es una hache.


Como no podía faltar un ejemplo de feminismo rabioso, pues puestos ya a la faena, se han dedicado estos defensores de la mujer a enviar mensajitos por guasap y y facebú sobre las trabajadoras del sindicato FETICO, a las que acusan de firmar los convenios porque les hacen trabajitos en los despachos de los jefes de personal.

¡Qué mala es el hambre de sexo!.

También se les podría aplicar aquello de que "cree el ladrón...", con lo que se matan dos pájaros de un tiro.

O lo de que el que tiene hambre con rollos sueña.

Yo les propongo una pancarta para este primero de Mayo en la que se pueda ver, bajo una foto de Pastrana, una inmensa fuente de mariscos servida por unas señoras de tez oscura, que las pueden rescatar de las que trabajan en los aledaños de la Casa de Campo, con un lema que, aunque yo no tengo el mismo ingenio que ellos, podría se algo así como:

¡¡¡Camaradas, Pastrana, el Cipopreste de Archidona se sacrifica por vosotros acabando con el símbolo del capitalismo!!!.

¡¡¡Abajo la clóchina, arriba la gamba!!!.

O algo así.

Simbolismo en estado puro.

Desde luego, si algo no se le puede negar es la mirada inteligente. Para mí que estaba dudando qué micrófono comerse. Pero serán cosas mías.

jueves, 25 de abril de 2013

LA NOCHE DE LOS COJONES ROTOS.

Con tanto gilipollas, tanto cabrón malnacido, y algún que otro bienintencionado (no recuerdo en qué película se dice en un momento determinado: "Dios confunda a las buenas personas"), recitando como un Hare-Krisna, Hare-Hare, aquello de que vivimos en un Estado de Derecho (derecho, derechito a la fosa de las Marianas del desastre económico y moral); pues me ha venido a la cabeza (cosas de la edad, que pierdes la memoria reciente pero te acuerdas hasta de cuando te embutían los biberones) una conversación entre mi catedrático (adjunto, porque los valencianos se negaban en redondo a que hubiera universidad en Alicante) de farmacología y el de psiquiatría.

Hablaban del Estado de Derecho como si del maná de la travesía del Sinaí se tratara.

Todo se solucionaría cuando, una vez muerto de vejez, y de aburrimiento, ya hacía un año D. Francisco, se consolidara el Estado de Derecho, y ¡como no!, la Democracia; entonces tendríamos un auténtico Estado de Derecho, donde el Imperio de la Ley campara por sus respetos haciéndonos unos seres libres y puros, carentes de toda tentación.

Y pasado poco tiempo, no más de un año, se consolidó.

¡Vaya que si se consolidó!.

Solo que lo que se consolidó fue el cemento armado de la jeta de los políticos y sus huestes callejeras, que cual manadas de lobos hambrientos, llenaron nuestras calles de vociferantes masas de parias de la tierra hasta conseguir destrozar la economía y los principios de la sociedad.

Entregaron armas y bagages y se rindieron sin condiciones a una casta que a partir de ese momento no hubo un solo resquicio, ni una sola fisura, por donde no se infiltraran hasta conseguir dominar cualquier conato de sociedad civil.

Ahora, cuando echo la vista atrás, puedo observar la evolución de España en los últimos 80 años.

Y acojona.

Nadie, al menos nadie que no sea un descerebrado, un sicario o un esquizofrénico residual, puede negar la inmensa desgracia que supuso el advenimiento y gobierno de la segunda república.

A partir de la rebelión de media España (al menos de los que habían dejado vivos los democráticos Largo Caballero, Carrillo y demás libertadores), y de su triunfo de la mano de D. Francisco, se inicia un periodo de regeneración de España, con un despegue definitivo en el año 1959 con el plan de estabilización de Ullastres.

No se explican (aunque sea solo de boquilla) los ilustres mangutas que nos gobiernan, cómo con un solo gobierno, una sola nación, una sola bandera y una sola lengua, se pudiera conseguir llegar al año 1975, 36 años después del fin de la contienda, y de la república, sin que hubiera una revuelta popular en demanda de cosas tan esenciales como las autonomías, la democracia y el estado de derecho.

Claro que, después de otros 36 años, después de centenares de consultas electorales para ayuntamientos, parlamentos autonómicos, congreso y senado, y, ¡como no!, Europa, algunos van dándose cuenta de que si la ley debe ser igual para todos, ¿para qué cojones queremos 17 parlamentos?.

Si la democracia es el gobierno del pueblo, ¿por qué se pasan por el forro de los cojones nuestros representantes el programa electoral?. Al fin y al cabo éste es un contrato, y un contrato que no se cumple es nulo de pleno derecho.

Y si el Estado de Derecho es el respeto escrupuloso al Imperio de la Ley, a la vista de cómo actúa la justicia, interpretando las leyes a su antojo, dependiendo de a qué grupúsculo de politicastros deba su elección el Tribunal que ha de aplicarlas, no parece sino que esto sea un Estado de Derecho, sino más bien el Derecho a hacer con el Estado lo que les salga de la punta del campanillón.

Así he llegado a la conclusión, que no espero que se comparta, y a mis años me importa más bien poco, por no decir nada, de que la madrugada de un 20 de noviembre, en concreto de 1975, se produjo una noche de los cojones rotos, en la que se comenzó un acoso a quienes vivían tranquilamente, en un progreso más o menos acelerado, o más o menos pausado; en la que tomaron las riendas del "progreso" unos sindicatos que pretendieron cambiar las relaciones laborales, no para mejorar el estatus quo de los trabajadores, sino como en el caso de los políticos, para hacerse con un poder que les facilitara una vida muelle, eso sí, con el dinero de los demás.

Se atribuye a Manuel Fraga una frase, que como el que se la atribuye es Pedro Ruiz, un histriónico personaje con ínfulas de filósofo existencialista-cínico, que reza: "y al que no sea libre, le obligaremos a ser libre".

Lo mismo da que la dijera D. Manuel, o no, lo que realmente importa es que la aplicaron a conciencia,

Solo que el concepto que de la libertad tiene esta gente, digamos que no concuerda con el real.

Como no concuerda el de Democracia.

Ni el de Estado de Derecho. 

Y gracias a esa primera noche de los cojones rotos, ahora estamos donde estamos.

Tras, año arriba, año abajo, el mismo tiempo transcurrido desde que finalizara la guerra civil, hasta que se iniciara el primer escrache contra el Estado, que desde ese nefasto momento hasta nuestros días, ha sido necesario crear una interminable lista de instituciones, con los consiguientes parásitos, y fieles sirvientes de éstos, para darnos cuenta de que nos han robado la cartera.

La cartera, los pantalones donde la llevábamos, y los calzoncillos.

Y nos han dado por culo.

Pagando.

Pagando nosotros, claro.

Y ahora, en estos días, asistimos a una nueva noche de los cojones rotos.

¿Protagonistas?: los mismos. Bueno, físicamente no porque ya han muerto, a Dios gracias, casi todos, pero su espíritu reside en estos nuevos acosadores del Estado.

Y no me refiero naturalmente a aquellos que desde una postura cívica, pero firme, predican en el desierto de la inteligencia colectiva.

Me refiero a los que, con una clara y transparente táctica de agitprop estalinista, utilizan unos métodos (cuyos orígenes se encuentran en la Grecia y Roma clásicas) típicamente nazis, de las SA (Sturmabteitlung), con el acoso y señalamiento del adversario político.

Porque no nos engañemos, algunos de los que salen a la calle a la caza y acoso del político que no vota lo que ellos quieren, puede que sean afectados por un desahucio y estén desesperados, pero la mayoría, empezando por esa pseudoactriz del porno duro intelectual de la izquierda, son activistas puros y duros.

Bueno, lo de duros está por comprobar, y se comprobaría fácilmente si las fuerzas del orden actuaran como en cualquier país civilizado y democrático.

Existe entre la plebe un curioso concepto de lo que significa la Democracia, la Libertad y el Estado de Derecho, que consiste en que si se hace lo que ellos quieren, estos conceptos existen; pero si no, están legitimados para violentar la Ley hasta donde consideren necesario para obtener sus fines.

Pero si echamos un vistazo a los que concurren a tan jolgororiosos eventos, nos daremos cuenta, a poco que nos esforcemos, de que en esos cuerpos no puede existir una mente que sea capaz de pensar en esa estrategia.

Rectifico, que sea capaz de pensar. Punto.

Y luego tenemos a los que ponen los cojones para que se los vuelvan a romper, a los representantes del Estado.

Bueno, a una parte, a esa parte boba y melíflua, incapaz de tomar otra estrategia que la del borrego que va al matadero, y que en un alarde de valentía es capaz de matar a su verdugo...a lengüetazos.

Les acosan, y se disculpan. Y gimotean.

Sus adversarios (ficticios, porque todos son de la misma camada) justifican las acciones de las hordas que patrocinan, y gimotean.

Y los llevan al Congreso. Y gimotean porque les llaman asesinos.

Y los cercan en el Congreso, y gimotean, y solo se preocupan de que la Policía no se pase de rosca, que al fin y al cabo, en una situación semejante es lo normal.

Y las hordas roban en supermercados e invaden fincas particulares, y gimotean.

Y la patada en los cojones definitiva se la da el mandamás de esos jueces que ellos ponen, o no quitan, justificando el que una masa de piojosos, físicos e intelectuales, acosen, llamen asesino y llenen de pegatinas las casas de los diputados.

Porque, claro, el llamar asesino a alguien no es insultar.

Ni el apelmazarse como un grumo de leche en mal estado a la puerta de su domicilio es otra cosa que la sacrosanta libertad de manifestación.

Pues mire usted, como a mí no me gusta que en mi calle un grupo de perros rabiosos se manifiesten ilegalmente y me molesten, unque crea que muchos, muchísimos de los políticos se merezcan una temporadita de veinte años en una lóbrega mazmorra, quiero que se apliquen las normas del Estado de Derecho.

Y que los majen a palos.

Y de paso, ya que es libertad de expresión, y siempre será menos duro que llamarle asesino, y ya que nos han vuelto a romper los cojones al estilo nazi-estalinista con su inestimable ayuda, señor juez: "me cago en su puta madre".

Con el debido respeto a su santa progenitora B.

Lo que vino después no hace falta que lo expliquemos...¿o sí?.

domingo, 21 de abril de 2013

DOCTOR ZHIVAGO.

Uno de los diálogos de la película doctor Zhivago que más me llamó la atención, quizá porque reafirma la en mí, natural aversión al comunismo, es aquel en que el protagonista, Omar Shariff, ese egipcio, que al igual que Antony Quinn, lo mismo da que interprete a un moro que a un cristiano, mexicano que griego, esquimal que brasileño, siempre se parece al indígena interpretado; bueno pues el buen doctor-poeta, es interpelado por el jefe del comité del Partido, encargado de repartir las propiedades de los demás (la bicicleta la tenía bien oculta, de hecho no se ve en la película, porque la bici es suya y no se toca) increpándole porque, según él, Zhivago iba propagando la idea de que en el Moscú revolucionario había cólera, o peste, o ya no sé qué (cólera y mala leche sí que había, y peste, con muertos a mogollón, si no había más es porque las bacterias de la putrefacción estaban peladas de frío).

El galeno, con más pelotas que el caballo de Espartero, le contesta que, efectivamente, en Moscú no hay cólera, que él venía de atender a pacientes de otra enfermedad que tampoco había en Moscú: ¡¡Hambre!!.

Esto viene a cuenta del dato, no por menos conocido menos escalofriante, de que en Andalucía, los que han empleado, de momento, 1.000 millones de euros (166.386.000.000 pesetas), en putas, cocaína y Dios sabe cuantas prebendas y langostinos, que debieran haber servido para los parados y la creación de empleo; ahora ponen a disposición de esos pobres a los que tanto aman y con los que solidarizan (con el dinero de los demás), 16 millones de euros, para que los niños andaluces, de los que uno de cada seis está en la mas negra y puta de las miserias, y pasando más hambre que el perro de un volatinero, pueda tener tres comidas al día.

Debe ser que como ya se han comido el teclado del ordenador que San Griñán y San Chaves les regalaba, y la placa base se les atragantaba, han pensado que mejor les daban un vasito de leche y unas galletitas, que no sirven para tuitear, pero es que los muertos, especialmente si lo han sido por falta de alimento, no pueden darle a la tecla eficazmente, salvo que les hagan un apaño con alambre y superglú para fijarles las falanges de los dedos.

Los sagaces miembros de la Consejería de Educación de la Junta llegaron a tan sesuda conclusión de que los niños tenían más hambre que ellos poca vergüenza, al apreciar sospechosas marcas de dientecitos en los pupitres de madera, y por la queja de algún maestro que denunciaba el ataque de grupos de pequeños zombies, que al grito de ¡¡comida, comida!!, se abalanzaban sobre ellos, y que tenían un vago parecido con sus alumnos.

¡Eso va a ser que tienen algo de gazuza!, parece ser que dictaminó el asesor en materia de alimentación de la Junta, antes de ser imputado por algo relacionado con Mercasevilla.

Y ni cortos ni perezosos se han puesto manos a la obra.

Parece ser que la estrategia, porque tan complicada labor requiere una muy planificada estrategia para dar de comer al hambriento, pasa por la creación de un comité de estudio y asignación de recursos humanos y materiales, para lo que se precisará de la desviación de, por lo menos, doscientos millones de euros para que los sindicatos, y ahora también Gordillo y sus secuaces, estudien detenidamente el asuntillo y con las correspondientes comisiones, obreras o no, se pongan manos al asunto para solucionar tan enojosa situación; no sea cosa que Caritas se les adelante y lo arreglen caritativamente, que ya se sabe que eso de la caridad es un vicio de degenerados, que lo que mola cantidubi es la solidaridad, porque así sabes a quién robas y da mucha risa.

Una de las famosas frases de ese, como dijera en su tiempo el maestro Campmany, numerador de galápagos, Alfonso Guerra, fue la de que iban a convertir Andalucía en la California del sur, lo que no dijo, o no se le escuchó, fue del sur de qué.

A la vista de los resultados, Andalucía, efectivamente, se ha convertido en eso, en la California del sur, del sur del Serengueti.

Hienas no faltan.

Sierpes venenosas tampoco, que hasta Sevilla tiene una calle dedicada a tan nobles reptiles.

Negros y moros que huyen de la miseria de sus países para caer en las garras del peronismo del hemisferio norte, y a los que explotar convenientemente, abundan.

Calor, para derretir el asfalto.

Y hambre, "jambre", hasta "hartarse".

Solo nos quedan las gloriosas huestes de Gordillo con las que asaltar los comercios de los capitalistas que dan trabajo, "puaj".

Y el robo de las viviendas de los demás, también como en Zhivago.

Se ha acabado el dinero de los demás.

¿Y ahora que queda?.

Sociatas, comunistas, marianistas y sindicalistas.

Sí, vagos.

Muchos doctores "Si-Vagos"

Las huestes de Gordillo y la Colau "al ataquellllll, comorrrr"

lunes, 15 de abril de 2013

EN EFECTO: NI OLVIDO, NI PERDÓN.

Desde que, finalizada la Guerra de Secesión americana, Abraham Lincoln lanzó aquella proclama de que ni una sola gota de un norteamericano debiera derramarse en una contienda civil, los texanos podrán estar orgullosísimos de su estrella solitaria, o cualquiera de los estados sureños que se adhirieron a la contienda en contra de los del norte podrá no renegar de su pasado, pero a nadie, al menos con algo más de cerebro que un berberecho con Alzheimer, se le ocurriría pedir públicamente volver a aquellos tiempos pretéritos del Sur esclavista y clasista.

Entre todos levantaron una gran nación, la más poderosa del mundo.

Todos se unieron en una sola bandera en la que cada estado tiene su estrella, ya no solitaria sino junto a las demás.

Todos, de mil razas y partes del mundo, se sienten orgullosos de su pasado y su presente.

Y por supuesto, no se les ocurre ir pidiendo subvenciones para desenterrar cadáveres de una contienda de hace dos siglos.

Los muertos los llevan en su corazón, en su memoria; porque la historia no tiene memoria, la memoria la tienen los individuos, las personas, los seres humanos, y por injusta que fuera la muerte de un familiar, hace dos siglos, a nadie se le ocurre reprochar a su vecino el bando en el que luchara en la batalla de Gettysburg.

Y si así lo hiciera, lo más probable es que acabara en alguna institución para enfermos mentales irrecuperables, o en alguna prisión rodeada de desierto y simpáticas serpientes de cascabel.

Claro que aquí, comparar a algunos especímenes con un ser humano, como no sea con un fósil de australopiteco mangantis resucitado por algun hechizo maligno, tiene delito, por más que algunos descerebrados se empeñen en tenerles como líderes, a pesar de ver como se ponen más morados de jugosas viandas y selectos caldos, que el uniforme de un costalero de Semana Santa.

No me extraña lo más mínimo que ciertos elementos perniciosos de la sociedad, dirigentes de bandas de facinerosos dedicados en cuerpo y alma al latrocinio más descarado, sin que se les mueva un solo músculo de su pétrea faz, bramen, porque llamarle hablar a esos sonidos desagradables que emiten sus  laringes erosionadas por el alcohol, aunque sea de excelsa calidad, y por las biliosas y venenosas babas que caen por comisuras, y que disimulan con la espuma de las cervezas que se trasiegan para mitigar los calores mitineros, es para hacérselo ver.

Preferiblemente por el Dr. Lecter.

Como cada año, pero no solamente en este día, aunque especialmente en este día, unos miles de dementes vociferantes, cargados de una bandera a la que ni ellos llaman la bandera de España, sino la bandera de la República, acto fallido que denota lo que les importa España, salen a las calles, que ya están bastante sucias de detritus como para que estos mangantes las ensucien más con su presencia liberticida, con sus ansias del dinero del prójimo, con, como dijo Arturo Fernández (el actor, chatines), sus feas caras.

Y salen a las calles a vociferar cual posesos, que quieren "La República".

Lo más curioso del caso es que, desde el año 1936, fecha en la que se acabó la pesadilla, han pasado 77 años, es decir, que si alguno de los que van en esas estampidas de búfalos humanoides hubiera tenido uso de razón a esa fecha (que ya es suponer que alguna vez hayan tenido el uso de la razón), es decir unos, pongamos una edad de 14 años, ahora tendrían 91.

O sea, que posiblemente, momias aparte, ninguno de los becerros que contaminan acústica y físicamente nuestras calles, vivió aquella época.

Pero, ¿eso que les importa?.

¿Qué les importa que los sucesores de aquellos a los que asesinaron en masa, ahora se dediquen a hacer caridad entre sus semejantes?.

Con lo perniciosa que es la caridad.

Lo que toca es la solidaridad, porque inevitablemente conlleva las subvenciones a quienes se solidarizan con sus semejantes. Semejantes menos en lo que toca al dinero, que ese solo lo tocan ellos.

Ya la primera República acabó con su primer Presidente exclamando que estaba, literal, "hasta los cojones de todos ellos" (los políticos), y cogiendo un tren a París, desde donde les envió un telegrama diciendo: "Estoy en París. He llegado bien".

Pero la Segunda comenzó mejor, y acabó aún mejor, y no acabó mejor todavía porque quién acabó con ella tuvo la suficiente misericordia para no hacer con ellos lo que ellos hubieran hecho con los otros, o sea, masacrarlos a cientos de miles.

No añoran una República Española.

No añoran la libertad, porque libertad ya tienen, y subvencionada.

No añoran un estado más justo.

Añoran más subvenciones.

Añoran impunidad ante los crímenes.

Añoran eliminar físicamente al disidente.

Y ahora añoran las leyes laborales que el Dictador, Don Francisco (cuya memoria sea siempre alabada), dictó, y por las que los trabajadores estaban más protegidos que nunca en toda su historia.

Pero solo de boquilla.

Porque lo que de verdad les pone es seguir cobrando las prebendas que sociatas y peperos les vienen concediendo.

Y cobrar por los despidos, y los ERES.

Si todos hubiéramos seguido su doctrina de: "ni olvido, ni perdón", Carrillo habría sido juzgado y condenado por genocida.

Si no hubiéramos olvidado y perdonado, no solo no tendrían sedes sindicales a costa del erario, es decir, de nuestros impuestos, sino que además en este momento estarían cumpliendo condena en un Guantánamo mil veces peor que el useño.

Si no hubiéramos perdonado y olvidado, esa puta rancia momificada que era la Pasionaria, no habría tenido su marcapasos para prolongar su miserable y execrable vida a costa de los impuestos de los españoles. Hubiera muerto entre estertores de una fibrilación cardíaca.

Si no olvidáramos y perdonáramos, esos nidos de víboras ponzoñosas que son el partido socialista y el partido comunista, estarían tan perseguidos e ilegalizados como el partido nazi en Alemania, o cualquier otro país del mundo civilizado.

Pero las gentes de bien perdonamos y olvidamos, y hasta nos relacionamos (con la debida prudencia), con aquellos que añoran un régimen de terror que llevó a matarnos entre hermanos hace más de 80 años.

¿Que no olvidan ni perdonan?.

Pero no se olvidan de cobrar, ni perdonan una subvención, que pensándolo bien, quizá se refería a eso ese vago redomado al que no se le conoce oficio alguno, ni actividad en pro de la comunidad.

Pero lo que más pena me da, no es que esos seres abyectos se suban a una tribuna (en la que debería haber una horca de la que se les debería colgar un ratito tras dar el mitin) y lancen sus mal articuladas palabras, propias de una mente enajenada.

Lo que más pena me da es que todavía haya quien les escuche y les crea.

Pero sabido es que si existe un jeta, es porque hay un imbécil dispuesto a mantenerle.

Yo, personalmente, cuando un cretino se me acerca para decirme que es el día de la celebración de la proclamación de la República (y lo hace porque no me conoce, porque de conocerme se libraría muy mucho, como de mearse en la cama), le contesto que prefiero celebrar el día 1 del mismo mes de abril.

Y com, además de gilipollas, son incultos, siempre tengo que recordarles que ese día 1 de abril es el de la proclamación del fin de la Guerra Civil.

O el de la Victoria, si así lo prefieren.

Y al que no le guste, que se quede con "su República".

Y que le den por culo.

BAJO LA BANDERA DE MI PATRIA, NI VAGOS, NI LADRONES, NI INDESEABLES...

...COMO ESTE.

miércoles, 10 de abril de 2013

MARGARITA SE LLAMA MI AMOR.

Ya no queda ninguno. De todos cuantos formaron parte de ese pequeño grupo de personajes que pasarán a la Historia como Estadistas, ya no queda ninguno.

Murió Adenauer; murió De Gaulle; murió Churchill; murió Reagan; murió Juan Pablo II; y se acaba de morir Margarita.

Y por supuesto, aquí en España, pese a quien pese, y me la trae floja lo que algunos piensen, murió Franco.

¿Y quién nos queda?.

Pues nos queda Zapatero; nos queda Rubalcaba; nos queda Tomás Gómez; nos queda Basagoiti; nos quedan Pili y Mili Toxo y Mández; y nos quedan Mariano y Montoro.

Bueno, nos quedan muchos más así, pero ya que va bajando el número de suicidios (a pesar de lo que dice la Colau, que esa es otra que también  nos queda), no hurgaremos más en la herida, ni echaremos más sal y vinagre, no sea cosa que mañana tengamos que ir por la calle haciendo la pista americana saltando cadáveres.

La pobre Margarita estaba desde hace unos años un tanto perjudicada, y es que tener que bregar con Su Graciosa Majestad, que se parece cada vez más (en el aspecto físico, y en su empapamiento en el líquido elemento, que en la familia Real Británica, como en la española, no es precisamente el agua) a esos lagartos que meten en una botella para aromatizar un matarratas infecto, además de haber tenido que pelear con los sindicalistas británicos, que eran como los españoles pero más bestias.

Esta buena señora, según cuentan los entendidos, lo primero que tuvo que hacer fue meter en cintura a sus correligionarios, que eran algo así como los pijos de Serrano, y conseguir crear una auténtica clase media.

Conseguir eso teniendo enfrente a los sindicatos, en una sociedad subvencionada, ¿les suena de algo?, parecía algo imposible.

Lo mismo que bajar los impuestos, ¿les suena también esto?.

Pero llegó Margarita; se ató bien los machos; se metió en la peluquería, donde le aplicaron siete kilos de laca de cianocrilato...y lo hizo, ¡coño que si lo hizo!.

Como Mariano.

No sé si se ha captado la ironía.

Como Mariano, cuando los mineros del carbón, botella de ginebra en mano, se lanzaron a las calles, se pusieron en huelga, y montaron un pifostio del carajo, ella, en lugar de arrugarse y subvencionarles aún más; de darles más y más prebendas, se apretó la faja...y los mandó a tomar por culo. Muy educadamente, pero a tomar por culo.

Como Mariano.

¿¡Ah, que Mariano no hizo eso!?, pues yo creía que..., a ver si me estoy equivocando...no sé...pensaba yo que...en fin, qué le vamos a hacer.

Aunque yo creo que lo de Mariano es la maldad en su estado puro, y lo que busca con las subvenciones no es más que otro GAL, solo que en lugar de matar terroristas tras arrancarles las uñas, lo que busca es que mueran de un infarto de tanto colesterol, eso sí, tras sufrir terribles dolores por el ácido úrico que provocan los crustáceos marinos.

Herramientas de trabajo de los chicos de Felipe.

Yogui (el oso, no el que hace yoga), mostrando el arma del delito.

Otro pequeño escollo que tuvo que salvar fue el de "esos chicos" del IRA, que, de vez en cuando, escabechaban unos cuantos, supongo yo que con la loable intención de controlar el crecimiento demográfico, que ya se sabe que en una isla es problema no pequeño .

Dos hechos son remarcables en la política antiterrorista de la Premier Británica, uno fue la huelga de hambre de unos de esos chicos revoltosillos, que diría Arzallus, otro gran estadista español.

Margarita, quizá porque ya empezaba a mostrar signos selectivos de la pérdida de memoria inherente al proceso que le llevó a su éxitus, quizá, y es solo una teoría, porque estaba hasta los ovarios de aguantar el chantaje del terror, pues se le fue el santo al cielo, se olvidó de aquellos díscolos muchachos, y ¡van y se mueren de hambre!, ¡eso son ganas de joder y lo demás son cuentos!, lo digo por parte de los chicos, total podrían haber aguantado unos meses más, que un olvido lo tiene cualquiera, y más con la cantidad de cosas que tiene en la cabeza una Primera Ministro.

Lo mismo le pasó aquí a Jocker Rodríguez con De Juana, solo que este ilustre sociata, como caber, lo que se dice caber, le cabían solo dos ideas a la vez, y no buenas precisamente, pues sí que se acordó del txikito, y le sacó de su error de hacer una huelga de hambre, ¡con el hambre que da eso!, que diría nuestro estadista.

Tampoco es que Mariano se haya dado mucha prisa en buscarle para meterle en la jaula, una vez emprendió rauda y veloz huída, yo creo que para evitar que tomara represalias Montoro.

Para lo que sí se dio prisa fue para soltar a otro revoltosillo y que así pudiera morir con su familia, con sus tataranietos, porque la cosa parece que va para largo.

Yo creo que más que un error de cálculo, cosa imposible en un registrador de la propiedad es imposible, es pura sana maldad.

¡Mariano le soltó para que viera como morían a su alrededor sus amigos de pura vejez!.

¡¡Mía es la venganza!!, dicen que exclamó Mariano cuando le vio salir de la cárcel en el Telediario de La Sexta.

Terrorista en huelga de hambre con Margarita....

...con José Luis...

...y con Mariano.

Tampoco se le movieron las bragas de su sitio cuando en una interpelación parlamentaria tumultuosa, para saber que había pasado con unos terroristas del IRA que tuvieron la mala suerte de comprobar que un pedazo de plomo a más de mil kilómetros por hora, al menos en Gibraltar, y sin que sea por culpa de Chaves ni de Griñan, puede atravesar un cuerpo humano causándole grave pupita, fistros pecadores.

Muy al contrario, la Dama de acero al cromo-vanadio niquelado, no es que balbuceara entre plegarias al Altísimo, como nuestro Jorgito, escusa incoherente alguna; se levantó, se dirigió al Parlamento con voz clara y bien templada, y les dijo: ¡¡No pregunten, yo disparé!!.

Lo de que añadió: ¡¡panda de mariconas lloronas babosas!!, es rigurosamente falso. O simplemente falso, O a lo mejor sí que lo dijo.

Lo digo porque, como siempre son las izquierdas las que consiguen materia de logros sociales dar un paso adelante (normalmente hacia el abismo), y ya se sabe que Margarita era rabiosamente de izquierdas, pues fue ella la que legalizó las prácticas homosexuales  Aunque ya se sabe que lo de dar por culo al prójimo siempre se ha practicado con fruicción por algunos. Véase Vida y Milagros de P. y Montoro.

Prefiero no pensar en la venganza de Mariano si las Malvinas hubieran sido españolas y las invaden los argentinos.

¡¡¡Bueeeeno, bueeeeeno y bueeeeeno!!!.

Su venganza no tendría límites; sería terrorífica, el Armagedon, porque a Messi, no solo no le pitarían un penalti, sino que además, le sacarían una tarjeta amarilla.

Y por si fuera poco, les mandaría a Margallo y a la Sánchez Camacho para dar las explicaciones pertinentes e impertinentes.

¡Qué crueldad!, dirán ustedes. Es que Mariano es así.

En cambio Margarita tomó el camino más fácil, metió a sus tropas en transatlánticos, envió a la Royal Navy, y les dio hasta en el cielo del paladar.

Y además consiguió que se hundiera la dictadura argentina.

Lo malo es que los que sustituyeron a los generales, culminando con la Kirschner, no sé si les valió la pena el cambio a los argentinos.

Pero al igual que nosotros hicimos aquí, ellos les votaron.

Y ya para terminar, aunque posiblemente no fuera la pieza decisiva, contribuyó a la caída del muro, y del comunismo.

Aunque en esto tuvo mucha más culpa ese señor que decían los progretas trincasubvenciones que era un mal actor de películas de vaqueros.

En fin, que nos ha dejado una señora que ya quisiéramos aquí unos añitos.

Aunque Montoro debe estar todavía dando gracias al Altísimo porque se la haya llevado a su seno, no sea cosa que alguien se acordara de ella y reclamara la misma política.

No nos caerá la breva, porque, como dice el sabio refrán español, "el que es desgraciao, hasta con sus cojones tropieza".

Y aquí nos ha caído Margarito Gautier.


Margarita:¡¡¡ TÚ SÍ QUE VALES !!!

lunes, 8 de abril de 2013

QUID PRODES SCELUS, IS FECIT.

Mira tú por donde, después de varias semanas sin poder escribir, unas veces por falta de tiempo, otras por vagancia crónica en fase de reagudización, y otras por la abrumadora pléyade de felonías, delitos, bufonadas y choriceos al por mayor; hoy enciendo el ordenata, conecto la neurona y me digo a mí mismo, mismamamente a mí: ¡hala, a darle a la tecla, no sea que se crean los trolles bobochorras comunistoides que te has muerto!, porque como no les cabe en la cabeza que les puedas enviar al spam sus sesudos comentarios acordándose de tu madre, o de tu padre, o incluso, en los casos de ataque de inteligencia poco habitual, llamarte fascista sin faltas de ortografía, pues igual ese grumo de amebas esquizoides que cohabitan en la patria virtual del chavo-castrismo (junto con el pajarico chiquitico que debe dedicarse a picársela con fruicción para que lancen sin parar paridas muy graciosas) pensaban que se habían quedado sin un lugar donde expresar sus paridas y conseguir así sus instantes de gloria.

De nada METALLUM.

Así, mientras escribo estas líneas, escucho de refilón el notisioso, a los voseros de cualquier régimen, cuando de repente, una noticia curiosa de un pueblo de Alicante llama mi atención.

Resulta que descubre la policía el cuerpo descuartizado de la mujer de un veterinario argentino.

Lo normal, piensas.

Seguramente querría hablar más que ella, y desesperado por no conseguirlo, la descuartizó.

Pero lo bueno, lo mejor de la noticia, es la escusa. Dice el muchacho que se la encontró muerta; que intentó reanimarla durante varias horas, y al no conseguirlo, hizo lo que cualquiera de nosotros, cualquier buen y amnte marido haría: la descuartizó con todo su amor, y una buena sierra (que no todo lo puede al amor), y metió los trocitos en una bolsa, procediendo inmediatamente, como buen ciudadano preocupado por el cuidado medioambiental, a llamar a los servicios de recogida de desechos orgánicos para que retiraran los despojos del animalillo.

Pero la policía, que no es tonta, y menos la Guardia Civil, parece que anda tras la pista, y sospecha que tras el asunto está la crisis.

Y es que para ahorrarse unas perrillas, parece que el matrimonio decidió que para evitar más sustos al vecindario cada vez que la señora asomaba el belfo a la puerta de la calle, la ocsisa se iba a hacer los correspondientes arreglillos de morro, tetas, culo, y mondongo, en la clínica del émulo de Jack el Destripador.

Y la cosa acabó mal.

O bien, según se mire.

Y es que no hay como aplicar la genial frase de Séneca en su obra Medea: aquel a quien aprovecha el crimen, es quien lo ha cometido.

O como decíamos en nuestra infancia cuando al olfatear una cierta pestilencia procedente de esa traidora emisión de gases intestinales conocida como "llufa" o "silensiosa", alguien se aprestaba rápidamente a exclamar: ¿quién ha sido el guarro?; a lo que invariablemente siempre había quien le contestaba: "el que primero la huele, debajo la tiene".

Bueno, pues una vez hecha la imprescindible introducción, vayamos al tema sin más dilación.

No sé si a causa de mi afición al cine, o porque conforme te haces mayor, o te da por ir todos los días a darle la murga al médico del seguro, o por pensar mal de todo, me parece ver conspiraciones varias en casi todas las noticias que día a día emergen de la castaza política, como el metano del estercolero.

Al fin y al cabo ambos escenarios rebosan de mierda.

Y no voy a ir a darle la murga a un compañero después de aguantar a los cartilleros siete horas todos los días de Dios.

Hasta ahora, tendíamos a pensar que los sociatas, maestros innegables en el arte del agit-prop, eran los únicos beneficiarios de las algaradas varias, manifas cerveceras, ocupaciones de plazas y parques públicos por los mugrientos quiceemeros y sus mascotas con sus liendres a cuestas.

Y como no, la nueva moda de sodomía callejera con líder carismática, y fea como pegarle a un padre con un calcetín sudado, reivindicando el "sinpa" hipotecario indiscriminado.

Que yo los he visto frente a la Delegación de la Cosellería de la Vivienda de Alicante, y si "esas cosas, cosos y coses" que allí bramaban, megáfono incluido, han vivido alguna vez en algo más sofisticado que una jaula de un circo de pulgas, y no precisamente como domadores, es que los banqueros son más depravados e inconscientes de lo que creía.

Y si estudias bien el fenómeno, te das cuenta de que todo sigue el mismo patrón.

Masas descontentas y líder carismático.

Lo de las masas lo puedo entender; siempre hay descontentos, amargados y jodidos. Y siempre hay quien su cerebro no pasó el control de calidad mínimo requerido para la especie humana, y se quedó para vociferar en las calles revestidos de los más horripilantes harapos decorados con más lámparas que Aladino.

Pero lo de los líderes ya es de traca y mascletá.

Y es que como en este país de pandereta se ponen ganas, especialmente para hacer el mal, pero parece que se ha acabado la gente con cojones, con principios y con decencia, pues sale lo que sale.

Y ya entro en el tema, ya.

La idea de que los mangantes y mangantas que deciden sobre nuestra vida y hacienda están promoviendo grupos que reivindican un cambio para así cambiar el sistema, pero siguiendo todo igual, reconozco que me vino tarde, pero que cada vez me convence más.

Todo empezó con Mario Conde.

No es que no crea que es inteligente. Además, si estamos sufriendo los delirios de la mayor recua de acémilas taradas que haya existido en toda la historia de España, cualquier comparación con este banquero defenestrado de la vida pública por el gobierno del GAL, de cualquiera de los políticos del arco parlamentario, resulta insultante. Pero solo en la inteligencia.

No es que me asuste su pasado presidiario, al fin y al cabo, muchos de los actuales políticos si no están ya en un calabozo entablando estrecha amistad con las nobles ratas, es porque son ellos los que nombran a los jueces que han de juzgarles, no por otra cosa.

¿Por qué un tipo que tiene fincas productivas en España, con trabajadores y cotizando, y con cuentas a la vista; que se permite el lujo de comprar el 30% de las acciones de Intereconomía, que debe ser una pastita; que debe cobrar derechos de autor de los varios libros que ha escrito en contra del sistema, y que todavía debe al Estado unos cuantos millones de euros de la condena que en su día le llevo al trullo, funda un partido y se presenta a las elecciones gallegas, y para rematar la faena, para cobrarse lo que debe, no le incautan sus bienes en España, no, le expropian no sé qué leches de unas posesiones en el extrajero, lo suficiente para descreditarle un poco?.

Al principio piensas que ya están maniobrando para acabar con quien les hace sombra, como ya hicieran cuando anteriormente intentó meterse en política y acabó metido en la trena.

Pero cuando ves tanto grupo de gente descontenta, lo que te viene a la mente es un plan, quizá más que maquiavélico, mefistofélico, y que no es otro que ¿qué mejor que unir a la gente en grupos controlados por el control a su líder?.

Después, el paso lógico es desacreditar al baranda y ya tienes, al menos por un tiempo, el control de la situación.

Al menos por un tiempo porque los políticos actuales, y me temo que de casi todos los tiempos, su horizonte no va más allá que lo que se tarda en convocar nuevas elecciones.

El viejo adagio que decía un amigo, plagiando cómicamente aquel de Santo Domingo Savio: "antes morir que pecar", que él transformaba en: "antes morir que perder la vida", los peleros, psoeros y demás "eros" políticos lo adaptan constantemente al: "antes morir que soltar el chollo".

Y así tenemos actualmente a los 15M, los escracheadores y los "defensores" de la sanidad y educación pública. Sí, los que dicen que los pollos maman (en todo caso te la pican, pero de ahí a que te la mamen, va un mundo, que si no, sé yo de muchos que tendrían una granja).

¿Y por qué no el caso del "talonmanista" y la infanta pantojera que no se enteraba de nada?. Al fin y al cabo le hubiera sido muy fácil ocultar el caso, o devolver la pasta y a otra cosa.

Y si vamos más atrás, el 11M y el 23F.

¿Por qué no?.

Prodidos y bien prodidos. ¿O paranoia?.