CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

domingo, 26 de mayo de 2013

MAHOMA LA TENDRÍA DE GOMA, PERO LOS HAY CON EL CULO MUY RECEPTIVO.

Dice la Biblia que después de seis días creando cosas varias en este mundo, Dios descansó.

Creo que es una mala traducción de los Sagrados Textos.

Lo que dicen, porque no puede ser de otra forma, es que "se quedó descansando".

Porque lo de las aguas y las tierras; lo de los pajaritos y los pececillos; y las bestezuelas marinas y terrestres;  y lo de la luz, le quedó la mar de bien.

Pero cuando creó al hombre, el tío, y perdón por la familiaridad, se quedó descansando.

Porque hay que ver la fauna que nos metió en este mundo.

Dicen los sabios que no saben de donde viene todo esto que vivimos y sufrimos, que el Universo es infinito y eterno, o sea, que no tiene ni principio ni fin, ni en el espacio, ni en el tiempo.

Lo que viene a significar que no tienen ni puta idea acerca de dónde coño viene nuestro mundo, y endilgándoselo a la infinitud, asunto arreglado, te hacen la picha un lío, "e tutti contenti".

Viene a ser algo así como las unidades de medida que se usan por esta tierra, a saber: prop, lluny, mes lluny, y a fer la mar. (cerca, lejos, más lejos y eso).

La exactitud ante todo.

Bueno, pues la consecuencia de esa infinitud no es otra que todo lo que puede ocurrir, ocurrirá.

O está ocurriendo.

Pero hay algo que hace inviable esta teoría.

Imposible de toda imposibilidad.

Porque esto tiene que ser algo preconcebido; algo muy, pero que muy pensado.

Algo así como la última bala en la recámara para dar el tiro de gracia; que puta la gracia que tiene el asunto.

Porque sinceramente creo que es imposible que ciertas cosas sean posible salvo que premeditadamente se planifiquen; y una de esas cosas, tras fracasar el diluvio universal, el fumigue de Sodoma y Gomorra y las plagas de Egipto, es la aparición de los moros.

Como la última bala de la recámara, esperaban, entre cabras (animalejo con bastante mala leche y que se alimenta de cualquier desecho, despojo o desperdicio), el momento de empezar a dar por culo-

Como en "aterriza como puedas", Jeff Bridges elegía un mal día para dejar de fumar, o para dejar de esnifar cola, la morisca eligió un mal momento para apoderarse del mundo.

Pero de eso hace 1300 años.

Entonces, los españoles, que no sabían que eran españoles, pero que estaban juntos, aunque no pararan de darse de hostias entre ellos, se juntaron las suficientes veces como para echarlos al mar.

Los gabachos eran gabachos, con toda su gabachería y su grandeur, aunque tampoco tuvieran muy claro que eran gabachos, pero también repartían estopa al invasor.

Y ¡ni te cuento de los hijos de la Gran Bretaña!, que serían muy hijos de esa señora de dudosa virtud, pero que como descendientes de alemanes, normandos (de los de antes, no de las mariconas rubias de ahora, exceptuando a sus señoras) y romanos (de los de antes, de los que arrasaban y culturizaban, no de los que ahora cantan con el plumero de quitar el polvo en la cabeza mientras dan saltitos), pues como descendientes de todas esas raleas, ibas tú a tocarles las partes pudendas y te cortaban las uñas de los pies a la altura de la segunda cervical.

Pero los moros (léase musulmanes, islamistas o cualquiera de las acepciones), que malos lo son hasta decir basta un mudo; vengativos como el que más, y más falsos que un duro de Negrín, esperaron.

Cierto que esperaron tocando los cojones aquí, allá y acullá,  pero esperaron y utilizaron la táctica de los bárbaros, con la anuencia de los degenerados emperadores romanos, de infiltrarse en la sociedad de los imperios hasta que un día le pusieron la espada al baranda en jefe en la papada y le dijeron aquello de: ¿a que me vas a dar lo que te pida, a que sí?, y claro, fue que sí.

Porque la suave piel facial de un emperador sufre lo infinito con un afeitado en seco.

Y los moros, que estudiar, lo que se dice estudiar, como el trabajar, lo tienen prohibido por su religión (igual que dar por culo, pero como les da gustito y no saben si lo de las huríes en el más allá va a ser verdad, pues lo que va delante, va delante; o detrás), pero maquinar, conspirar y tramar lo peor para los demás, tiene un lóbulo especial en su cerebro, y bien hipertrofiado.

Y han esperado hasta que el número de bobos de baba y moco en occidente es más numeroso que las arenas del mar y las estrellas del cielo, y los maricones en Chueca.

Y ya los tenemos aquí, entre nosotros.

Y ya no es que te llenen un parque donde después llevas a los niños y que te puedan pegar cualquier cosa, y nada bueno, y que tengas que aguantar a unos cientos con el culo en pompa poniéndole los dientes largos a los Almodóvares.

No, es que ahora se te acercan por la calle, y cuando, antes de que te dirijan la palabra ya estás para decirle: ¡ya he dado!.

O bien: ¿esos piojos llevan chip?.

Pues sacan la faca de Albacete y te hacen una traqueotomía de oreja a oreja.

Pero lo más llamativo ha sido lo de esa maestra que bajó del autobús y se puso a charrar tan ricamente con el moro mientras el cadáver del pobre soldado estaría acordándose de sus deudos y demás parentela.

Por puta y boba.

Eso que ha pasado en Londres, en otros tiempos, aparte de que los pakistaníes se libraban muy mucho, como de mearse en la cama de no ir con su turbante y guardar el debido respeto a los que le habían acogido y librado de vivir entre la chusma vociferante de su tierra, pues aparte de formalidades, hubiera acabado en el Támesis, convenientemente troceado y machacado, que los pececillos fluviales son de dentadura floja, y los británicos son muy mirados para sus animalillos.

Pero ahora no, ahora una maestra se baja del autobús, charla con el asesino, y no le hace una mamada porque se le marchaba el bus y llegaba tarde a la pelu.

La boba explicando a la Policía que tenía prisa, que perdía el turno en la peluquería.

De momento, aquí, Mariano, bueno Mariano no, que Él, San Plasmarote, siempre tiene a mano a la Guardia Mora de Montoro, presta a quitarte hasta los calzoncillos, para protegerle de los mahometanos; en realidad el pueblo español, tenemos de momento una ventaja, y es que se está llevando casi todos los morancos el señorito Más, con lo cual, la estrategia puede ser mandárselos a todos, declarar la independencia de Cataluña...y reforzar las fronteras, para que no vuelvan.

Pero el día llegará que algo como lo de Londres ocurrirá.

Supongo que ese día Tocho y Méndez saldrán a la calle con los 15M, la guarra esa de los desahuciados, la Colau, y los maestros que dicen que hasta el Amazonas pasa por Madrid en defensa de los pobres inmigrantes magrebíes (que es como llaman los cursis relamidos al moro común).

Así que yo creo que esto es una venganza divina.

Una venganza de alguna putada cósmica que le hemos gastado a Nuestro Señor.

Porque otra explicación no le encuentro.

Y aún hay quien dice que los judíos son malos porque no se resignan a que los moros los envíen de camino a la eternidad.

Unos santos.

Eso es lo que son, unos santos.



La última "hazaña".

Mueren 19 niños tras una explosión en un autobús escolar en Pakistán

Había entre 20 y 25 niños en el vehículo, todos ellos alumnos de una guardería, en el momento en el que se registró la explosión.

martes, 14 de mayo de 2013

...Y CON LA TETA ME HAGO UNA BOINA.

Recuerdo de mi adolescencia el haber visto una de esas películas americanas con pretensiones moralizantes en la que el protagonista, creyendo que alcanzaría el nirvana, consigue, no me pregunten cómo, tener rayos X en los ojos.

Creo recordar que se llamaba, como es lógico, "el hombre que tenía rayos X en los ojos".

¡Qué original, no?.

Bueno, lo mejor del bodrio era el final. Por dos motivos.

Uno porque se acababa la película.

Y el otro, porque el protagonista, atormentado porque los efectos secundarios de las gafas que se ponía para poder ver a las señoras en braga-faja de cuello de cisne, acaban por trasmitir la facultad de ver las interioridades de las titis a los ojos mismamente.

El resultado fue que, entre delirios auditivos en los que se escuchaba una voz que repetía incesante:"si tus ojos te escandalizan, arráncatelos", el chico de la peli, acaba arrancándose los globos oculares.

Una potorrosis final tremebunda.

Supongo que de haber hecho la película ese coñazo cineasta, o así lo pretendía, aunque creo que lo que intentaba era martirizar al pobre espectador, que se llamaba Buñuel, hubiera aparecido un barman vestido de lagarterana, con una lagartija con collar de Swarosky, que prepararía un dry-Martini con el bumor vítreo de un ojo, y el otro como aceituna.

Cada rojo, además de ganar pasta a raudales, pretendía ganar la guerra a su manera.

¡ Qué le vamos a hacer !.

Unos construían gulags y otros hacían películas.

Bueno, pues ahora va la Jolie y dice que se va a amputar las mamellas por aquello de que sus genes le pueden provocar un cáncer de mama, y ella, previsora como ninguna, he decidido que le amputen ambas dos tetas.

Me imagino que una vez efectuado el escorrocio, la bella morruda optará por ponerse dos prótesis modelo y tamaño melón de Villaconejos para que el Pitt, o el que venga después, pueda solazarse convenientemente con el abundante material mamario.

No es nueva la moda, no.

Hubo un tiempo en el que a las primeras anginas que pillabas, el otorrino, trincaba un artefacto salido de una mente más propia de la tortuosa mente de Torquemada que de un médico del seguro, daba las órdenes precisas al celata y éste envolvía al pobre chiquillo en una sábana, dejándolo como un remedo de un faraón de la séptima dinastía a medio embalsamar, y le arrancaba las amígdalas de un tirón.

Y se acabó el problema de las anginas coñazas y los febrones de 40.

Medicina preventiva y curativa, a la par que instructiva para el tierno infante, ya que le preparaba para el puteo que la vida le reservaba en el futuro.

Seguro que son los que mejor han sobrevivido a Zapatero y Mariano, seguro.

Pero como siempre, los yankys son los más de lo más, y preconizaron la intervención preventiva de apendicitis, especialmente para aquellos que hacían travesías por el océano, y gente similar.

Pero ahora llega la Jolie y riza el rizo de la gilipollez congénita, porque sus genes ya podrían haber haber producido un cerebro en lugar de la posibilidad de un tumor de tetas.

Pues mira por donde, la suripanta me ha dado una idea que le voy a proponer a la Consellería, o mejor, al Ministerio.

Veamos un listado, que puede ser debidamente ampliado hasta el infinito.

Para evitar el gasto en antidepresivos, ansiolíticos y demás psicotropos, cada vez más prescritos para calmar los nervios causados por el paro y los impuestos, menudencias al fin y al cabo, se hace una lobotomía prefrontal transorbitaria, técnica sencilla y eficaz donde las haya, "e tutti contenti".

Felicidad a raudales y barata.

La artrosis que vuelve a los ancianos en ávidos consumidores de ibuprofenos y similares se va a acabar, como el frotar con Wipp expreeeeeeees.

¿Que cómo?.... sencillísimo.

Se amputan las cuatro extremidades, suponiendo que no se las hayan comido ya los hijos y nietos para paliar el hambre provocada por la dichosa crisis, y se acabaron  para siempre los dolores.

Además, como entre el hambre y el adelgazamiento provocado por la miserable limosna en que se han convertido las pensiones, han reducido a esas ávidas criaturas consumidoras de laxantes, analgésicos, antidiebéticos, antihipertensivos y antitodo, en bultos de escaso peso, una vez libradas de esos penosos apéndices corporales llenitos de artrosis, se les puede trasladar de un rincón de la casa a otro con escaso esfuerzo, y colocándoles unas florecillas en la chepa quedan más monos que un jarrón de esos que te regalan en la boda, con un dibujo de una diligencia atacada por los indios (existen, doy fe).

Como el chico de la película, también se les pueden extirpar ambos dos ojos, y además los dos oídos, y no veas lo que se puede ahorrar en visitas al oftalmólogo para graduar la vista, operar de cataratas y tratar los glaucomas, además de los gastos que suponen el quitar esos asquerosos tapones de cera, que los hay que tienen hasta un bicho fosilizado dentro, como esos insectos que hay en el ámbar del pleistoceno.

Así que, señora Ministra, ya tarda en erigir un monumento a la Jolie.

Y de paso se hace usted una boina con una de las tetas amputadas de la Jolie, se coge del brazo de Cristobalito...

Y se hacen una foto.

Bonnie Mato & Clyde Montoro. 

Arriba las manos, esto es un impuesto.