CITAS FAVORITAS

"...una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos." (CONSTITUCIÓN DE LOS EE.UU)

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
(ABRAHAM LINCOLN)

¿Y tú, por qué los quieres tanto? —Porque vigilan el muro. Y dicen: "nadie va a haceros daño esta noche. No durante mi guardia" (AGUNOS HOMBRES BUENOS).
ALICANTE DESDE EL MACHO DEL CASTELL
EL MIRADOR DEL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

POLOP DESDE EL PONOIG

SEGUIDORES FIELES

CITA POLÍTICA CON ENJUNDIA

Las casualidades en política no existen. Y si se produce alguna, es que está cuidadosamente preparada.

Después de haberse zampado unos cubatas, la mujer se da la vuelta, mira al hombre fijamente a los ojos y le dice:

"Oye, quiero decirte algo, yo jodo a cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar, su casa, la mía, en el coche...no me importa. Simplemente me encanta.

El tipo, con una sonrisa de oreja a oreja, responde,

"¿En serio?, ¡yo también soy político!...¿a qué partido perteneces tú?

SALVEMOS AL TIO PEPE

SALVEMOS AL TIO PEPE
SALVEMOS AL TÍO PEPE.

domingo, 13 de septiembre de 2015

LA CALLE DE LA MEDIA LUNA







 Cuando en el año 476 de nuestra era, al muchachito de la moneda de la izquierda, se le acercó, con una sonrisa de oreja a oreja, y una navaja albaceteña de 15 muelles, el señor Odoacro, de los Odoacro de toda la vida, y le vino a decir, poco más o menos: Mire usted Excelentísimo Imperator de todas las tierras allende el Tíber, tiene de tiempo su Majestad Imperial para soltar el cetro y la corona, lo que tarde en caer la arena de este reloj; a lo que sabiamente, empezando a sospechar la añagaza del barbarísimo, el chavea respondió:¡pero si está vacío!. 
¡Ya sabía yo que la fama de lince de Su Majestad no era injustificada!, añadió como colofón el bestia parda.
A tan penosa situación se llegó, de forma muy similar, por no decir idéntica, a la que hoy, en nuestros civilizadísimos y solidarios días, estamos alcanzando.
Corrupción sin límites; degeneración en lo moral, desprecio por los principios éticos, buenismo desaforado, vagancia impenitente, protección de nuestros enemigos seculares y ataques despiadados a nuestros aliados.
Y por supuesto, que no falte, como hicieran en su tiempo los antepasados de los Berlusconis, la introducción del enemigo en casa.
Ya veremos si no se repite la Historia, y al de la moneda de la derecha, no le llega un aciago día un Mohamed, le pone el alfange en el cuello, y le dice: "paisa, tengo el culo cansado, y ese trono tiene pinta de ser cómodo, cómodo, cómodo. ¿te ibas ya, verdad?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aviso a navegantes: Debido a las incursiones de un troll faltón (pariente de una mora boba), me veo obligado a moderar los comentarios. Os ruego disculpeis las molestias.